Contra el ajuste, la entrega y la represión

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

PARO GENERAL - Al cierre de esta edición, miles de trabajadores y trabajadoras se movilizaron a la plaza de mayo para repudiar las políticas del gobierno que está llevando a la Argentina a una cercana crisis. Mañana habrá paro de absolutamente todo.

“Es una marcha contundente para contrarrestar las políticas de Macri”, dijo el secretario de Actas de la CTA de los Trabajadores, José Chapu Urreli, al referirse a la movilización que, al cierre de esta edición, se llevaba a cabo en la Ciudad de Buenos Aires en el contexto de una jornada de lucha que recorre todo el país, con marchas y actos en las principales ciudades.

Vale recordar que con esta movilización, comenzó el paro por 36 horas convocado por las dos CTA, junto a la Corriente Federal, Camioneros, Canillitas y la Ctep, entre otros sindicatos y organizaciones sociales.

Así las cosas, la marcha tiene entre sus protagonistas a las columnas de la Conat, el MTL, el Partido Comunista y la Fede, tanto en la Ciudad como en todo el país.

La convocatoria es clara, tal como lo recordó el titular de la CTA, Hugo Yasky, cuando recalcó que la medida de fuerza sale al cruce de “la profundidad de los recortes, los despidos y el ajuste que sufren los más pobres, en especial niños y jubilados”, pero también es una respuesta “al presupuesto del Gobierno que es el presupuesto del FMI” que, insistió, “no podemos permitir que pase”.

Por su parte, desde La Rioja, el secretario general de la CTA de los Trabajadores local, Rogelio De Leonardi, explicó que la medida de fuerza que recorre todo el país es pertinente porque, este año, “los trabajadores argentinos, tendrán una caída salarial de veinte puntos frente a la inflación”.

Y fue contundente cuando recalcó que “el gobierno conservador de Mauricio Macri generó una inflación para 2018 que, según consultoras y economistas especializados, estará en torno del 45 por ciento, por arriba de las paritarias firmadas por los sindicatos que acordaron entre el 18 y el 25 en dos y tres cuotas no acumulativas, pensando en una inflación en baja, pero la realidad mostró lo contrario”.

Tras lo que hizo hincapié en que durante el semestre inicial de 2018 “ya hubo más de cien mil desocupados en un país, con diez millones de trabajadores registrados y cuatro millones de trabajadores precarizados”.

Mientras tanto, después de que el martes pasado el ejecutivo cancelara sorpresivamente la reunión que debía mantener el titular de la cartera de Producción, Dante Sica, con una parte de la cúpula cegetista, el triunviro Héctor Daer remarcó que “el paro nacional del 25 no se levanta”.

Otro de los integrantes del Triunvirato, Juan Carlos Schmid, fue un poco más lejos y ratificó que su gremio, la Federación Marítimo Portuaria, va a marchar y que lo hará encabezando una columna integrada –entre otros- por la Juventud Sindical, sectores de trabajadores del transporte, ceramistas, textiles, aeronavegantes, seguro y moyanistas críticos como los cerveceros.

Por su lado, los moyanistas que no son críticos, esto es el Frente Sindical para el Modelo Nacional, se moviliza encabezado por Hugo y Pablo Moyano, el bancario Sergio Palazzo y el líder de Smata, Ricardo Pignanelli. Este sector confirmó su voluntad de dar pelea hacia adentro de la CGT y, en esta dirección, adelantó que va a llevar adelante un plenario en el Club Ferro Carril Oeste.

 

Contundente

 

José Chapu Urreli, Secretario del PC de la Provincia de Buenos Aires, aseguró que “este paro es el resultado del proceso de movilizaciones que se vinieron dando este último tiempo en todo el país” y añadió que “el número de trabajadores y trabajadoras fue contundente”.

“La gente  se encuentra con mayor desesperación ante el terrible ajuste, entrega y represión de parte de este gobierno, que realmente se explaya con políticas neofascitas”, sostuvo Urreli.

En este sentido, fue contundente cuando declaró que “quien gobierna es el FMI y no Macri”, y advirtió que “el próximo paso del gobierno será instalar el presupuesto nacional 2019 dictado por Christine Lagarde, que se va a votar en días”.

Además, el Secretario del PC de la Provincia de Buenos Aires, destacó la adhesión al paro por parte de la CGT y caracterizó como un “aporte muy importante al paro y a la movilización”.

También, Urreli definió como “un buen paso a hacia la unidad la serie de manifestaciones y movilizaciones que se vinieron dando este último tiempo”, sin embargo advirtió que “desde el campo popular aún no hay una consolidación absoluta para concretar el ‘basta Macri’ y llevarlo a juicio político”, y llamó a la creación de un “centro único coordinador de todas las luchas”.

Por último, destacó la labor del Partido Comunista, protagonista en todas las luchas que viene dando el campo popular frente a este gobierno neoliberal.

Y fue claro cuando hizo hincapié en que, “desde nuestra organización partidaria y construcciones de masas como la Conat y el MTL, y el  trabajo importantísimo en la CTA  de los trabajadores y en el marco de nuestra participación en los debates de Unidad Ciudadana, estamos aportando y construyendo para la unidad con el fin de derrotar al macrismo”.