Derechos Humanos

80 ANIVERSARIO DE LA LIGA

La lúcida madurez de la consecuencia

La Ladh celebró su 80 aniversario con un gran acto en la Embajada de Palestina en Argentina. Hubo importantes saludos y notables presencias.

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh) cumplió 80 años de existencia y, reafirmándose como el organismo de derechos humanos más antiguo del continente, lo celebró el viernes pasado, con toda la fuerza política y simbólica del hecho, en la sede de la representación palestina en nuestro país, habiendo participado del acto el propio legatario de ese pueblo luchador.

El evento se realizó al aire libre y contó con la nutrida asistencia de público que era de prever para un organismo señero como pocos y activo hasta nuestros días, asumiendo el protagonismo en procesos singulares, sea como querellante en juicios por crímenes de lesa humanidad, sea denunciando y combatiendo la violencia institucional, sea asistiendo refugiados y ejerciendo la solidaridad internacional, sea llevando sus banderas y su activismo a todo punto del país y el continente en donde los derechos humanos estén en juego.

José Schulman, secretario del organismo, enfatizó que en la ocasión “por un lado queríamos remarcar el hecho histórico” tanto como “mostrar en parte la enorme red de amigos, de hermanos, de compañeros, que hemos creado en el mundo”, en América y en Argentina”. Ambos cometidos fueron logrados, porque las notables participaciones acreditaron el creciente círculo de amistades de la Liga, como la profunda emotividad vista en el aniversario sirvió para enfatizar que los muchos años de lucha emocionan y reúnen, pero no hacen mella en una lucha que, sin lugar a dudas, sigue y se acrecienta en estos años difíciles.

El organismo recibió salutaciones desde Chile, Colombia, España, México, Paraguay y Palestina. También por parte del mayor organismo de derechos humanos del mundo: la Federación Internacional de Derechos Humanos. Asimismo, no faltó el abrazo fraterno enviado expresamente por quienes, aún padeciendo infortunios a causa de regímenes represivos, no dejan de bregar por la Justicia, como es el caso de los 6 campesinos paraguayos presos en Tacumbú.

Hasta hubo sentidos presentes para el organismo, como un poncho que perteneció a Coca Cosentino, militante comunista desaparecida. O el carnet de la Liga de un militante también desaparecido.

No faltaron presencias notables, no sólo por el estímulo político que puedan representar sino por el carácter simbólico de las mismas. En ese sentido, no podemos obviar la de Alberto Santillán, padre de Darío Santillán, el joven que fuera asesinado por la policía de Duhalde en el Puente Pueyrredón en un día que los argentinos no olvidarán ya nunca más.

Tampoco obviaremos las presencias de Mónica Alegre, mamá de Luciano Arruga y de María Isabel Huala, madre de Facundo Jones Huala, preso político mapuche. Sobre ellas y Santillán, dijo Schulman: “son una muestra bastante contundente de lo que ha sido nuestra lucha en todos estos años” porque “no sólo nos hemos dedicado a los juicios (por crímenes de lesa humanidad)”.

No faltó la roja manifestación del comité central del PC, que tuvo en Juan Carlos Serra y Atilio Boron a dos emisarios al acto. Con ellos, Iris Pereyra de Avellaneda, madre del Negrito e histórica militante tanto de la Ladh como del PC. Y no podemos olvidar, ciertamente, la presencia (y las palabras) de Lita Boitano, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas y Vera Jarach, de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora.

El equipo de José

“La lucha por los DDHH en la Argentina tiene una larga historia, que incluso precede mucho a la Liga”, reconoció Schulman, quien destacó el aporte del organismo que encabeza para “ayudar a pensar que a la lucha por los derechos humanos en cada momento histórico hay que redefinirla, contextualizarla, darle un programa y un objetivo bien claro”.

Recordó que “estuvimos hace pocos días en Veinticinco de Mayo acompañando a la familia de (Santiago) Maldonado” y remarcó: “tratamos de sostener todas las luchas”. Y puntualizó que el del viernes en la Embajada de Palestina “no fue un acto ni de lamentos ni de lloriqueo ni de pesadumbre sino todo lo contrario”.

