Organismos fijan postura

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Diferentes organizaciones de Derechos Humanos se pronunciaron contra el golpe de Estado perpetrado en Bolivia.

Organismos de defensa de los derechos humanos hicieron público su repudio al “brutal golpe de estado” perpetrado en Bolivia y criticaron a la OEA que “bajo la clara influencia de EE.UU. dirigió sus acciones hasta la desestabilización de un presidente de mandato vigente”.

Lo hicieron en una ronda de prensa que tuvo lugar en la sede de Abuelas de Plaza de Mayo, donde coincidieron a la hora de señalar que “no se puede pasar por alto la intervención sesgada y contraria a su mandato de la OEA, que en vez de promover la democracia y a la gobernabilidad, bajo la clara influencia de EE.UU., dirigió sus acciones hasta la desestabilización de un presidente de mandato vigente y no lo respaldó”.

Ahí, además de la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, se dieron cita –entre otros- representantes de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Hijos-Capital, Apdh y Apdh La Matanza, Cels y Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos.

Los participantes también fustigaron la actitud del titular de de la OEA, Luis Almagro, quien “ha demostrado que actúa bajo un marcado prejuicio ideológico quebrantando todos los principios que deben regir a la OEA”, tras lo que denunciaron que, luego del golpe, en Bolivia hay una “inexistencia del estado de derecho y violaciones a los derechos humanos”.

Y, en este sentido, requirieron que los gobiernos de la región “desconozcan a la auto proclamada presidenta interina, Jeanine Áñez, nombrada por una cúpula militar” y denunciaron que en Bolivia “las fuerzas de seguridad son abiertamente golpistas y racistas”.

Por lo que exigieron que se permita sesionar a la Asamblea Legislativa de ese país y fueron claras al advertir que los países de la región “debemos estar alerta y repudiar cualquier acto desestabilizador, porque cada golpe en la Patria Grande significa el avance de la derecha fascista”.