Perpetua para Muiña

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Otra condena para el amigo de la Corte - Este represor es responsable de la desaparición forzada y asesinato de dos trabajadores del Hospital Posadas. Hace poco más de un año, el ahora titular de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, lo benefició por el fallo del 2x1.

Luis Muiña fue condenado perpetua por el secuestro y asesinato de Jorge Mario Roitman y Jacobo Chester, que fueron perpetrados cuando el represor estaba  a cargo del cuerpo de vigilancia del Hospital Posadas, durante la última dictadura.

Vale recordar que Muiña es el mismo que, hace algo más de un año, el ahora titular de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, benefició por el fallo del 2x1 que intentó destruir la jurisprudencia del propio cuerpo que integra.

En noviembre de 1976, este represor integraba el Grupo Swat que, bajo órdenes del subcomisario retirado de la Policía Federal Ricardo Antonio Nicastro, funcionaba en un edificio del complejo hospitalario donde instaló un centro de torturas y exterminio donde fueron vistos por última vez con vida Roitman y Chester.

Roitman estuvo desaparecido hasta que, durante 2017, sus restos mortales fueron hallados, dentro del propio predio del hospital, cuando se llevaban a cabo excavaciones para hacer una obra. Por su parte, el cuerpo sin vida de Chester apareció el 2 de diciembre de 1976, atado de pies y manos, en el Río de la Plata.

Muiña estuvo solo en el juicio, porque quienes debieron acompañarlo en el banquillo de los acusados Reynaldo Bignone y Argentino Ríos fallecieron antes que se termine de sustanciar la causa.

Su actuación en el Posadas durante la dictadura le valió a Muiña una condena anterior a trece años. Fue en 2011 por secuestros y torturas, pero esa vez los jueces Pablo Bertuzzi, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Gorini rechazaron la propuesta del fiscal de la causa, Javier De Luca, de incluir los casos de Chester y Roitman.

Fue ahí que solicitó el beneficio del 2x1 que le concedió el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2. Tras la apelación del fiscal Martín Niklison, el caso fue a parar a la Corte Suprema que, a instancias de Rosenkrantz, le concedió a Muiña el 2x1.

 

Valoración positiva

 

Pedro Dinani, integrante del equipo jurídico de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Lahd) y militante del PC, celebró la condena del represor Luis Muiña y dijo que “siempre que existe una condena por crímenes de lesa humanidad siempre es un buen precedente y es algo que debemos valorar”.

En este sentido, destacó que “es saludable” que por lo menos una porción del poder judicial no pueda romper el vínculo con la vigencia de los derechos humanos.

Sin embargo, caracterizó al beneficio del 2x1 como “perverso” y opinó que la idea del ahora presidente de la Corte Suprema de Justicia Carlos Rosenkrantz “fue licuar los años que tenían que cumplir como si se perdonara una deuda cualquiera”.

En este sentido, Pedro Dinani aseguró que “la corporación judicial siempre trató de frenar estos juicios” y centralizó en Carlos Rosenkrantz como  “la última apuesta del poder económico para que no se lleven a cabo, por eso la noticia de que él sea el presidente de la corte suprema no cae muy bien de este lado”.

“Cada uno de los juicios que se hicieron por los delitos de lesa humanidad en la última dictadura fueron por la lucha incansable del pueblo argentino,  a través de sus organizaciones de derechos humanos, sus partidos políticos”, sostuvo Dinani.

Además,  recordó que “el PC intervino como querellante y fue uno de los partidos políticos que primero encabezó la lucha por el juicio y castigo de estos crímenes”, y mencionó “la gran planta de abogados militantes del partido para querellar los juicios en toda la Argentina”.

Asimismo, advirtió  que  “el macrismo  no tiene otra alternativa de militarizar la sociedad”, en referencia a la militarización del Hospital Posadas, y “que es una etapa que vamos a tener que recorrerla y que los organismos de derechos humanos, y los partidos políticos vamos a tener que denunciar muy fuertemente”.