Correr por un pedazo de carne

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Sálvese quien pueda - Habitantes de Escobar carnearon una vaca tras el vuelque de un camión con ganado en plena calle. El capitalismo exhibe su cara más cruenta.

La semana pasada, un camión con ganado volcó en Escobar y los vecinos carnearon a una vaca en plena calle. “La gente hizo una cacería”, remarcaron de Defensa Civil ante lo sucedido. “Como salvajes corrieron y acuchillaron a las vacas, otros les metieron tiros en la cabeza y las carnearon en el medio de la calle”, agregó un testigo.  

Lo ocurrido es comparable como lo que pasó en el Coto de Moreno a principio de mes, cuando los vecinos que estaban en el supermercado se pelearon para llevar milanesas de carne en oferta.

Esta situación límite no sorprende ante el hambre que enfrentan los sectores vulnerables del país, que seguirá en aumento producto de las políticas de ajuste del Gobierno Cambiemos.

Los nuevos índices de Indec de esta semana indican que 12,2 millones de personas se encuentran en situación de pobreza en la Argentina, mientras que 2,1 millones son indigentes. En ese sentido, desde el organismo señalan que en el Gran Buenos Aires hay casi cuatro millones de pobres, un 31 por ciento que se ubica por encima del promedio nacional de 27.

Estas cifras, poco fiables a la luz de que representan índices menores a años anteriores, cuando el tarifazo de más de mil por ciento y la inflación no se habían manifestado como ahora, hablan de un país que lleva a millones de argentinos a la vulnerabilidad.

 

Más hambre

 

Al respecto, Cristian Poli, secretario general de la CTA Ribera del Paraná habló de la terrible situación que vive este sector del conurbano bonaerense.

“Esto me recuerda a cuando se carneaban caballos en el 2001”, aseveró Poli que agregó: “las políticas del Gobierno están devastando a una zona industrial como lo es Zárate, Campana y Escobar con miles de despidos”.

En ese sentido, el militante comunista señaló que “acá hay más de cinco mil despidos de trabajadores de la industria, construcción y comercio” y que “en estas zonas industriales el hambre se agudiza muchísimo más. Son lugares en los que aumenta la desesperación en la gente ante los despidos”.

En cuanto al incremento de los comedores, Poli comentó que “acá se abrieron cinco y ya no hay lugar, por lo que se utilizó un colectivo viejo para ambientar un comedor más”.

“La situación de hambre que se vive tiene grados de intensidad como el episodio de Escobar”, finalizó el miembro de la CTA.