89 aniversario del Partido Comunista Colombiano

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El secretario general de esta fuerza, Jaime Caycedo, analizó la situación de su país y el Partido.

“La historia reafirma la necesidad de un Partido Comunista”, dijo el secretario general del PC Colombiano, Jaime Caycedo, al celebrarse el 89 aniversario de la fundación de esta organización que, recordó, “se forjó en la matriz del movimiento comunista internacional”.

Caycedo hizo hincapié también en que la contrarrevolución mundial que siguió a la disolución de la Unión Soviética “no logró consolidar un ‘fin de la historia’, pero cambió los referentes ascendentes del período inicial. El capitalismo se mundializó, pero sus contradicciones se han ahondado, la desigualdad social ha retomado ritmos preocupantes, sus contradicciones alcanzan dimensiones que ponen en crisis a toda la civilización”.

Por otro lado, al referirse a la situación que atraviesa su país tras la firma del Acuerdo de Paz, con la prosecución de la violencia estatal y para-estatal contra militantes políticos de izquierda y sociales, recordó que la idea de una solución política, fue formulada por primera vez durante el 13 Congreso del PCC, en noviembre de 1980.

Y añadió que la transición que propuso el Acuerdo Final suscrito por las Farc-EP y el gobierno que presidía Juan Manuel Santos, “contiene el componente de la cesación de la guerra más el componente de la ampliación de garantías y reformas que corrijan las causas sociales y políticas que subyacen en el fondo del conflicto armado”.

Pero “una fracción de las clases dominantes quiere ahora remozar la contrainsurgencia como línea de Estado, continuar el exterminio de las y los activistas de la oposición social y política”, esto es “reactivar una guerra con un bando armado y otro desarmado”.

De ahí que “la vía de la solución política es un proceso de lucha de masas, prolongada y creciente, que requiere acumular fuerzas para consolidarse, obligando al establecimiento a cumplir plenamente el Acuerdo que, por cierto, hoy hace parte de la institucionalidad de la transición”.

 

Unidad

 

En este contexto, el PCC es protagonista de la Unión Patriótica (UP) y sostiene una línea consecuente basada en la unidad en la acción.

“La estrategia ha sido y es la de un Frente Amplio por la paz democrática”, señala Caycedo y puntualiza que “para ello se ha dado curso a una táctica exitosa de convergencias en diferentes campos: el de la paz, la acción parlamentaria, las movilizaciones de base, que se conjuga con la flexibilidad en la búsqueda de acuerdos electorales”.

Al respecto, citó el ejemplo del acuerdo Colombia Humana-UP, “cuyo propósito es facilitar nuevas convergencias, compromisos y alianzas. Nuestra propuesta es alcanzar la mayor amplitud compatible con el acuerdo sobre programa común, cero vínculos con la corrupción y cero vínculos con el paramilitarismo”.

Tras lo que fue claro al resaltar que “nos oponemos a toda forma de exclusión hacia la izquierda y todo veto hacia los comunistas y hacia Farc”, ya que “la unidad tiene que ser incluyente y guardar coherencia cuando proclama defender la paz”.

Y después de remarcar que “no perdemos de vista la necesidad de la unidad estratégica de los comunistas y de las fuerzas que militan en la izquierda avanzada”, recordó que el 22 Congreso del PCC “subrayó su importancia, sin acelerarnos pero sin subestimar los pasos, los compromisos y la construcción de elementos comunes en la unidad de acción política y programática”.

Ya que “la tarea de construir un bloque popular revolucionario es un objetivo que no se contrapone a la convergencia más amplia, su propósito es fortalecerla”.