Dura situación de los discapacitados

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

PELIGRAN CENTROS DE REHABILITACIÓN - Instituciones dedicadas a toda clase de tratamientos para personas con discapacidades, no reciben partidas del programa Incluir Salud. Algunas tienen a sus trabajadores sin cobrar sueldo hace ocho meses.

“Este desguace que están haciendo a nosotros nos cuesta vida”, dijo Analía Paula Larrea, quien integrara la comisión municipal de Discapacidad de Bahía Blanca hasta que el Gobierno Cambiemos diera por tierra con ese instrumento. Lo hizo para analizar la difícil situación de los centros de rehabilitación y educativos para personas con alguna discapacidad, a los que el Programa Federal Incluir Salud adeuda en algunos distritos del país hasta ocho meses de salarios, peligrando así la continuidad de varias instituciones.

Esta problemática, que fue atendida por trabajadores de las entidades afectadas mediante protestas públicas y quejas políticas, no es nueva en las acciones del gobierno, que el año pasado anunció el retiro de decenas de miles de pensiones para luego desdecirse de ello, quedando miles de discapacitados sin cobertura por la sencilla razón de estar imposibilitados de hacer por su cuenta los debidos trámites para recuperar sus beneficios.

Asimismo, es réplica de los planes de ajuste sobre muchos beneficios sociales, los cuales recrudecieron tras el último acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que implicaron, entre otras cuestiones, una reducción de las partidas presupuestarias para los sistemas públicos de Salud y Educación.

Larrea, conocida en la principal ciudad del sur bonaerense por su activismo en el ámbito de Discapacidad (se moviliza desde hace años en silla de ruedas) y quien supo increpar públicamente a la gobernadora Vidal por las políticas regresivas del Gobierno Cambiemos, también expresó “como mujer con una discapacidad lo sufro en carne propia”.

Recordando que la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, también es discapacitada motriz, cuestionó: “desgraciadamente, no tiene ni un poquito de empatía para con nadie”. Agregó: “los discapacitados estamos sufriendo en realidad lo que sufren todos los ciudadanos de la República Argentina”.

“Este desguace que están haciendo a nosotros nos cuesta vida”, consideró y observó que “nos quitan todos los derechos básicos, que son, por ejemplo, la rehabilitación, que nos mejora la calidad de vida”. Remarcó: “este ajuste es totalmente nefasto” y apuntó con dureza: “algo más parecido a los nazis no hay”.

“Lo que podemos hacer es salir a la calle, luchar y crear poder popular”, adujo. Tras recalcar que “la calle es lo único que nos deja este gobierno”, advirtió: “están preparando todo el aparato represor para eliminar toda expresión de rebelión que salga a la calle”. Y repuso: “de esto se trata el gran cambio que están logrando”.