Esa costumbre de fumigar

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El gobierno de María Eugenia Vidal autorizó fumigar con glifosato sobre escuelas. “Lo hacen con impunidad porque las clases altas no asisten a establecimientos rurales”, recalcó Mirta del Valle, integrante de Suteba-Pehuajó y de la lista Violeta.

El gobierno de María Eugenia Vidal autorizó que las fumigaciones con agrotóxicos se puedan realizar sobre escuelas, viviendas y cursos de agua. La medida, firmada por el Ministro de Agroindustria, y ex gerente de Monsanto Leonardo Sarquís, se contrapone a fallos judiciales, ordenanzas municipales, y al reclamo de decenas de pueblos fumigados.

Es necesario aclarar que como a las 8 de la mañana comienzan las clases en las escuelas rurales en el territorio bonaerense y hasta las 7.59 los empresarios sojeros podrán fumigar con glifosato, y otros químicos del modelo de agronegocios; así lo indica la resolución del Ministerio de Agroindustria.

Vale recordar que la Suprema Corte de Justicia de Buenos Aires falló en 2012 y declaró ilegal una fumigación con agrotóxicos a menos de 1000 metros de las viviendas y aplicó el principio precautorio: cuando haya riesgo de afectación del ambiente o la salud se deben tomar medidas preventivas.

En este contexto, un conjunto de docentes de Chivilcoy presentaron un amparo judicial para frenar la resolución del Ministerio de Agroindustria bonaerense; con la intención de preservar la salud de los pobladores, a través de la no fumigación en zonas de población, escuelas y en los cursos de agua.

Por su parte Mirta del Valle, integrante de Suteba-Pehuajó y de la lista Violeta opinó “es una barrabasada más de este gobierno, una crueldad más que atenta contra el pueblo, ya que en las grandes extensiones de campo, no hay muchas familias que estén viviendo, solo viven los trabajadores, empleados rurales y obreros, quienes mandan a sus hijos a las pocas escuelas rurales que quedan, es una barbaridad, porque las consecuencia la paga la salud del trabajador, en este caso por el envenenamiento que produce la fumigación”.

Además aseguró “tenemos un área rural muy extensa, estamos inmersos, en el medio de la pampa húmeda sojera, desde ya veníamos padeciendo esas fumigaciones, y ahora le agregamos que es legal, esto es un atropello más de lo que nos viene acostumbrando el gobierno que además de matarnos con salarios de hambre, ahora nos envenenan literalmente”.

La dirigente sindical también manifestó “en una acción atentan contra la salud, la educación y el medio ambiente, las fumigaciones sobre las escuelas, donde los chicos van a formarse, a tomar un desayuno, un almuerzo, es algo irracional, ya que lo hacen con la impunidad que los caracteriza, porque saben que las clases altas no asisten a esos establecimientos, y no viven en el campo, sino en las grandes ciudades.

Finalmente señaló “tenemos escuelas agropecuarias, donde hay huertas y animales, esto que hace el gobierno no tiene antecedentes y es ilógico, no se puede creer el nivel de crueldad que tiene.