Internacionales

 

Por el mundo

20.2.18

Brasil

Michel Temer firmó el viernes un decreto que permite la militarización de las favelas de Río de Janeiro, según se explico desde el palacio Planalto, para actuar contra la violencia urbana y mafias radicadas en esa zona. Si bien el accionar de efectivos de las Fuerzas Armadas en estas barriadas populares no es nuevo, ya que también avanzó en ese sentido la presidencia de Dilma Rousseff, en este caso puede advertirse la significativa coincidencia entre esta decisión gubernamental y la profundización de la persecución político-judicial para evitar que Luiz Inácio Lula Da Silva sea candidato a presidente. “Quieren estar preparados para un posible estallido si, finalmente, impiden que Lula sea presidente”, confiaron fuentes del PT.

 

Italia

El 12 de abril, en la I Corte Penal del Tribunal de Apelación de Roma, va a comenzar el juicio en segunda instancia a 27 militares retirados imputados de perpetrar delitos de lesa humanidad en el contexto de la Operación Cóndor en Bolivia, Chile, Perú y Uruguay. En todos los casos, se los acusa de desaparición forzada y asesinato de ciudadanos italianos durante las décadas de 1970 y 1980. En la lista figuran los dictadores Francisco Morales Bermúdez y Luis García Meza, peor el único que va estar presente es el agente de inteligencia uruguayo, Jorge Néstor Tróccoli.

 

19.2.18

Brasil

Hoy lunes, convocada por la Central Única de Trabajadores, se lleva a cabo un paro general contra reforma previsional que impulsa el gobierno que preside Michel Temer. De acuerdo a las primeras estimaciones, la medida se hace sentir en los sectores metalúrgico, bancario, estatal, transporte, educación y salud.

 

Colombia

El miércoles 21, los docentes pararán convocados por la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación para exigir que el gobierno que encabeza Juan Manuel Santos cumpla con lo que le prometió al sector, en junio de 2017, para que los maestros dejaran sin efecto una medida de fuerza que se extendió por 27 días. Entre otras cosas, los trabajadores demandan mejoras salariales y en las condiciones laborales.

 

Italia

Tres encuestas publicadas el viernes señalan que, a dos semanas de las elecciones, la coalición del ex premier Silvio Berlusconi -que incluye a la fuerza de extrema derecha, Liga Norte- está al tope de los sondeos y a muy poco de alcanzar el piso del cuarenta por ciento que le permitiría formar gobierno.

 

Venezuela

El presidente, Nicolás Maduro, desafió al gobierno peruano, que aseveró que no es bienvenido a la Cumbre de las Américas que se va a llevar a cabo en Lima del 13 y 14 de abril, ya que recalcó que va a ir “contra viento y marea”. Y, ante el veto del Grupo de Lima auspiciado por otro de los convidados, Donald Trump, el mandatario bolivariano increpó: “¿Me tienen miedo?”.

 

12.2.18

Corea

El mandatario surcoreano, Moon Jae-in, recibió en el Palacio Presidencial de Seúl a Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, y otros integrantes de la delegación de alto nivel de la RPDdeC que asistió a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang.

 

República Popular China

El embajador de Vietnam, Dang Minh Khoi, se reunió con el subjefe del Departamento de Enlace Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China, Wang Yajun, en un encuentro en el que se avanzó en el fortalecimiento de la cooperación partidista. En 2017, por primera vez, se llevaron a cabo las visitas mutuas de máximos líderes de ambos países que afianzaron vínculos entre Hanói y Beijing y establecieron bases para aumentar el valor del intercambio comercial hasta los cien mil millones de dólares.

 

Venezuela

Conforme lo dispuesto por la Asamblea Nacional Constituyente, el Consejo Nacional Electoral (CNE) activó 531 puntos para la inscripción de los ciudadanos aptos para sufragar en los comicios del 22 de abril, durante la apertura de la jornada especial de actualización del padrón de votantes.

 

Siria

Después de los bombardeos perpetrados el viernes pasado por Tel Aviv contra posiciones e instalaciones sirias en la provincia de Homs y los alrededores de Damasco que se cobraron por lo menos tres víctimas fatales, fuerzas antiaéreas de este país derribaron un avión de combate israelí F16, que se estrelló en la zona de Galilea.

 

Italia

En Macerata miles de personas se movilizaron contra el racismo, la xenofobia y el fascismo, después de que un militante de extrema derecha baleara la semana pasada a seis inmigrantes africanos en esta ciudad del este del país.

 

9.2.18

Siria

Desde diferentes puntos del planeta, partidos comunistas y de los trabajadores repudiaron la intervención de tropas turcas en el noroeste de Siria. Entre ellos, el Partido Comunista de Turquía, recordó que Siria fue “arrastrada a una guerra civil desencadenada por los proyectos imperialistas y activadas casi todas las venas reaccionarias de la región”.

 

Chipre

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas el domingo pasado, culminaron con la victoria del actual presidente Nicos Anastasiades, que se quedó con el 56 por ciento de los votos y así se impuso sobre el candidato independiente, Stavros Malas, que tenía el apoyo del Partido Progresista del Pueblo Trabajador (Akel).

 

República Saharaui

La Autoridad Saharaui del Petróleo y la Minería de la República Árabe Saharaui Democrática hizo pública su satisfacción por la decisión de las multinacionales Kosmos Energy y Capricorn Exploration de suspender sus actividades de exploración petrolera en los territorios ocupados del Sáhara Occidental, algo que es un “golpe aplastante para los proyectos de la ocupación marroquí” en la zona.

 

Unión Europea

En una resolución aprobada por 480 contra 51, el Parlamento Europeo exigió la extensión de las sanciones que viene disponiendo contra Venezuela y que ese órgano pida que la Corte Penal Internacional analice “supuestas violaciones de Derechos Humanos” por parte de Caracas. La iniciativa fue impulsada por los grupos conservador y liberal del cuerpo en un guiño a la derecha venezolana que empujó al fracaso las negociaciones que llevaba a cabo con representantes del gobierno en República Dominicana. Por su parte, el Consejo Nacional Electoral convocó a las presidenciales para el 22 de abril.

 

España

Trabajadores de Bankia salieron a la calle en Madrid para protestar contra la decisión de echar a dos mil empleados como consecuencia de la integración de Bankia con Banco Mare Nostrum.

 

Rusia

El embajador de Rusia ante Siria, Alexander Kinshchak, advirtió que EE.UU. estaría preparando otra acción militar contra el país árabe bajo el pretexto de que Damasco estaría utilizando armas químicas

 

Australia

Parece que la afición por la conspiranoia que atraviesa EE.UU. a partir de las denuncias de injerencia rusa, también desembarcó en este país donde el Proyecto de Ley de Transparencia de Influencia Extranjera, presentado recientemente en el Parlamento que busca acorralar la posible influencia de China despertó una reacción proveniente desde el lugar menos esperado. Es que si prospera la iniciativa, quienes trabajen para un país extranjero, deberán registrarse como agentes de ese Estado. Ante esto, la Conferencia de Obispos Católicos Australianos solicitó que se excluya a sus miembros de la obligación de registrarse como “espías del Vaticano”.

 

Israel

En Herzeliya, ante la embajada de Ruanda, migrantes africanos que ingresaron a este país beneficiados por la ley del Retorno, protestaron contra el plan del gobierno israelí para deportar a cientos de personas, a cambio de 3.500 dólares y un pasaje de avión hacia un destino no identificado en África. Los manifestantes consideran que la medida es racista, por lo que para protestar, se pintaron las caras de blanco.

 

8.2.18

Alemania

Pasaron 136 días desde las elecciones que determinaron que Angela Merkel debía formar gobierno para que, ayer, la centro-derecha que encabeza y la socialdemocracia que lidera Martin Schulz acordaran formar una coalición. Así, aunque cede espacio, Merkel volverá a ser canciller, cargo que ocupa desde 2005, mucho tiempo más que el presidente Maduro o cualquiera de estos “populistas” cuya reelección preocupa tanto a la massmedia dominante y sus propaladoras.

 

Sudán

Con el telón de fondo de nuevas manifestaciones que, en Jartum, enfrentan la represión y con líderes de la oposición detenidos -entre ellos el titular del PC, Mohamed Abdallah El Doma- continúa el levantamiento popular contra las políticas económicas del presidente Omar Al Bashir.

 

Ciudad del Vaticano

Ante el anuncio de EE.UU. de trasladar a Jerusalén su embajada en Israel, el papa Francisco y el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan quien lo visitó en la Santa Sede, coincidieron en que es preciso que se respete el estatus de esa ciudad.

 

Ecuador

Tras el resultado del referéndum celebrado el domingo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos solicitó medidas provisionales para evitar la destitución de actuales integrantes del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, algo que debería darse a partir de la reestructuración del órgano aprobada por la consulta. Ante esto, el presidente Lenin Moreno, llamó a consultas al embajador ecuatoriano ante la OEA, José Valencia.

 

Brasil

“El que está condenado en dos instancias es ficha sucia, y el que es ficha sucia está fuera del juego democrático. Seremos irreductibles en la aplicación de la Ley de Ficha Limpia”, dijo Luiz Fux al asumir como nuevo titular del Superior Tribunal Electoral y, así, anticipó una medida que podría cerrar el camino de Luiz Inácio Da Silva a una nueva candidatura presidencial. Todas las encuestas coinciden en que Lula, como precandidato del Partido de los Trabajadores, es quien más posibilidades tiene con ganar las próximas presidencias, incluso, en primera vuelta.

 

6.2.18

Colombia

Organizaciones sociales se declararon en “proceso de paz permanente” y pidieron al Gobierno y al ELN que pacten “ya mismo” un nuevo cese bilateral al fuego. También hicieron pública su preocupación por el asesinato de líderes sociales, policías, soldados, guerrilleros y desmovilizados de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), así como “las condiciones infrahumanas en que se encuentran recluidos los presos políticos”, “nos duelen y, por tanto, exigimos del Estado reales y efectivas garantías para su vida”.

 

Israel

“El Líbano se remontará a muchos, muchos años, algunos dicen que a la Edad de Piedra y otros dicen que a la época de los hombres de las cavernas”, advirtió el ministro de Transporte de Israel, Yisrael Katz, para el caso de que vuelva a recrudecer el conflicto armado entre su país y el Movimiento Libanés de Resistencia Islámica (Hezbolá). Por su parte, en un reciente artículo, el diario israelí Haaretz alertó que, si Tel Aviv ataca el Líbano,(Hezbolá va a responder con una media diaria de tres o cuatro mil misiles sobre territorio controlado por el Estado de Israel.

 

Costa Rica

Pese a que se impuso en la primera vuelta, Fabricio Alvarado, va a tener que dirimir con Carlos Alvarado la segunda vuelta en las que se va a decidir quién será el próximo presidente del país. No son parientes, pero tienen algo en común: ambos son de derechas, aunque lo de Fabricio es singular, ya que lidera a una fuerza que en pocos años pasó de tener un solo escaño legislativo a disputar la presidencia. Y lo hizo con un discurso ultraconservador , homofóbico, contrario al matrimonio igualitario y el aborto.

 

5.2.18

Chile

Diputados de la Unión Demócrata Independiente (UDI), fuerza ligada íntimamente con Augusto Pinochet, pidieron al presidente electo, Sebastián Piñera, que convoque a un plebiscito para determinar si debe reponerse la pena de muerte que fue derogada en 2001.

 

Turquía

El PCA se solidarizó con su par de Turquía e hizo público su repudio a la injusta condena de su secretario general, Kemal Okuyan, por parte del gobierno que preside Recep Tayyip Erdoğan. Okuyan fue sentenciado a once meses y veinte días de cárcel porque escribió un artículo de opinión en el que se cuestionan políticas gubernamentales que, según pretexto utilizado para sentenciarlo, “insulta al presidente Erdogán”.

 

Bolivia

Se creó la empresa estatal Yacimientos del Litio Boliviano, lo que significa un claro desafío a las multinacionales que pretenden quedarse con este mineral estratégico para el desarrollo tecnológico. La nueva empresa pública desarrollará los procesos de química básica de sus recursos evaporíticos con una participación total del estado en las fases de producción y comercialización de cloruro de litio, sulfato de litio, hidróxido de litio, carbonato de litio, cloruro de potasio, nitrato de potasio, sulfato de potasio, sales derivadas e intermedias y otros productos de la cadena evaporítica. “Uyuni es nuestro banco del siglo 21, ahí está nuestro destino”, dijo respecto al principal yacimiento de este mineral, el vicepresidente, Álvaro García Linera.

 

EE.UU.

Gene Sharp, el filósofo creador del concepto de Soft Power, Golpes Suaves, falleció días atrás a los noventa años. Desde su cerrada posición anticomunista, su teoría dio origen al instructivo que derrocó varios gobiernos y que, ahora mismo, Washington sigue aplicando entre otros casos, contra Venezuela. Entre sus mecenas contó con la Banca Rotschild y George Soros, pero especialmente, con la CIA.

Venezuela, de cara a las presidenciales de abril20.2.18

El PCV propone un acuerdo al Psuv

Así lo resolvió su Buró Político “para enfrentar la crisis del capitalismo dependiente y rentista de Venezuela con acciones políticas y socioeconómicas antiimperialistas, patrióticas y populares”.

“Se debe enfrentar la crisis del capitalismo dependiente y rentista de Venezuela con acciones políticas y socioeconómicas antiimperialistas, patrióticas y populares”, recalcó el Buró Político del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y dio a conocer detalles sobre el desarrollo y resoluciones de su 14 Conferencia Nacional, realizada durante los días 17 y 18 de febrero en Caracas, entre las que se destaca la propuesta de avanzar en un acuerdo electoral con el Psuv.

Vale citar que en ese encuentro participaron 299 delegados y los miembros del Comité Central, además de una representación del Consejo Central de la Juventud Comunista (JCV) y delegados electos por las bases del Partido en representación de cada uno de los estados.

Ahí hubo 103 intervenciones que exhibieron un importante debate democrático que, recalcó el secretario general del PCV, Oscar Figuera, “permite una construcción colectiva de la política y que las decisiones sean también colectivas, por lo que el PCV y la JCV surgen más cohesionados y unidos”.

En este sentido, el dirigente comunista destacó la intensidad del debate que “fue polémico, duro y fructífero” en el que se aprobó el documento “El cuadro socioeconómico y político de la actual crisis capitalista en Venezuela. La salida revolucionaria y las tareas del PCV”, que se enmarca en los lineamientos del 15 Congreso Nacional que esta organización celebró en junio de 2017.

Unidad

Figuera fue claro cuando recalcó que el PCV “sostendrá su ofensiva para conquistas que se inscriban en su propuesta de gobierno de la unidad revolucionaria obrera-campesina, comunera y popular, y que son indispensables para la salida revolucionaria a la actual crisis capitalista de Venezuela”.

Tras lo que resaltó que la fuerza que preside va a seguir “impulsando las luchas de la clase obrera y el pueblo trabajador por sus justas reivindicaciones y para que cumplan su misión histórica de encabezar el derrocamiento de la burguesía, el triunfo de la revolución proletaria y popular e iniciar la construcción del socialismo”.

Y valoró como positivo que la Conferencia Nacional analizara “críticamente el cuadro de la situación socioeconómica del pueblo venezolano, que sufre las consecuencias de la aguda crisis del modelo de acumulación capitalista dependiente y rentista de Venezuela, agudizada por la ofensiva imperialista, en el marco de la crisis mundial del sistema capitalista”.

