Internacionales

UN AÑO SIN FIDEL24.11.2017

Hermanos como sus pueblos

En el primer aniversario de la muerte del líder de la Revolución Cubana, lo recordamos en las palabras que entonces escribiera en su homenaje Patricio Echegaray.

Hace un año, después de haber sobrevivido a cientos de atentados y de haber sembrado semillas de socialismo en todo el mundo, tranquilamente y “de viejo”, sabio y en su cama se iba de este mundo Fidel. En todas partes se lloró su muerte y se detuvo para llorarlo y exaltarlo, aunque sin bajar la guardia en su lucha contra el imperialismo yanqui, la Cuba revolucionaria que él había ayudado a forjar desde la conciencia, la palabra y la acción.

Pero como entonces las luchas de la clase trabajadora por la construcción del comunismo no terminaban con el anuncio del pase a la eternidad del más eminente líder comunista del cambio de milenio, el Partido Comunista de la Argentina, que realizaba en esos días su 26º Congreso, rindió su dolido homenaje al histórico referente popular nuestroamericano y siguió con sus debates.

En el centro de ellos y presidiendo las jornadas que reunían en la sede porteña del Comité Central a delegados comunistas de todo el país, estaba Patricio Echegaray quien, entonces presidente del partido, enfrentaba su propia enfermedad con entereza y se detenía un momento en su acción política para esgrimir la pluma y, con ella, homenajear al fallecido.

De esas reflexiones hoy colegimos algunas para que, muertos ya tanto Fidel como Echegaray, no quede dudas de la firmeza con que se trazan esas palabras y esos nombres, todavía, en las banderas rojas.

Son palabras hechas ya carne en la conciencia de la militancia y, en sí, claro resumen de una línea política indudablemente asociada a la libertad de los pueblos, las luchas populares y la tenaz resistencia del comunismo a todos los planteos que vaticinaron su muerte y que hoy lo hayan tan vivo como un Primero de Enero inolvidable en La Habana de las utopías. O como al fantasma de Fidel, que asusta a los imperialistas desprevenidos y vela paternalmente los sueños de quien sienta rebeliones, sueñe revolución y anhele un mundo justo, hecho de paz, justicia y belleza.

Echegaray había decidido, en medio de los debates del 26º Congreso, recordar a Fidel como el “estadista y revolucionario que mejor ha comprendido la esencia del monstruo imperialista y el peligro que representa para la humanidad”. En efecto, allí está el cúmulo de sabiduría que son sus reflexiones políticas en la web y sus discursos a lo largo de seis décadas de lucha revolucionaria y una vida cabal dedicada a la ilustración y la pelea. Cuba y su persistencia son el reflejo de esa visión de estadista y el modelo contrapuesto a los peligros del monstruo.

Recordaba hace un año Echegaray que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba halló a Fidel “dándole, a lo que podríamos llamar la maniobra del ‘hermano Obama’ (…), el tratamiento diplomático más elevado al mismo tiempo que llevó adelante la más brillante defensa de la revolución”. Y es que, reflexionaba el argentino, estaba, gracias a Fidel, en “la revolución y el socialismo la idea más fuerte de identidad nacional”. Por eso “Fidel sintetizó como nadie las ideas de socialismo y patria”, reponía.

También recordaba el rol del ya viejo revolucionario en el proceso colombiano hacia la paz, papel al que definía como “un paso decisivo para que el horizonte de la paz en Colombia se vea como un poco más posible”.

“Asaltando el cuartel Moncada, abrió los procesos de segunda independencia americana al punto de que supo transformarse de acusado en acusador y plasmó, en La historia me absolverá, un programa de enorme actualidad para la liberación de nuestros pueblos, en una obra que podemos calificar como el primer documento político de carácter universal en América Latina”, arriesgaba Patricio Echegaray.

