Despidos en San Nicolás

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires clausuró Carboquímica del Paraná en San Nicolás y la empresa contestó con telegramas de despidos y suspensiones.

La empresa Carboquímica del Paraná envió telegramas de despidos y suspensiones a sus trabajadores luego de que el Ministerio de Trabajo le clausure la planta de San Nicolás por falta de medidas de seguridad.

En la mañana del viernes último, la delegación San Nicolás del Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires resolvió la suspensión total de tareas en la planta Carboquímica del Paraná S.A., luego de constatar mediante inspección serias irregularidades en materia de seguridad e higiene.

Casi en simultáneo, los propietarios de Carboquímica del Paraná S.A. resolvieron despedir a cinco trabajadores y suspender a otros quince. Estos veinte empleados ya recibieron el respectivo telegrama, en tanto hay otros diez que permanecen en la incertidumbre ya que no recibieron telegrama alguno pero tampoco pueden ingresar a la planta.

Otros trabajadores que están a la deriva en San Nicolás son los de Motomel, firma automotriz que suspendió todo su personal y les abonará solo el cincuenta por ciento de su salario. Cabe recalcar que en agosto la empresa despidió a sesenta trabajadores amparándose en la caída de las ventas y la poca producción.

Al respecto, Cristian Poli, secretario general de la CTA Ribera del Paraná remarcó que “todos estos procesos que las empresas vienen llevando adelante, tanto las nacionales con las multinacionales, tiene que ver con la apertura indiscriminada de importaciones que encabezó el Gobierno Cambiemos. También tiene que ver con las políticas de las patronales que resuelven la crisis cargando hacia los trabajadores con despidos y suspensiones”. 

“Son los últimos coletazos de este período. Entendemos que la plataforma del Frente de Todos va a estimular el empleo y la producción. Las patronales siguen despidiendo para ponerle agenda al próximo gobierno. Nosotros desde la clase trabajadora planteamos calentar las calles, la movilización constante y la imposición de nuestra agenda para superar la crisis económica que ha planteado el macrismo”, enfatizó el militante de la Conat.