Asimismo, en la oportunidad se evaluó “con preocupación el cuadro político actual de escalada agresiva en la política injerencista del imperialismo estadounidense y sus aliados europeos contra el proceso bolivariano venezolano que pone en riesgo la perspectiva de liberación nacional e incluso hace peligrar la propia existencia de Venezuela como Estado-Nación; enmarcado en el objetivo trazado por el PCV de trabajar por construir una amplia alianza antiimperialista y antifascista con miras a las próximas elecciones presidenciales”.

Y, “considerando estos elementos -planteó Figuera- jerarquizando la defensa de la patria frente al plan de desmembramiento del imperialismo contra nuestro país y valorando las tareas que le corresponde al PCV en esta fase de la lucha de clases”, se resolvió proponer al Psuv suscribir un acuerdo unitario.

El documento elaborado en el encuentro señala que es preciso, “sobre la base de un acuerdo unitario del Psuv y el PCV, para enfrentar la crisis del capitalismo dependiente y rentista de Venezuela con acciones políticas y socioeconómicas antiimperialistas, patrióticas y populares”, impulsar la conformación de “una amplia coalición de fuerzas políticas y sociales que exprese las legítimas aspiraciones populares de lucha antiimperialista, por la unidad latinoamericana y el desarrollo soberano en defensa de la nación y en interés del pueblo venezolano”.

Todo esto, “como germen de la necesaria dirección colectiva y unitaria del proceso” con la candidatura de Nicolás Maduro para la presidencial del 22 de abril.

Esta posición ya fue entregada a la Dirección Nacional del Psuv, por lo que si el acuerdo llegara a buen puerto, se va a convocar a una nueva sesión de la Conferencia Nacional “para decidir, en consecuencia, la candidatura del PCV”.

Así, después de reconocer que, desde el 23 de enero se llevan a cabo reuniones con representantes de la Dirección Nacional del Psuv, Figuera destacó que el proyecto de acuerdo unitario “plantea aspectos de principio sobre la lucha antiimperialista, la defensa de la patria y el impulso del desarrollo soberano” y resaltó puntos que referidos “a derechos de la clase obrera y del pueblo trabajador y otro sobre medidas de mayor profundidad que deben analizarse conjuntamente”.

Y fue claro cuando hizo hincapié en que “varias de las acciones que plantea en el proyecto de acuerdo unitario, son de aplicación urgente e inmediata para contrarrestar las consecuencias que sufre el pueblo por la agudización de la crisis capitalista”.

 

 

Colombia, Ecuador y el conflicto con Venezuela20.2.18

A diez años de la Masacre de Sucumbío

El autor de esta columna, Tony López es periodista, politólogo y analista internacional. Durante dos períodos fue secretario Político en la Embajada de Cuba ante Argentina y, también, representante del Departamento América del Partido Comunista Cubano. Aquí realiza un análisis agudo sobre un conflicto que sigue fogoneado por EE.UU.

El próximo 1º de marzo se cumplirán diez años de la masacre de Sucumbío en Ecuador, cuando aviones de la Fuerza Aérea de EE.UU. al servicio de la CIA, y fuerzas combinadas del ejército y la policía colombiana, dejaron caer a las 12.20 de la madrugada de ese día, su mortífera carga de horror y muerte sobre el campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, (Farc), donde pernoctaban unos cuarenta guerrilleros y varios extranjeros entre ellos tres ciudadanos mexicanos, un australiano, un ecuatoriano y dos italianos, que se encontraban de visita y cuyo objetivo era sostener un encuentro con el comandante Raúl Reyes, miembro del Secretariado de dicha organización guerrillera a cargo de las Relaciones Internacionales, y recibir una propuesta de Paz que las Farc proponían y que la llevarían a un Foro Internacional de la Coordinadora Bolivariana de los Pueblos que se desarrollaba en Quito, Ecuador, en esa semana y hacerla llegar al gobierno de Colombia.

El campamento, situado a más de dos kilómetros en profundidad del territorio ecuatoriano, era conocido como el Salón de Protocolo de las Farc, cuyo objetivo era sostener encuentros con delegados de fuerzas políticas latinoamericanas y europeas con las cuales las Farc mantenían relaciones políticas y escogido ese lugar, con el propósito de no someterlos al peligro, de penetrar en territorio colombiano.

Los resultados arrojaron la muerte de 25 personas entre ellos, 2 mexicanos y un ecuatoriano, masacrados por los misiles que impactaron directamente en dicho campamento y luego de la macabra obra, la continuó desarrollando con el desembarco en territorio ecuatoriano de fuerzas combinadas del ejército y policía, pues algunos heridos como el caso de Raúl Reyes, fue capturado vivo y luego rematado, prueba de ese crimen lo tienen los dirigentes de las Farc y testigo las guerrilleras y visitantes que sobrevivieron a la masacre.

La grave violación del derecho internacional, el ataque alevoso, con nocturnidad e indefensión de las víctimas, lo tipifica como un delito de crimen de guerra y de lesa humanidad, así como la violación de la frontera y bombardeo en territorio de un país limítrofe, sin la debida coordinación e información al país agredido, se agrava como es conocido públicamente con el engaño del presidente Álvaro Uribe Vélez, al Jefe de Estado Rafael Correa, este hecho provocó una grave y tensa situación entre ambas naciones y la ruptura diplomática con Colombia de Ecuador, Venezuela y Nicaragua.

Los gobiernos de EE.UU. y Colombia, al violar la Carta de la ONU y los tratados internacionales sobre hechos de guerra, deben rendir cuenta por este horroroso y vandálico episodio, que aún mantiene heridas abiertas, sin que la Justicia Internacional y sobre todo la ecuatoriana, exija juzgamiento, reparación a las víctimas y perdón de los culpables por la humillación a que fue sometido el estado y pueblo ecuatoriano.

Mirado en este espejo y con gran preocupación observamos cómo el gobierno de EE.UU., con el apoyo del llamado Grupo de Lima, y el empleado del Departamento de Estado, a cargo de la OEA Luis Almagro, han preparado la nueva aventura guerrerista y en ejecución del plan intervencionista en la República Bolivariana de Venezuela, a cuyo servicio utiliza el arsenal mediático de EE.UU. y América Latina y en Europa especialmente el diario El País de España, el que publica en el día de hoy 19 de febrero, una noticia, que nos motivó a recordar en los párrafos arriba mencionados la Masacre de Sucumbío.

En su edición de hoy, el diario El País, caracterizado enemigo del gobierno venezolano, señala que Colombia redobló la lucha contra el Ejército de Liberación Nacional, luego que el “grupo insurgente volvió en enero al conflicto armado” y que por lo tanto “el Gobierno de Juan Manuel Santos, decidió suspender la mesa de diálogo instalada en Quito, Ecuador” dicho en esta forma obviamente la insurgencia es la culpable y son los que vuelven al conflicto armado, el Gobierno la víctima y no le queda otra que suspender los diálogos. Para el lector el ELN son los malos. Pero luego de grandes especulaciones sin mostrar ninguna prueba y solo fuentes de las poco creíbles fuerzas militares colombianas, abundan las acciones armadas supuestamente del ELN y como dato curioso una de ellas contra una unidad de policía en Barranquilla, acciones más bien ejecutadas por elementos altamente profesionales y no de una organización cuya práctica de guerra es en la zona rural y no en zonas urbanas.

Pero lo peligroso de este artículo está en la referencia siguiente: “el país andino ha intensificado su ofensiva, pero un factor lo complica: Venezuela. Los cabecillas de la guerrilla no solo se refugian al otro lado de la frontera, sobre todo las de los departamentos de Norte de Santander y Arauca, sino que desde allí planean y ordenan ataques en territorio colombiano, según el Gobierno, dificultando así su localización y persecución”. Refiere el artículo de El País, que hubo llamadas entre los dos ministros de Defensa de ambos países y que se reunirán en breve para discutir el tema fronterizo y las acusaciones de ambas partes sobre las violaciones a sus territorios.

Lo que es cierto es que en la frontera colombo-venezolana operan desde hace más de treinta años fuerzas insurgentes del ELN, de las Farc y del EPL en el Perijá, Catatumbo, o sea desde Arauca hasta Cúcuta, pero en los últimos quince o veinte años las Fuerzas Militares Colombianas, desplegaron en esa frontera, más de cuarenta mil efectivos, para combatir a unos 20 frentes guerrilleros de Farc, ELN y EPL, sin mayores resultados, el tema estaba centrado y el objetivo fundamental era y ha sido siempre Venezuela. La prueba está que cuando entre el 2003 al 2008 se desarrolló la Operación Patriota y el Plan Consolidación, las Fuerzas Militares con el pleno asesoramiento y participación del Comando Sur, desplegaron solamente a 18 mil efectivos, desde los departamento de Guaviare, Caquetá, Meta, Putumayo y Nariño donde se sabía la existencia de los poderosos bloques Oriental y Sur con unos 45 frentes guerrilleros y el establecimiento del Estado Mayor Central y su jefe el comandante Manuel Marulanda Vélez.

Desde aquella época el objetivo era Venezuela, solo que la coyuntura política y diplomática en la región de ese momento no les favorecía, ahora tampoco resultaría exitosa una aventura, hay una importante división en los países latinoamericanos y caribeños y no es seguro que tampoco tengan el apoyo de todos los que integran el Grupo de Lima, Estados Unidos atiza la guerra, pero sabe que una intervención directa puede tener consecuencias muy graves en el plano internacional y económico con China, Rusia y otros países en Europa. La Casa Blanca apunta más a desestabilizar internamente al gobierno de Maduro y usar a Colombia para su juego de guerra, pero ojo, puede salirle muy mal al gobierno de Santos Calderón, la crisis económica y social interna y el accionar militar de la guerrilla del ELN y los frentes de las Farc que no aceptaron desmovilizarse puede llevarlos a perder el juego.

Lo que no dice el diario español, es que en esa frontera colombo-venezolana, y en buena parte de ella, quienes pelearon y desalojaron algunos frentes del ELN, fue la acción de los paramilitares dirigidos entre otros por los narco-paramilitares Salvatore Mancuso y Jorge 40, quienes no solo controlaban la ruta de la cocaína en la zona, también el cartel de la Gasolina, el contrabando en La Guajira, que aún se mantiene. Tampoco dicen que los paramilitares colombianos formaron grupos de paramilitares venezolanos financiados por grandes terratenientes y ganaderos del Táchira y el Zulia y que hoy están operando actualmente en Venezuela.

Como se sabe en mayo de 2004 fueron detenidos y encarcelados en Venezuela más de 130 paramilitares colombianos y la generosa actitud de Chávez a pedido de Uribe los deportó a Colombia donde fueron perdonados. Estos sujetos tenían un plan, apoyado por la oposición venezolana y la mafia cubana de Miami, se proponían atacar el Palacio de Miraflores y dar muerte al presidente Chávez. Hoy el ministro de Defensa colombiano Luis Carlos Villegas, niega la existencia del accionar paramilitar en Colombia y atribuye el asesinato de más de 50 ex guerrilleros y 220 líderes comunales y de izquierda al poco serio argumento de que son problemas de faldas.

La acusación que públicamente hace hoy el diario El País, en contra del ELN y sugerida sutileza contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro, sin mayores aportes ni pruebas de lo que publica, es un campanazo para que el ELN no se tome como chivo expiatorio para reeditar una nueva masacre como la de Sucumbío. Los pueblos y líderes sociales y políticos en nuestra región deben denunciar la traicionera conspiración contra el gobierno y pueblo venezolano y un llamado a que reine la paz como aprobó la segunda cumbre de la Celac.

90 años del PC paraguayo14.2.18

“El socialismo es una necesidad del presente y la única alternativa del futuro”

El 18 de febrero el PCP celebra sus 90 años de vida con una actividad político-cultural en Asunción en la que participará el PCA y se presentará la revista Cuadernos Marxistas

En diálogo con Nuestra Propuesta Najeeb Amado, Secretario General del Partido Comunista Paraguayo, analizó el presente de la organización, los desafíos futuros y detalló la contribución histórica de los comunistas a las luchas de su pueblo.

 

-¿Cuál es la consigna para este aniversario?

Estamos celebrando estos noventa años con un lema que dice Organicemos el presente para rebelar el futuro. Este lema, entendemos nosotros, es la síntesis del espíritu que le queremos imprimir a las celebraciones por los 90 años de vida del Partido Comunista Paraguayo ¿Por qué? Porque el PCP es una organización permanente de luchas para lograr sublevar al pueblo contra el capitalismo y construir la sociedad socialista que es una necesidad del presente y la única alternativa para el futuro.

 

-¿Por qué el PCP es “una organización permanente de lucha”?

Por qué nos colocamos al servicio del movimiento de masas planteando lo siguiente: organicemos el presente para revelar el futuro. El concepto rebelar lo usamos como juego de palabras entre rebelar como expresión de rebeldía y revelar como develar y descubrir el futuro.

 

-¿Qué actividades celebratorias van a desarrollar?

El aniversario es el 18 de febrero y lo celebraremos con una importante actividad política y cultural en el centro de Asunción, en la cual participará el camarada argentino Marcelo Rodríguez, que vendrá a presentar la revista Cuadernos Marxistas, que nosotros consideramos como una herramienta fundamental para enfrentar los desafíos revolucionarios en el continente.

También estamos realizando un ciclo de charlas que denominamos como "Los condenados del siglo XXI" y que parte de aquella idea de Fanon sobre Los condenados de la tierra para hablar sobre las víctimas del capitalismo en Paraguay que son los trabajadores y campesinos. Además, como no podía ser de otra manera, haremos una actividad para rendir homenaje a la revolución bolchevique que es la máxima inspiración revolucionaria para todos los pueblos del mundo desde 1917 a nuestros días.

 

-¿En qué se evidencia la vigencia de la revolución bolchevique para los comunista paraguayos?

El anarcosindicalismo de Rafael Barret en el comienzo del siglo XX y la revolución bolchevique de 1917 son los dos grandes eventos que contribuyeron a la fundación del Partido Comunista Paraguayo. La alianza social obrero-campesina experimentada en la Rusia zarista es una enseñanza para dirigir el frente nacional que el Paraguay necesita para romper con el imperialismo y terminar con el capitalismo.

Por su parte, la caracterización del territorio y de la sociedad como campos de batalla creemos que siguen siendo enseñanzas de mucho peso de la revolución de octubre en relación a los tiempos actuales.

 

-¿Cómo se plasmaron estas enseñanzas a lo largo de la historia del país y del PC?

Las enseñanzas de la revolución rusa siempre estuvieron presentes en la tradición de lucha de nuestro Partido. Esto ha ocurrido de manera muy concreta a la hora de hacer un abordaje histórico sobre el Paraguay y el PC paraguayo. Hay algo que es muy sencillo: el que quiera reconstruir la historia de nuestro país deberá dar cuenta del Partido Comunista y quien no lo haga estará mintiendo. El Partido Comunista fue y es protagonista de todas las luchas del pueblo y en la década del cuarenta logró convertirse en un verdadero organizador de la clase obrera, rol que estamos tratando de reconstruir. También fue decisivo en la resistencia contra la larga dictadura de Stroessner, como así también en 1932 en la Guerra del Chaco, denunciando el rol del imperialismo en la misma. El Partido Comunista tuvo combatientes en el frente de batalla pero también conformó comités antiguerra para denunciar la política criminal de las empresas multinacionales en el conflicto.

Pero, sin dudas, que el momento más importante para el Partido Comunista en Paraguay fue en el período abierto en 1947 con la guerra civil con posibilidades de liberación nacional, donde los comunistas formamos parte del ejército rebelde que estuvo al borde del triunfo y que tristemente fue derrotado. Esta sin dudas fue la experiencia más importante para la historia del campo popular y democrático paraguayo.