“Siempre expresó su afecto por la Argentina y mantuvo firme su solidaridad con nuestros reclamos por las Islas Malvinas”, decía también en una frase que en estos días es necesario recordar, cuando el actual gobierno argentino ha vuelto a considerar, como en las peores épocas de entreguismo en nuestro país, al Reino Unido, luchando contra cuyo imperialismo surgió Argentina en 1806 y 1807, en algo así como un aliado…

“Nunca fue tan grande y digno de admiración como cuando ante la derrota del llamado socialismo real, se puso al frente de su pueblo y de todos los pueblos del mundo que enfrentaron la contrarrevolución conservadora”, recordaba el presidente del PC argentino, que en ese hilván de reflexiones también destacaba la importancia de la Carta de los cinco en ese plano, dada a conocer en 1990 por parte de varios partidos comunistas de Nuestra América dispuestos a recoger el guante y asumir la resistencia del anticapitalismo. Eran los tiempos de Cuba como faro y Fidel como ejemplo, dos cosas que no han cambiado desde entonces. También memoraba la consecuencia de Fidel “con su línea de acción” cuando cumplió el papel de ser “de los principales impulsores” del “No al Alca” en Mar del Plata.

“Le damos las gracias a Fidel por ser el gran inspirador de las lucha por la segunda y definitiva independencia de nuestros pueblos, y por haber defendido siempre, como manifestó sobre la lucha de los soldados soviéticos en la Segunda Guerra Mundial, nuestro derecho a seguir siendo marxistas leninistas”. Estas fueron las palabras con que Echegaray cerraba sus reflexiones sobre el recién muerto Fidel, cuando en Argentina los comunistas, aún dolidos, no podían y no iban a detener el curso normal de su 26º Congreso.

No en vano las recortamos, recordamos y recopilamos: son las palabras de un enamorado que, cerca de su propio fin y a conciencia de que el muerto era una bandera, sabía estar brindando con sus impresiones del momento una certeza: la lucha el único medio para superar las injusticias capitalistas y construir el comunismo.

Son las palabras de quien, sabiendo que aún persiste y queda tropa cuya moral levantar, no deja de ver en el que partió al mismo joven barbado que llegó un día a La Habana, triunfante como todo su pueblo y que, como todo su pueblo, ya nunca se irá porque será bandera y motivo de lucha.

Por esas cosas esos días no fueron para los comunistas argentinos de llanto y congoja sino de reflexión, exaltación y hasta alegría porque acá, en este lado de la lucha de clase, en realidad nadie está muerto.

 

Asunción del Paraguay 20.11.2017

Atentan contra la sede del PCP

La agresión perpetrada contra un local partidario ubicado en la capital del país, fue llevada a cabo por una banda fascista denominada Identitarios Paraguay.

El Partido Comunista de la Argentina (PCA) hizo pública su solidaridad con su par paraguayo que, el viernes pasado, fue víctima de un atentado perpetrado contra su sede ubicada en la ciudad de Asunción.

Ahí, integrantes de una banda fascista que se identifica como Identitarios Paraguay, atacó el local partidario en cuya fachada pintó consignas como “muerte a los rojos”, al tiempo que destruyó un mural conmemorativo del Centenario de la Revolución Bolchevique.

La agresión, que fue llevada a cabo en una situación en la que los atacantes también entonaron canciones nazis, fue grabado y difundida por medio de la página web y el facebook que posee este grupo.

Todo esto da cuenta con elocuencia de la impunidad con que actúan estas bandas en Paraguay, país donde denuncia el PCA, “la calidad democrática se encuentra altamente deteriorada y resquebrajada, con presos políticos, persecución a los medios comunitarios y alternativos, asesinato de periodistas y la persecución a la oposición en general y a la izquierda en particular”.

Y recalca que “es imprescindible el compromiso de unidad en la acción, organización y lucha de las fuerzas del campo popular, para ponerle un freno a esta ola destructiva”, en un contexto en el que “la derecha neoliberal y neocolonial avanza en los países de la región, con la misma matriz elaborada por el imperio y sus lacayos criollos, que pretende arrasar con conquistas laborales y sociales alcanzadas por los pueblos”.

Fascistas

Por su parte, el Partido Comunista Paraguayo (PCP) definió al hecho como “una nuevo atraco fascista contra la democracia” que, además de una agresión “de odio e intolerancia”, se encuadra en “los delitos de difamación y apología del delito al promover el asesinato de personas por su opinión política”.

Asimismo, recordó que no es la primera vez que este tipo de bandas atentan contra algún local del PCP. “En mayo de 2014, denunciamos ante el Ministerio Público una agresión similar, que en aquella ocasión incluyó rotura de vidrios además de pintadas similares a las de ahora”, recalcó por medio de un comunicado y lamentó que, hasta ahora, el Estado paraguayo no esclareció el episodio.

