Internacionales

El PCV de cara a la Constituyente 22.05.2017

Profundizar la revolución

“Vivimos momentos de definiciones y la salida es por izquierda”, sentenció Wimmer Carolus, dirigente del PCV en diálogo con Nuestra Propuesta y explicó que “hay que defender la constitución del pueblo construida junto a Hugo Chávez en 1999”.

El Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Venezuela, Wimmer Carolus analizó la actualidad de la Revolución Bolivariana, la cual, se dirime entre la convocatoria a la asamblea nacional constituyente convocada por el Presidente Nicolás Maduro y la violencia callejera impulsada por la derecha fascista que integra la Mesa de Unidad Democrática (MUD).

El dirigente bolivariano fue tajante al sostener que la importancia de la convocatoria reside en que “es un momento propicio para profundizar el proceso revolucionario”. Las afirmaciones de Carolus coinciden con la agudización del conflicto callejero en Venezuela.

Una clara muestra de ello fue uno de los hechos más violentos desde que se aceleró la violencia fascista en las calles de Caracas: un militante chavista fue prendido fuego vivo por manifestantes que tributan a la MUD. “No hay posibilidad de diálogo con aquellos incendian, torturan y asesinan al pueblo venezolano”, exclamó.

Este hecho se produjo días después de que fuera fusilado el dirigente estudiantil de la Federación de Centros de Estudiantes de la Universidad Politécnica Territorial José Antonio Anzoátegui, Juan Bautista López Manjarrez, quien fuera ultimado por una banda de mercenarios a plena luz del día en la universidad. Horas antes López había expresado su firme apoyo a la convocatoria de la Asamblea Constituyente.

Ante este escenario de violencia y terrorismo sembrado por la oposición, el referente del PCV enfatizó que el pleno del Comité Central discutió los pasos a seguir y fue claro: apoyamos la convocatoria y afirmamos que la misma tiene que servir para iniciar un proceso de profundización de la revolución”.

Para ello, “nuestro aporte lo hacemos desde el Gran Polo Patriótico”. Desde allí “trabajamos en la elaboración de objetivos claros de cara a la constituyente”. Los aportes de los comunistas venezolanos aspiran a “construir una contundente correlación de fuerzas a favor del pueblo”.

Por su parte, aclaró que “la posible Asamblea Constituyente en si no otorgará una solución al conflicto político y económico en el que estamos inmersos” y agregó que “conseguir la paz en el marco de las tensiones que se desarrollan en la actualidad venezolana, dependerá del curso y la dinámica de la lucha de clases y la construcción de fuerza política para volcar la balanza a favor del pueblo”.

 

Hablar claro

¿Qué quiere decir esto? “Que no creemos que el sector más radicalizado de la oposición, ese sector de derecha y fascista vaya a declinar en sus pretensiones por una asamblea constituyente” analizó y no dudo en afirmar que “al contrario, trabajaran para boicotearla, para profundizar la guerra económica y expandir la violencia en las calles, como sucedió con el caso del militante revolucionario prendido fuego, una imagen que recorrió el mundo y que da cuenta de hasta donde están dispuestos a llegar”.

Pese a ello, “pensamos que la Asamblea Constituyente debe incluir a la oposición, no vemos ningún sentido en realizar una convocatoria de este tipo si el que va a participar es un solo sector”. Ahora bien, “una vez conformada la misma, el principal objetivo –para avanzar- debe ser defender la constitución vigente”. Para ello, “necesitamos que la oposición participe y revalidar cada una de las conquistas de cara al pueblo para quitar legitimidad a los reclamos e inconformidades que existen por varios motivos, entre ellos y el principal, la guerra económica”. Esta estrategia, “es clave para quitar peso y relevancia al sector fascista que se encarga de sembrar el terror y expandir la violencia en las calles, manifestaciones, etc.”.

Por último, Carolus analizó el rol desempeñado por los grandes medios de comunicación de Venezuela y la región: “se acusa a Venezuela de esta sometida a una férrea dictadura, cuando en realidad en el país se gozan de todas las libertades”. Estas difamaciones persiguen un objetivo: “implementar el plan del Pentágono en la región, incentivar un enfrentamiento cívico-militar interno que termine de una vez por todas con la Revolución Bolivariana”.

 

 

Temer en su hora final

La Red le pinchó o globo

Las corporaciones lo utilizaron y le soltaron la mano ¿Qué salida pretenden para esta crisis? El pueblo en la calle y una alternativa desde la izquierda.

El primero te lo regalan, pero después te lo empiezan a cobrar. Este es un principio central para cualquier práctica mafiosa que, al parecer, Michel Temer, no conocía. Y así las cosas, aquel a quien hace poco más de un año el poder corporativo de Brasil le regaló la presidencia, se quedó sin capital político para pagar el favor y, entonces, cuando llegó la cuenta, el resultado está a la vista.

Por su pecado de origen la Presidencia Temer estaba condenada al fracaso. Pero además, rápidamente quedaron expuestas las limitaciones de este oscuro politiquero que sólo pudo acceder a la vicepresidencia como consecuencia de un diseño político-institucional pensado para que las corporaciones nunca pierdan poder dentro del Gobierno.

Aunque también lo hizo cabalgando sobre debilidades y limitaciones de la entonces coalición gobernante hegemonizada por el PT, que nunca pudo –o quiso- desprenderse de acuerdos que constantemente obstruyeron la posibilidad de que profundizara, por izquierda, su programa.

Mucho de lo que pasó durante lo poco que duró el último paso de Dilmma Rousseff por el Palácio do Planalto, hablan con elocuencia a la hora de describir esta situación.

Pero sólo un desatento puede creer, a esta altura, que hubo algo de casual o institucionalista en la trama que desembocó el golpe blando que se cargó la Presidencia Rousseff. Y, habría que ser muy ingenuo para suponer que Eduardo Cunha, Aécio Neves, José Serra, Henrique Cardoso o el propio Temer fueron -y son- algo más que actores de reparto en un guión que otros escriben.

¿Pero entonces porque este pustch contra Temer? El todavía presidente de Brasil entró a Planalto por la ventana y como peón de una trama mafiosa, que no vino a corregir las pronunciadas desviaciones neoliberales que Dilma Rousseff concedió desde el mismo momento en que asumió su segundo mandato.

Lejos de eso, lo pusieron como presidente porque, con Rousseff acorralada en su propio laberinto, creyeron que era el momento propicio para borrar de un zarpazo todo aquello que el pueblo había acumulado para llevar a la Presidencia, primero a Lula Da Silva y después a la propia Rousseff.

Pero también para evitar que la salida de ese laberinto viniera por izquierda, más aún, en un momento en que la región comenzaba a caminar en otra dirección. Nada hubo de casual en eso. El poder corporativo de Brasil como parte de un sistema transnacional, no podía permitir la posibilidad de ese viraje.

Para eso pagó y mucho. Pero poco después de un año, queda claro que lo que, entre otras cosas, el golpe vino a imponer un alarmante proceso de transferencia regresiva de la riqueza que ya se siente en vastos sectores de la sociedad.

Por eso, cuando llega el momento de pagar –los platos rotos- las cabezas que ruedan son las de aquellos actores de reparto que después de recibir formidables coimas y gozar de su touch de gloria, son expuestos y entregados al escarnio público como chivos emisarios.

Después hacer el trabajo sucio y con poco más de un dos por ciento de imagen positiva, Temer sólo sirve como catalizador para la bronca pública. Y esto es extensivo a Cunha Neves o cualquiera de esa runfla.

 

Final abierto

Lo de O Globo es tan siniestro como impecable. Desde hace algunos meses viene despegándose de Temer y, desde hace algunas semanas comenzó el operativo destrucción ¿No suena raro que divulgue, ahora, un material de varios días atrás, producto de una investigación –aparentemente- policial que pone en evidencia algo que cualquiera podía saber y que sólo la protección de la propia Red O Globo logró disimular durante años?