El PC luego fue decisivo en la organización de la resistencia a la dictadura entre 1954 y 1989 y consecuente con ello organizó la lucha armada del 59-65 con el Frente Unido de Liberación Nacional que era la herramienta para la guerra de guerrillas que impulsó el Partido Comunista.

 

-¿Cómo se puede definir la lucha en estos tiempos?

Estamos viviendo una época de embrutecimiento de las clases dominantes que coincide con la emergencia de neofacismos en nuestra región y en el mundo entero. Está situación nos obliga a revisar nuestras formas organizativas como así también la manera en que proyectamos las luchas.

Se trata de una contraofensiva del capitalismo en su versión monopólica e imperialista. Por ello es que creemos que en el siglo XXI, con su perfeccionamiento tecnológico aplicado en disciplinar a los pueblos, sigue siendo el siglo en el que el legado de la revolución marxista-leninista es una necesidad histórica.

 

-¿En qué momento del PC paraguayo llegan estos 90 años de lucha?

Es un momento muy particular del Partido. En el 8 Congreso -de febrero de 2016- el Partido se replanteó su construcción política e intentó recuperar aquella esencia del Partido Comunista Paraguayo de la década del cuarenta que convirtió al Partido en la herramienta que dirigió al movimiento obrero de nuestro país.

Para ello realizamos una autocrítica muy grande que nos llevó a un viraje en la línea política del Partido en donde acción y declaración política vayan de la mano.

Este esfuerzo nos permitió iniciar lo que nosotros denominamos una práctica dolorosamente hermosa, que es la de recuperar el carácter más consecuente entre discurso y práctica. En ese sentido, evaluamos como determinante recuperar la esencia organizativa de una herramienta revolucionaria: funcionamiento de los organismos de base, autogestión permanente, tareas en el movimiento de masas, etc.

 

¿Por qué le echan nafta al fuego?6.2.18

Tillerson en América Latina

Un cuadro de la ExxonMobil a cargo de la secretaría de Estado de EE.UU. y la historia de una pugna que se disputa en casa ajena. Una gira que tiene poco de mágica, algo de misteriosa y mucho, pero mucho, olor a petróleo.

“Él es más que un ejecutivo de negocios, es un jugador de clase mundial está a cargo de, yo creo, una de las compañías más grandes del mundo”, ya que “se encarga de una compañía de petróleo que casi ha duplicado su tamaño con respecto a su competidor más cercano”. Así defendía Donald Trump la nominación de Rex Tillerson a la Secretaría de Estado de su país, allá por 2017 cuando, para sorpresa de algunos, acababa de convertirse en el 45 presidente de EE.UU.

La vida de Tillerson tuvo y tiene olor a petróleo. Por eso no fue azarosa la decisión de Trump de designarlo al frente de lo que para EE.UU. es más que una cancillería.

Desde que ingresó a la empresa, en 1975 como ingeniero de producción, su camino hacia la presidencia ejecutiva de la ExxonMobil -cargo que ocupaba cuando lo nombraron Secretario de Estado- fue brillante.

Es que este ingeniero de 64 años originario de Wichita Falls y graduado como ingeniero civil en Texas, tiene el perfil exacto para aquello que vino a hacer la Presidencia Trump.

Por eso y pese a que su currículum no evidenciaba experiencia previa en el terreno de la diplomacia, el presidente defendió su nominación ante ataques feroces que recibió en el Capitolio, por parte de propios y extraños.

“Me preocupan los reportes de su relación con Putin que es un matón y un asesino”, decía sin eufemismos en el parlamento estadounidense, el senador por Arizona y ex candidato presidencial -en 2008- por el Partido Republicano, John McCain, a la hora de explicar su oposición a la designación de Tillerson.

Es que, en 2011, ExxonMobil firmó un acuerdo con la petrolera líder en la extracción y refinamiento Rosneft, para hacer prospecciones y explotar yacimientos de aguas profundas en el Océano Ártico. El problema, al menos para McCain, es que en esta empresa, el mayor accionista es el Estado ruso cuyo gobierno estableció un vínculo estrecho con Tillerson, a punto tal que en 2013 Vladímir Putin lo condecoró con la Orden de la Amistad de Rusia.

Acuérdese usted de esto cada vez que lea algo sobre versiones, creíbles o rocambolescas, que hablan de espías rusos manipulando cibernéticamente las elecciones en las que Trump se impuso sobre Hilary Clinton. Porque, como se verá, en esto de las relaciones internacionales, nada es tan naif como parece o como querríamos que fuera.

No sorprende entonces que, ya como responsable de la diplomacia del Gobierno Trump, Tillerson se las haya ingeniado para surfear sobre el filo de esa navaja que son las relaciones bilaterales ruso-estadounidenses y, pese al duro frente interno con el que debe lidiar en este terreno, logró sacarlas del congelador en que las había dejado Barak Obama y las suavizó porque, como señaló varias veces, “Rusia es un peligro, pero es estable”.

Siempre listo

Comprender la relación que el Gobierno Trump pretende con Rusia ayuda a entender algo de lo que está pasando hacia adentro de la principal formación estatal del capitalismo, EE.UU., y por lo tanto, qué es lo que se está redefiniendo hacia adentro mismo el capitalismo.

Pero también es una punta de madeja que ayuda a comprender el sentido de la visita que, ahora mismo, Tillerson realiza a nuestra región. Un periplo que lo llevó de México a Buenos Aires y en el que estuvo presente -siempre- Venezuela.

“Esperamos con optimismo que México siga con su camino de reformas en la manera que administra sus recursos de gas y petróleo, a través de las reformas continuas de Pemex, eso abrirá oportunidades para más sociedades y colaboración con tecnologías que aprovechen los vastos recursos que tiene México”, decía sin ambages -en 2012- Tillerson, cuando en su carácter de presidente ejecutivo de Exxon Mobil, se dirigía al Consejo de Relaciones Exteriores de EE.UU.

Ahí, argumentaba que la colaboración en materia energética entre EE.UU. y México puede tener “repercusiones globales” y señalaba que una sociedad en materia energética entre estos países y Canadá -una especie de Nafta para producir nafta- ofrecería a esa región “independencia energética que permitiría dejar de lado la necesidad de importar hidrocarburos de regiones volátiles como Medio Oriente”.

Para traducirlo: ¿por qué traer desde tan lejos y a un costo altísimo -no sólo en lo pecuniario- aquello que podemos obtener acordando con Rusia y que, por otra parte podemos conseguir en el patio trasero?

Eso sí, advirtió que, pese a esto, Washington no debería retirar su presencia militar y económica de la zona que se conoce como oriente próximo, porque esto “causaría un vacío que podría ser aprovechado por otro país afectando otros intereses estadounidenses”. Y añadía: “no soy lo suficientemente experto en este tema, pero habrá que anticipar ese problema”, ya que “el comercio petrolero con Medio Oriente no determina toda la relación de esa región con EE.UU.”.

ExxonMobil, que de acuerdo a la revista Fortune es la sexta compañía más grande del planeta, es la heredera de Standard Oil Company, y según informa su página web, posee presencia en varios países de Latinoamérica, entre ellos México, con quien la relación se remonta a hace 130 años. Desde que Tillerson pronunciara ese discurso, se profundizó el desguace de Pemex, la otrora estatal y orgullo de México.

Por eso es comprensible que el secretario de Estado sienta que México es un territorio seguro como para lanzar una frase que en boca del canciller de la mayoría de los países, hubiera levantado un verdadero tsunami de repudios.

“Cuando las cosas están tan mal, cuando los militares llegan a la conclusión de que ya no pueden servir a los ciudadanos, entonces se las arreglan para orquestar una transición pacífica”, recalcó en la Ciudad de México, en lo que suena a un cheque en blanco con la firma de Washington para cualquier aventurero que decida tomar el guante.

Aquí vale recordar que ExxonMobil tiene una demanda contra el Estado venezolano por más de dos mil millones de dólares, a raíz de la nacionalización de bienes de la petrolera en ese país. El caso está en manos del Banco Mundial.

Pero decir que la virulencia expresada por Tillerson se reduce sólo a ese motivo, sería tener una perspectiva parcial porque, en este como todo lo que hace a las relaciones internacionales, la realidad suele ser más compleja y plagada de matices y policausalidades.

Es entonces en este punto, en el que es preciso no perder de vista que aquí se juegan cuestiones geoeconómicas, geopolíticas y geoestratégicas que van -incluso- mucho más allá de la relación entre EE.UU., Venezuela y el resto de la región, ya que se inscriben en la redefinición del orden mundial a la luz de la pugna que tiene lugar hacia adentro del propio capitalismo.

De alguna manera, la llegada de Trump a la Casa Blanca, es el emergente de un cambio en la correlación de fuerzas entre las facciones que, desde diferentes visiones capitalistas, se manifiestan hacia adentro de EE.UU.

Debe quedar claro que, en lo inherente al sistema político, estas diferencias atraviesan transversalmente a republicanos y demócratas, ya que quienes están detrás son los verdaderos grandes jugadores para quienes los gobernantes suelen ser sólo cuadros intermedios, formados y puestos al servicio del capital. Una cosa es mirar el Super Bowl y otra jugar por los Philadelphia Eagles.

Ahora bien. Estas diferentes visiones que se manifiestan en este sistema de economía-mundo que es el capitalismo, expresan sus contradicciones y tensiones internas en pos de dirimir cuál es la perspectiva más adecuada para garantizar la necesidad de acumulación de la clase capitalista, lo que es lo mismo que decir el diseño del orden mundial que -así se lo proponen- va a prevalecer durante el siglo 21.

Aquí -hay que repetirlo- se presentan a grandes pinceladas dos facciones pertenecientes a las clases dominantes, una más vinculada al capital productivo e industrial, necesariamente ligado a las formaciones estatales nacionales y a una forma de imperialismo clásica. Y otra, la que -todo parece indicarlo así- está prevaleciendo, que tiene su paradigma en un dominio global por medio de redes financieras de control.

Y es -sobre todo- en esta perspectiva en la que debe interpretarse por qué Tillerson dice lo que dice y lo hace desde donde lo hace.

Desde mediados del siglo 20, la base en la que se sustentó la preeminencia del bloque civilizatorio anglosajón que lidera EE.UU. es su complejo militar-industrial-massmediático-financiero, pero conforme avanza la Segunda Crisis de Larga Duración del Capitalismo, la fase militar-industrial-financiera tomó preeminencia sobre la restante.

Esto propició la pérdida de posiciones globales, sobre todo, a manos de la República Popular China (RPCh) que en una década, va a estar en condiciones de convertirse en una potencia con capacidad geoestratégica global propia, algo que desde la caída de la Unión Soviética sólo detenta EE.UU.

¿Qué quiere decir esto? Una potencia con capacidad de planificar y actuar dando respuesta inmediata en cualquier parte del globo. La RPCh le disputa a EE.UU. poder en el terreno de la producción y la economía, si logra llegar a la meta de convertirse en potencia con capacidad geoestratégica global propia, también disputará poder en todos los terrenos desde los que EE.UU. construyó su supremacía (Ver Una ruta que trae algo más que seda).

El arribo de Trump a la presidencia habla de un triunfo de la facción productivista que pretende retomar el liderazgo industrial y productivo, por lo que precisa -entre otras cosas- energía para satisfacer la necesidad de industrias que ahora están deslocalizadas en la RPCh, el sudoeste asiático y Centroamérica que, espera, vuelvan a territorio estadounidense.

Es que para que este intento funcione, Trump debe poder convertirse en el gran regulador social capaz de reafirmar la autoridad de la clase dominante y, para eso, necesita producir un fuerte impacto que modifique la tendencia que registró durante las dos anteriores gestiones demócratas la dinámica de inclusión y exclusión social en EE.UU.

Hay que decir que, hasta ahora, no le fue muy bien en este intento, pero como plan estratégico, para eso, apunta a la obtención de energía más barata y cercana.

Por eso, el presidente de los Boy Scouts entre 2010 y 2012, Rex Tillerson, dijo “siempre listo” y apuntó a una relación estable con Rusia que, después de todo, es el país que posee la mayor reserva de energéticos del planeta, entre otros tantos recursos naturales.

Pero también lo hizo, aunque con otros modales, sobre lo que EE.UU. considera su patio trasero Y lo hizo así porque, después de todo, Putin puede ser un “matón y asesino”, pero tiene un arsenal nuclear capaz de barrer varias ciudades estadounidenses, mientras que México cuenta con una burguesía que, desde el gobierno, está dispuesta a entregar hasta la última gota de petróleo.

En esta misma línea de pensamiento debe interpretarse esta invitación a derrocar al gobierno venezolano al que quiere reemplazar por otro pelele como el mexicano.

Entonces, como acabamos de ver, hay una cuestión geoeconómica, pero asimismo una geopolítica y geoestratégica que en este caso convergen y se manifiestan en las propias palabras de Tillerson.

En esta misma gira, cada gesto del secretario de Estado es una suerte de instructivo para gobiernos que como el de México, Perú, Colombia y Argentina representan a parte de lo peor de las burguesías asentadas en la región.

Por eso no sorprende que, además del público agradecimiento que en la capital peruana hizo al Grupo de Lima por “sus esfuerzos para lograr devolver la institucionalidad al pueblo venezolano”, estuvo presente la advertencia sobre la toma de posiciones que Rusia y, especialmente, la RPCh vienen desarrollando en América Latina que, apuntó, “no necesita de nuevos poderes imperiales que sólo miran por su interés”.

Y, con un grado de singular cinismo aseveró: “EE.UU. es distinto: no buscamos acuerdos a corto plazo con ganancias asimétricas, nosotros buscamos socios”.

Aunque La Rosada se empeñe en cumplir con Washington6.2.18

El crimen nunca paga

La visita del secretario de Estado ¿Cuál es la razón de convertir a Argentina en el brazo ejecutor de intereses que ni siquiera dejan alguna ventaja a la economía nacional?

Pocas veces se vio tanta excitación recorriendo La Rosada . Es que, en la quinta de Olivos, Mauricio Macri se reunía con el secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, quien apenas un día antes elogió el “liderazgo de la Argentina” en la región y cargó contra Venezuela ya que, aseveró, EE.UU. no puede permitir “la restricciones democráticas sin hacer nada”, en una extraña defensa de la “democracia” para quien acababa de fomentar públicamente un golpe de Estado contra el gobierno que preside Nicolás Maduro.

Queda claro que, en este sentido, el presidente de Argentina está decidido a convertirse en el instrumento regional para acicatear al proceso bolivariano, algo que espera reafirmar cuando reciba, en abril, a otro de los adalides de esa lucha, el jefe de Gobierno Español, Mariano Rajoy.

Así, Macri asume para nuestro país un papel que es peligroso y triste, ya que aporta soporte técnico sobre el terreno regional a la instrumentación de toma de posiciones decididas desde el interior del centro capitalista y de acuerdo a su exclusivo interés.

Este fue uno de los temas de la reunión que Macri mantuvo con el visitante en la que, según se dejó trascender, se evaluó sancionar comercialmente a Venezuela y, sobre todo, donde más le duele, en la compra de petróleo. Pero también se habló de otros dos temas que están entre los predilectos de la Agenda Cambiemos: narcotráfico y terrorismo.

Y, aunque sólo fueron cuarenta minutos los que el secretario de Estado le dedicó al presidente, hubo tiempo para hablar sobre la agenda que se intenta construir de cara a la Cumbre del G20 que va a tener lugar en Bariloche, en noviembre de este año, así como la Cumbre de las Américas, que se celebrará en Lima, Perú, entre el 13 y 14 de abril.