Consideró que entre las de las “más profundas convicciones” de los militantes de la Ladh está la de “que el capitalismo es incompatible con los derechos humanos” porque “es enemigo de los pueblos”. En ese sentido, agregó: “no se puede tener ilusiones en la institucionalidad de esta República (…) creada para mantener el sistema capitalista”.

“A más de 200 años eso es indiscutible”, repuso y observó: “para eso se hizo la Constitución del 53, la Reforma del 94; para eso está el Código Penal, el Código Civil”. “Jamás hemos mantenido ilusiones ni alimentamos ilusiones en el Derecho formal, en la proclamación, en la letra, en las leyes, en las palabras porque, sencillamente, no creemos que eso resuelva los problemas, no los resolvió nunca, ni siquiera en el período en que se logró que se hicieran los juicios contra los terroristas de Estado de los 70”, añadió.

Manifestó que la Justicia argentina “siguió siendo elitista, sexista, discriminadora, imperialista” y que por ello “creemos que el movimiento de derechos humanos, que ha aportado unidad en estos años, tiene que dar un paso más y proponer en la Argentina formar una corriente antiimperialista, que proponga luchar contra los verdaderos enemigos de los derechos humanos y no seguir manteniendo ilusiones, que se muestran vanas”.

Trajo a colación en nombre de Milagro Sala y, en ese camino, puntualizó el compromiso de la Ladh por su libertad, aunque analizó que la misma no se va a dar por cuenta de “las ilusiones de muchos y de muchas en la ONU o la Cidh”. Dicho esto cuestionó la idea de “que alguien de afuera o de arriba o del costado va a resolver el problema que no resuelve el pueblo”.

“El mundo de hoy es el mundo de Trump, de Macri, de Temer, no es el mundo de la posguerra, es un mundo que se moldea alrededor del imperialismo norteamericano, y ahora, por ejemplo, han decidido desconocer los derechos del pueblo palestino y sobre eso avanzan”, advirtió y criticó: “el problema es seguir creyendo en una institucionalidad y en un sistema de poder que no está pensado para el pueblo”.

“Así que decimos una respuesta muy concreta, que construyamos una corriente antiimperialista, con todos los que quieran, sin discriminar a nadie pero con mucha claridad en que lo que queremos es liquidar el dominio imperial sobre la Argentina, que es externo y es interno y es político, económico, social, cultural, moral y deportivo; es de consumo”, propuso.

“Pensamos los próximos años dedicarnos a contribuir, a crear esa corriente, que creemos imprescindible”, dijo después y agregó: “la Liga queda legitimada con una propuesta política de unidad antiimperialista que fue presentada francamente, sin esconder nada, sin aprovecharnos de ningún acontecimiento festivo y con la seriedad que nos da el haber sostenido por 80 años los principios y políticas que se mantienen”.

EN LA PALABRA DE ELLA11.12.2017

Los nombres de la Liga

Iris Pereyra de Avellaneda, mamá del Negrito Avellaneda, también festejó el 80 aniversario de la Ladh y caracterizó con afecto a varios de sus militantes.

Iris Pereyra de Avellaneda, copresidenta de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh), luego de que el organismo celebrara su 80 aniversario en la sede de la representación palestina en nuestro país, eligió resaltar el valor que para ella tiene “La Liga” definiéndola como “mi familia”. También remarcó que sus orígenes se remontan a 1935, dos años antes de su fundación oficial, por el precedente del Socorro Rojo.

“Ya hace 41 años que estoy en La Liga y para mí es una familia la que hemos armado, incluso por todo lo que hemos vivido en tantos años”, dijo y enfatizó: “41 años no es un solo día de lucha”. “Ojalá podamos seguir durante muchos años más brindando a toda la gente nuestra ayuda”, fue el deseo que emitió después.

