Para Vidal es un Gasto. Escuelas suspenden clases

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras la tragedia de la vicedirectora y el portero en la 49 de Moreno, por temor al estado de las precarias instalaciones de gas en las escuelas, se suspendieron las clases en 275 establecimientos de los partidos bonaerenses de Moreno y General Rodríguez.

Docentes y padres advirtieron que había riesgo de explosión, sin embargo, el gobierno de María Eugenia Vidal, a cinco días de la tragedia de la escuela Nº49 Nicolás Avellaneda del partido bonaerense de Moreno donde explotó una conexión de gas, cobrándose la vida de Sandra Calamano y Rubén Orlando Rodríguez, demuestra su insensibilidad y falta de compromiso con la educación pública.

En General Rodríguez, un mes atrás, explotó la cocina de la escuela Nº22 del barrio Bicentenario y como no hubo muertos -aunque sí personal con quemaduras de diferente intensidad- el incidente no tomó estado público.

Asimismo, Moreno y General Rodiguez no son el único caso. Las escuelas secundaria N° 7 de Pilar y la Primaria N° 8 de Merlo suspendieron las clases porque los directivos debieron evacuar esta mañana a sus alumnos por la misma razón.

Las muertes de Calamano y Rodríguez dejaron al descubierto la emergencia de las escuelas bonaerenses y la falta de respuestas de la gobernación ante las denuncias de directivos por el mal estado de la infraestructura.

El gobierno de Cambiemos pareciera que no sabe que está jugando con la vida miles de niños y docentes. El Consejo Escolar de Moreno está intervenido desde 2017 por el ejecutivo, y es el encargado de garantizar que se dicten clases y de recibir los encargos correspondientes.

La Dirección de Escuelas a cargo de Gabriel Sánchez Zinny tuvo más de 1.600 millones de pesos sin ejecutar, o sea que no se utilizó la totalidad de los créditos disponibles del presupuesto educativo provincial de un total de más de 145 mil millones de pesos.

Esto quiere decir que el programa de la Dirección de Escuelas que debía instrumentar la Ley de Emergencia en materia de Infraestructura, Hábitat, Vivienda y Servicios Públicos, que tenía asignado un presupuesto de más de 26 millones, apenas ejecutó 992 mil pesos. Varios analistas sostienen que con esos más de 1.600 millones de pesos, se podrían haber construido, por lo menos, 40 escuelas totalmente equipadas.

La respuesta del movimiento docente fue rápida. El Frente de Unidad Docente Bonaerense dio hoy una conferencia de prensa, frente al Ministerio de Trabajo y pidieron que le brinden a todas las escuelas de la Provincia la seguridad necesaria para que alumnos y trabajadores puedan asistir sin riesgo.

Gustavo Muñoz, Secretario adjunto de la CTA Moreno, y miembro de la mesa provincial del PC y el MTL, opinó sobre la situación: “Esto es algo que todo el conurbano bonaerense sufre, hace rato desde el gobierno de Vidal que faltan ingresos para infraestructura y para mantener las escuelas como corresponde”.

Asimismo, Muñoz aseguró que la medida de fuerza de los docentes no se levantará hasta que el gobierno provincial “haga algo de verdad y no una simple promesa”. Otro de los reclamos al ejecutivo es que se levante la intervención del consejo escolar de Moreno; “La intervención significó muerte, y es duro, pero va a ser nuestra pelea para tratar de generar justicia por Rubén y por Sandra y justicia por todos los chicos, para que no sufran lo que sufrieron ellos”, sostuvo el miembro de la mesa provincial del PC.

Además, Muñoz dijo que “a estas escuelas no vienen los hijos de Vidal, Macri y de los empresarios, sino los hijos de los trabajadores y de los mas humildes, por eso a los que nos gobiernan no les importa”, y aseveró que para este gobierno es una “bomba de tiempo que los hijos de la clase trabajadora se eduquen como corresponde y adquieran conocimientos, porque les cuestionarían su poder, por eso es que dejan al azar y que se destruyan nuestras escuelas”.