El tiro de gracia a Temer, fue disparado con la pulcra estética televisiva, con un guión tan eficiente como el de las telenovelas que la propia Red utiliza para mantener en vilo –y crear sentido común reaccionario- a gran parte de los brasileros.

Se metió en la dinámica de la maratón mediática, fue presentada a cuentagotas y, así, los patrones-verdugos de Temer, se permitieron jugar con el presidente: le mostraron un poco y esperaron a que intente deslindar responsabilidades en un discurso al país, para divulgar el resto del video que, además, pone en ridículo al mandatario.

La suerte de Temer está echada. Lo que queda por definirse es cuál será el capítulo que viene.

La salida que anticipa O Globo es el paso siguiente y necesario en la trama que tejió el poder corporativo que necesita de un gobierno amigo y confiable, pero que también sea digerible para –por lo menos- una parte de la sociedad.

Es que el poder corporativo necesita que el Estado Liberal Burgués cumpla con el rol que se le tiene asignado en la dinámica simbiótica que ambos protagonizan.

Por eso, dos claves interesantes la dio ayer el secretario de Relaciones Internacionales del PCdoB, José Reinaldo Carvalho, cuando conversó con Nuestra Propuesta Diario de Noticias.

Este dirigente advirtió que desde el poder corporativo se está trabajando para que el Congreso decida quién sucederá a Temer. Carvalho fue claro cuando recalcó que ese órgano de poder del Estado carece de “autoridad política y moral” para esta tarea, pero además alertó que también están intentando construir a algún candidato proveniente de afuera del sistema político.

Si esto prospera, el nuevo capítulo de la novela de O Globo incluiría a una especie de diáfano personaje que aceptara descender al fango político. Épico como relato, pero peligroso para los que habitan el mundo real.

De ahí que, advertido sobre esta maniobra y tras reconocer que la correlación de fuerzas es desfavorable, Carvalho insistiera en que es preciso luchar para que la salida a esta crisis esté en el voto popular. “Direita já!”, recalcan muchas de las pancartas que se multiplican, ahora mismo, en casi todas las ciudades de Brasil. Un clamor que, tal como lo resalta el dirigente del PCdoB, debe servir para “aportar a la construcción de una nueva dinámica política en el país”.

En las antípodas de esta línea de pensamiento, desde el poder corporativo se anticipó el proceso de destrucción de la Presidencia Temer, con la ilusión de que esto catalice todo lo negativo que salió de las pústulas del propio sistema que vienen explotando desde hace varios meses.

Entonces, la caída de Temer podrá ser un dato para la catarsis, un paréntesis que permita emparchar una crisis que tiene mucho de local, pero también es la cuota-parte brasilera del momento que atraviesa la segunda crisis capitalista de larga duración. Por ahora, el final sigue abierto.

Carnaval carioca

¿Temer fora?

La voz del presidente aparece autorizando el pago de una coima para que Cunha, quien está preso condenado en un caso de corrupción, cierre de la boca. “Debe irse y hay que llamar a elecciones”, reclamó José Carvalho, del PCdoB.

“Esta es una verdadera crisis política de las más profundas de la historia de Brasil”, recalcó el secretario de Relaciones Internacionales del PCdoB, José Reinaldo Carvalho, al referirse a la situación provocada por la divulgación de una grabación en la que, Michel Temer, se escucha avalando el pago de dinero al diputado Eduardo Cunha –quien está preso y condenado en la causa Lava Jato- para que mantenga su silencio.

Al conversar con Nuestra Propuesta Diario de Noticias, Carvalho comparó el efecto que tiene la divulgación de esta grabación con las crisis que provocó el suicidio de Getúlio Vargas, en 1954; la que devino de la renuncia del presidente Jânio Quadros, en 1971, o la del golpe de Estado de 1964.

Y fue contundente cuando hizo hincapié en que “nunca las instituciones brasileras estuvieron tan golpeadas por la corrupción, por culpa de un gobierno que, además de ser corrupto, es incapaz de enfrentar los problemas nacionales”.

Es que desde anoche cuando la grabación tomó estado público, los hechos fueron precipitándose vertiginosamente y, aún al cierre de esta edición, están desarrollándose.

“No renunciaré, mi compromiso es con Brasil”, dijo Temer en un breve mensaje que fue televisado, en el que apareció visiblemente preocupado. Pese a esto, en algunas ciudades de Brasil había movilizaciones de protesta que exigían la renuncia del mandatario que asumió tras participar en el golpe blando que derrocó a Dilma Rousseff.

Por su parte, el Supremo Tribunal Federal (STF) autorizó que se inicie una investigación para determinar si Temer pactó el pago de sobornos para comprar el silencio de su aliado Cunha quien, como se recordará, fue la punta de lanza parlamentaria del impeachment que terminó con la Presidencia Rousseff.

Con esta medida, el STF está diciendo que considera que hay indicios o pruebas capaces de confirmar que existió la reunión entre Temer y uno de los dueños del frigorífico JBS, donde se acordó el soborno para Cunha que, ayer por la noche, se hizo pública.

 

Correlación

“Michel Temer, el presidente conservador y golpista que asumió después del golpe de Estado parlamentario, aparece en la grabación autorizando a continuar haciéndolo, es decir, sobornando” recalcó Carvalho y evaluó que, pese a que asevera que va proseguir en el Palácio do Planalto, la posición de Temer es sumamente difícil.

¿Pero puede caer el gobierno y se cae qué pasa? “Es muy probable que termine cayendo porque los poderes fácticos ya están operando para que caiga, ya sea por renuncia o por medio del procedimiento previsto por la Constitución”, señaló el dirigente del PCdoB.

Y, en esta dirección, hizo hincapié en que, en cualquiera de estos escenarios, la elección del sucesor de Temer quedaría en manos de un Congreso, cuya composición mayoritaria “carece de autoridad política y moral para dirigir a nadie y, menos aún, para hacerse cargo de la Presidencia de la República”.

Por eso advirtió que “esta es la alternativa que están buscando imponer los sectores fácticos para garantizar que todo siga igual, aunque sin Temer”.

Pero hay otra opción. “Desde la izquierda decimos que hay que hacer una especie de medida constitucional extraordinaria para que se convoque una nueva elección presidencial directa”, puntualizó Carvalho y aclaró que, “en este caso, el presidente que surja de esa elección, gobernaría hasta la fecha de finalización del mandato que debió completar Dilma Rousseff”.

Pero, más allá de esto, al parecer, una buena parte de lo que vaya a pasar se definirá en función de la correlación de fuerzas que se pueda establecer entre el bloque popular y los sectores de poder que llevaron a Temer al Gobierno.

¿Pero hasta dónde puede incidir el movimiento popular para que la salida de esta crisis no sea la determinada por el establishment, sino que surja desde y en favor de los intereses populares?

“Esta pregunta remite a la correlación de fuerzas que hoy es muy desfavorable para el movimiento popular”, lamentó Carvalho y añadió que, “de todos modos, debemos luchar por esto porque, incluso ya hay voces que se alzan señalando que debería hacerse una componenda para que el próximo presidente no surgiera del sistema político partidario, dejando la puerta abierta a algún aventurero”.

De ahí que, “aunque lo que queremos nosotros sea más difícil, porque la correlación de fuerzas no es buena, es importante que el sucesor -en tal caso- surgiera del voto y la participación popular que pudiera aportar a la construcción de una nueva dinámica política en el país, a esto estamos apostando”.

 

 

¿Qué es esto de la República Popular?17.05.2017

Descifrando a China

Socialismo de Mercado, una fórmula eficaz para surfear sobre el capitalismo y su crisis. Control estatal, planificación y una fuerte presencia del Partido Comunista.

