Ola polar y escuelas sin calefacción

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Empeora la situación en la provincia de Buenos Aires donde casi el 42 por ciento de los establecimientos educativos dependientes de su gobierno, no tienen calefacción en todos sus ambientes.

A once meses desde la explosión provocada en la escuela 49 de Moreno por una pérdida de gas, que le costó la vida a Sandra Calamano y Rubén Rodríguez, todavía hay cientos de establecimientos escolares sin gas en el gran Buenos Aires y en el interior provincial.
Un relevamiento de Suteba denuncia que hay 417 escuelas afectadas y más de doscientos mil alumnos perjudicados por la situación, algo sobre lo que apuntó el titular del gremio, Roberto Baradel, al señalar que es “inadmisible que con esta ola de frío no haya gas, no haya calefacción, no se pueda cocinar un plato de comida caliente.
Por su parte, en la misma dirección, el secretario adjunto de la CTA-Moreno, Gustavo El Indio Muñoz, recordó que “presentamos un proyecto de ordenanza para que se declare 2 de agosto como Día de la Educación Pública y Segura, para conmemorar que esa es la fecha del asesinato de Sandra y Rubén”. Y recalcó que “fue justamente la desidia del Estado que provocó la muerte de estos dos compañeros”.
Tras lo que lamentó que, “ahora, a casi un año, tenemos el ochenta y cinco por ciento de los escuelas sin calefacción por lo que los chicos deben pasar condiciones terribles”.
Pero esto no es todo. “El problema que tienen las escuelas no es solamente que no hay estufas para calefaccionar las aulas”, destacó Muñoz y añadió que “tampoco pueden tener un almuerzo o una merienda caliente, por el gobierno provincial le da dos pancitos, un cuadradito de queso y media feta de paleta”.
Y advirtió que “los chicos vienen mal alimentados de sus casas y, encima, no puedan contar con calefacción y alimentación como corresponde en la escuela, algo que hace que peligre el futuro de esos alumnos”.

Repudiable

Muñoz fue claro al indicar que “esta situación es totalmente repudiable” y, por eso, “nos manifestamos todos los días y seguiremos insistiendo hasta que las escuelas estén como corresponde”.
También añadió que se están realizando las obras en tal sentido, “pero en las que ya han concluido todavía no están habilitadas las instalaciones de gas, ya que el burocratismo las frena”.
Así las cosas, el ejecutivo que preside María Eugenia Vidal desde hace casi cuatro años, se sigue escudando en “la pesada herencia” para justificar los escasos resultados que presenta, también en esta área de gobierno.
Pero lo cierto es que, mientras Vidal evita dar la cara, casi el 42 por ciento de los establecimientos educativos dependientes de su gobierno, no tienen calefacción en todos sus ambientes.
Asimismo, el 46,18 por ciento presenta instalaciones eléctrica en malas condiciones, mientras que el 32 por ciento presenta serios problemas en sus instalaciones de gas.