También resaltó lo que muchos nombres de militantes por los derechos humanos que han pasado por la entidad le sugieren. Así, siendo ella misma una histórica referente de la lucha en nuestro país (es madre del Negrito Avellaneda, ex presa de la dictadura durante años de tormentos y su caso y el de su hijo brindaron importante luz sobre el gigantesco campo de concentración que fue Campo de Mayo), se permitió definir a otros luchadores.

“Mi querido Julio, Julito”, manifestó al recordar a Julio Viaggio, abogado de la Ladh en plena dictadura. “Fue el primer abogado que tuvo el caso nuestro, el que hizo el habeas corpus”, memoró y agregó: “aparte, a mí me visitó adentro de la cárcel”.

También destacó a otros abogados, más jóvenes, por sus tareas en el juicio que, teniéndola como víctima y testigo principal, permitiera esclarecer el accionar genocida llevado adelante en Campo de Mayo y apresar a Santiago Riveros, uno de los mentores de la dictadura.

En ese marco, recordó a Sabrina Dentone como una “flor de abogada” por la cual “hay que sacarse el sombrero”. A Pedro Dinani como “un gran luchador” y “una belleza de persona”. Y a Jorge Briosso, “el uruguayo” (tal cual expresó), como “un ser humano divino”.

Asimismo se permitió caracterizar a directivos de la organización, como Graciela Rosemblum, su presidenta. “La conocí cuando salí en libertad, que fue la primera que me recibió cuando me fueron a buscar a Coordinación Federal”, recordó y repuso: “era muy joven ella”. “Es un talento, una mujer de lucha y para mí es mi hermana y la adoro”, añadió.

Para José Schulman, secretario de la Ladh, también brindó sus atenciones. “Ha hecho tantas cosas lindas por el caso nuestro…”, reflexionó sobre el activista y consideró: “ha sido un ex preso político también y los recuerdos que tenemos y la amistad que hemos hecho son algo para lo que las palabras no alcanzan”.

Pero no olvidó a otro militante clave de La Liga: su compañero de vida, Floreal Avellaneda, ya fallecido. “El otro día, cuando se hizo la fiesta de cumpleaños (de La Liga), pasaron un video y verlo a él ahí, sentado, hablando con la gente, para mí fue una gran emoción, como tenerlo en ese festejo”, observó y recalcó: “es el papá de mis hijos, mi compañero de toda la vida y un compañero de ley”.

 

SALUDO PARAGUAYO11.12.2017

Ese abrazo luchador

La Ladh recibió un emotivo y cordial mensaje del Partido Comunista Paraguayo con motivo del 80 aniversario del organismo de ddhh.

“Con inmenso fervor revolucionario e internacionalista, los saludamos en el 80 aniversario de existencia como organización en defensa de los derechos humanos, de las causas populares, de los pueblos por su liberación, de lucha por el presente y futuro de la humanidad toda”.

De esta manera, el Partido Comunista Paraguayo (PCP) hizo público su reconocimiento a la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh) por “su tradición de solidaridad inmensa, orgullosos y emocionados por haber recorrido juntos, de la mano, grandes trayectos de nuestra historia en la lucha por un futuro socialista”.

Al respecto, el PCP recalca que “en honor a la verdad histórica, debemos decir que le debemos a La Liga un eterno agradecimiento por la solidaridad brindada al PCP y al pueblo paraguayo, en actos de diversa intensidad”.

Y, en este sentido, recuerda el asesoramiento brindado por abogados de la Liga “cuando el Estado Argentino secuestrara en la esquina de Corrientes y Jorge Newbery de esta ciudad, allá en 1950, a nuestro camarada Obdulio Barthe, y en aplicación de la Ley de Residencia fuera entregado a la policía dictatorial de nuestro país, con el beneplácito de la corte suprema argentina”.

Pero también “el refugio brindado a nuestros camaradas Carmen Soler y Luis Casabianca, quienes fungieron como caseros del local de la Liga allá por la década del cincuenta del siglo pasado”, así como “las campañas por la libertad de los camaradas presos Antonio Maidana, Julio Rojas, Alfredo Alcorta y Ananías Maidana, 18 años presos en las mazmorras del tirano fascista Stroessner. O en el reclamo por la aparición con vida de Antonio Maidana y Emilio Roa, desaparecidos por las garras del Cóndor, en la esquina de Directorio y Lacarra de esta capital”.