Con más de dos milenios de historia, China es en sí misma el sistema civilizatorio más antiguo, pero también es el Estado más poblado y posee una población que extiende la idiosincrasia y cultura china por medio de una diáspora que –desde hace varios siglos- ejerce influencia en varias zonas de Asia.

Esta diáspora, durante el siglo 19 comenzó a extenderse a diferentes puntos de América y, ya sobre finales del siglo 20, fue sumado posiciones estratégicas en África y Europa.

Asimismo, la República Popular China (RPCh) es el tercer Estado más extenso del planeta y una de las dos principales potencias económicas, al tiempo que avanza a pasos agigantados en los terrenos militar, espacial, tecnológico de punta, corporativo y comienza a hacerlo en la industria cultural.

Además, en el acumulado de esta civilización milenaria está el aporte determinante del proceso revolucionario que convirtió a China en la República Popular. Desde esta base y con las transformaciones operadas durante las últimas décadas por el impulso del Partido Comunista, la RPCh adquirió un dinamismo económico acelerado y crecientemente expansivo que la lleva a ser una de las principales potencias económicas industriales y financieras.

El Socialismo de Mercado resulta ser una herramienta eficaz para regir este proceso en el coexiste la economía planificada con una de mercado, pero con una determinante influencia de la inversión y presencia del Estado y el Partido Comunista.

En la fachada de la Puerta de la Paz Celestial o Tiannmén, en el mismo sitio en el que Mao Zedong proclamó la República Popular, está la imagen del líder de la Revolución China. Y, que quede claro, esto no es sólo un símbolo.

 

Economía mixta

Así las cosas, bajo esta fórmula de Socialismo de Mercado, el Estado tiene el control sobre monopolios en áreas sensibles de la innovación tecnológica, la industria, el comercio y el universo financiero.

Aunque existen segmentos de economía mixta en los que participa el capital privado corporativo, asociado al Estado nacional y de las regiones, la planificación de la economía es centralizada por medio de planes quinquenales.

Con este diseño, la RPCh pasó a integrar la Organización Mundial de Comercio, atrajo inversión extranjera y se expande hacia afuera de sus fronteras. En este camino, avanza en la toma de posiciones en zonas donde tradicionalmente no tenía influencia, básicamente a partir de inversión en construcción de infraestructura –con acento marcado en los puertos-, así como en los sectores minero, hidrocarburífero y financiero donde sus bancos de inversión extranjera operan como un peldaño en la compleja estructura de la diplomacia estatal.

Esta irrupción hacia el mundo, tiende a asegurar la provisión de recursos energéticos y minerales, segmento en el que la RPCh es deficitaria, al tiempo que la expansión de su propia cartera de negocios corporativos, le impone la necesidad de avanzar también en una suerte de deslocalización de segunda generación.

África y América Latina son dos zonas en las que salió con agresividad a disputar plazas y, ahora, está consolidando el espacio euroasiático con la Nueva Ruta de la Seda, iniciativa en la que suma a Rusia como aliado táctico, para crear una ambiciosa red de infraestructura entre Asia Central y Europa, que espera articular el Mar de China con Hungría mediante rutas, vías férreas, estructuras de comunicaciones y red de fibra óptica.

Y si alguien tiene alguna duda sobre la toma de posiciones globales de la RPCh, las petroleras Sinopec y Cnooc, el banco ICBC, Nidera, Noble (ahora de Cofco), las mineras MCC y Shandong Gold, la energética Gezhouba son sólo una muestra de algunas de las firmas de capital estatal chino que operan en Argentina.

Un antecedente histórico 12.05.2017

En Bolivia saben de qué se trata

El Banco Mundial impulsó la privatización del agua boliviana que desató la llamada “guerra del agua”.

El fallo del Ciadi sobre la estatización de Aysa vuelve a poner sobre la mesa la problemática del agua como derecho humano y bien social, algo consagrado por la ONU y que en pocos lugares del mundo se cumple, porque el agua es sometida a la lógica del mercado y como insumo para solventar modelos de minería, agricultura y ganadería fuertemente extractivista y dañinos para el medio ambiente.

El antecedente reciente de la lucha del pueblo boliviano contra de la privatización del agua que en 2000 impulsó el gobierno de Hugo Banzer, es una clara muestra de la voracidad del capitalismo por transformar todo en un negocio, inclusive, un bien fundamental para la vida como el agua.

Realizando un repaso histórico, no deja de sorprender que uno de los impulsores de esta privatización que motivó el levantamiento del pueblo de Cochabamba, entre noviembre de 2000 y abril de 2001, fuera el Banco Mundial que recomendó a Banzer -presidente de facto de 1971 a 1978- que entregase la concesión del servicio de distribución de agua a la francesa Bechtel.

La primera medida del consorcio Agua del Tunari, conformado por Bechtel y la estadounidense Edison entre otras, fue efectuar un fuerte tarifazo de hasta un tresceientos por ciento, que terminó encendiendo la mecha de un conflicto en el que el pueblo de Cochabamba que salió a las calles para defender los recursos hídricos de la región, con Evo Morales a la cabeza del movimiento. Finalmente, el gobierno rescindió el contrato con el consorcio.

No es casualidad que los protagonistas se repitan en uno y otro caso: así como en la Bolivia de Banzer el Banco Mundial y el Fondo Monetario estuvieron detrás de la privatización de los recursos hídricos, en nuestro país es el Ciadi el que sanciona a la Argentina por quitar la concesión del servicio de agua a una de las grandes empresas europeas que formaron parte de la avanzada neoliberal sobre el país.

 

 

República de Corea 11.05.2017

Un voto antibelicista

Ganó Moon y ahora hay que ver si sus promesas de campaña iban en serio y hasta dónde va a poder eludir la tutela estadounidense.

Las presidenciales anticipadas celebradas en la República de Corea (RC), consagraron a Moon Jae-in como nuevo mandatario para suceder a la destituida Park Geun-hye.

El triunfo de Moon despierta expectativas, ya que durante la campaña electoral, anticipó que si se imponía iba a buscar la apertura de canales de diálogo con la República Popular Democrática de Corea (RPDdeC).

Por eso, su victoria puede plantear un punto de inflexión en la alianza entre Seúl y Washington que, desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, tensó la relación entre las dos coreas.

Vale recordar que Trump dejó en claro que está dispuesto a emplear el escudo misilístico Terminal High Altitude Area Defense (Thaad), que recientemente emplazado en la frontera de separa a ambas coreas, lo que provocó fuerte rechazo que se vio plasmado en numerosas movilizaciones en Seúl y las principales ciudades surcoreanas.

Al despliegue del Thaad se le sumaron maniobras navales y de tropas de desembarco ligero que EE.UU., Japón y la RC realizan en el Mar de Japón ¿Pero a quién le apunta el Thaad? Una pista la dan algunas señales de preocupación que vienen desde Rusia, cuya frontera occidental es hostigada por la Otan y de la República Popular China (RPCh). La presencia de EE.UU. y la escalada armamentista que impone Washington a la región, afecta una forma drástica zonas de influencia sumamente sencibles para la RPCh y Rusia.

 

Presencia inquietante

Pero además, EE.UU. molesta a la RPDdeC desde lo discursivo y con movimientos militares tácticos, mientras que presiona a otros países para que eviten que los norcoreanos que trabajan ahí, envíen remesas de dólares a la Península. Pero asimismo,. Le apunta a Beijín cuando argumenta que la RPCh tiene una frontera muy porosa con la RPDdeC.

Así las cosas, el Pentágono amenaza con utilizar el Thaad si la RPDdeC insiste con sus pruebas misilísticas, lo que podría detonar un enfrentamiento nuclear.

Este es el escenario complicado en el que Moon deberá asumir como presidente. Hace poco deslizó la posibilidad de volver al esquema de negociación a seis bandas con la participación de Seúl, Pyongyang, EE.UU. la RPCh, Rusia y Japón. Ahora, habrá que ver si consigue generar condiciones propicias para esa iniciativa.

