Agmer pide garantías

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Los docentes de Entre Ríos piden que el ejecutivo provincial deje las escuelas en condiciones para que se pueda volver a las clases presenciales.

Mejoras en las condiciones de infraestructura e higiene en los edificios escolares, fueron exigidas por Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) para que se viabilice la vuelta al dictado presencial de clases, durante la reciente reunión que sostuvieron con responsables de áreas de Infraestructura del Consejo General de Educación (CGE).
Agmer fue representada por el paritario en Infraestructura e integrante de La Violeta, Leandro Pozzi, junto a su titular, Marcelo Pagani, y la secretaria de Educación, Liliana Forastieri.
Entre otras cosas, Agmer reclama que el CGE asegure el “abastecimiento de agua potable suficiente durante toda la jornada”, que funcionen todos los baños de cada establecimiento y que se brinde “financiamiento y operatividad” para la limpieza, higiene y desinfección en los edificios escolares y para la planta completa de trabajadores.
Asimismo, demandó que se lleven a cabo las obras necesarias para acondicionar y ampliar espacios escolares, como para que se pueda cumplir con la distancia social dentro de las escuelas.
También pide que se establezcan dispositivos y protocolos de procedimiento, que permitan actuar con rapidez ante situaciones imprevistas en las que no se garanticen las condiciones sanitarias mínimas para el funcionamiento escolar y la salud de las personas.
Tras el encuentro, el CGE dijo que va a trabajar sobre esos puntos y, en esa dirección, anticipó que trabaja “en un relevamiento de condiciones edilicias que abarcan estos aspectos, en vistas de precisar las necesidades existentes”.
Ambas partes coincidieron en dar continuidad a las reuniones para diagramar y consensuar condiciones de infraestructura necesarias para un regreso planificado a las escuelas, algo que aclaró el CGE, se va a dar “sin apresurar los plazos, en los tiempos que determine la emergencia y las condiciones epidemiológicas de cada uno de los departamentos y localidades de la provincia”.

Rechazo

Por otro lado, Agmer se pronunció contra la Ley de Emergencia que, impulsada por el ejecutivo provincial, días atrás aprobó la Legislatura.
Al respecto, Agmer lamentó que el gobierno que preside Gustavo Bordet, avanzara en esta Ley “desoyendo el reclamo de los activos”, por lo que va a recurrir a la instancia judicial.
“Ante la promulgación de la Ley de ajuste a activos y jubilados, iniciaremos acciones legales para frenar todo intento que pretenda conculcar derechos”, recalcó Agmer y rechazó que se haya avanzado en la sanción de la Ley “más aún en un contexto como el que estamos viviendo, en donde la crisis económica y social -profundizada a partir del avance de la pandemia- golpea fuertemente en los ya deteriorados ingresos de las familias trabajadoras”.
Asimismo, su plenario de secretarios generales se declaró en estado de alerta permanente “frente a la negativa por parte de la patronal de sentarse a discutir la urgente recomposición salarial y ante la decisión política de ajustar el bolsillo de las y los trabajadores entrerrianos”.
Vale citar que esta postura de Agmer, es compartida por el Frente Gremial que integra junto a la Unión Docentes Argentinos, la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica y el Sindicato Argentino de Docentes Privados.
Entre otras cosas, se cuestiona que la Ley “aumenta los aportes personales a los trabajadores aportantes al régimen previsional provincial y aplicar una rebaja en los haberes de los jubilados de la Caja provincial”.
De ahí que el Frente recalque que repudia el intento gubernamental de que “la crisis se descargue sobre los trabajadores” y señala que “los sectores más ricos de la provincia, son los que deberían hacer un mayor aporte para afrontar los efectos de la pandemia y generar el inicio de un sistema más justo de distribución de la riqueza”.