Asimismo tuvo palabras de elogio a la obra de recopilación y estudio de las luchas del pueblo paraguayo, Paraguay Insurreccional del Siglo XX, cuyo autor es Carlos Zamorano, “abogado comunista, preso político y liguista con todas las letras”.

Y también la actitud de la Ladh, “presente desde el primer día” en la causa de Arístides Vera, Basiliano Cardozo, Agustín Acosta, Roque Rodríguez, Simeón Bordón, Gustavo Lezcano, los seis campesinos paraguayos encarcelados en Argentina y remitidos después a su país, donde están presos en dl penal de Tacumbú.

“Igual podemos decir de la solidaridad jurídica y política en el caso de los presos de la Masacre de Curuguaty y en los casos de los presos políticos que siguen en esa situación en nuestro país, como el reciente caso del compañero Genaro Meza, miembro del Congreso Democrático del Pueblo”, destaca el PCP.

Y finaliza: “por eso, compañeros y compañeras de la Liga y presentes a este acto, reiteramos el saludo antiimperialista y anticapitalista, el saludo de la Patria Grande que va naciendo en cada gesto de solidaridad y defensa de la vida y la paz, el saludo revolucionario de nuestra organización, abrazando con esto al hermano pueblo argentino que nos ayudó en las más oscuras horas de la historia de nuestro pueblo y lo sigue haciendo, pese a las acuciantes luchas que tiene contra las mascotas locales del imperialismo desde los poderes del Estado”.

¿COORDINACIÓN DERECHISTA?08.12.2017

Galvarino Apablazay su refugio político

El chileno, refugiado en Argentina desde 2005, podría así ser extraditado, lo que sienta un precedente para medidas similares con respecto a presos políticos mapuche.

Cundió el rechazo entre los organismos de derechos humanos luego de que el Comité Nacional de Refugiados de nuestro país (Conara) retirara al chileno Galvarino Apablaza Guerra la categoría de “refugiado político”, de que gozara desde 2010. El Estado argentino de esta manera, deja abierta la puerta al intercambio de perseguidos políticos ubicados a uno y otro lado de la cordillera, lo cual sentaría un triste precedente si ganara nuevamente en Chile el “amigo” de Macri, Sebastián Piñera, la presidencia de su país.

La noticia fue confirmada por el canciller trasandino, Heraldo Muñoz, por lo que Apablaza, residente en Buenos Aires e imputado en Chile por el crimen del pinochetista Jaime Guzmán, queda a las puertas de ser extraditado, que es lo que el vecino país exige desde 2004 y que el gobierno argentino venía negando desde entonces.

El canciller chileno dejó claro, también, que “el gobierno argentino tuvo la amabilidad de hacernos saber de manera anticipada de esta decisión”, lo cual habla a las claras de las intenciones de las derechas argentinas, hoy en el gobierno, de fortalecer lazos con las derechas chilenas, que aspiran a volver al poder en segunda vuelta, cosa para lo cual aún no está todo dicho, ya que en primera Piñera no logró los resultados esperados.

Como se recordará, Apablaza había sido detenido, bajo requerimiento chileno, en su casa de Moreno, en los suburbios de la capital argentina. Pero el juez Claudio Bonadío, en el año 2005,entendiendo que en Chile el imputado no gozaba de las condiciones apropiadas para su juzgamiento, evitó la extradición reclamada. Cinco años después la Conare, bajo gestión kirchnerista, le había otorgado el estatus de refugiado político que hoy, bajo gestión macrista, le retira.

El rechazo

Los organismos de derechos humanos, entre los que se encuentra la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh), emitieron un comunicado conjunto en rechazo de la determinación del Conare. En el mismo, expresaron su “profundo rechazo a la resolución”. Y recordaron: “el señor Apablaza Guerra está siendo sometido a una injusta e infundada persecución política por parte del gobierno de la República de Chile, que afecta a su respecto el derecho al debido proceso y defensa en juicio”.