Para ello cuenta con que gran parte de la sociedad surcoreana exhibe un fuerte rechazo a la opción belicista. Pero también con que durante los últimos años, cada vez que los coreanos lograron correr del escenario a EE.UU., pudieron llegar a niveles de entendimiento que, entre otras cosas, lograron la apertura de una zona industrial común y el reencuentro planificado de familias separadas por décadas de guerra civil.

El conflicto entre las coreas es serio y duradero, pero Moon quizás tenga la llave para abrir un camino diferente al de la intromisión de la Doctrina de la Libre Defensa Anticipatoria en la pugna existente en la Península, desde donde le apunta a Pyongyang, pero tiene su objetivo puesto en la RPCh y la Cuenca Asia Pacífico como principal hipótesis de conflicto establecida por Washington en los albores del siglo 21.

Un fallo de adentro 10.05.2017

Para complacer a los de afuera

La periodista y escritora advierte que hubo señales claras de que se venía algo como este fallo que es parte de una estrategia funcional a los intereses de EE.UU.

Para la periodista Stela Calloni no hay dudas: “esto es parte de todo el guión preparado para el ingreso de EE.UU. al país por medio de bases militares”, lo que llevaría “a convertir a Argentina y la región en una zona sin soberanía ni identidad propia”.

Ante este “escenario letal”, como lo describió la autora de “Los años del Cóndor”, entre otras obras, es imprescindible dar respuestas en la calle. “Esta movilización es muy importante”, puntualizó y recordó que el Gobierno Nacional “ya destruyó una gran cantidad de programas de Derechos Humanos, designó a Avruj a cargo de la Secretaría del área”, lo que entre otras cosas, “anunciaban esta posibilidad de que se llegara a donde se llega ahora, tal como lo hizo el desmembramiento de otras áreas y cuando se ordenó cerrar el juicio por la apropiación ilegal de Papel Prensa”.

Así las cosas, con contundencia no dudó cuando aseveró que “está claro que el gobierno tenía esta decisión tomada desde hace tiempo”, ya que “Macri no podía dejar avanzar un proceso en el que ya se debía juzgar las responsabilidades que tuvieron civiles en el terrorismo de Estado, sencillamente, porque entre ellos está el Grupo Macri”.

Por eso, insistió Stella Calloni con que la movilización llevada a cabo hoy hacia la Plaza de Mayo, “es importantísima” pero, advirtió, “no podemos quedarnos sólo aquí”, ya que “debemos salir al mundo a denunciar lo que está sucediendo, porque ya se han dado pasos tan destructivos contra el país que es lógico que Macri haya tomado estas medidas contra los Derechos Humanos”.

Y denunció que “sabemos que se está armando a las fuerzas policiales para reprimir a la población con las peores armas que se han inventado en los últimos tiempos”, algo que de ninguna manera puede dejar de vincularse a este fallo de la Corte.

 

 

72 años después 09.05.2017

¡Viva la lucha antifascista!

La gran victoria contra la Alemania nazi, fue celebrada en un encuentro que tuvo lugar en Berlín, convocado por Iniciativa Comunista Europea.

La Iniciativa Comunista Europea organizó un encuentro internacionalista para conmemorar la rendición de la Alemania nazi, tras la victoria del Ejército Rojo, el 9 de mayo 1945, organizado en Berlín, el domingo pasado, por el Partido Comunista de Grecia.

Esta conmemoración “nos inspira a continuar la lucha contra la distorsión de la historia que pretende la Unión Europea y el capitalismo”, señaló Iniciativa en alusión al pustch que, desde hace varios años, se viene profundizando en ese continente, tendiente a resematizar la historia para borrar el rol de la Unión Soviética en la derrota del nazi-fascismo.

Asimismo, hubo un fuerte pronunciamiento “por la caída del sistema que crea las crisis, las guerras, el fascismo”.

Entre otras actividades, se rindió homenaje a los soldados soviéticos que dieron sus vidas en la batalla para capturar Berlín, entre abril y mayo de 1945.

En su declaración final, el encuentro recordó que “el 1º de mayo de 1945, la bandera roja con la hoz y el martillo, la bandera de la Unión Soviética, voló sobre el Reichstag”, tras lo que señaló que “la fascista Alemania se rindió incondicionalmente y la victoria fue sellada de esta manera contra el bloque imperialista fascista”. Y recordó que, en ese triunfo de los pueblos, “el Ejército Rojo, la Unión Soviética, jugaron un papel decisivo con enormes pérdidas y sacrificios por la liberación de los pueblos”.

Tras lo que lamentó que, ahora, “la UE, las clases burguesas en todos los países, están tratando de eliminar esta verdad histórica”, intentan “reescribir la historia para borrar las lecciones que dejé esta victoria”, ya que “hoy pueden fortalecer la lucha de los pueblos”.

Por lo que denunció que “falsifican la historia de los acontecimientos de este período y continúan los esfuerzos para nombrar el 9 de mayo como el ‘Día de Europa’” lo que, “provocativamente, pretende equiparar al comunismo con el monstruo fascista”.

Y advirtió que el 6 de mayo se va a abrir la denominada Casa Europea de la Historia, en Bruselas, un espacio desde el que se pretende profundizar, aún más, “la falsificación histórica sistemática que ha estado envenenando la clase trabajadora y la conciencia popular durante mucho tiempo” y que, en particular, “se dirige a la juventud”.

Entre otras fuerzas, participaron representantes de los partidos Comunista de Grecia, Italia, Noruega, Turquía, Polonia y Suecia, así como del Partido de los Trabajadores de Irlanda, del Partido de los Trabajadores Socialista de Croacia y de los Trabajadores Húngaros.

Ganó Macrón 08.05.2017

Neoliberalite, deligualite ¿fraterniqué?

El candidato de En Marcha fue elegido presidente de Francia. En el camino quedó Marine Le Pen ¿Qué panorama se abre ahora?

El resultado fue previsible y el establishment respira porque en la primera vuelta electoral se sacó de encima a un enemigo peligro y real encarnado en la candidatura de Jean-Luc Mélenchon y, dos semanas más tarde, vio como quedaba relegado un contrincante molesto, representado en Marine Le Pen y el Frente Nacional (FN).

La segunda vuelta consagró al candidato que representó en el ideario y explícitamente, la profundización de la vía de la Francia europea, a partir de la adscripción a un modelo de globalización que impone delegación de soberanía política y económica hacia una instancia supranacional como la UE.

Esta perspectiva, ya dejó varios sectores heridos en Francia como en el resto de Europa. Y la novedad de este capítulo electoral, es que la izquierda volvió a interpelar –al menos electoralmente- a una buena parte de la sociedad, lo que la posiciona en un sitio interesante si se tiene en cuenta que hay un sujeto social complejo y vacante de representación política.

La izquierda tiene por delante la tarea de reconstruir identidad desde un proyecto alternativo que dispute banderas que se apoderó la derecha del FN. De ahí que sea preciso –y en esto se ganó bastante en la campaña electoral- disputar desde la izquierda la batalla de ideas que deje en claro quién puede construir oposición real al establishment, al tiempo que plantee una agenda que vuelva a incluir temas como la soberanía política, económica y popular respecto a Bruselas y Banco Europeo.

Francia Insumisa supo plantear las diferencias entre rechazar a las multinacionales y favorecer a las de cabecera francesa como incluye el programa del FN, pero también volvió a hablar conceptualmente de pueblo, sin el criterio etnicista del FN, además de alejado de aquel acotado a las capas medias de la socialdemocracia.

Y es ahí donde está el sujeto social que reclama representación política, que es mestizo, joven y pobre. Pero también el de sectores medios a quienes el programa de Macron va a seguir recortando derechos.

