Las nuevas articulaciones del imperialismo

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El presidente Brasileño Jair Bolsonaro fue recibido por Donald Trump en Washington donde coincidieron en seguir presionando y atacando al pueblo venezolano.

La llegada de Bolsonaro a Estados Unidos, tiene el objetivo estratégico de permitir que Estados Unidos siga injiriendo en América Latina. Un día antes, el mandatario brasileño visitó  la sede de la CIA en Langley, Virginia, para examinar "temas internacionales en la región".

Por eso no es coincidencia que el presidente norteamericano haya anunciado que le otorgará privilegios militares a Brasil y que apoyará su entrada a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde)

También, la situación de Venezuela fue uno de los ejes de su encuentro, en donde Bolsonaro y Trump reconocen a Juan Guaidó como el presidente interino del país bolivariano.

El mandatario estadounidense, reafirmó su postura imperialista y en la conferencia de prensa en referencia a una posible intervención militar aseguró “todas las opciones están sobre la mesa”.

Las agresiones al pueblo Venezolano se han convertido en criminógenas. Esto se refleja en lo que dijo un ex general del ejército Norteamericano, Anthony Tata, durante una entrevista con la televisora Fox News.

“Tenemos la capacidad de ingresar en el territorio y hacer lo que tenemos que hacer para remover a Maduro. Obviamente la mejor manera de hacer es mediante la diplomacia, pero debe percatarse de que una bala en su frente puede ser su manera de salir de Venezuela. Tenemos la capacidad de hacer eso”, opinó el ex militar.

Sin embargo, integrantes de las juventudes comunistas de Latinoamérica siguen reafirmando el apoyo a Venezuela y el rechazo del imperialismo con la necesidad de consolidar una Patria Grande.

Sofía Merchan, responsable de solidaridad internacional y  miembro del consejo central de la Juventud Comunista de Venezuela, caracterizó a las juventudes comunistas “como los que siempre dan un paso al frente en el tema de  la solidaridad cuando los pueblos se encuentran amenazados por fuerzas extranjeras”

“Que la juventudes discutan y se preocupen por el tema de Venezuela no es un hecho aislado. Eso sucede porque se tiene la conciencia de que para América Latina, Venezuela representa una luz en la construcción y en la perspectiva de la organización popular, del respeto de la autodeterminación, la soberanía, pero sobre todo del respeto de la voluntad de pueblo”

En este sentido, describió la situación social que atraviesa el país y fue contundente cuando dijo que “le decimos a Donald Trump que saque sus manos de  Venezuela”.

“El ciudadano común venezolano está llevando a cabo su vida cotidiana. Han querido demostrar que hay niveles de ingobernabilidad internos.  A pesar de una problema económico que sufre el pueblo trabajador, sumado a la asfixia económica internacional, nos hemos mantenido firmes en defensa de la soberanía y la autodeterminación”, aseguró Merchan.

Otro de los países que en este conflicto juega un rol central en función de los intereses de Trump, es Colombia, quien se ha asentado como el centro de la estrategia militar y política de los Estados Unidos en Latinoamérica.

En ese sentido, Sebastián Acevedo, miembro de Marcha Patriótica Capítulo Argentina, aseguró que el presidente colombiano Iván Duque es un “servil de la oligarquía mafiosa de Colombia”. Por eso, fue duro con el estado colombiano cuando dijo que “juega un papel nefasto para la paz de la región, con el apoyo a Guaidó y siendo servil al imperialismo”.

Por otro lado, fue claro cuando expresó que “creemos necesario que las juventudes de nuestra América asuman la conducción de  una segunda y definitiva independencia”.

“Estamos ante una situación de patria o colonia, por eso la integración latinoamericana hoy no es añoranza sino que es una urgencia y eso se ve claramente en los planes intervencionistas en la hermana Venezuela”, sostuvo el miembro de Marcha Patriótica.