También recordaron “que la ley 26.165 (Ley General sobre Reconocimiento y Protección al Refugiado) en su art. 13 establece que ‘una vez que una solicitud ha sido resuelta por la autoridad competente, la decisión adoptada no puede ser objeto de revisión a instancia de la misma autoridad. Sin embargo, excepcionalmente, el organismo de aplicación de la presente ley podrá revisar la condición de un refugiado reconocido en el país cuando tenga en su poder prueba suficiente que demuestre que el peticionante ocultó o falseó los hechos materiales sobre los que fundamentó su solicitud de tal forma que, de haberse conocido hubieran conllevado la denegación del reconocimiento de la condición de refugiado’”.

En ese sentido, especificaron que “la resolución tomada por la Conarees violatoria de la ley argentina (ya que revoca arbitrariamente la firmeza de la condición de refugiado regulada por el artículo citado) y de los estándares internaciones de la Acnur sobre protección a refugiados políticos”.

Y advirtieron que la resolución “se da en el marco de una coordinación represiva con el Gobierno de la República de Chile que implica la intensificación de la represión de la protesta social y de los reclamos de tierras por parte de las comunidades mapuches en el sur de nuestro país”.

Encuentro en el Episcopado07.12.2017

Monseñor Ojea recibió a organismos de Derechos Humanos

Fueron varios los que integraron la delegación que visitó al delegado del Papa Francisco en nuestro país, entre ellos, la LigaArgentina por los Derechos del Hombre

Días atrás, diferentes organizaciones de derechos humanos, entre ellas la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh), fueron recibidas por el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y obispo de San Isidro, Oscar Ojea.

Tras el encuentro, el vocero del Episcopado, el sacerdote Jorge Oesterheld, dijo que la reunión fue “muy cordial” y añadió que “quedó abierta una puerta de comunicación y de diálogo” entre el Episcopadoy los organismos.

Entre quienes asistieron al encuentro estuvo la dirigente de la Ladh, Graciela Rosemblum, así como la integrante de Madres de Plaza de Mayo, Línea Fundadora, Taty Almeida, quien dijo que el obispoOjea fue permeable a escuchar los distintos planteos que se hizo y que lo hizo “con mucha atención”, tras lo que aclaró que nohubo ningún tipo de limitaciónen la agenda de aquello sobre lo que se habló.

Asimismo, participaron Pablo Pimentel, por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza; Liliana García del Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos; Adolfo Mango de Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz; Gabriela Alegre de la Asociación Buena Memoria;el Vaticano, Eduardo Valdés; Adriana Taboada de la Comisión de Memoria, Verdad y Justicia de Zona Nortey Lita Boitanopor Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas.

Agenda

Según pudo saberse, entre la agenda que llevaron los organismos, estuvo el pedido para acceder con más celeridad a la información que la Iglesia posee en sus archivos sobre las personas que fueron secuestradas y desaparecidas durante el terrorismo de Estado, algo sobre lo que Ojea dijo estar dispuesto a colaborar.

Vale recordar que meses atrás, de acuerdo a instrucciones del Vaticano,la Iglesia argentina puso a disposición sus registros sobre este tema.

La reunión, que fue solicitada por la mesa de Organismos de Derechos Humanos, fue aceptada de inmediato y sin condicionamientos por Ojea, algo que desde los organismos fue tomado como una buena señal que tuvo un correlato en lo que pasó durante la reunión, cuyo resultado es tomado con cautela, pero despierta expectativas.

Hace menos de un mes que Ojea fue designadopresidente de la Conferencia Episcopal Argentina. Este prelado cercano al Papa Francisco dijo a poco de ser designado que bajo su conducción, la Iglesia va a “contribuir al diálogo” y advirtió que “toda la sociedad es responsable de que se puedan conservar los puestos de trabajo y que no se vulneren los derechos laborales”.