 

Un personaje singular

Con 39 años, Macron es el ciudadano más joven que llega a la presidencia de Francia. Proviene de una familia “de izquierdas” del norte conservador de su país. Fue educado en un colegio de jesuitas donde, a los quince años, se enamoró de su profesora de literatura 24 años mayor que él. Brigitte, con quien se casó y tuvo tres hijos y algunos nietos, será desde la semana que viene la primera dama francesa.

La presidencia es para Macron el primer cargo para el que es elegido por el voto popular. Antes se destacó en el equipo que Nicolas Sarkozy, cuando participó en la confección de un esquema de cambios regresivos en el cuerpo de leyes laborales, también fue ministro de Hacienda de Françoise Hollande, cartera desde donde diseñó el ajuste que, más tarde, dejaría al propio Hollande afuera de cualquier posibilidad de ir por la reelección.

Es un hombre de la Banca Rothschild que carece de partido político, es decir, la fuerza que lo postuló tiene un año de vida y, por lo menos hasta ahora, es sólo un armado electoral.

Ahora tiene ante sí dos desafíos, el primero elegir a quien será su premier, un cargo que pese a que el sistema francés es presidencialista, posee relevancia en una situación como esta, en que el mandatario carece de fuerza política propia. Aunque es difícil que se puedan esperar sorpresas, esa designación y los acuerdos colaterales, quizás brinden algunas pistas del camino que elegirá recorrer de cara a las legislativas de junio.

Lo que está claro es que vino a reducir la inversión pública –en esto fue muy enfático en la campa electoral- también con una agenda de flexibilización del mercado laboral que en Francia todavía conserva mucho del Estado de Bienestar, respecto a otros países de Europa.

Otros puntos en los que insistió son la rebaja impositiva a empresas y lo que anunció como “eliminación de escollos para contratación de trabajadores”, algo que ya se encargaron de celebrar los operadores de los mercados de renta variable, de renta fija y de divisas.

Macron promete gobernar con Europa –ya sabemos a qué se refiere- pero está claro que va a necesitar de la Asamblea Nacional y, por lo tanto, del establishment político de siempre.

De otro lado, tras un buen momento preelectotal –y esto es bueno repetirlo- la izquierda tiene un escenario abierto en el que podrá reconstruir fuerza política propia, pero también territorial y de oposición, como única alternativa real a ese establishment de los de siempre.

 

 

República de Corea 08.05.2017

Unas elecciones que definen mucho

El candidato, Moon Jae-in, puede convertirse en presidente. En campaña presentó una agenda proclive a un acercamiento con sus vecinos del norte.

Mañana martes se llevarán a cabo en la República de Corea (RC) unas elecciones en las que se juega bastante. Se va a elegir al sucesor de Park Geun-hye, quien fuera destituida de la presidencia, envuelta en un caso de tráfico de favores.

Quien según las encuestas lleva las de ganar, es el candidato demócrata, Moon Jae-in, a quien los sondeos previos lo colocan por arriba del cuarenta por ciento.

Pero lo interesante de Moon es que anticipó que si triunfa va a buscar un acercamiento con la República Popular Democrática de Corea (RPDdeC) ¿Puede plantear esto un punto de inflexión en la alianza que, sobre todo últimamente, se fortaleció entre Seúl y Washington?

Aunque la campaña comenzó con tono enfático sobre temas inherentes a la corrupción, la participación que en casos de este tipo tienen empresas con cabecera en Corea y la relación con el que le costó la presidencia a Park, el foco de atención fue virando rápidamente hacia la relación con los vecinos del otro lado del Paralelo 38.

Es que con la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, en pleno proceso de crisis política en la RC, la zona se recalentó y, como para echarle más leña, el presidente estadounidense dejó en claro que está dispuesto a emplear el escudo misilístico Terminal High Altitude Area Defense (Thaad), recientemente emplazado en la frontera de separa a ambas coreas.

Detrás de Moon, se colocan el postulante del Partido Popular, Ahn Cheol-soo, y su par conservador Hong Yoon-pyo, los dos, más afines a la postura estadounidense.

 

La mira puesta en China

El despliegue del Thaad, así como las maniobras navales y de tropas de desembarco ligero que EE.UU., Japón y la RC vienen realizando en el Mar de Japón, provocó una importante movilización de rechazo en Seúl y otras ciudades surcoreanas.

¿Pero a quién le apunta el Taad? Una pista para responder a esta pregunta, la dan algunas señales que provienen desde Rusia, cuya frontera occidental es hostigada por la Otan desde países que hasta hace poco pertenecían al Pacto de Varsovia, y la República Popular China (RPCh). Ambos ven afectadas de una forma drástica sus zonas de influencia.

EE.UU. dejó en claro su abierta intención de molestar a la RPDdeC, no sólo desde lo discursivo y a partir de los movimientos militares tácticos que profundiza.

Asimismo, presiona otros países –como Emiratos Árabes Unidos y Pakistán, para que arbitren los mecanismos necesarios para evitar que los norcoreanos que trabajan ahí, envíen remesas de dólares a su país de origen.

Pero también lo hace con la RPCh que, argumenta Washington, tiene una frontera muy porosa con la RPDdeC. La clave es intentar ahogar al pueblo norcoreano con este tipo de acciones. Significativamente, también desde Pyongiang, se le reclama a Beijín una toma de posición más activa, tal como lo revela un despacho de la semana pasada de la agencia oficial de noticias, KCNA.

¿Pero hasta dónde llegará este hostigamiento? Desde el pentágono y la Casa Blanca amenazaron con que utilizarán el Thaad si la RPDdeC insiste con sus pruebas misilísticas ¿Activarán el Thaad lo que podría detonar un enfrentamiento nuclear? Quizás una pista se pueda tener en pocas horas cuando se sepa el resultado electoral.

Una posibilidad que deslizó Moon es el retorno al esquema de negociación a seis bandas con la participación de Seúl, Pyongyang, EE.UU. la RPCh, Rusia y Japón.

Para avalar una iniciativa de este tipo, cuenta con que gran parte de la sociedad surcoreana que viene exhibiendo un fuerte rechazo a la opción belicista, pero también con un dato que no es menor: durante los últimos años, cada vez que los coreanos lograron correr del escenario -aunque sea un poco- a EE.UU., pudieron llegar a niveles interesantes de entendimiento que, entre otras cosas, lograron la apertura de una zona industrial común, el reencuentro planificado de familias separadas por décadas de guerra civil y hasta se evaluó la posibilidad de que el mundial de fútbol 2002, tuviera una de sus sedes al norte del Paralelo 38.

Sin pretender negar el conflicto serio y duradero en el que están implicadas las dos coreas, quizás la elección de mañana pueda señalar la apertura de un camino diferente al de la intromisión de la Doctrina de la Libre Defensa Anticipatoria en la pugna existente en la Península. Una doctrina que hoy le apunta a Pyongyang pero que, está claro, tiene su objetivo puesto en la RPCh y la Cuenca Asia Pacífico, como principal hipótesis de conflicto establecida por Washington en los albores del siglo 21.

Frenar a la ultra...| 05.05.2017

Y crecer por izquierda

Desde el Partido Comunista se instó a evitar que Marine Le Pen se convierta en presidenta de Francia. El domingo define el balotage con el ultraliberal, Emmanuel Macron.

El Partido Comunista Francés (PCF) convocó a “bloquear la oferta de Marine Le Pen a la presidencia y frustrar la amenaza que ella y su clan representa para la democracia, la República y la paz”, lo hizo por medio de una declaración de su secretario general, Pierre Laurent, quien lamentó que, para ello, “por desgracia sólo hay una papeleta que se puede utilizar”, en alusión al voto por el candidato de la fuerza neoliberal En Marcha, Emmanuel Macron.

Laurent fue claro cuando dijo que el PCF “es consciente de las enormes batallas por venir y la responsabilidad actual” en una situación “extremadamente grave para nuestro país”, ya que compiten la candidata de la extrema derecha racista y xenófoba y el seleccionado por el mundo financiero para reforzar las políticas liberales”.