Y fue claro cuando denunció que “conocemos la identidad de los autores de este atraco y estamos analizando las medidas legales correspondientes, para sentar un nuevo precedente, sin embargo, exhortamos al Ministerio Público investigue de oficio este atentado y establezca la responsabilidad penal de sus responsables”.

Asamblea General de la ONU03.11.2017

Contundente apoyo a Cuba

Sólo EE.UU. e Israel quieren que se siga perpetrando el bloqueo contrala Isla. Celebración en la embajada cubana en Buenos Aires.

La Asamblea General de la ONU demandó por vigesimosexta ocasión consecutiva, el fin del bloqueo contra la República de Cuba. Lo hizo mediante una resolución apoyada por 191 países, de los 193 que participaron, para volver a dejar aislado a EE.UU. e Israel que fueron los únicos que votaron contra la Isla.

Así, la sesión plenaria del máximo organismo internacional reclamó -una vez más- el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero vigente durante más de medio siglo contra Cuba.

La iniciativa adoptada exhorta a todos los países a no promulgar ni aplicar leyes ni medidas contrarias a la Carta de la ONU y violatorias de los principios de la no intervención en los asuntos internos de las naciones, de la libertad de comercio y navegación internacional.

Solo Washington y su aliado Israel, votaron en la asamblea en contra del proyecto que recibió un contundente apoyo de cientos organizaciones globales y regionales, así como de varios gobiernos.

El Grupo de los 77 más China, el Movimiento de Países No Alineados, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, el Grupo Africano, la Comunidad del Caribe, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Organización para la Cooperación Islámica ratificaron el aislamiento del gobierno de EE.UU.

También lo hicieron representantes de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Sudáfrica, Rusia, China, Vietnam, Argelia, México y Colombia, entre otros.

Festejo

Al respecto, el coordinador de la Multisectorial de Solidaridad con Cuba y secretario del Partido Comunista de Rosario, Norberto Champa Galliotti, celebró que se haya votado “como hace veintiséis años en un contundente repudio al bloqueo genocida y criminal impuesto por EE.UU.”, que contó con una sola adhesión algo que demuestra “lo aislado y obsoleto de esta política que lleva adelante el gobierno norteamericano”.

Y, en este sentido, no dudó a la hora de aseverar que es muy preocupante la posición que tomo la representante de Washington, Nikki Haley, quien “trató como idiotas a los representantes de los otros países, diciendo que son engañados por una política exterior cubana con respecto a la decisión que van a tomar”.

También hizo hincapié en que la administración de Donald Trump, está planteando un nuevo paradigma mundial y recordó que “él dijo que quería borrar del mapa a todo una nación, al referirse a la Republica Democrática de Corea del Norte, mostrando que no necesita de espacios multilaterales y de consensos, buscando hacer prevalecer la locura y la fuerza militar”. Y aclaró que, “en ese sentido, fue el mensaje de la embajadora estadounidense en la ONU, retomando un tono mesiánico y fundamentalista”.

Asimismo, el titular del PC de Rosario sostuvo que “es un tema preocupante, que la principal potencia mundial, tenga un discurso a favor del injerencismo, del atropello global, de la economía del mercado, impulsando una política belicista y que presente estos conceptos como un ejemplo de democracia”, pero destacó que después de esas amenazas a los 193 países, “la respuesta fue ciento noventa y uno a favor de a favor de la propuesta solicitada por Cuba, solamente votaron en contra dos, que siempre están aliados Israel y EE.UU”.

En este contexto y a la espera de la votación, diferentes organizaciones se dieron cita en la sede de la embajada de Cuba ante Argentina, donde celebraron la solicitud mundial contra el bloqueo a Cuba.

Ahí estuvieron representantes de la CTA de los Trabajadores y del PC, entre ellos Galiotti, quienes siguieron palmo a palmo la votación.

Al referirse a la histórica jornada, Galliotti, señaló que “se vivió un clima de triunfo y de alegría por este resultado global contra el bloqueo y de esta forma pudimos abrazarnos con los embajadores de Venezuela, Palestina, Nicaragua, representantes del parlamento argentino, del gremio de los periodistas y del espacio que trabaja la solidad con Cuba, para celebrar este logro en la ONU”.