Así es el capitalismo

Pero al parecer el crimen sigue sin pagar. Es que pese a que se informó que el mandatario reiteró los reclamos de Argentina por las trabas que continúa imponiendo la Casa Blanca sobre productos nacionales, entre ellos los limones, cuyo ingreso a EE.UU., según anunció en agosto de 2017 el Gobierno entre bombos y platillos, había recibido la “autorización definitiva” por parte del Departamento de Agricultura estadounidense.

Pero, al parecer, con los limones la cosa sigue ácida y otro tanto pasa con el biodiesel, que con la suba del arancel de importación dispuesta por el Gobierno Trump, quedó prácticamente afuera del mercado de EE.UU.

Estas dos son sólo algunos de las decisiones gubernamentales estadounidenses que golpean bajo la línea de flotación a la producción nacional, pero no es todo. Algo que, de acuerdo a la información oficial no estuvo presente en la charla, es la consecuencia que para una economía deliberada y absurdamente abierta como la Argentina, tiene la decisión de la Reserva Federal de subir la tasa de interés de uno a 1,25 y el anuncio que podría disponer una nueva suba este mismo año.

¿Entonces cuál es la razón de convertir a Argentina en el brazo ejecutor de intereses que ni siquiera dejan alguna ventaja a la economía nacional?

La actitud adoptada por el Gobierno Cambiemos se explica, en parte, por el fundamentalismo ideológico y la cosmovisión y actitud depredadora de la burguesía radicada en el país lo que lleva al tándem de poder que gobierna desde diciembre de 2015, a ser facilitador y protagonista de negocios.

Estas características tienen un paradigma en la decisión de dejar de comprar gas a Bolivia, para traer desde Chile gas que, a su vez, ese país importa. Una maniobra que representa un formidable negocio para la Shell, empresa donde hizo carrera y es accionista el actual ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Así las cosas, lo que deja como resumen la visita de Tillerson es una clara muestra del peligroso papel que, para los argentinos, eligió jugar La Rosada. En un mundo que se cierra, el Gobierno insiste con sostener y profundizar una apertura suicida o criminal, según la perspectiva desde la que se la mire.

Pero también profundiza una insensata toma de deuda, en un contexto en el que avanza la financierización que conlleva una terrible creación de capital ficticio carente de respaldo en la economía real, generado por medio de bolas especulativas que amenazan con convertirse en verdaderos aludes.

Un informe realizado por el Banco de Basilea en 2017, da cuenta de que, mientras que el PIB mundial estaría en alrededor de ochenta billones de dólares, el capital ficticio rondaría los quinientos billones. Documentos de la propia Reserva Federal de EE.UU. advierten sobre una situación peor, ya que señalan que el capital ficticio ascendería a 1.100 billones.

Si esto es verdad, sólo uno de cada veinte dólares tiene respaldo real, al tiempo que el resto no es otra cosa que algo así como asientos contables que se engordan a sí mismos. Entonces, el capital ficticio supera al capital real y en ese mecanismo perverso nos mete a todos los argentinos -despreocupadamente- el Gobierno Cambiemos cuando sigue contrayendo deuda.

Pero a su vez, repasar este mecanismo puede dejar una lección, ya que desnuda otro aspecto de la Segunda Crisis de Larga Duración que atraviesa el capitalismo.

Es que al tiempo que las finanzas desdeñan la dinámica de acumulación del sistema productivo y, cada vez más, apuestan a reproducir mecanismos rentistas y parasitarios, paradójicamente, el capitalismo tiene problemas para convertir el dinero en capital. Y si sos un sistema que se llama capitalismo y te cuesta transformar dinero en capital, es que tenés un problema serio.

 

Actividad en el Centro de Estudios y Formación Marxista Héctor P. Agosti6.2.18

El embajador de Venezuela fijó postura

Fue en un encuentro que conmemoró 26 años del levantamiento cívico-militar encabezado por el entonces coronel Chávez contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

“Frente al desplazamiento del centro de gravedad del poder global, EE.UU. pelea por recuperar la hegemonía y su frente de batalla hoy es América Latina y el Caribe”, denunció el embajador de Venezuela ante nuestro país, Carlos Eduardo Martínez Mendoza, en una actividad convocada el sábado por el Cefma, al conmemorarse 26 años del levantamiento cívico-militar encabezado por Hugo Chávez contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez.

El diplomático participó de un panel en el que también estuvieron el dirigente de ATE-Capital, Guillermo Varela, la periodista Stella Calloni y el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista, Jorge Kreyness.

La charla tuvo lugar, además, en con el telón de fondo de la gira latinoamericana del secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, que culminó en Argentina, donde “vino a promover nuevas agresiones y formas de bloqueo a Venezuela”, según destacó el embajador.

Por su parte, Kreyness recordó el 4 de febrero de 1992 como una fecha latinoamericana y de lucha que marca el nacimiento del movimiento chavista. Es una fecha de lucha, es una fecha latinoamericana” y, al referirse al viaje de Tillerson a la región, aseveró que se enmarca en la puesta en marcha “de la fase exterior de la agresión a Venezuela”, por parte de Washington, por lo que Donald Trump “envió a su secretario de Estado a coordinar nuevas acciones desestabilizadoras”.

En idéntica dirección, Varela recalcó que “Tillerson viene a proponer una ‘salida no violenta a la crisis en Venezuela’, cuando EE.UU. propició el golpe a Chávez en 2002, ha financiado acciones desestabilizadoras permanentes y, ahora, interviene directamente con un bloqueo abierto y descarado”.

En tanto que Stella Calloni, advirtió que está en desarrollo “una guerra contra Venezuela” y, en ese contexto, se lleva adelante un proyecto “rápido y furioso y, para ello, cuentan con el control ciento por ciento de los medios de comunicación”.

Y fue clara cuando hizo hincapié que “se está queriendo llevar a la resistencia venezolana a una asfixia, en la batalla por destruir el eje Brasil-Argentina-Venezuela, que estaba viviendo un proyecto emancipatorio”, por lo que “no podemos dejar caer a Venezuela que es nuestra última trinchera, nuestra última batalla”.

Vale citar que en esta actividad se dieron cita, entre otros, integrantes del PC y la Fede, el Partido Humanista, Asociación por la Unidad de Nuestra América, el Partido Comunista del Uruguay, La Cámpora, Instituto Patria, Peronismo Descamisado, Cooperativa del Bauen y Fundalatin, así como de la Embajada de Cuba.

Caracas movilizada

Como no podía ser de otra manera, la fecha también se conmemoró en Venezuela y, en ese contexto, al participar de la marcha celebrada en Caracas, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) e integrante de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado ‎Cabello, fue claro cuando advirtió que quienes quieran planear una intervención de militares para derrocar el Gobierno, se van a tener que enfrentar con “la rebelión del pueblo”.

“La oposición no tiene una estructura sólida a diferencia del Psuv”, reflexionó y recalcó que, por eso, “hace un llamado para que haya un levantamiento militar venezolano, pero lo que causarán es una rebelión del pueblo”.

Cabello también cargó contra formaciones partidarias a las que no dudó en caracterizar como “terroristas”. Y, al respecto, apuntó contra Voluntad Popular y Primero Justicia, que están “dirigidos por fascistas y se han desviado hace tiempo del carácter democrático de un partido”.

Relación estratégica5.2.18

El PCA y el Fmln: lazos de solidaridad e internacionalismo

El desarrollo de la guerra popular revolucionaria de El Salvador, la participación de la Brigada General San Martín en ésta y la amistad política y personal entre Hándal y Echegaray sellaron un vínculo que tres décadas después queda ratificado.

La estrecha relación de solidaridad internacional y proletaria entre el Partido Comunista y el pueblo salvadoreño comenzó en tiempos de la guerra popular revolucionaria en la década de 1980.

Como parte del viraje realizado por el PCA en su 16 Congreso, el Partido y la Fede enviaron al país centroamericano -como así también a Nicaragua- a la Brigada General San Martín, que aportó combatientes y voluntarios para combatir a los marines yanquis y la política de agresión y asedio emprendido por el gobierno de Ronald Reagan.

“La relación entre el PCA y el Fmln es una relación estratégica fundada en un pacto de sangre” enfatizó Víctor Kot. La expresión no es caprichosa: el 16 de septiembre de 1987 en el Chalatenango salvadoreño cayó en combate Marcelo Feito, militante de la Fede de la provincia de Buenos Aires en zona norte.

El legado de Feito en El Salvador fue reforzado por la profunda amistad revolucionaria tendida entre dos de los máximos dirigentes antiimperialistas del continente: Schafik Hándal y Patricio Echegaray. El cofundador del Fmln y el dirigente argentino protagonizaron juntos grandes hitos en la lucha de los pueblos. “Uno de ellos, el más importante -recordó Kot- fue la Carta abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas de América latina y el Caribe” de 1990 en el que junto a otros tres dirigentes de la región, se alertaba que el capitalismo también estaba en crisis -la caída del bloque socialista en Europa y la disolución de la Urss era inminente- y que América latina era el continente de la esperanza revolucionaria.

“Tanto Schafik como Patricio, a lo largo de su fructífera vida como militantes y dirigentes de la izquierda latinoamericana, nos han dejado importantes reflexiones sobre la crisis del capitalismo”, expresó Kot.

<

“Sus planteos y reflexiones siguen interpelando e iluminando a la vez nuestro camino a partir del inquebrantable compromiso que sostuvieron con la clase, con el pueblo y con el internacionalismo proletario”, agregó.

La actualidad de las enseñanzas de ambos dirigentes se puede hallar, como ya mencionamos, en La Carta de los cinco, dado que en este documento ya “se desarrollaba un enfoque que aún hoy debe ser tomado en cuenta al plantear la doble crisis que se enfrentaba y enfrenta aún, la del capitalismo y la crisis de la alternativa revolucionaria”, explicó.

Casi tres décadas después, “hoy podemos decir que la crisis del capitalismo es más que evidente y hasta reconocida por ellos mismos”.

La actualidad del pensamiento de estos dos grandes revolucionarios del continente los transforman en un insumo básico para encarar un proyecto de liberación nacional y social como ocurre en El Salvador y urge en Argentina. “Patricio y Schafik nos enseñaron que no hay ni terceras vías ni soluciones a medias, la única opción de los pueblos es el socialismo”.

Entrevista a Víctor Kot

“El pensamiento de Schafik y Patricio son herramientas para la lucha política e ideológica actual”

Recién llegado de El Salvador donde se rindió homenaje a Patricio Echegaray y se recordó a Schafik Hándal, el secretario General del PCA dialogó con Nuestra Propuesta sobre la situación política en el país centroamericano y el estrecho vínculo forjado entre el Partido y el Fmln

A doce años de la muerte de Schafik Hándal y a un mes de las elecciones legislativas en El Salvador, el Farabundo Martí para la Liberación Nacional (Fmln) y el Instituto Schafik Hándal organizaron el IV Seminario Internacional "Vigencia del pensamiento de Schafik en la América latina actual". En el encuentro, el dirigente político y ex comandante del Fmln, Ramiro Vázquez, realizó un sentido homenaje a Patricio Echegaray.

El encuentro realizado los días 26 y 27 de enero en San Salvador abordó el debate de la izquierda latinoamericana por resolver el problema del poder y consolidar los procesos de la democracia revolucionaria.

Entre las presencias internacionales se destacó la delegación del Partido Comunista de Argentina encabezada por su Secretario General, Víctor Kot, quién presentó una ponencia en el panel sobre "Crisis del sistema democrático burgués y la agudización de la lucha de clases" en la que se puso de relieve los legados de Echegaray y Hándal como insumos básicos frente a la contraofensiva del imperialismo en la región.

El próximo 4 de marzo El Salvador deberá enfrentar elecciones legislativas y municipales condicionadas por la política de agresión e injerencia de Estados Unidos sobre la región, pero especialmente, sobre El Salvador y Honduras en centroamérica. La amenaza de fraude por parte de la oposición de derecha se encuentra latente y se justifica en las relaciones de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena) con los sectores más conservadores del Partido Republicano y del gobierno de Trump, en la financiación de las maras para esparcir la violencia por las calles y en las operaciones mediáticas y judiciales contra los candidatos del Fmln.

Este escenario actual se complementa con los problemas estructurales de El Salvador. Siete años consecutivos de gobiernos del Farabundo Martí mejoraron sustancialmente la calidad de vida de los salvadoreños -especialmente en materia de salud, educación, empleo y seguridad- pero no bastan aún para erradicar los problemas estructurales de una economía dependiente y agroexportadora.

Las remesas familiares -dólares que envían al país los salvadoreños radicados en EE.UU. – representan entre el 16 y 18 por ciento del Producto Bruto Interno de la nación centroamericana, por lo que casi dos de cada diez salvadoreños dependen del dinero que reciben de personas que trabajan en el exterior.

Este fenómeno ejerce una presión sobre la población que no sólo es económica sino también cultural. El american life dream es una aspiración presente entre los jóvenes salvadoreños que pugnan por ir a los Estados Unidos a trabajar.

La violencia y el narcotráfico también son fenómenos que inciden fuertemente en el país y que tributan a la conformación de un fuerte bloque de derecha. Las maras y las organizaciones criminales, fogoneadas por Estados Unidos y el partido Arena, aportan a la construcción de un escenario social en el que la violencia se encuentra a la orden del día y genera dolor, malestar y miedo entre la población. Un foco perfecto para que luego los candidatos de derecha ofrezcan soluciones mágicas y represivas que estigamatizan a la juventud y apuntan, en última instancia, a recortar derechos.

En un reportaje realizado por Nuestra Propuesta, Víctor Kot, recién llegado de El Salvador, analizó el presente del país centroamericano, los vínculos de hermandad proletaria que unen al Fmln con el PCA y rescató los aportes de Schafik y Echegaray a la lucha antiimperialista del continente.

 

-¿Qué principios fundamentan la relación entre el PCA y el Fmln?

Lo primero que queremos destacar es la relación estratégica construida por nuestros partidos. Fuimos a El Salvador a ratificar esta profunda relación que fue construida por la acción y el pensamiento de Patricio Echegaray y Schafik Hándal. Los lazos de hermandad que unen al Partido Comunista de Argentina y el de El Salvador se fundan en los principios del internacionalismo proletario. Por eso entre ambos partidos existe un pacto de sangre. Este pacto de sangre fue sellado por Marcelo Feito, por las decenas de compañeros que fueron a combatir al imperialismo yanqui en centro América y por los miles de salvadoreños que dejaron su vida para consolidar el proyecto político del Farabundo Martí. La tierra salvadoreña se encuentra abonada por la sangre de nuestros héroes. Los comunistas de ambos partidos hemos estado juntos en los momentos más difíciles del continente. Un claro ejemplo de ello fue la Carta abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas de América latina y el Caribe.

 

-¿Cuál es la importancia de estos seminarios?

Estos seminarios tienen el objetivo de recuperar y actualizar el pensamiento revolucionario del continente. En ese sentido, América latina reconoce en Schafik Hándal y Patricio Echegaray a dos de los más importantes dirigentes del continente que contribuyeron a la lucha antiimperialista. Por eso fuimos invitados al Cuarto Seminario Internacional para rendir un sentido homenaje a Patricio y para fortalecer la unidad política e ideológica de la lucha por la liberación nacional y social de nuestros pueblos.

Fue particularmente emocionante el homenaje realizado por Ramiro Vázquez al iniciar el Seminario.

