Quieren borrar la memoria

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Organismos de derechos humanos se movilizaron este miércoles a la Casa de la Memoria de Mar del Plata, ante el intento de desalojo por parte de Carlos Arroyo, intendente de General Pueyrredón.

Carlos Arroyo formalizó con una carta su intención de desalojar la Casa de la Memoria de Mar del Plata, cedida a organizaciones de derechos humanos hace casi veinte años. Y al día siguiente, múltiples espacios políticos se movilizaron hacia el lugar para realizar una toma pacífica del lugar. Además, este jueves se presentó un proyecto que hace referencia a una ordenanza de 2007, que reconoce a esta casa como sede de la Comisión Permanente por la Memoria, la Verdad y la Justicia de la localidad.

En la jornada del martes, luego de que se difunda la intención del ejecutivo municipal, desde Hijos expresaron que “hay una situación personal del intendente Arroyo contra los organismos de Derechos Humanos” y recordaron que el jefe comunal “cumplió funciones durante la última dictadura".

A su vez, la CTA local recalcaron: “una vez más el intendente Carlos Arroyo demuestra con su accionar que su gestión no tiene ningún tipo de compromiso con los Derechos Humanos y con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia”.

 

La importancia de los organismos

 

Pedro Ferrer, secretario del Partido Comunista de Mar del Plata, habló tras lo sucedido y destacó la movilización a la Casa de la Memoria en repudio del desalojo.

“Muy buena la movilización, el nivel de masividad de la misma condiciona a Carlos Arroyo”, recalcó Ferrer que por otro lado repudió al intendente: “no es nueva su posición con respecto a los derechos humanos, está mostrando su verdadera cara”. En ese sentido, el militante comunista señaló que “entre los dirigentes de Cambiemos hay fascistas”.

“Arroyo es funcional a una estrategia global en torno a la posición que se tiene en cuanto a etapas oscuras donde se violaron los derechos humanos en la región”, agregó el titular del PC.

Asimismo, hizo hincapié en la importancia de que los organismos de derechos humanos logren una respuesta inmediata ante la situación.

“El papel es fundamental, en el caso de Etchecolatz provocamos que se tiren para atrás. Llevamos una tradición de lucha muy grande que ayer quedó demostrada por la contundencia con la que fuimos a defender la Casa de la Memoria”, enfatizó Ferrer.