Y fue contundente al puntualizar que este acto de respaldo a Cuba “fue festejado por las organizaciones presentes en la Embajada, en solidaridad contra la injusta e inhumana política aplicada por EE.UU. durante casi seis décadas contra el pueblo cubano”.

 

Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros02.11.2017

De regreso a Octubre

Partidos comunistas y obreros del mundo se reúnen, en San Petersburgo y Moscú,para conmemorar el centésimo aniversario de la Revolución Rusa. Víctor Kot, secretario general representa al PCA.

“El centésimo aniversario de la gran revolución socialista de octubre: los ideales del movimiento comunista, revitalizar la lucha contra las guerras imperialistas, por la paz, el socialismo” es la advocación bajo la quese está llevando a caboen San Petersburgo el 19 Encuentro Internacional de los Partidos Comunistas y Obreros del Mundo.

El encuentro que comenzó ayer con una reunión del Grupo de Trabajo d este espacio que convoca a partidos comunistas y obreros de todo el planeta, va a continuar en Moscú entre el domingo y el martes venideros.

“El poder soviético es el poder de los trabajadores” recalcó durante el discurso de apertura del presidente del Comité Central del Partido Comunista de la Federación Rusa,GuennadiZiuganov, tras lo que puntualizó que “el futuro se basa en el socialismo” por lo que alentó a seguir adelante a “quienes luchan por el socialismo, a los que creen en la gesta de la Revolución de Octubre”.

El titular del partido anfitrión también resaltó el papel de Lenin en el proceso que tuvo su hito en octubre de 1917, así como los logros de la Unión Soviética que en poco tiempo creó una base industrial ydesarrollo científico-técnico de excelencia. Y, después de derrotar al fascismo, “en pocos años reconstruimos el país, fuimos los primeros en volar al cosmos y creamos un potencial coheteril nuclear”.

Asimismo,Ziuganov, destacó “los ejemplos del desarrollo más exitoso dela construcción del socialismo” que, a la luz de lo hecho por la Urss, se construyó en varios países como “Cuba, Vietnam y China”.

Vale citar que el Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, es una cita anual que convoca a representantes de fuerzas de diferentes puntos del globo, tal como lo dijo,Ziuganov, para “restablecer los lazos entre partidos que se habían interrumpido después de 1991”.

La primera edición tuvo lugar en Atenas, en 1998, tras lo que en diferentes citas se realizó en Vietnam, Bielorrusia, Sudáfrica, Portugal y Brasil, entre otros.

Esta vez, son 103 las delegaciones presentes, entre ellas, el Partido Comunista de Argentina (PCA) que lo hace por medio de su secretario general, Víctor Kot.

La voz del PCA

Al dirigirse al pleno del Encuentro, el titular del PCA, no ocultó su orgullo por participar en la conmemoración “de la gloriosa Revolución Bolchevique” que, recordó, “marcó un hito en la lucha por la liberación de los pueblos, que dio origen a la conformación de partidos comunistas como el nuestroque el 6 de enero celebrará sus primeros cien años que celebraremos reafirmando nuestro compromiso con el ideal revolucionario que nos legaron Marx, Engels, Lenin, el Che Guevara y Fidel Castro, entre otros”.

En este contexto, Kot rindió homenaje a Patricio Echegaray, tras lo que recalcó la dura situación que vive Argentina como consecuencia de un gobierno de derecha “que lleva adelante una política de ajuste económico, entrega de la soberanía y represión a los sectores que se oponen a su proyecto, llevando adelante un verdadero Estado autoritario con máscara democrática”. Y, en esta dirección, exigió la libertad para Milagro Salayjusticia por la muerte de Santiago Maldonado.

Kot reafirmó el compromiso del PCA en la tarea de recomposición de la subjetividad revolucionaria, comunista, internacionalista, antipatriarcal, antiimperialista y anticapitalista”, esto es, “con la revolución, por el camino de la unidad y la construcción de un Frente de Liberación Nacional y Social como herramienta para introducir las transformaciones estructurales necesarias en nuestro país”.