Los revolucionarios del mundo necesitamos, permanentemente, evocar al pensamiento de Schafik y de Echegaray para llevarlo a la realidad política concreta que estamos atravesando. Hay una voluntad tanto del PC argentino como del Fmln de abonar estos espacios y sostener la vigencia de la teoría revolucionario en momentos de crisis del capitalismo y de ofensiva imperialista.

Las ideas no tienen que llegar por vía de la nostalgia y el recuerdo, sino que tienen que hacerlo como herramientas para superar los desafíos del presente. El pensamiento de Schafik y Patricio son instrumentos para la lucha política e ideológica de la actualidad.

 

-¿Cuáles son los ejes principales del pensamiento de Schafik Hándal?

Hay tres ejes fundamentales. El primero, que parte de su ejemplo y militancia, es la necesidad de actualizar permanentemente la teoría y acción revolucionaria. La teoría de la revolución no es estática y requiere creatividad para hacerla efectiva en la realidad concreta. Esto se fundamenta en los principios marxistas-leninistas-fidelistas de la revolución.

El segundo eje, expresado muy bien en la conocida "Carta de los cinco", es que el socialismo es el único futuro posible para América Latina, pero para que este triunfe hay que convertirlo en unidad de masas. El socialismo no es una consigna o idea, sino que es movimiento real y concreto, de transformación efectiva de la realidad que se sustenta en el poder popular y la unidad de masas.

El tercer eje, muy importante para los salvadoreños y que nos aporta enseñanzas significativas a países como el nuestro o Brasil que demostraron estar atrasados en esto, es que los espacios de poder estatal construidos y sus conquistas son frágiles y efímeros. En otras palabras, sólo el poder popular puede garantizar los proyectos políticos de las fuerzas revolucionarias y progresistas, la organización popular es la única garantía para derrotar la contraofensiva de la derecha.

 

-Si se pudiera: ¿qué idea o concepto podría resumir el espíritu del seminario?

El concepto o idea que resumió, sintetizó y motorizó el seminario es, sin dudas, el de poder popular. Eso fue algo muy presente: el socialismo no emana del Estado ni es exclusivo de este. Por el contrario, el socialismo se construye y nace en la organización popular. Esto es algo que los salvadoreños demostraron tener muy presente y el pensamiento de Schafik ayuda a no desviarse de este principio: el socialismo es en esencia “unidad de masas” y no construcción estatal de arriba hacia abajo.

-¿En ese sentido, cuál es el rol principal del Fmln?

En la actualidad el rol principal del Fmln es construir poder popular. En El Salvador los compañeros del Fmln nos decían: “si no construimos poder popular, nos va a pasar lo mismo que a Honduras: vamos a ganar las elecciones y después el imperialismo nos va a barrer”. ¿Por qué? Porque los espacios de poder logrados por la izquierda y el progresismo son frágiles y efímeros si no se sustentan en el poder popular. El socialismo se construye de abajo hacia arriba. La ofensiva de la derecha sólo se enfrenta con poder popular. Sin Partido no hay poder popular y sin poder popular no hay socialismo. Se trata de construir permanentemente hegemonía, poder popular y Partido.

 

-¿Cómo interfiere el imperialismo en este proceso de construcción de hegemonía, poder popular y Partido?

El imperialismo está trabajando con un manual de procedimiento que está aplicando rigurosamente contra nuestros pueblos. El Salvador, Honduras, Venezuela, Brasil, Ecuador, Argentina son hoy escenarios en donde Estados Unidos intenta consolidar su injerencia y, principalmente, obturar el desarrollo de procesos políticos de cambio.

En El Salvador pudimos observar como los compañeros son absolutamente conscientes de estos desafíos y fuimos testigos de la entereza con la que están dispuestos a enfrentar los intentos desestabilizadores.

Cuba, Venezuela y El Salvador demuestran que los pueblos del continente lejos de resignarse deciden enfrentar con tenacidad la agresividad del imperialismo yanqui.

Al manual de dominación yanqui en la región los revolucionarios debemos oponer un manual de resistencia e independencia de los pueblos.

 

-Ese manual del imperialismo, se asienta también en problemas estructurales de El Salvador como las remesas ¿Cómo afecta esto?

Estados Unidos ha construido durante los últimos cien años una relación de dependencia de El Salvador con la metrópolis norteamericana. Si bien el pueblo salvadoreño logró construir espacios de resistencia a esta injerencia, es cierto que la presencia de EE.UU. en la cultura y la economía salvadoreña es enorme. Un claro ejemplo de ello es la función económica y social que desempeñan las remeses familiares, que representan más del 15 por ciento del PBI y que sostienen una parte importante del consumo.

Como si esto fuera poco, EE.UU. ejerce un cepo económico sobre una economía local -que se encuentra dolarizada- que, por ejemplo, no puede alcanzar la soberanía alimentaria y se ve obligada a importar alimentos.

-¿Cómo repercute esto en las próximas elecciones del 4 de marzo?

La derecha conserva una parte importante del poder. Cuenta con el poder mediático, el poder judicial y con el apoyo de los sectores más conservadores de los EE.UU. Contra todos estos factores, que operan de diversa manera, se enfrenta el Fmln en las elecciones de marzo. En ese contexto, las elecciones son importantes porque pueden ratificar el rumbo y la política del gobierno de Sánchez Cerén, pero los compañeros tiene bien en claro que de nada sirve ganar una elección si no se construye poder popular. La experiencia de Honduras, tan cercana y dolorosa, brinda una lección al respecto.

 

-¿Cómo lo están haciendo?

El Fmln tiene la premisa de mejorar la gestión estatal sobre la base de la organización popular. Sin poder popular el Farabundo Martí sabe que no podrá avanzar con el programa de transformaciones que El Salvador necesita. Existe una conciencia viva de que si prosperan las desestabilizaciones del imperialismo, el gobierno deberá responder, tal como sucede en Venezuela, con un mayor despliegue del poder popular en todas sus dimensiones. Es una convicción muy fuerte de la dirección del Fmln.

 

-¿Qué otros peligros debe enfrentar el Fmln?

Uno de los mayores peligros reside en la propia vitalidad del Frente. La gestión estatal impone lógicas que pueden retrasar la maduración subjetiva de las condiciones necesarias para avanzar en el proceso revolucionario. Es una realidad que existen sectores moderados que, tentados por la comodidad de delegar todas las responsabilidades al Estado, abandonan paulatinamente la construcción de poder popular. Lamentablemente, ya sabemos cuál es el destino de esas desviaciones. Sin embargo, lejos de ser un problema concreto, la determinación de los dirigentes del Frente, la vigencia del pensamiento de Schafik y el protagonismo del pueblo salvadoreño hacen que este peligro sea una amenaza latente pero no un fenómeno que esté ganando terreno.

 

Por una victoria en las legislativas y municipales5.2.18

A ratificar el rumbo

Sigfrido Reyes, de la Dirección Política del Fmln, dialogó con Nuestra Propuesta sobre la actualidad salvadoreña y los desafíos que se enfrentan de cara a las elecciones del 4 de marzo. “Será la organización popular y de masas la que nos permitirá sobreponernos a las adversidades que se puedan presentar”, dijo.

“Las elecciones del 4 de marzo serán importantes para ratificar el rumbo de transformaciones del pueblo salvadoreño” exclamo Sigfrido Reyes, miembro de la Dirección Política del Farabundo Martí para Liberación Nacional (Fmln) y afirmó que “los intentos de desestabilización promovidos por los Estados Unidos serán repelidos por la organización popular”.

En diálogo con Nuestra Propuesta, el dirigente se refirió a los principales desafíos de cara al importante proceso electoral de las próximas semanas, ya que las mismas “se desarrollarán en un contexto de avanzada del imperialismo contra nuestros países, tal como sucede en Honduras”. Al respecto, fue claro al aseverar que “es evidente que la estrategia de Estados Unidos se ha flexibilizado con el transcurrir de los años” ya que “cuando pueden implementan una guerra de baja intensidad y cuando no intervienen directamente”.

En ese sentido, y ante las sospechas de injerencia y fraude por parte del gobierno republicano de los Estados Unidos en los comicios de marzo, Reyes enfatizó que “si no construimos poder popular, nos va a pasar lo mismo que a Honduras: vamos a ganar las elecciones y después el imperialismo nos va a barrer”.

Por ello, “desde el Farabundo Martí nos mantenemos en alerta y sostenemos que será la organización popular y de masas la que nos permitirá sobreponernos a las adversidades que se puedan presentar”. Razón no le falta al referente del país centroamericano, ya que los logros de gobierno están a la vista: desde que asumió Sánchez Cerén -sucesor de Fuentes- su administración estuvo dedicada a combatir las pandillas, la violencia y el crimen organizado así como a profundizar los avances sociales a pesar de que el partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (Arena) ha tratado de negar los votos en el parlamento para muchas de esas iniciativas.

Pese a la política de desestabilización de la oposición de derecha -vinculada estrechamente a las maras y las pandillas criminales- el Fmln logró incorporar 32 nuevos municipios libres de analfabetismo, bajó 15 por ciento el índice de mortalidad y redujo la desnutrición crónica en menores un 34 por ciento.

En materia de salud, disminuyeron las enfermedades prevenibles con la aplicación de 3,6 millones de dosis de vacunas. Además más de 174 mil salvadoreños se han beneficiado con el programa “Buen Vivir” que brinda atención médica de forma gratuita en el país.

Para Reyes estos logros “son fruto de un gobierno que entiende las demandas populares y que trabaja junto al pueblo -y no separado de él- en la resolución de los problemas más importantes del país”.

En ese sentido, el dirigente destacó que “gracias a los créditos a la industria manufacturera y otras iniciativas, El Salvador cuenta con una estructura económica que rompió con la dependencia de las remesas que envían los salvadoreños que viven en Estados Unidos”.

Junto al incentivo de la industria manufacturera “se destaca también una importante política agropecuaria”. Estos logros son importantes en el contexto de una economía dolarizada y en la que las remesas que ingresan al país representan entre el 16 y 18 por ciento del Producto Bruto de la nación centroamericana.

Las remesas familiares son un problema de primer orden en la realidad salvadoreña ya que si por un lado permiten sostener el consumo y solventar importaciones sin erosionar las cuentas fiscales del país, también es cierto que construyen una economía artificial que se sustenta en riqueza generada en el exterior -Estados Unidos- y que vuelve al país en la que fue generada vía centros comerciales donde se encuentran instaladas las principales marcas norteamericanas.

El crimen, política de la derecha

Otro de los principales desafíos del Fmln y uno de los principales puntos de concentración del gobierno de Sánchez Cerén es el combate contra el crimen organizado y, especialmente, contra las maras.

La presencia de las maras en El Salvador responde a dos fenómenos, uno exógeno y otro endógeno. En el primer caso, uno de los principales factores es la importación de violencia que se hace -y estimula- desde Estados Unidos. Esta importación se realiza a través de la deportación y expulsión por motivos económicos que realizaron todos los gobiernos yanquis sobre la inmigración centroamericana.

Sobre las condiciones endógenas, Sigfrido Reyes destacó que “no se puede negar que la violencia a la que fue sometida la población salvadoreña por más de veinte años genera condiciones que son difíciles de contrarrestar”.

Este proceso se dificulta mucho más cuando internamente es fogoneado por una de las principales fuerzas políticas del país, el partido derechista y aliado de Estados Unidos, Arena. Son de público conocimiento los acuerdos que Arena realiza con las principales maras del país, especialmente en años electorales, con el afán de deteriorar el escenario social, esparcir la violencia callejera e impulsar sabotajes como el paro de transporte de 2015.

Schafik, ideólogo de la revolución

Por último, el dirigente del Fmln destacó que “los seminarios internacionales realizados por el Instituto Hándal son muy importantes para el país ya que nos permiten mantener vivo y actualizar el pensamiento de Schafik”.

En ese sentido, Reyes destacó lo que considera los tres principales aportes del histórico dirigente del Fmln y el PC salvadoreño: “poder popular, socialismo como única alternativa para el continente y la constante actualización de la teoría y la práctica revolucionaria”.

“Hándal es el ideólogo del presente de El Salvador y, especialmente, la principal fuente de inspiración para construir el futuro socialista”, concluyó.

Referendo en Ecuador5.2.18

Cuando el sí es no

Una consulta amañada y un resultado previsible. Una buena noticia para Rex Tillerson, de paseo por la región, y un reconocimiento póstumo para Gene Sharp, el padre de del Soft Power. Una cachetada al reformismo, un tercio que resiste y un desafío abierto.

El resultado que tuvo el referendo celebrado ayer en Ecuador, habla de la fragilidad de los procesos que por medio de reformas progresivas de diferente intensidad, avanzaron en la región desde los albores del siglo 21. Pero también reafirma la existencia de un sujeto social que desde una postura de rebeldía, se planta ante el pustch que con singular contundencia, se practica desde la metrópolis capitalista contra toda la región.

Aquí es prudente señalar que nada de lo que ocurre en ese contexto es improvisado. Desde la seducción a la cooptación de actores que protagonizaron este tipo de procesos, hasta el uso abierto de la violencia al servicio de la desestabilización institucional, el imperio echa mano a un amplio menú de herramientas que –además- encuentran un campo orégano en sociedades con importantes sectores permeables a aceptar, pasivamente, su discurso y recetas.

En la antesala del domingo, desde México, Rex Tillerson, sugería que las Fuerzas Armadas deben derrocar al presidente democráticamente elegido en Venezuela, Nicolás Maduro, pero además en lo que fue el inicio de su gira por Latinoamérica, el secretario de Estado de EE.UU., cuestionaba la presencia de la República Popular China y Rusia en la región.

En este contexto, el resultado del plebiscito ecuatoriano suena como un homenaje a Gene Sharp, el filósofo que creó el concepto de Soft Power o Golpe Suave, que no hace mucho falleció en Boston.

Desde su cerrada posición anticomunista, que estructuró en libros traducidos a decenas de idiomas como “La política de la acción no violenta” y “De la dictadura a la democracia”, su teoría se convirtió en un verdadero instructivo que sirvió para derrocar a varios gobiernos y que Washington continúa aplicando contra aquellas expresiones que considera hostiles.

Pero también para obstruir cualquier posibilidad de retorno de este tipo de alternativas que, aún dentro de los márgenes del capitalismo, la Casa Blanca evalúa como un peligro.

En ese camino, la construcción ideal que con el aporte de la industria cultural y –sobre todo- la massmediática concentrada, se induce desde la metrópolis capitalista, opera de forma determinante para instalar en el imaginario colectivo una línea divisoria entre lo que –con ambigüedad- denominan el “populismo” y aquellas posturas saludables para el desarrollo de un escenario propicio para la maximización de la tasa de ganancia y la disputa intercapitalista.

Así las cosas, en un escenario en el que las derechas tradicionales no lograron reconstruirse tras la implosión del sistema de representación política de los primeros años del siglo, la cooptación de una porción de Alianza País y, fundamentalmente, un sector importante de la sociedad -al parecer- alcanzó para horadar un proceso reformista que comenzaba a exhibir sus límites.

En sus dos presidencias, Rafael Correa avanzó en líneas importantes. La asunción del control ecuatoriano de la base de Manta –hasta 2009 ocupada por EE.UU.-, la rescisión del contrato de la estadounidense Occidental Petroleum Corporationy (OXI) y a la articulación con un contexto regional hasta no hace mucho propicio, se sumó a la apertura a una perspectiva multilateral de las relaciones internacionales que incluyó a Rusia y la República Popular China y a una moderada pero efectiva distribución de la riqueza.