Pese a esto no ocultó su entusiasmo por la votación realizada por Francia Insumisa en la primera vuelta. “Por primera vez en décadas, millones de ciudadanos, que luchan por el cambio social, estuvieron a punto de llegar al balotage con su candidato Jean-Luc Mélenchon”.

Y reflexionó que “votantes traicionados por la política de Hollande y Valls, trabajaron duro para llevar a Mélenchon a la segunda ronda” quien logró alrededor del veinte por ciento de los votos, algo que “plantea una nueva esperanza para el futuro, para la reinvención de la nueva izquierda de nuestro país”.

Tras lo que hizo hincapié en que “la lucha continúa para millones de jóvenes, mujeres y hombres que aspiran a una nueva sociedad libre de la tiranía de la banca”, aquellos que “buscan la verdadera izquierda y las políticas de justicia y progreso social que se niegan al ajuste, el desempleo y la inseguridad social”.

 

Nuevo momento

El titular del PCF no dudó cuando aseveró que “estamos entrando en un nuevo y excepcional período en la historia de nuestro país” caracterizado por la relegación de socialdemócratas y republicanos de la segunda vuelta electoral.

Esto, insistió, auspicia que “la aspiración de cambio de la sociedad vaya a continuar creciendo inexorablemente” y en esto, “la movilización de la juventud y la clase trabajadora de los barrios es una promesa para el futuro”.

De ahí que la lección esencial de la campaña, sea según el secretario general del PCF, la demostración de que hay un segmento importante de la sociedad que está “abierto a nuevas aspiraciones de una genuina democracia ciudadana” que permita construir una República solidaria, que respete la diversidad y atienda las expectativas de nuestro pueblo”.

Y recalcó: el resultado de la ronda inicial que ubicó la candidatura de Mèlenchon a muy poco del tercer lugar, “demuestra un profundo deseo de cambio, de mayor honestidad en la política, justicia social, solidaridad, democracia verdadera, paz y respeto por el medio ambiente”.

Por lo que sin dudarlo expresó que la izquierda francesa abrió “una nueva página en la historia y entró en una nueva era”, tras lo que destacó que el PCF “está completamente involucrado en esta revitalización de nuestro proyecto” de cara “a los desafíos del siglo 21”.

 

 

Entrevista a Eduardo Lorier, Secretario del PCU | 04.05.2017

“Un hito en la historia de la humanidad”

El dirigente uruguayo dialogó con Nuestra Propuesta y valoró el quiebre histórico que significó la Revolución Bolchevique. En esa línea, hizo un llamado a “recuperar su valor histórico y político, que es el valor del comunismo como futuro de la humanidad” para que “logremos la victoria final frente al capitalismo”

¿Cuál fue la influencia de la Revolución de Octubre en el pueblo y la historia uruguaya?

Impactó de la misma manera que lo hizo a nivel mundial. Fue la primera revolución que se produce verdaderamente contra el sistema capitalista y su modo de explotación y saqueo. Nunca antes la humanidad había establecido un nuevo régimen económico político y social de la talla del comunismo, con sus objetivos históricos, humanistas y revolucionarios que debe encarnar la clase obrera. En ese sentido, quiero rescatar la lectura que de la misma hizo el camarada Arismendi –primer Secretario General del PCU- que calificó a la experiencia bolchevique como un “escándalo teórico”.

 

¿A qué se refería Arismendi con lo de “escándalo teórico”?

A que cómo lo planteara también Gramsci en aquellos años –aunque su obra llegó mucho después- la revolución rusa desafiaba muchos de los análisis y previsiones de Marx y Engels. Rusia era un país atrasado, sin un desarrollo de un poderoso movimiento obrero porque era un país desindustrializado. Sin embargo allí las masas, conducidas por Lenin, decidieron tomar el toro por las astas, tomar el Palacio de Invierno y empezar un nuevo período histórico para la humanidad. Es decir, la cadena imperialista se rompió en su en su eslabón más débil. Nadie lo esperaba, ni los marxistas ni el imperialismo. Las previsiones anunciaban que serían países como Estados Unidos, Inglaterra o incluso Alemania donde el proletariado llevase a cabo su tarea histórica. Ello no fue así y abrió un abanico de posibilidades históricas que aún está en desarrollo.

 

¿Qué otra particularidad histórica tiene?

Que se trató de la primera vez que un Partido Comunista organizado -con los elementos que conocemos y desarrolló Lenin para conformar el partido Bolchevique- encabeza dirige y hegemoniza una revolución. Insisto con un elemento: Rusia era uno de los países más atrasados, donde la clase obrera era una gota en un océano de campesinos. Por supuesto que fue un proceso donde no se sustituyó a la masa obrera, y se la condujo hacia el periodo en que se derrota al zarismo y se encamina hacia el Socialismo, todo esto acá nos llenó de enormes expectativas en los camaradas de esa época, porque era posible derrotar al capitalismo, era posible que la clase obrera organizada asumiera el poder político de la dirección de un estado. En ese contexto, las masas más atrasadas vencieron muchos prejuicios políticos y teóricos, formando parte de la vanguardia política y militar que llevó a cabo la revolución. Es decir, supieron estar a la altura de los intelectuales o los metalúrgicos para ser parte de la punta de lanza que consolidó el poder soviético.

 

¿Cómo incidió todo esto en el desarrollo de la teoría revolucionaria?

Modificó radicalmente muchas ideas, como por ejemplo de la necesidad de las etapas para llegar al socialismo y luego al comunismo. Durante mucho tiempo se creyó –incluso mucho después del ejemplo ruso- de que era necesario cumplir etapas: del semi-feudalismo al feudalismo, del feudalismo al capitalismo y del capitalismo al socialismo.

El caso de Rusia demostró que la burguesía, como se cansó Lenin de decir, no podía cumplir con las demandas de paz, pan y tierra y que entonces era el proletariado el que tenía que asumir esa tarea. Solo el socialismo podía garantizar ello.

 

Los bolcheviques transformaron esas consignas en consignas revolucionarias…

Aquella revolución fue por la paz, tierra y pan. El asunto era que para que los campesinos tuviesen sus tierras se debía ir contra el derecho de propiedad de los nobles y los terratenientes. Por ello, el poder organizado de los trabajadores ponía en riesgo a la propia burguesía que en ese contexto no iban a poder desarrollar las relaciones de producción capitalistas.

 

¿Cómo impacto la revolución en la subjetividad revolucionario de los trabajadores del mundo?

Vale la pena decir que la diferencia sustancial entre el leninismo y los críticos de la revolución de octubre no está en que estos hacen hincapié en la falta de condiciones objetivos y que Lenin a esa falta de condiciones objetivas le opone las condiciones subjetivas.

Sin embargo no quiero dejar de evaluar que Lenin le dio a la voluntad una enorme importancia: voluntad, energía, iniciativa en la historia. La diferencia sustancial está en que entre el leninismo y los teóricos que miraron con recelo la experiencia bolchevique residía en que Lenin además de criticar a sus opositores por haber subestimado el papel de la iniciativa, y la conciencia en el movimiento revolucionario, mostró que la actitud indecisa y pasiva no era algo personal sino que se debía a una evaluación errónea del desarrollo objetivo de los acontecimientos en el país y en el mundo, así como de las tareas que la historia había planteado a la clase obrera rusa.

De esta manera, quedan delineadas algunas cuestiones fundamentales de lo que fue ese proceso donde vemos por primera vez un salto en la búsqueda de una nueva construcción dejando atrás las esencias del capitalismo, la clase obrera encabezando, un partido que se pone a la vanguardia, masas campesinas aliadas al partido, esa alianza obrero-campesina… cosas todas que colocan a este proceso tan rico de la Revolución Rusa como uno de los hitos más importantes de la historia.

