#NiUnaMenos

Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Una nueva movilización del movimiento feminista tomó las calles argentinas este lunes en la quinta edición del Ni Una Menos en un contexto de profundización de la miseria generada por el macrismo y el FMI. Las participantes alertaron sobre el aumento de los femicidios e hicieron hincapié en la unidad para derrotar al Gobierno Cambiemos.

“Fue una movilización muy importante, la lucha sigue”, aseveró Miriam Sonatti, integrante de la Corriente LohanaBerkins y el MTL, al referirse a la contundente marcha que ayer recorrió el país en la quinta edición del Ni Una Menos en la que se destacó una columna sindical integrada por las CTA, la Corriente Federal de Trabajadores,Ctep, Barrios de Pie, CCC yCnct, en la que marcharon la Conat y el MTL.

La jornada estuvo atravesada por la movilización en diferentes puntos del país, pero tuvo su epicentro en la ciudad de Buenos Aires donde una nutrida marcha que unió el Congreso con Plaza de Mayo, volvió a repudiar la violencia machista y el patriarcado, al tiempo que reclamó políticas públicas de género y que el gobierno deje de desfinanciar las existentes.

Pero esta edición del Ni Una Menos también avanzó en otro tipo de reclamos. “El gobierno macrista sigue ajustando y ahora quiere sacarle el reconocimiento al personal de las amas de casa, esto sería un atraso muy grande, por eso tenemos que organizarnos para frenar esta terrible medida que buscan implementar”, destacó, quien junto a Solana López, la secretaria de género del partido, estuvo entre quienes encabezaban la columna que portaba una pancarta en la que se leyó la frase “No a la quita de la moratoria. Trabajadoras somos todas”.

Al respecto, la Corriente Nacional LohanaBerkins, explicó que “nos movilizamos en unidad porque sabemos que trabajadoras somos todas y queremos un verdadero sistema de seguridad social inclusivo, que reconozca las diversas modalidades de trabajo en las que nos desempeñamos”.

Y recalcó que “es responsabilidad del Estado otorgar facilidades de acceso a una jubilación digna para todos y todas”.

Asimismo, la Corriente repudió el ataque perpetrado desde las oficinas de la UIA cuando la columna del MTL pasaba frente a la fachada de su edificio.Una botella arrojada desde esa sede impactó en una integrante de la columna identificada como Evelin, quien debió ser asistida en el Hospital Argerich como consecuencia del golpe recibido. Se hizo la denuncia policial y la Corriente hizo pública su exigencia de “pronto esclarecimiento de los hechos”.

En ese sentido, la integrante del MTL remarcó que “esta agresión evidencia que la derecha no admite que las mujeres nos unamos por luchas tan dignas y necesarias para que no siga ocurriendo esta masacre que estamos viviendo”.

 

Una situación cada vez más grave 

 

En los últimos años se registraron un total de 1193 femicidios, a razón de uno cada 29 horas. Además, durante el primer cuatrimestre de 209 esta cifra escaló a uno cada 24 horas según los datos del Observatorio de Violencias de Género “Ahora que si nos ven”.

A su vez, del observatorio señalaron que en 2019 ya hay 133 mujeres que fueron asesinadas y marzo fue el mes con el pico más alto, con uno cada 23 horas.

Desde la asunción de Mauricio Macri como presidente, el Gobierno Cambiemos no realizó ninguna política pública para frenar la violencia de género, algo que se evidencia con el aumento año a año de la cantidad de femicidios. En 2015 hubo 131 casos, mientras que en 2016 subió a 289. A su vez, en 2017 se registraron 277 y en 2018 esa cifra se ubicó en 289.

De los 1193 femicidios ocurridos a lo largo de estos cuatro años, el 88,2 por ciento de los asesinos formaban parte del círculo íntimo o conocido de la víctima y solo el 12 por ciento de los femicidios fue llevado adelante por alguien desconocido o no hay datos sobre el vínculo. A su vez, el informe realizado detalló que la vivienda es el espacio donde se cometieron la mayor parte de los crímenes, en un 65 por ciento.