Todo esto alcanzó para que Washington lo coloque en su lista negra, pero también –y de alguna forma de esto habla el resultado del domingo- para construir un actor que con algo así como un tercio de la voluntad popular, parece consolidado en el escenario de representación política ecuatoriano.

Diseño

La consulta estaba diseñada para que difícilmente pudiera haber otro resultado. Esto que queda claro con sólo observar las preguntas que incluyó, fue denunciado por el propio Correa que advirtió que se trató de un “golpe de Estado”.

“Sepa América Latina, porque el pueblo ecuatoriano no lo sabe, que en las preguntas de la consulta popular y referendo, la dos es retroactiva, y la tres es un golpe de Estado”, recalcó ayer por la noche el ex mandatario.

Lo cierto es que lo que persiguió el referendo no fue otra cosa que sepultar políticamente a Correa y el proyecto que lidera. Esto queda claro al analizar qué fue lo que se preguntó.

“¿Está usted de acuerdo con enmendar la Constitución de la República del Ecuador para que nunca prescriban los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes?”, decía la cuarta pregunta que, difícilmente, alguien podría responder negativamente.

Pero, con esa pregunta como anclaje, se propuso un arrastre a las restantes, entre las que figuraba la que le daba verdadera razón a la consulta: dejar sin efecto la reelección indefinida aprobada, mediante enmienda, por la Asamblea Nacional el 3 de diciembre de 2015. Y vaciar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que, quienes ahora ocupan el Palacio de Carondelet, perciben como una rémora del correísmo.

De ahí que, más allá de esto, el resultado del referendo y el proceso que lo precedió ponen otra vez sobre el tapete la necesidad de reflexionar sobre los límites del reformismo y el indefectible proceso de contradicciones y agotamiento que está grabado en su propio ADN.

Pero también impone pensar qué estrategias es preciso construir de cara a ese sujeto que, en el caso de Ecuador y en condiciones sumamente adversas, acaba de expresarse como un tercio de la sociedad.

Un sujeto social que existe en toda la región donde, con lamentables grados de atomización, se sigue manifestando como núcleo duro de una resistencia contra la cíclica arremetida que, bajo diferentes formas, perpetra el capitalismo.

Y, sobre todo, es prudente pensar qué tipo de abordaje realizar para aportar a que ese sujeto que resiste, no vuelva a diluirse en posturas reformistas y se vuelva masa crítica de de un proceso que se plantee la construcción de una salida no capitalista.

 

 

Seminario en El Salvador29.1.2018

Schafik y Patricio, su lucha y legado

Como pocas veces antes, la vigencia de la Carta Abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas de América latina y el Caribe se hace sentir con la misma fuerza que le imprimieron quienes la cosntruyeron.

“A lo largo de su fructífera vida como militantes y dirigentes de la izquierda latinoamericana, Schafik Hándal y Patricio Echegaray, nos han dejado importantes reflexiones sobre la crisis del capitalismo, los cada vez mas acotados límites de la democracia representativa burguesa, el socialismo como proceso de transición hacia el comunismo, la crisis de alternativa y el papel de las fuerzas revolucionarias en la impostergable necesidad de construir poder popular”.

De esta manera, el secretario general del PCA, Víctor Kot, se refirió al legado de quienes, durante medio siglo, fueron protagonistas del liderzago de la lucha revolucionaria en Latinoamérica.

Lo hizo al presentar su ponencia en el segundo Seminario Internacional sobre la vigencia del Pensamiento de Schafik Hándal, que se está llevando a cabo en la capital salvadoreña.

Ahí, Kot recordó el papel medular que ambos tuvieron, en un contexto sumamente difícil, en la construcción de la Carta Abierta a las fuerzas revolucionarias y progresistas de América latina y el Caribe, documento elaborado en 1990, junto a Narciso Isa Conde, Humberto Vargas y Rigoberto Padilla.

Asimismo, al reflexionar acerca de la crisis e inviabilidad del capitalismo como sistema capaz de aportar soluciones a la humanidad, señaló la “fuerte sintonía entre el pensamiento de Patricio y Schafik. Y añadió: “en el marco de esta crisis, vemos como el capitalismo ha iniciado un proceso de reformas regresivas, con un creciente peligro de fascistización al interior de EE.UU. y en Europa y de extrema instrumentalización neocolonial de las instancias de integración mundial y regional”.

Un proceso que, aclaró, es global aunque su “motor decisivo” está en el centro del mundo capitalista, EE.UU.” y recalcó que es un bloque de poder “que se asienta en el muy poderoso aparato financiero internacional, así como también el sector militar, mediático y el de las corporaciones transnacionales en general”. Y sentenció: “ese es el poder permanente que debemos enfrentar los pueblos, por sobre matices y diferenciaciones que puedan surgir ante un cambio de administración”.

Mirada estratégica

En este punto, el titular del PCA fue contundente cuando advirtió que la brutalidad de los actos que perpetra EE.UU. “son una señal de la inclinación de Washington por la creación de un clima de guerra en diversas latitudes, pero con una clara direccionalidad de advertencia a la República Popular China y a Rusia”.

Tras lo que hizo hincapié en que “el militarismo es, por otra parte, la única forma que tiene EE.UU. ‘para volver a ser grandes’, como le gusta decir a su actual presidente, Donald Trump”, lo que acentúa el peligro de guerras.

Por eso, instó a que gobiernos, organizaciones y pueblos “construyamos una respuesta contundente”, ya que “la solución a estas amenazas pasa necesariamente por resolver la contradicción existente entre un sistema que ha generado capacidades para producir enorme cantidad de bienes y servicios, pero que excluye a grandes porciones de la humanidad del acceso a los mismos”.

Y, después de recordar que la consecuencia de estas políticas, se suele presentar “con fingido asombro y tono de denuncia impostado por algunos políticos e intelectuales”, denunció “la falacia de un capitalismo más justo, serio, humanizado” porque “esto no existe”.

Por lo que, puntualizó que como señalaron Schafik y Patricio, “atravesamos una larga etapa de degradación capitalista que profundizará el caos neoliberal” y por eso hay que atender el concepto de decadencia, “pero no desde una mirada determinista, sino como la de un largo proceso de final abierto sobre el cual debemos operar y que sólo podrá tener un resultado favorable para la humanidad si las fuerzas de izquierda y progresistas se unen y actúan con racionalidad revolucionaria”.

Kot se refirió a la contraofensiva reaccionaria que arrecia sobre América Latina que “sigue siendo un continente en disputa entre el plan de sostener la dependencia, la dictadura del capital y las injusticias, dirigido desde Washington, y un proyecto soberanista, democrático y popular, que se desarrolla con distintos niveles de profundidad, alto grado de diversidad, pero aún sin la suficiente unidad”.

Y recordó que Echegaray fue claro al analizar que en este escenario hay tres elementos centrales, “la subestimación de la derecha y su estructuración política, el análisis erróneo de que se puede construir un ‘capitalismo serio’ y la falencia en la construcción de una fuerza política integradora de todos los sectores y un programa de cambios que pusiera al movimiento popular al frente de la lucha por las transformaciones de estructuras políticas y económicas que son los principales obstáculos para la liberación nacional y social”.

De ahí que volviera a la plena vigencia que tiene la Carta de los Cinco construida a poco de la caída de la Unión Soviética por “un grupo de dirigentes comunistas que no actuaron por un acto reflejo de resistencia, sino que se fundamentó en la convicción de que el marxismo seguía siendo la mejor herramienta de análisis social desde el cual, teniendo en cuenta los aciertos y los errores de la experiencia concreta, continuar elaborando un proyecto alternativo de sociedad que supere al capitalismo”.

Y fue en esta dirección que, “con lúcida antelación”, estos dirigentes advirtieron “los cambios que se comenzaban a vivir en nuestro continente y las fuerzas que surgían contra el neoliberalismo, ya que “esa mirada profunda sobre los procesos políticos y sociales de nuestro continente, en el marco de la lucha de clases, fue una de las características principales de estos dos revolucionarios” que, recordó, Kot, señalaron que “hace falta organización y una orientación anticapitalista para avanzar en los cambios”.

 

SITUACIÓN EN VENEZUELA2.02.2018

Duras críticas del PCV

El comunismo venezolano enfatizó que la crisis actual es capitalista y exigió medidas revolucionarias para superarla.

El 8º Pleno del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela (PCV) emitió una resolución titulada “Propuestas del PCV para una salida revolucionaria a la crisis del capitalismo dependiente y rentista de Venezuela”. Es el resultado de una reunión en Caracas entre los secretarios políticos regionales de la fuerza y dirección de la Juventud Comunista Venezolana (JCV).

En el mismo y tras evaluarse la que consideraron “dinámica y compleja coyuntura nacional e internacional” y el desarrollo de las discusiones colectivas abiertas por el 7º Pleno, realizado en diciembre del año pasado, señalaron que

“se ha agudizado la crisis del agotado modelo de acumulación capitalista dependiente y rentista de Venezuela”, reconociendo un “creciente empobrecimiento en las condiciones de vida y trabajo de las masas populares”.

Adujeron que la situación no hace sino poner “en evidencia que los proyectos progresistas-reformistas que se han dado en Venezuela y otros países de Latinoamérica desde principios de este siglo, al no estar dirigidos por organizaciones genuinamente revolucionarias, carecen del contenido de clase necesario para –más allá de medidas sociales asistencialistas– plantearse extirpar de raíz el sistema capitalista”.

Apuntaron que el actual aumento de precios es “criminal y desbocado” y que mientras ello ocurre “la banca continúa con manos libres para la especulación financiera y cambiaria en detrimento de la producción interna”. Agregan: “los monopolios de la alimentación incrementan su dominio de la estructura de distribución y comercialización”.

Cuestionaron también que en este marco la burguesía comercial-importadora obtenga “ganancias multimillonarias con el dólar preferencial para alimentos y medicinas” mientras “se deterioran instalaciones industriales y agrícolas”, que luego, sin insumos, se liquidan o hasta privatizan.

Observaron el “cada vez más restringido acceso a la alimentación” y a la “atención médica de calidad”. Denunciaron “corrupción privada y pública” también, aunque no trepidaron en condenar el bloqueo imperialista. Le sumaron la crítica a la “fuga de cerebros” y la creciente migración juvenil.

No escatimaron críticas al gobierno encabezado por Nicolás Maduro por no tomar medidas revolucionarias que avancen contra esta crisis capitalista y les agregaron las pertinentes a la Asamblea Nacional Constituyente, de la que sostuvieron corre riesgo de “deslegitimación” al no brindar respuestas a problemas concretos y no obedecer por ello a las “expectativas positivas” que el pueblo tuvo de ella.

Vapulearon a la “injerencista política del imperialismo estadounidense y europeo” contra Venezuela y previnieron sobre posibles “confrontaciones interimperialistas” en el marco de la “exacerbación de la sostenida agresión internacional de la derecha”.

Luego llamaron a construir un “amplia alianza antiimperialista y antifascista” que, con una “candidatura unitaria”, exprese un programa consecuentemente antiimperialista, antioligárquico, antimonopólico, democrático y popular” con “control obrero-popular del capital, de la producción, la distribución y el consumo”.

El atacante que no se ve

Vale destacar que el PCV no es un partido opositor al chavismo gobernante en Venezuela, asumiendo el rol de oposición en el país hermano una derecha que, si bien dispersa, es fuerte en su acción desestabilizante y muchas veces violenta. Pero los problemas aquejan en el país y recrudecen, de modo que no extrañan las observaciones realizadas por los rojos.

Empeora la situación el “ciberterrorismo” desde el extranjero, denunciado con ese término en una demanda que debió presentar el Banco Central de Venezuela, en la Justicia de EE.UU., contra el sitio Dolar Today, que difundió un precio promedio de operaciones de compra y venta de dólares fuera de la regulación cambiaria legal venezolana.

Esta no es la única entre las acciones anti chavistas del influyente espacio web: se suma la exacerbación de la inflación en el país caribeño. Dice la demanda que esto provoca “un daño económico y de reputación al Banco Central por obstaculizar su capacidad para gestionar la economía y el sistema cambiario de la República”. Vale destacar que los dueños del sitio son Gustavo Díaz, Iván Lozada-Salas y Enrique Altuve, tres venezolanos anti chavistas radicados en EE.UU.

El Salvador cruzó a Trump17.1.18

“No conoce el continente”

Blanca Flor Bonilla, Integrante de la Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Farabundo Martí y Diputada del Parlamento Centroamericano, conversó con Nuestra Propuesta sobre las declaraciones xenófobas de Trump contra los salvadoreños.

-Trump dijo, entre otras cuestiones, que Haití y El Salvador son países de mierda ¿Qué repercusiones tuvieron estas declaraciones allí?

Lamentamos que tenga expresiones de esa naturaleza hacia nuestros compatriotas. Somos un país de veintiún mil kilómetros cuadrados y siete millones de habitantes que merecen respeto, como así también los más de tres millones que habitan en diferentes países del mundo.

Las declaraciones del presidente de EE.UU. expresan lo que hoy en día es la política exterior del país. Expresiones de ese tipo, viniendo de una superpotencia, suenan a amenaza y urge que el gobierno se retracte porque es un maltrato que no merecemos. Ante Naciones Unidas todos los Estados somos iguales y eso es algo que Trump tiene que entender. Un Jefe de Estado que se expresa de la manera en que lo hizo Trump nos lleva a preguntarnos ¿cómo hicieron los estadounidenses para votar a una persona así?

-¿Cree que las expresiones son exclusivas de Trump o que lo trascienden?

Sin dudas que lo trascienden. Senadores y Diputados de su partido -el Republicano- han tenido expresiones similares, lo que da cuenta de una percepción que la derecha de ese país tiene sobre los países de Centroamérica.

-¿Qué motiva estas expresiones?

En primer lugar, una profunda ignorancia por parte del presidente yanqui. Y sobre todo, falta de conocimiento sobre la realidad de nuestros países y su gente. No conoce lo que es el continente de América. En el mundo se han firmado convenios de respeto entre los países miembros de las Naciones Unidas y El Salvador es parte de ella. Por otra parte, las declaraciones se condicen con la ideología del electorado de derecha que llevó a Trump a la presidencia y con este tipo de afirmaciones se congratula con ellos.

-¿Cuántos salvadoreños viven en EE.UU.?

De los tres millones de salvadoreños que viven fuera del país, dos millones y medio lo hacen en EE.UU. Allí los salvadoreños trabajan y aportan a la cultura de los barrios en los que se integran junto a personas de diversas nacionalidades. De esta manera, contribuyen al desarrollo económico y social de EE.UU. Según un estudio de la Universidad de Los Ángeles, la comunidad salvadoreña aporta al año, con su trabajo, más de sesenta mil millones de dólares. Incluso, entre ellos, se encuentran compatriotas que aportan y que no tienen retribución por ello, ya que trabajan en condiciones precarias.

-El Salvador tuvo siempre una fuerte relación con EE.UU fundada en una profunda asimetría. Sobre esa relación asimétrica, la derecha salvadoreña obtuvo muchos usufructos ¿qué han expresado en torno a los dichos de Trump?

Nada porque ellos se aprovechan del rol que los inmigrantes salvadoreños tienen en EE.UU. El partido Arena -que es el que creó en su momento los escuadrones de la muerte- es aliado del Partido Republicano de Trump. Entonces, es obvio que no van a decir nada y mucho más cuando coinciden políticamente en muchos aspectos.