 

En este contexto es donde aparecen los partidos comunistas en América Latina…

Sí, se conforma la internacional comunista, y aparecen las condiciones para que se funden los partidos comunistas en nuestras regiones, esto impacta mucho en los partidos socialistas. Toda América Latina se vio sacudida con esta revolución. Sin dudas la rusa y la cubana fueron las dos revoluciones que más incidieron en nuestro continente.

 

En la actualidad regional y teniendo en cuenta las enseñanzas de octubre: ¿cuál debe ser el rol de los partidos comunistas?

El contexto en el continente cambio fuertemente pero no hay fin de ciclo. La derecha retomó la iniciativa pero las transformaciones que se lograron han sido muy importantes.

El rol de los partidos comunistas es robustecerse y organizarse para luchar por la unidad del pueblo, por sus reclamos y demandas. Nosotros entendemos que la lucha es por el socialismo y a eso tributamos pero eso no es algo que se logré por arte de magia. Se necesita organización, coherencia política, firmeza ideológica y capacidad para transforman las correlaciones de fuerza.

En el caso concreto de Uruguay nos vemos muy vinculados a todo el papel que nos lleve a conquistar la unidad de las fuerzas populares; tenemos al Frente Amplio que tiene que transitar ahora épocas complejas, no es lo mismo gobernar diez o doce años con viento de cola que hacerlo cuando aparecen dificultades, entonces ahí con más razón debemos cuidar la unidad y a la clase obrera.

Acá en Uruguay existe la peculiaridad de tener una sola central obrera, la PIT-CNT, que es el centro de todas las articulaciones sociales, también la FEB o capas medias vinculadas a la cooperativas, pero sin la unidad de estos elementos, clase obrera y fuerzas de izquierda muchos de los logros alcanzados no serían posibles.

Brasil y la derecha en su laberinto03.05.2017

La salida es con Lula

El rechazo a las políticas económicas de Temer no cesan y los trabajadores ganan las calles en contra de la reforma jubilatoria. Al mismo tiempo, Lula se convierte en el principal candidato para las próximas elecciones. En este contexto, “los comunistas estamos abocados a construir un programa de izquierda y antineoliberal”, dijo Carvalho

A una semana del primer paro general desde 1996 en Brasil, continúan las repercusiones y los movimientos en el escenario político. “Fue una jornada histórica y victoriosa para la clase obrera” manifestó en dialogo con Nuestra Propuesta José Reynaldo Carvhalo, Secretario de Relaciones Internacionales del PCdoB, quién además enfatizó: “el pueblo ganó las calles para expresar su rechazo al gobierno neoliberal de Temer”.

Uno de los protagonistas de la jornada fue el expresidente y eventual candidato para las elecciones presidenciales del año que viene, Luiz Inácio Lula Da Silva, quien, con el paso del tiempo y a medida que se desmoronan las operaciones políticas y mediáticas en su contra a partir de Lava Jato, se consolida como el principal dirigente político del pueblo brasileño y máximo aspirante a volver a dirigir los destinos del país desde el Palacio do Planalto.

En ese sentido hay que leer el reciente beneficio de la libertad condicional para el ex Jefe de Gabinete José Dirceu, quien fuera la primera trinchera que la derecha se planteó superar para luego, como termino sucediendo, asestar un golpe de Estado a Dilma y culminar así la primera parte del proceso político encabezado por el Partido de los Trabajadores (PT).

El dirigente del PCdoB valoró la decisión del máximo tribunal brasileño como “una gran noticia, un acto de justicia y una reivindicación democrática” aunque alertó que “se trata de una liberación temporal hasta que culmine el juicio y las operaciones”.

Lo cierto es que mientras crece el rechazo popular a las políticas neoliberales de Temer, similares a las que aplica Mauricio Macri en nuestro país, el pago de coimas a Odebrecht salpica cada vez más fuerte al Pmdb –el partido del actual presidente golpista- y sus aliados. Así fue como hace menos de un mes la justicia proceso a nueve ministros del actual gabinete y veintinueve senadores, entre los que se destaca contrincante de Dilma en el ballotage, Aecio Neves. El detalle, no menor, es que Michel Temer no fue procesado porque su investidura lo impide, pero de lo contrario, hubiese integrado la nómina de ministros, senadores y diputados procesados.

 

Presente y futuro

El paro general contó con una adhesión abrumadora motivada, principalmente, por dos motivos: el recorte de la inversión en programas sociales y el proyecto de reforma previsional diseñada por el ejecutivo que equipara la edad jubilatoria para hombres y mujeres en 65 años y además establece un mínimo de 49 años de aportes para alcanzar la pensión total.

Este escenario de corrupción y políticas neoliberales es en el que la candidatura de Lula gana adhesiones. Carvalho fue tajante al afirmar que “no caben dudas de que Lula es el candidato que más canches tiene de ganar las próximas elecciones” pero rápidamente advirtió que “para ello aún falta mucho y la derecha, con muchos aliados en la justicia, tiene un objetivo: encarcelarlo antes de fin de año y así impedir que pugne por la presidencia”.

La posibilidad de un nuevo gobierno del PT después de la primera experiencia y el corte intempestivo por el golpe de Estado de Temer y sus aliados locales y regionales, plantea el interrogante sobre qué programa y fuerza política se apoyará Lula y el pueblo brasileño.

Al respecto, el dirigente comunista afirmó que “el esquema de alianzas con el que gobernó el PT en su primera etapa está dinamitado”. Razón no le falta, basta con el ejemplo del Pmdb, otrora aliado y luego promotor del golpe de Estado contra Dilma.

En este contexto, “el PCdoB plantea el armado de un frente político democrático, progresista y de izquierda que permita superar las políticas neoliberales de la derecha” aseveró Carvalho y ratificó la voluntad de los comunistas de “avanzar en transformaciones realmente radicales sobre la estructura económica brasileña”.

En ese sentido, no dudó en recordar que “la experiencia reciente demuestra que no se pueden hacer concesiones y que es necesario avanzar con un programa de izquierda” y concluyó: “el pueblo tiene que ser partícipe de la construcción de una nueva herramienta política”.

 

 

Los trabajadores en su día02.05.2017

Aquí sí se festejó

Cuba y Bolivia fueron escenario de multitudinarias movilizaciones en los que se celebró la jornada y se reafirmó el compromiso de lucha.

La Habana fue el escenario principal de la Isla en el que miles de cubano reafirmaron su compromiso con el socialismo y la Revolución durante la celebración del Día Internacional de los Trabajadores.

Las actividades se replicaron en las principales ciudades del país y en la capital, el acto central y desfile popular fue presidido por el presidente, Raúl Castro, y el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, Ulises Guilarte, quien recalcó que pese a la actual coyuntura internacional, Cuba no va a renunciará a su derecho a la justicia social y preserva la más firme convicción y seguridad en la victoria.

Fue una oportunidad propicia para que Cuba respalde a los trabajadores que, en todo el planeta, luchan contra el capitalismo y son reprimidos por reclamar sus derechos. Pero, asimismo, lo fue para recordar al líder de la Revolución, Fidel Castro.

Así, ante una Plaza de la Revolución José Martí en la que hubo alrededor de seiscientas mil cubanos e invitados de 86 países, Guilarte habló sobre los desafíos que se multiplican de cara a la ofensiva del capitalismo y su política neoliberal, tras lo que hizo hincapié en que su país no va a hacer concesiones a EE.UU., por lo que exigió que cese el bloqueo económico, financiero y comercial que perpetra Washington desde hace más de medio siglo, al tiempo que demandó la devolución del territorio que ocupa ilegalmente la base naval de Guantánamo.

Y fue claro cuando reafirmó el apoyo y la solidaridad de los cubanos a la Revolución bolivariana de Venezuela, “ante la ofensiva de la derecha en ese país”, por lo que rechazó el acoso diplomático y manipulación política contra el gobierno que encabeza Nicolás Maduro.

