La Ley de Solidaridad Social tiene media sanción

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El proyecto impulsado por el Frente de Todos para atender la compleja situación que generó Cambiemos logró este viernes su aprobación en la Cámara de Diputados.

Después de más de quince horas de debate, la Ley de Solidaridad Social consiguió la media sanción en la Cámara de Diputados con 134 votos a favor y 110 en contra. Al cierre de esta edición es tratada en el Senado, en una sesión que comenzó a las 14 hs.

Llegando las 6:30 de la mañana se le dio luz verde a un proyecto que busca atender a los sectores más agredidos por las políticas de ajuste que encabezó el Gobierno Cambiemos desde diciembre de 2015. Por la positiva votó el bloque del Frente de Todos, Consenso Federal, el grupo de diputados liderado por Juan Schiaretti y Unidad Federal para el Desarrollo, un grupo provincial de ocho bancas.

Los puntos principales del paquete que Alberto Fernández busca implementar son la suba de impuestos a bienes personales, retenciones, a compras en el exterior o de divisas para atesorar. Suspensión de tarifazos durante un semestre.

También se establece una doble indemnización por despidos incausados. Pago de suma fija en enero para trabajadores de actividad privada. Otros puntos fueron la moratoria impositiva para pymes, el Plan Argentina contra el hambre y los aumentos para jubilados, beneficiarios de AUH y empleados públicos, en particular los de ingresos más bajos.

Cabe recalcar que el gobierno retiró del megaproyecto uno de los puntos más polémicos del proyecto enviado el lunes: la suspensión por 180 días del régimen de jubilaciones especiales para docentes y científicos.  

 

Una ley necesaria

 

“Nos parece muy importante en función de acompañar a los sectores que han sido golpeados muy fuertemente por las políticas del macrismo. Así también aumentar la AUH y demás para aquellos que no están registrados”, enfatizó Cristian Poli, secretario general de Suteba Zárate, que añadió: “en términos generales es una ley que va en contraposición a las políticas macristas”.

Respecto del cambio en el Artículo 51, Poli remarcó que “el gobierno viene cumpliendo las demandas más gruesas del campo popular. Modificó el artículo que implicaba un congelamiento y hay que destacar la importancia de absorber la demanda de los sectores populares, como la Ctera”.

En cuanto a la intervención de Edenor y Edesur, el militante del PC de Zárate puntualizó sobre las luchas contra los tarifazos.  “La intervención estatal en estas empresas pone en valor aun más las demandas que hemos construido durante estos cuatro años y que hemos motorizado en los sindicatos”. “Esta ley tiene que ser la base para afianzar otras discusiones como, por ejemplo, la legitimidad o no de la deuda externa. El gobierno está tratando de reasignar partidas para pasar el año, todavía no toca los intereses fundamentales. Tendremos que pasar a otra etapa para poder generar recursos para políticas más profundas como garantizar trabajo genuino y desarrollo de la industria”, enfatizó el integrante de Suteba.