También advirtió sobre un escenario “de rápida derechización de la política nacional, regional y mundial de la mano de los cambios de gobierno en Brasil y Argentina, el triunfo de Trumpy el avance de la derecha en Europa”. Y definió: “el capitalismo mundial inició un proceso de reformas regresivas, con cierto peligro de fascistización al interior de los EE.UU. y en Europa, y de extrema instrumentalización neocolonial de las instancias de integración mundial y regional”.

El titular del PCA fustigó después al imperialismo que, “para sostener su mellada hegemonía, recurre cada vez con más asiduidad a bombardeos, invasiones, golpes blandos, planes de desestabilización provocando una suerte de tercera guerra mundial en partes” por lo que, “en su crisis, el imperio se vuelve más salvaje y peligroso”.

Tras lo que recordó la articulación entre el poder militar imperial, “el aparato financiero, el sector mediático y el de las corporaciones transnacionales”. Por lo que recalcó: “a ese poderdebemos enfrentar los pueblos”.

Y denunció que “los actos brutales de EE.UU. son una señal clara de la inclinación de Washington por la creación de un clima de guerra en diversas latitudes, pero con una clara direccionalidad de advertencia a la República Popular China y a la Federación de Rusia, en tanto son las potencias emergentes, en lo económico y en lo militar, probablemente con el fin de hacerles invertir nuevos recursos en su defensa, afectando sus presupuestos”.

Ya que, “el militarismo es la única forma que tieneEE.UU.‘para volver a ser grande’ como dice Trump” lo que “acentúael peligro de guerras”, ante lo que “gobiernos, organizaciones y pueblos debemos construir una respuesta contundente”. Y citó a Siria, Medio Oriente y la península coreana como los principales focos de la agresión imperial, a lo que se suma “el recrudecimiento de las agresiones sobre América Latina, como en Venezuela” y el peligro de que se sucedan “los llamados ‘golpes suaves’”.

De ahí que reafirmara “nuestro internacionalismo, solidaridad y respaldo a la Revolución Bolivariana, a los procesos de Bolivia, Nicaragua, El Salvador y la heroica resistencia de la revolución Cubana”, así como “con las luchas de todos los pueblos por su liberación”.

Construcción

Kot fue contundente al señalar que América Latina es la región más desigual del mundo pero, además,“sigue siendo un continente en disputa entre el plan de sostener la dependencia, la dictadura del capital y las injusticias dirigidodesde Washingtony un proyecto soberanista, democrático y popular, que se desarrolló con distintos niveles de profundidad y diversidad, pero aún sin la suficienteunidad”. Por eso, añadió, “bregamos por una unidad de los comunistas de América Latina y el mundo”, al tiempo que “trabajamos por la amplia unidad de las fuerzasdemocráticas, populares, socialistas y revolucionarias, sin sectarismos ni dogmatismos, para ayudar a la creación de una correlación de fuerzas regional y global en favor de las transformaciones estructurales necesarias, tal cual lo hacemos en nuestro propio país”.

Y lamentó que en nuestro país “estas fuerzas, aún, carecen de un grado de articulación que pueda conformar un centro coordinador de las luchas como parte importante en la construcción de una alternativa política”.

Tras lo que dijo que, ante esto, el gobierno “busca a través de la represión, la judicialización del conflicto social y la cooptación, producir la derrota para imponer una nueva ola de reformas estructurales regresivas y facilitar, aún más, la penetración y el dominio imperial”.

Ante esto, “la resistencia y combate frente a las políticas del gobierno resulta fundamental”, por lo que es preciso “construir la verdadera unidad en base a una propuesta reivindicativa político-social debatida en común y aprobada por medio de una amplia participación de las masas obreras y populares”.

De ahí, aclaró Kot, es fundamental “construir alternativa política y contar con un programa mínimo de acción y propuestas conjuntas”, para lo que “los comunistas contamos con un conjunto de propuestas programáticas para ser debatidas y asumidas por nuestra militancia y llevadas al conjunto del campo popular con vistas a la unidad, a la construcción de un gran Frente de Liberación Nacional y Social”.

