Mar del Plata: sigue el conflicto en el puerto

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Bloqueos en el acceso para reclamar indemnizaciones. Fileteros en pie de lucha contra los despidos en el sector.

Fileteros respaldados por dirigentes del Sindicato Obrero de la Industria del Pescado, bloquearon el acceso del Frigorífico Sur Trade, para reclamar que la empresa abone la indemnización por el despido de un grupo de trabajadores que no aceptaron el retiro voluntario.

La demanda se llevó a cabo en la sede de Sur Trade, instalaciones donde se procesa materia prima de la cooperativa Cabo Corrientes, la compañía desvinculó a 17 fileteros con casi veinte años de antigüedad que no estuvieron de acuerdo con el “retiro voluntario”, por lo que exigen ser indemnizados como marca la legislación.

Vale aclarar que la protesta ante Sur Trade, se hace cuando en la planta se está procesando merluza, después de la temporada de langostino.

Sobre esto, Daniel Alanis, trabajador portuario y delegado de uno de los frigoríficos, denunció que días atrás, “la pseudo cooperativa Cabo Corrientes, que terceriza a trabajadores portuarios, en connivencia con la empresa frigorífica, despidió a toda la planta de fileteros en un supuesto arreglo indemnizatorio a la baja” y recalcó que lo hizo “en un momento especial para el trabajo portuario y en vísperas de fin de año”.

También hizo hincapié en que los fileteros despedidos son trabajadores de más de 17 años de antigüedad, “gente de edad avanzada, muchos superan los cincuenta años”, por lo que “en estos momentos de achique de los puestos de trabajo, les va a ser muy difícil volver a insertarse en el mercado laboral”.

Tras lo que añadió que “la medida de la patronal consistió en despedir a todos los fileteros, sólo conservaron sus puestos el personal de envase que son en su mayoría mujeres y un pequeño grupo de peones”.

 

Despidos

 

Asimismo, Alanis dijo que la maniobra fue despedir, porque “al frigorífico no le convenía tener una cooperativa adentro” por eso “ahora van a seguir teniendo fileteadores, pero los van a llevar a otro local, ocuparán a otra gente, pero sin tenerlos en el mismo edificio para evitar cualquier conflicto”.

También añadió que “muchos fileteros aceptaron el magro ofrecimiento indemnizatorio de la pseudo-cooperativa”, en parte “porque se avecina la época en que los barcos suspenden la actividad” y porque de cara a las Fiestas “el ofrecimiento de dinero les significa una mínima entrada, ya que todos monotributistas, claro que ahora quedan desocupados”.

Al mismo tiempo, destacó que “si bien la mayoría de los trabajadores aceptaron la magra suma presionados por el estado de necesidad, otros no lo hicieron” y se encuentran “exigiendo la continuidad laboral o lo que legalmente les corresponde de indemnización”.