Cónclave de partidos comunistas en Uruguay

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A 47 años del fusilamiento de los ocho obreros comunistas del seccional 20 del Partido Comunista del Uruguay (PCU), el acto homenaje. “Honor y gloria a los mártires de la 20 del PCU”. El viejo lema volverá a sonar el sábado 27, cuando el Partido Comunista conmemore el 47 aniversario de los asesinatos de los ocho militantes que, en abril de 1972, murieron a manos de las fuerzas represivas en la sede de Agraciada y Valentín Gómez.

Este año, la conmemoración tiene características especiales. Por un lado, cuenta con la presencia de los cuatro precandidatos presidenciales del Frente Amplio, que volvieron a comparecer de manera conjunta. 

Asimismo, el acto sirve para ambientar un cónclave de los partidos comunistas de la región, destinado a fortalecer vínculos en medio de varios desafíos planteados a nivel continental. 

Principalmente debido a la situación de Venezuela y a la voluntad de varios gobiernos derechistas de la región de promover el Prosur en sustitución de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur). 

El objetivo primario es, justamente, buscar la articulación de las fuerzas de izquierda y así generar un contrapeso a las alianzas que, de la mano de presidentes como Jair Bolsonaro, Mauricio Macri o Sebastián Piñera, viene pautando la “derecha” en la región.

El cónclave confirmado por el secretario general del PCU, Juan Castillo sirve para debatir la situación del hemisferio y el rol que pueden tener los respectivos partidos frente a ese desafío. En ese sentido la convocatoria habla de generar un “contrapeso” en medio de la crisis venezolana.

El encuentro tiene como propulsor al Partido Comunista de Chile (PCCh), en respuesta al “Foro por la democracia” que tuvo lugar en ese país como ámbito de coordinación del neoliberalismo regional. 

“Así como la derecha se reúne en Chile, nosotros también vamos a empezar a reunirnos y coordinar nuestros esfuerzos con otras fuerzas de izquierda democráticas y progresistas del continente”, dijo a la prensa trasandina el secretario general del PCCh, Guillermo Teillier. 

Ese foro, realizado en Santiago, contó con la presencia de Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente brasileño. También de Fabiana Rosales, la esposa del “presidente encargado” de Venezuela, Juan Guaidó.

En los partidos comunistas de la región se ve con preocupación la creación de Prosur, propulsada por presidentes como el chileno Piñera y el colombiano Iván Duque, con la intención de desmontar la estructura de integración regional propulsada en su momento desde Venezuela por Hugo Chávez.

En ese marco, lo que se busca es retomar un diálogo que hace tiempo no se tenía entre estos partidos afines ideológicamente.

Presentes

El acto en homenaje a los ocho mártires del Partido Comunista al cumplirse 47 años de su fusilamientocontará con la presencia de los pre candidatos presidenciales del Frente Amplio: Óscar Andrade, Mario Bergara, Carolina Cosse y Daniel Martínez.

Tambiénel acto homenaje tendrá la presencia del presidente del Frente Amplio, Javier Miranda; y la representante de la Unión de Juventudes Comunistas (UJC), Joselín Cantero.

La oratoria central estará a cargo del senador del PCU, Juan Castillo.Y el espectáculo artístico será con la participación de La Consecuente y Sociedad Anónima.

El 17 de abril, se cumplieron 47 años del asesinato de los ocho obreros comunistas en el Seccional 20 del Partido Comunista de Uruguay, a manos de 500 efectivos militares, policiales y paramilitares.

Nueve obreros comunistas fueron baleados cuando salieron con las manos en alto y desarmados del local, siete de ellos murieron en el instante o fueron dejados morir sin atención médica en la calle, ellos eran: Luis Alberto Mendiola, Raúl Gancio, Elman Fernández, Justo Sena, Ricardo González, José Abreu y Ruben López.Por su parte, Héctor José Cervelli, falleció 11 días después y fue sepultado el 29 de abril, sin que se extendiera certificado de defunción.

Según recuerda el PCU, “Cervelli y luego José Antonio Machado, fueron quienes salieron primero del local y quizás por eso, los únicos que alcanzaron a ser recogidos heridos para conducirlos al hospital Militar”.

Machado salvó su vida, pero quedó con un proyectil alojado en la base del cerebro.

En 2018, la Comisión Especial de la Ley 18.596 colocó una placa en memoria de los ocho mártires víctimas del terrorismo de Estado en el local del PCU, de Agraciada y Valentín Gómez.