&nbps;

 

Elecciones en Chile20.12.2017

Se impuso la derecha

El balotage decidió que Sebastián Piñera vuelva a ser presidente. “Pasamos a un nuevo momento político que será complejo”, advirtió el presidente del Partido Comunista de Chile, Guillermo Teillier.

“Debemos iniciar un nuevo camino de unidad y lucha en un marco de oposición al gobierno de derecha” recalcó el presidente del Partido Comunista de Chile (PCCh), Guillermo Teillier, tras el triunfo obtenido en el balotage del domingo por Sebastián Piñera.

Vale citar que Piñera volverá a La Moneda al imponerse al candidato oficialista, Alejandro Guillier, por 54,5 contra 45,4 por ciento, en una segunda vuelta electoral en la que la cantidad de personas que fueron a votar, superó en más de siete millones a la cifra que concurrió a las urnas en noviembre.

En este contexto, Teillier hizo hincapié en que “pasamos a un nuevo momento político”, al que caracterizó como “complejo”. Y fue claro cuando advirtió que “defenderemos las conquistas democráticas y sociales alcanzadas”, ya que “la lucha por nuevas reformas no termina”.

Asimismo Teillier reflexionó: “está claro que la derecha, que Sebastián Piñera, ganó la elección, y ahora tendremos que ver cómo se comportan, qué situación se abre”.

Tras lo que indicó que las fuerzas que apoyaron la opción que se presentó con la candidatura de Guillier, “vamos a tener que meditar respecto a qué pasó, cómo enfrentaremos la nueva situación política, aunque está claro que seremos una oposición a la derecha y que vamos a defender los derechos de los trabajadores y del pueblo”.

La lucha sigue

Por otra parte, el presidente del PCCh, no dudó a la hora de señalar que “como oposición no daremos un paso atrás en gratuidad en educación, en la defensa de los derechos de los trabajadores, de los derechos de las mujeres, y esperamos no hacerlo solos como Partido Comunista, sino que mantener la unidad de la centroizquierda”.

Y expresó que “nos pondremos la mano en el corazón, vamos a hacer el análisis -nosotros vamos a convocar a reuniones del Comité Central del Partido-, pero sobre todo, vamos a seguir adelante con nuestra lucha y trabajar por establecer una convergencia social y política”.

También habló sobre cuestionamientos que surgen en el campo progresista y de izquierda por el resultado electoral. “No podemos empezar a culpar a terceros o con declaraciones agresivas”, destacó Teillier y añadió que “hay que hacer el análisis, la autocrítica, pero sobre todo prepararnos para defender las conquistas del pueblo, los logros de las transformaciones y continuar nuestra lucha por más democracia, por derechos sociales y por avanzar en beneficio de los trabajadores y del pueblo”.

Ofensiva contra Palestina18.12.2017

EE.UU. pone su pie en Jerusalén

Después de que anunciara que va a instalar ahí su embajada ante Israel, el vicepresidente Pence viaja a esa ciudad. Repudio de Llamamiento Argentino Judío.

El clamor que recorre estos días por toda Palestina es claro: “Paren a Trump”. La consigna se multiplicó durante los últimos días en protestas que fueron terriblemente reprimidas por las fuerzas de ocupación israelíes, que tuvieron sus principales focos en Jerusalén y la franja de Gaza, así como en Hebrón, Belén, Al Aroub, Tulkarem, Ramala, Qalandia y Nablus entre otras ciudades cisjordanas.

El motivo es contundente y está fundamentado en la oposición al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por parte de EE.UU.

Durante las últimas jornadas la utilización de gases lacrimógenos, balas de goma, munición de plomo, pero también granadas de sonido dejó varias decenas de manifestantes heridos, al menos seis de ellos de gravedad.

Pero lo peor pasó en la Franja de Gaza donde el Ejército de Israel perpetró bombardeos que asesinaron a por lo menos dos palestinos, mientras más de una decena fueron heridos.

Vale recordar que, tal como lo había prometido durante la campaña que lo llevó a convertirse en el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que va a trasladar la embajada de su país ante Israel, de Tel-Aviv a Jerusalén, ciudad reclamada por Palestina como capital propia, cuyo sector Este está ilegalmente ocupada por el Estado Judío.

La decisión de Trump no puede sorprender a nadie. Desde que se instaló en Washington, dinamitó las pocas esperanzas que quedaban que se pudiera retomar una hoja de ruta seria en el conflicto que provoca la ocupación de territorio palestino por parte de Israel.

Y si para muestra basta con un botón, sólo hay que recordar que las tres personas designadas por Trump para conducir el proceso de paz entre israelíes y palestinos son judíos sionistas que hicieron donaciones a algunas de las colonias judías más ultraderechistas emplazadas ilegalmente en la Cisjordania ocupada. Entre ellos se destaca Jared Kushner, quien además es el yerno de Trump.

En este contexto, el movimiento Fatah que preside el mandatario de Palestina, Mahmud Abbas, convocó a manifestarse en Jerusalén el próximo miércoles contra la visita del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, que según Washington viaja a esa ciudad para renovar los esfuerzos por relanzar el proceso de paz.

Rechazo

Sobre esta situación se pronunció el Llamamiento Argentino Judío y lo hizo para hacer público su “rechazo de la resolución de Trump, reiterando que la única solución posible provendrá de ‘dos estados para dos pueblos’, basado en las fronteras de 1967, con Jerusalén Oeste capital de Israel, y Jerusalén Este capital del Estado Palestino”.

Al respecto, hizo hincapié en que la postura adoptada por Washington “significa un grave retroceso en la posibilidad de lograr la ansiada paz entre Israel y los palestinos”.

Tras lo que advirtió que “la decisión unilateral, que hace caso omiso de incontables disposiciones de la Asamblea de la ONU, eleva los niveles de conflictividad de la zona de Medio Oriente al pretender legitimar la ocupación militar de la Ciudad de Jerusalén desde 1967”.

Asimismo, recordó que desde distintos puntos del planeta se alzaron voces “condenando o mostrando preocupación por la resolución de Trump, incluido el Papa Francisco y nuestra cancillería, quienes reafirmaron el reconocimiento de las resoluciones de la ONU sobre el status internacional especial de la ciudad de Jerusalén”.

Y fue claro cuando señaló que “las excepciones a este unánime posicionamiento internacional han provenido del gobierno derechista de Netanyahu y de las dirigencias de las instituciones comunitarias, como el caso de la Amia y Daia, que han puesto en evidencia su profunda ignorancia del derecho internacional”.

UN AÑO SIN FIDEL24.11.2017

Hermanos como sus pueblos

En el primer aniversario de la muerte del líder de la Revolución Cubana, lo recordamos en las palabras que entonces escribiera en su homenaje Patricio Echegaray.

Hace un año, después de haber sobrevivido a cientos de atentados y de haber sembrado semillas de socialismo en todo el mundo, tranquilamente y “de viejo”, sabio y en su cama se iba de este mundo Fidel. En todas partes se lloró su muerte y se detuvo para llorarlo y exaltarlo, aunque sin bajar la guardia en su lucha contra el imperialismo yanqui, la Cuba revolucionaria que él había ayudado a forjar desde la conciencia, la palabra y la acción.

Pero como entonces las luchas de la clase trabajadora por la construcción del comunismo no terminaban con el anuncio del pase a la eternidad del más eminente líder comunista del cambio de milenio, el Partido Comunista de la Argentina, que realizaba en esos días su 26º Congreso, rindió su dolido homenaje al histórico referente popular nuestroamericano y siguió con sus debates.

En el centro de ellos y presidiendo las jornadas que reunían en la sede porteña del Comité Central a delegados comunistas de todo el país, estaba Patricio Echegaray quien, entonces presidente del partido, enfrentaba su propia enfermedad con entereza y se detenía un momento en su acción política para esgrimir la pluma y, con ella, homenajear al fallecido.

De esas reflexiones hoy colegimos algunas para que, muertos ya tanto Fidel como Echegaray, no quede dudas de la firmeza con que se trazan esas palabras y esos nombres, todavía, en las banderas rojas.

Son palabras hechas ya carne en la conciencia de la militancia y, en sí, claro resumen de una línea política indudablemente asociada a la libertad de los pueblos, las luchas populares y la tenaz resistencia del comunismo a todos los planteos que vaticinaron su muerte y que hoy lo hayan tan vivo como un Primero de Enero inolvidable en La Habana de las utopías. O como al fantasma de Fidel, que asusta a los imperialistas desprevenidos y vela paternalmente los sueños de quien sienta rebeliones, sueñe revolución y anhele un mundo justo, hecho de paz, justicia y belleza.

Echegaray había decidido, en medio de los debates del 26º Congreso, recordar a Fidel como el “estadista y revolucionario que mejor ha comprendido la esencia del monstruo imperialista y el peligro que representa para la humanidad”. En efecto, allí está el cúmulo de sabiduría que son sus reflexiones políticas en la web y sus discursos a lo largo de seis décadas de lucha revolucionaria y una vida cabal dedicada a la ilustración y la pelea. Cuba y su persistencia son el reflejo de esa visión de estadista y el modelo contrapuesto a los peligros del monstruo.

Recordaba hace un año Echegaray que el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Cuba halló a Fidel “dándole, a lo que podríamos llamar la maniobra del ‘hermano Obama’ (…), el tratamiento diplomático más elevado al mismo tiempo que llevó adelante la más brillante defensa de la revolución”. Y es que, reflexionaba el argentino, estaba, gracias a Fidel, en “la revolución y el socialismo la idea más fuerte de identidad nacional”. Por eso “Fidel sintetizó como nadie las ideas de socialismo y patria”, reponía.

También recordaba el rol del ya viejo revolucionario en el proceso colombiano hacia la paz, papel al que definía como “un paso decisivo para que el horizonte de la paz en Colombia se vea como un poco más posible”.

“Asaltando el cuartel Moncada, abrió los procesos de segunda independencia americana al punto de que supo transformarse de acusado en acusador y plasmó, en La historia me absolverá, un programa de enorme actualidad para la liberación de nuestros pueblos, en una obra que podemos calificar como el primer documento político de carácter universal en América Latina”, arriesgaba Patricio Echegaray.

“Siempre expresó su afecto por la Argentina y mantuvo firme su solidaridad con nuestros reclamos por las Islas Malvinas”, decía también en una frase que en estos días es necesario recordar, cuando el actual gobierno argentino ha vuelto a considerar, como en las peores épocas de entreguismo en nuestro país, al Reino Unido, luchando contra cuyo imperialismo surgió Argentina en 1806 y 1807, en algo así como un aliado…

“Nunca fue tan grande y digno de admiración como cuando ante la derrota del llamado socialismo real, se puso al frente de su pueblo y de todos los pueblos del mundo que enfrentaron la contrarrevolución conservadora”, recordaba el presidente del PC argentino, que en ese hilván de reflexiones también destacaba la importancia de la Carta de los cinco en ese plano, dada a conocer en 1990 por parte de varios partidos comunistas de Nuestra América dispuestos a recoger el guante y asumir la resistencia del anticapitalismo. Eran los tiempos de Cuba como faro y Fidel como ejemplo, dos cosas que no han cambiado desde entonces. También memoraba la consecuencia de Fidel “con su línea de acción” cuando cumplió el papel de ser “de los principales impulsores” del “No al Alca” en Mar del Plata.

“Le damos las gracias a Fidel por ser el gran inspirador de las lucha por la segunda y definitiva independencia de nuestros pueblos, y por haber defendido siempre, como manifestó sobre la lucha de los soldados soviéticos en la Segunda Guerra Mundial, nuestro derecho a seguir siendo marxistas leninistas”. Estas fueron las palabras con que Echegaray cerraba sus reflexiones sobre el recién muerto Fidel, cuando en Argentina los comunistas, aún dolidos, no podían y no iban a detener el curso normal de su 26º Congreso.

No en vano las recortamos, recordamos y recopilamos: son las palabras de un enamorado que, cerca de su propio fin y a conciencia de que el muerto era una bandera, sabía estar brindando con sus impresiones del momento una certeza: la lucha el único medio para superar las injusticias capitalistas y construir el comunismo.

Son las palabras de quien, sabiendo que aún persiste y queda tropa cuya moral levantar, no deja de ver en el que partió al mismo joven barbado que llegó un día a La Habana, triunfante como todo su pueblo y que, como todo su pueblo, ya nunca se irá porque será bandera y motivo de lucha.

Por esas cosas esos días no fueron para los comunistas argentinos de llanto y congoja sino de reflexión, exaltación y hasta alegría porque acá, en este lado de la lucha de clase, en realidad nadie está muerto.

 

Asunción del Paraguay 20.11.2017

Atentan contra la sede del PCP

La agresión perpetrada contra un local partidario ubicado en la capital del país, fue llevada a cabo por una banda fascista denominada Identitarios Paraguay.

El Partido Comunista de la Argentina (PCA) hizo pública su solidaridad con su par paraguayo que, el viernes pasado, fue víctima de un atentado perpetrado contra su sede ubicada en la ciudad de Asunción.

Ahí, integrantes de una banda fascista que se identifica como Identitarios Paraguay, atacó el local partidario en cuya fachada pintó consignas como “muerte a los rojos”, al tiempo que destruyó un mural conmemorativo del Centenario de la Revolución Bolchevique.

La agresión, que fue llevada a cabo en una situación en la que los atacantes también entonaron canciones nazis, fue grabado y difundida por medio de la página web y el facebook que posee este grupo.

Todo esto da cuenta con elocuencia de la impunidad con que actúan estas bandas en Paraguay, país donde denuncia el PCA, “la calidad democrática se encuentra altamente deteriorada y resquebrajada, con presos políticos, persecución a los medios comunitarios y alternativos, asesinato de periodistas y la persecución a la oposición en general y a la izquierda en particular”.

Y recalca que “es imprescindible el compromiso de unidad en la acción, organización y lucha de las fuerzas del campo popular, para ponerle un freno a esta ola destructiva”, en un contexto en el que “la derecha neoliberal y neocolonial avanza en los países de la región, con la misma matriz elaborada por el imperio y sus lacayos criollos, que pretende arrasar con conquistas laborales y sociales alcanzadas por los pueblos”.

Fascistas

Por su parte, el Partido Comunista Paraguayo (PCP) definió al hecho como “una nuevo atraco fascista contra la democracia” que, además de una agresión “de odio e intolerancia”, se encuadra en “los delitos de difamación y apología del delito al promover el asesinato de personas por su opinión política”.

Asimismo, recordó que no es la primera vez que este tipo de bandas atentan contra algún local del PCP. “En mayo de 2014, denunciamos ante el Ministerio Público una agresión similar, que en aquella ocasión incluyó rotura de vidrios además de pintadas similares a las de ahora”, recalcó por medio de un comunicado y lamentó que, hasta ahora, el Estado paraguayo no esclareció el episodio.

Y fue claro cuando denunció que “conocemos la identidad de los autores de este atraco y estamos analizando las medidas legales correspondientes, para sentar un nuevo precedente, sin embargo, exhortamos al Ministerio Público investigue de oficio este atentado y establezca la responsabilidad penal de sus responsables”.

Asamblea General de la ONU03.11.2017

Contundente apoyo a Cuba

Sólo EE.UU. e Israel quieren que se siga perpetrando el bloqueo contrala Isla. Celebración en la embajada cubana en Buenos Aires.

La Asamblea General de la ONU demandó por vigesimosexta ocasión consecutiva, el fin del bloqueo contra la República de Cuba. Lo hizo mediante una resolución apoyada por 191 países, de los 193 que participaron, para volver a dejar aislado a EE.UU. e Israel que fueron los únicos que votaron contra la Isla.