 

Bolivia

Mientras tanto, en Bolivia, Evo Morales instó a los pueblos del mundo a combatir el capitalismo y el imperialismo que, recalcó, “son los peores enemigos de la humanidad”.

Fue cuando encabezó una masiva movilización que tuvo lugar en la ciudad oriental de Santa Cruz, en la que marcharon miles de integrantes de instituciones y sindicatos de diversos sectores.

Ahí Morales fue contundente cuando puntualizó que “quienes apoyan al capitalismo apoyan la guerra y quienes apoyan la guerra apoyan la cultura de la muerte”, tras lo que condenó la agresión que perpetra EE.UU. contra Siria y Venezuela.

El presidente boliviano, aprovechó para promulgar dos decretos supremos que establecen un incremento del 10,8 por ciento al salario mínimo y de siete por ciento al haber básico de los trabajadores.

Defender el continente 01.05.2017

América Latina en el centro de la tormenta

En medio de la creciente injerencia yanqui en la región, el PC reafirmó su carácter internacionalista e hizo un llamado a defender los procesos populares. “No existe el tan promocionado fin de ciclo” resonó en la reunión.

Desde la emergencia de Chávez en el país bolivariano, hasta el no al Alca en Mar del Plata y la conformación de la Celac en 2010, el proceso latinoamericano viene sufriendo avances y retrocesos signados por la política de agresión del imperialismo yanqui contra los gobiernos progresistas y de izquierda de la región.

En ese sentido, durante la realización de la reunión plenaria del Comité Central, el Secretario General del PC, Víctor Kot, aseguró que “América Latina es un continente en disputa” e hizo un llamado a todas las fuerzas políticas democráticas, progresistas, revolucionarias y antiimperialistas a solidarizarse con la Revolución Bolivariana, la cual, “es víctima de una guerra económica, política y mediática que busca socavar las conquistas del pueblo venezolano y asestar un golpe letal a los pueblos del continente”.

El dirigente comunista destacó que “América Latina es la región más desigual del mundo” y detalló que, pese a la fuerte contraofensiva de la derecha que ganó las elecciones en Argentina y derrocó a Dilma en Brasil, “sigue siendo un continente en disputa”.

Esta batalla se da entre “el plan norteamericano de profundizar la dependencia, la dictadura del capital y las injusticias y un proyecto soberanista, democrático y popular que se ha desarrollado con distintos niveles de profundidad y un alto grado de diversidad, pero aun sin la suficiente unidad”.

Kot enfatizó que “en los casos de mayor debilidad” como los de Honduras, Paraguay o Brasil “no alcanzaron las fuerzas para impedir los golpes de Estado y en Argentina no se pudo siquiera ganar las elecciones”.

Sin embargo, “donde los cambios fueron más profundos y la unidad y construcción política mayor, como en Nicaragua o Ecuador, las elecciones reafirmaron a las izquierdas”. Esto demuestra que “el camino es el de radicalización con unidad”.

Luego, explicó que “en los casos de Venezuela, Bolivia o El Salvador, con las izquierdas en el gobierno, los planes de la restauración neoliberal, aun en medio de reveses electorales parciales o de otras situaciones complejas, son fuertemente resistidos por las fuerzas populares”.

En ese sentido, advirtió que “es especialmente preocupante la situación en Venezuela” ya que “la oposición echa mano a todo recurso posible para desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro y ni siquiera dudan en alentar una intervención del imperialismo estadounidense en su país”.

El secretario del PC enfatizó que “todo lo que se haga en defensa y solidaridad con la Revolución Bolivariana se hace en defensa de todos los pueblos latinoamericanos y del Caribe”.

Por otra parte, “vemos como donde el poder popular se ha consolidado y rige en plenitud, como en la Revolución Cubana, ésta se mantiene erguida y ha consolidado sus posiciones, aun en medio de la continuación del bloqueo y de las dificultades que sigue enfrentando”.

 

Zona de paz

“América Latina es una zona de paz mundial” exclamó en su informe el dirigente, en clara referencia la declaración constitutiva de la Celac y a los principios que guiaron los acuerdos de Colombia entre las Farc y el Estado. Por ello, “deberemos intensificar la lucha por la paz y la solidaridad internacionalista, generando iniciativas y movimientos, o fortaleciendo los que existen como el caso del Mopassol”.

En el marco de la agudización de la política guerrerista del imperialismo yanqui, “es tarea de los comunistas luchar por la paz y el socialismo”. Por ello “respaldamos con todas nuestras energías al Consenso de Nuestra América surgido del Foro de Sao Paulo, que hemos construido junto al aporte activo y plural de numerosas fuerzas latinoamericanas y caribeñas”.

Con ese enfoque como base “nos aprestamos a participar del Foro de Sao Paulo que se reunirá en Julio en la Nicaragua Sandinista” y “la Fede también se alista en este camino junto a otras fuerzas para ser partícipe activa del Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes a celebrarse en Sochi”.

El dirigente justificó la necesidad de avanzar en grados de unidad y articulación entre todos los revolucionarios y antiimperialistas del mundo y el continente. Con ese objetivo, “trabajamos por el éxito del Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros que tendrá lugar en San Petersburgo, que para nosotros sigue siendo la heroica Leningrado, en ocasión de los 100 años de la Gran Revolución Socialista en Rusia”.

Es así que “bregamos por la unidad de los comunistas de América Latina y el mundo, como hicimos en los Encuentros de Partidos Comunistas y Revolucionarios que se realizaron en Buenos Aires y en Lima en 2016”.

 

 

Acto en el Parque Rivadavia 01.05.2017

Venezuela, por siempre independiente

En Buenos Aires diferentes sectores reafirmaron su solidaridad con el proceso bolivariano una delegación del Parlasur viaja a Caracas.

El Parque Rivadavia de la Ciudad de Buenos Aires, fue el escenario en el que, ante el monumento que recuerda al libertador, Simón Bolivar, se realizó un acto para conmemorar el 207 aniversario de la independencia de Venezuela.

Encabezó la ceremonia el embajador venezolano en Argentina, Carlos Eduardo Martínez Mendoza, quien colocó una ofrenda floral ante el monumento y recordó la gesta independentista, así como la historia de lucha de nuestros pueblos que aún continúa.

También estuvo presente el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista, el periodista y analista internacional, Jorge Alberto Kreyness, entre otros destacados dirigentes de la Patria Grande. Y la CTA de los Trabajadores que forma parte del Comité Argentino de Solidaridad con Venezuela, así como embajadores y funcionarios del cuerpo diplomático de países acreditados ante el Gobierno argentino, estudiantes venezolanos residentes en nuestro país, intelectuales, referentes de diversas organizaciones y movimientos sociales y políticos, entre otros.

 

Parlasur

Mientras tanto, el viernes 5 de mayo, visitará Caracas una delegación de la mesa directiva del Parlasur, para entrevistarse con integrantes de los diferentes poderes del Estado con el objetivo de ayudar a que se supere lo que, desde este bloque regional, definen como “crisis institucional”.

La delegación estará encabezada por el presidente del cuerpo, el brasileño Arlindo Chinaglia, quien recalcó que “no podemos ver lo que ocurre allí sin tomar ninguna iniciativa”, tras lo que hizo hincapié en que “nuestra idea es contribuir a que la situación política se estabilice y, en ese sentido, necesitamos hacer esfuerzos tanto con el gobierno como con la oposición”.

Cabe recordar que, la semana pasada, Venezuela anunció que se retira de la OEA, pero que va a permanecer en el Mercosur, espacio regional del que fue suspendido mediante una maniobra impulsada por los gobierno de Mauricio Macri, Michel Temer y Horacio Cartes.

Esto, como se recordará, fue perpetrado pese a que Venezuela cumplió con casi la totalidad de los requerimientos vinculados a la adecuación de las normas propias a las del Mercosur, más aún, superó el nivel de algunos de sus socios en el espacio regional.