Mientras tanto, denunció el titular del PCA, el ejecutivo “sigue con su plan de ajuste, entrega y represión”, al tiempo que “continúan los aumentos de tarifas,despidos,destrucción del mercado interno y preanunciareformas laborales, fiscales, previsionales y educativas contrarias a los interesesy derechos del pueblo”. Un plan que, alertó, “posee un fuerte componente de odio de clase contra los trabajadores y todos los sectores populares”.

Por eso, insistió, “debemos librar la batalla en todos los terrenos y construir la mejor herramienta posible para enfrentar esta coyuntura, dando la batalla en el terreno de la lucha de clases, del conflicto social, de la organización del campo popular para construir poder popular”.

Y finalizó aseverando que “en esta lucha y prontos a cumplir cien años de historia, los y las comunistas deArgentina seguimos encontrando inspiración en las jornadas de octubre de 1917, en la Revolución que se dio en estas tierras y refirmamos nuestro compromiso con el comunismo, con la lucha por la emancipación de los pueblos”.

Por la paz en Colombia13.11.2017

Un llamado a abrazar sueños

El Mopassol advierte que los acuerdos celebrados en La Habana corren peligro y convoca a defenderlos.

“Abracemos los sueños de paz, abracemos los acuerdos”. En esto coincidieron las integrantes de la mesa directiva del Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos (Mopassol), Paola Renata Gallo Peláez, y Andrea Vlahusic, al referirse a la presentación del Llamamiento de Buenos Aires, por el cumplimiento de parte del Estado colombiano los Acuerdos de Paz.

Esta es una iniciativa a la que adhieren, entre otros, el presidente consultivo de la Asociación Americana de Juristas, Beinusz Szmukler, el integrante del Instituto Argentino de Estudios Geopolíticos, Mariano Ciafardini, el politólogo Atilio Borón, la escritora y corresponsal del La Jornada de México, Stella Calloni, la periodista Telma Lusanik e integrantes de Movimiento de Profesionales para los Pueblos y el Sindicato de Manufactura del Cuero.

Al respecto, ambas dirigentes del Mopassol señalaron que no se puede permanecer indiferente ante “la estrategia insistente y oscura, instrumentada por los Señores de la Guerra y enemigos de la paz que buscan desacreditar el proceso de acuerdos llevado adelante, en La Habana, entre las Farc y el Estado de Colombia”. Y fueron claras al recordar que, desde que se firmaron los acuerdos “se ha asesinado a más de ciento veinte líderes sociales en Colombia”.

Paola Gallo Peláez recordó que “es el Estado el que hizo los Acuerdos de Paz”, tras lo que denunció que “Álvaro Uribe dice que cuando Manuel Santos deje la Presidencia y ante un eventual cambio en el signo del gobierno, no se va a cumplir con los acuerdos”. Y en este sentido hizo hincapié en que, pese a este tipo de campañas, es preciso destacar que “es un acuerdo firmado por el Estado de Colombia y no con el gobierno, un acuerdo es entre el Estado y una de las guerrillas que intervino en un conflicto armado interno”, por lo que insistió: “fue el Estado el que concretó estos acuerdos”.

Además indicó que los sectores del uribismo que actúan en la política colombiana que no están de acuerdo con los Acuerdo de Paz, “están trabajando fuertemente en el Congreso, en el Poder Judicial y en los medios de comunicación para argumentar que lo acordado tiene vicios que permitirían que su coalición no cumplirían con los acuerdos tal como están firmados, en caso de que Uribe dijo vuelva a acceder al gobierno”.

Problemas

Asimismo, la referente del Mopassol explicó que actualmente los acuerdos atraviesan por serios problemas vinculados al incumplimiento por parte del Estado, algo que genera “una enorme preocupación de que esta situación pueda acarrear, nuevamente, una masacre como la que ocurrió con la Unión Patriótica durante la década del 80”.

Por su parte, Andrea Vlahusic, denunció que todavía no se están implementando los programas y planes de desarrollo social y económico pactados en el Acuerdo de Paz de La Habana, que deben vehiculizarse en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación para favorecer la etapa de transición de las Farc a partido político.

Y, en idéntica dirección recalcó que se acentúan los retrasos en las obras de adecuación de las Zonas de Normalización, al tiempo que se verifica la ausencia de las instituciones encargadas de desarrollar los planes económicos y educativos para los ex combatientes.