Así, la sesión plenaria del máximo organismo internacional reclamó -una vez más- el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero vigente durante más de medio siglo contra Cuba.

La iniciativa adoptada exhorta a todos los países a no promulgar ni aplicar leyes ni medidas contrarias a la Carta de la ONU y violatorias de los principios de la no intervención en los asuntos internos de las naciones, de la libertad de comercio y navegación internacional.

Solo Washington y su aliado Israel, votaron en la asamblea en contra del proyecto que recibió un contundente apoyo de cientos organizaciones globales y regionales, así como de varios gobiernos.

El Grupo de los 77 más China, el Movimiento de Países No Alineados, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático, el Grupo Africano, la Comunidad del Caribe, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y la Organización para la Cooperación Islámica ratificaron el aislamiento del gobierno de EE.UU.

También lo hicieron representantes de Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Sudáfrica, Rusia, China, Vietnam, Argelia, México y Colombia, entre otros.

Festejo

Al respecto, el coordinador de la Multisectorial de Solidaridad con Cuba y secretario del Partido Comunista de Rosario, Norberto Champa Galliotti, celebró que se haya votado “como hace veintiséis años en un contundente repudio al bloqueo genocida y criminal impuesto por EE.UU.”, que contó con una sola adhesión algo que demuestra “lo aislado y obsoleto de esta política que lleva adelante el gobierno norteamericano”.

Y, en este sentido, no dudó a la hora de aseverar que es muy preocupante la posición que tomo la representante de Washington, Nikki Haley, quien “trató como idiotas a los representantes de los otros países, diciendo que son engañados por una política exterior cubana con respecto a la decisión que van a tomar”.

También hizo hincapié en que la administración de Donald Trump, está planteando un nuevo paradigma mundial y recordó que “él dijo que quería borrar del mapa a todo una nación, al referirse a la Republica Democrática de Corea del Norte, mostrando que no necesita de espacios multilaterales y de consensos, buscando hacer prevalecer la locura y la fuerza militar”. Y aclaró que, “en ese sentido, fue el mensaje de la embajadora estadounidense en la ONU, retomando un tono mesiánico y fundamentalista”.

Asimismo, el titular del PC de Rosario sostuvo que “es un tema preocupante, que la principal potencia mundial, tenga un discurso a favor del injerencismo, del atropello global, de la economía del mercado, impulsando una política belicista y que presente estos conceptos como un ejemplo de democracia”, pero destacó que después de esas amenazas a los 193 países, “la respuesta fue ciento noventa y uno a favor de a favor de la propuesta solicitada por Cuba, solamente votaron en contra dos, que siempre están aliados Israel y EE.UU”.

En este contexto y a la espera de la votación, diferentes organizaciones se dieron cita en la sede de la embajada de Cuba ante Argentina, donde celebraron la solicitud mundial contra el bloqueo a Cuba.

Ahí estuvieron representantes de la CTA de los Trabajadores y del PC, entre ellos Galiotti, quienes siguieron palmo a palmo la votación.

Al referirse a la histórica jornada, Galliotti, señaló que “se vivió un clima de triunfo y de alegría por este resultado global contra el bloqueo y de esta forma pudimos abrazarnos con los embajadores de Venezuela, Palestina, Nicaragua, representantes del parlamento argentino, del gremio de los periodistas y del espacio que trabaja la solidad con Cuba, para celebrar este logro en la ONU”.

Y fue contundente al puntualizar que este acto de respaldo a Cuba “fue festejado por las organizaciones presentes en la Embajada, en solidaridad contra la injusta e inhumana política aplicada por EE.UU. durante casi seis décadas contra el pueblo cubano”.

 

Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros02.11.2017

De regreso a Octubre

Partidos comunistas y obreros del mundo se reúnen, en San Petersburgo y Moscú,para conmemorar el centésimo aniversario de la Revolución Rusa. Víctor Kot, secretario general representa al PCA.

“El centésimo aniversario de la gran revolución socialista de octubre: los ideales del movimiento comunista, revitalizar la lucha contra las guerras imperialistas, por la paz, el socialismo” es la advocación bajo la quese está llevando a caboen San Petersburgo el 19 Encuentro Internacional de los Partidos Comunistas y Obreros del Mundo.

El encuentro que comenzó ayer con una reunión del Grupo de Trabajo d este espacio que convoca a partidos comunistas y obreros de todo el planeta, va a continuar en Moscú entre el domingo y el martes venideros.

“El poder soviético es el poder de los trabajadores” recalcó durante el discurso de apertura del presidente del Comité Central del Partido Comunista de la Federación Rusa,GuennadiZiuganov, tras lo que puntualizó que “el futuro se basa en el socialismo” por lo que alentó a seguir adelante a “quienes luchan por el socialismo, a los que creen en la gesta de la Revolución de Octubre”.

El titular del partido anfitrión también resaltó el papel de Lenin en el proceso que tuvo su hito en octubre de 1917, así como los logros de la Unión Soviética que en poco tiempo creó una base industrial ydesarrollo científico-técnico de excelencia. Y, después de derrotar al fascismo, “en pocos años reconstruimos el país, fuimos los primeros en volar al cosmos y creamos un potencial coheteril nuclear”.

Asimismo,Ziuganov, destacó “los ejemplos del desarrollo más exitoso dela construcción del socialismo” que, a la luz de lo hecho por la Urss, se construyó en varios países como “Cuba, Vietnam y China”.

Vale citar que el Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros, es una cita anual que convoca a representantes de fuerzas de diferentes puntos del globo, tal como lo dijo,Ziuganov, para “restablecer los lazos entre partidos que se habían interrumpido después de 1991”.

La primera edición tuvo lugar en Atenas, en 1998, tras lo que en diferentes citas se realizó en Vietnam, Bielorrusia, Sudáfrica, Portugal y Brasil, entre otros.

Esta vez, son 103 las delegaciones presentes, entre ellas, el Partido Comunista de Argentina (PCA) que lo hace por medio de su secretario general, Víctor Kot.

La voz del PCA

Al dirigirse al pleno del Encuentro, el titular del PCA, no ocultó su orgullo por participar en la conmemoración “de la gloriosa Revolución Bolchevique” que, recordó, “marcó un hito en la lucha por la liberación de los pueblos, que dio origen a la conformación de partidos comunistas como el nuestroque el 6 de enero celebrará sus primeros cien años que celebraremos reafirmando nuestro compromiso con el ideal revolucionario que nos legaron Marx, Engels, Lenin, el Che Guevara y Fidel Castro, entre otros”.

En este contexto, Kot rindió homenaje a Patricio Echegaray, tras lo que recalcó la dura situación que vive Argentina como consecuencia de un gobierno de derecha “que lleva adelante una política de ajuste económico, entrega de la soberanía y represión a los sectores que se oponen a su proyecto, llevando adelante un verdadero Estado autoritario con máscara democrática”. Y, en esta dirección, exigió la libertad para Milagro Salayjusticia por la muerte de Santiago Maldonado.

Kot reafirmó el compromiso del PCA en la tarea de recomposición de la subjetividad revolucionaria, comunista, internacionalista, antipatriarcal, antiimperialista y anticapitalista”, esto es, “con la revolución, por el camino de la unidad y la construcción de un Frente de Liberación Nacional y Social como herramienta para introducir las transformaciones estructurales necesarias en nuestro país”.

También advirtió sobre un escenario “de rápida derechización de la política nacional, regional y mundial de la mano de los cambios de gobierno en Brasil y Argentina, el triunfo de Trumpy el avance de la derecha en Europa”. Y definió: “el capitalismo mundial inició un proceso de reformas regresivas, con cierto peligro de fascistización al interior de los EE.UU. y en Europa, y de extrema instrumentalización neocolonial de las instancias de integración mundial y regional”.

El titular del PCA fustigó después al imperialismo que, “para sostener su mellada hegemonía, recurre cada vez con más asiduidad a bombardeos, invasiones, golpes blandos, planes de desestabilización provocando una suerte de tercera guerra mundial en partes” por lo que, “en su crisis, el imperio se vuelve más salvaje y peligroso”.

Tras lo que recordó la articulación entre el poder militar imperial, “el aparato financiero, el sector mediático y el de las corporaciones transnacionales”. Por lo que recalcó: “a ese poderdebemos enfrentar los pueblos”.

Y denunció que “los actos brutales de EE.UU. son una señal clara de la inclinación de Washington por la creación de un clima de guerra en diversas latitudes, pero con una clara direccionalidad de advertencia a la República Popular China y a la Federación de Rusia, en tanto son las potencias emergentes, en lo económico y en lo militar, probablemente con el fin de hacerles invertir nuevos recursos en su defensa, afectando sus presupuestos”.

Ya que, “el militarismo es la única forma que tieneEE.UU.‘para volver a ser grande’ como dice Trump” lo que “acentúael peligro de guerras”, ante lo que “gobiernos, organizaciones y pueblos debemos construir una respuesta contundente”. Y citó a Siria, Medio Oriente y la península coreana como los principales focos de la agresión imperial, a lo que se suma “el recrudecimiento de las agresiones sobre América Latina, como en Venezuela” y el peligro de que se sucedan “los llamados ‘golpes suaves’”.

De ahí que reafirmara “nuestro internacionalismo, solidaridad y respaldo a la Revolución Bolivariana, a los procesos de Bolivia, Nicaragua, El Salvador y la heroica resistencia de la revolución Cubana”, así como “con las luchas de todos los pueblos por su liberación”.

Construcción

Kot fue contundente al señalar que América Latina es la región más desigual del mundo pero, además,“sigue siendo un continente en disputa entre el plan de sostener la dependencia, la dictadura del capital y las injusticias dirigidodesde Washingtony un proyecto soberanista, democrático y popular, que se desarrolló con distintos niveles de profundidad y diversidad, pero aún sin la suficienteunidad”. Por eso, añadió, “bregamos por una unidad de los comunistas de América Latina y el mundo”, al tiempo que “trabajamos por la amplia unidad de las fuerzasdemocráticas, populares, socialistas y revolucionarias, sin sectarismos ni dogmatismos, para ayudar a la creación de una correlación de fuerzas regional y global en favor de las transformaciones estructurales necesarias, tal cual lo hacemos en nuestro propio país”.

Y lamentó que en nuestro país “estas fuerzas, aún, carecen de un grado de articulación que pueda conformar un centro coordinador de las luchas como parte importante en la construcción de una alternativa política”.

Tras lo que dijo que, ante esto, el gobierno “busca a través de la represión, la judicialización del conflicto social y la cooptación, producir la derrota para imponer una nueva ola de reformas estructurales regresivas y facilitar, aún más, la penetración y el dominio imperial”.

Ante esto, “la resistencia y combate frente a las políticas del gobierno resulta fundamental”, por lo que es preciso “construir la verdadera unidad en base a una propuesta reivindicativa político-social debatida en común y aprobada por medio de una amplia participación de las masas obreras y populares”.

De ahí, aclaró Kot, es fundamental “construir alternativa política y contar con un programa mínimo de acción y propuestas conjuntas”, para lo que “los comunistas contamos con un conjunto de propuestas programáticas para ser debatidas y asumidas por nuestra militancia y llevadas al conjunto del campo popular con vistas a la unidad, a la construcción de un gran Frente de Liberación Nacional y Social”.

Mientras tanto, denunció el titular del PCA, el ejecutivo “sigue con su plan de ajuste, entrega y represión”, al tiempo que “continúan los aumentos de tarifas,despidos,destrucción del mercado interno y preanunciareformas laborales, fiscales, previsionales y educativas contrarias a los interesesy derechos del pueblo”. Un plan que, alertó, “posee un fuerte componente de odio de clase contra los trabajadores y todos los sectores populares”.

Por eso, insistió, “debemos librar la batalla en todos los terrenos y construir la mejor herramienta posible para enfrentar esta coyuntura, dando la batalla en el terreno de la lucha de clases, del conflicto social, de la organización del campo popular para construir poder popular”.

Y finalizó aseverando que “en esta lucha y prontos a cumplir cien años de historia, los y las comunistas deArgentina seguimos encontrando inspiración en las jornadas de octubre de 1917, en la Revolución que se dio en estas tierras y refirmamos nuestro compromiso con el comunismo, con la lucha por la emancipación de los pueblos”.

Por la paz en Colombia13.11.2017

Un llamado a abrazar sueños

El Mopassol advierte que los acuerdos celebrados en La Habana corren peligro y convoca a defenderlos.

“Abracemos los sueños de paz, abracemos los acuerdos”. En esto coincidieron las integrantes de la mesa directiva del Movimiento por la Paz, la Soberanía y la Solidaridad entre los Pueblos (Mopassol), Paola Renata Gallo Peláez, y Andrea Vlahusic, al referirse a la presentación del Llamamiento de Buenos Aires, por el cumplimiento de parte del Estado colombiano los Acuerdos de Paz.

Esta es una iniciativa a la que adhieren, entre otros, el presidente consultivo de la Asociación Americana de Juristas, Beinusz Szmukler, el integrante del Instituto Argentino de Estudios Geopolíticos, Mariano Ciafardini, el politólogo Atilio Borón, la escritora y corresponsal del La Jornada de México, Stella Calloni, la periodista Telma Lusanik e integrantes de Movimiento de Profesionales para los Pueblos y el Sindicato de Manufactura del Cuero.

Al respecto, ambas dirigentes del Mopassol señalaron que no se puede permanecer indiferente ante “la estrategia insistente y oscura, instrumentada por los Señores de la Guerra y enemigos de la paz que buscan desacreditar el proceso de acuerdos llevado adelante, en La Habana, entre las Farc y el Estado de Colombia”. Y fueron claras al recordar que, desde que se firmaron los acuerdos “se ha asesinado a más de ciento veinte líderes sociales en Colombia”.

Paola Gallo Peláez recordó que “es el Estado el que hizo los Acuerdos de Paz”, tras lo que denunció que “Álvaro Uribe dice que cuando Manuel Santos deje la Presidencia y ante un eventual cambio en el signo del gobierno, no se va a cumplir con los acuerdos”. Y en este sentido hizo hincapié en que, pese a este tipo de campañas, es preciso destacar que “es un acuerdo firmado por el Estado de Colombia y no con el gobierno, un acuerdo es entre el Estado y una de las guerrillas que intervino en un conflicto armado interno”, por lo que insistió: “fue el Estado el que concretó estos acuerdos”.

Además indicó que los sectores del uribismo que actúan en la política colombiana que no están de acuerdo con los Acuerdo de Paz, “están trabajando fuertemente en el Congreso, en el Poder Judicial y en los medios de comunicación para argumentar que lo acordado tiene vicios que permitirían que su coalición no cumplirían con los acuerdos tal como están firmados, en caso de que Uribe dijo vuelva a acceder al gobierno”.

Problemas

Asimismo, la referente del Mopassol explicó que actualmente los acuerdos atraviesan por serios problemas vinculados al incumplimiento por parte del Estado, algo que genera “una enorme preocupación de que esta situación pueda acarrear, nuevamente, una masacre como la que ocurrió con la Unión Patriótica durante la década del 80”.

Por su parte, Andrea Vlahusic, denunció que todavía no se están implementando los programas y planes de desarrollo social y económico pactados en el Acuerdo de Paz de La Habana, que deben vehiculizarse en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación para favorecer la etapa de transición de las Farc a partido político.

Y, en idéntica dirección recalcó que se acentúan los retrasos en las obras de adecuación de las Zonas de Normalización, al tiempo que se verifica la ausencia de las instituciones encargadas de desarrollar los planes económicos y educativos para los ex combatientes.