Intendentes contra Edesur

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Jefes distritales del conurbano bonaerense se reunieron el interventor del Enre, ante la falta de respuesta de Edesur a los reclamos derivados de los cortes de luz que se registran durante las últimas semanas.

“Es muy importante que los municipios del conurbano se planten”, señaló la referente del Partido Comunista de Quilmes, Laura Leonardi, al referirse a la postura conjunta adoptada por intendentes peronistas de esa región, que se reunieron con el interventor del Ente Regulador de la Electricidad (Enre), Federico Basualdo, preocupados por los repetidos cortes de energía que se registran durante las últimas semanas.
Pero los jefes comunales fueron más allá y con el aval de Axel Kicillof y Sergio Masa, se encolumnan detrás del planteo del defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, quien presentó un escrito en el Enre para pedir que se avance en rescisión del contrato a Edesur.
La chispa del conflicto se encendió cuando la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, presentó una carta documento a Edesur con motivo de los cortes de electricidad que tenían lugar en ese partido.
La jefa comunal le exigió a la empresa el restablecimiento del suministro en barrios de Bernal Oeste, Quilmes Oeste y La Ribera.
Después, en la sede del Enre, hubo un encuentro en el que participaron intendentes de la zona Amba -pertenecientes al PJ- que coincidieron en manifestar su preocupación por el aumento de la cantidad de apagones, que tienen lugar en el contexto del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (Aspo).
“Estamos cansados de la falta de respeto de Edesur a nuestros vecinos”, recalcó el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, tras lo que recordó que esta empresa “subió sus tarifas de forma exponencial durante el gobierno de Macri y ahora da un pésimo servicio”.
Otra de las participantes, Mayra Mendoza, denunció que es evidente el incremento de cortes respecto a 2019, todo pese a que Edesur “ha ganado sumas extraordinarias durante los últimos años con los tarifazos de hasta 3500 por ciento”.
Durante la Presidencia Macri, el sector energético fue uno de los pocos ganadores, beneficiados –entre otras cosas- por los tarifazos.
En este contexto, Edesur logró sumar balances extraordinarios. Su rentabilidad creció en dólares un 403 por ciento, esto significa que obtuvo rentabilidad neta más la diferencia que sacó por la devaluación del peso respecto a la moneda estadounidense.

Factor desestabilizador

De acuerdo al Decreto de Necesidad y Urgencia 297/2020 y sus respectivas prórrogas, la concesionaria debe prestar su servicio de forma regular, algo que evidentemente está incumpliendo en varios municipios, sobre todo, del sur del conurbano bonaerense donde se multiplican quejas contra Edesur.
Con la llegada del frío se hizo más intenso el uso de energía eléctrica empleada para calefacción y comenzaron los apagones, algunos duraron días.
La situación es peor en barrios vulnerables a los que no llega la extensión de la red de gas, por lo que las viviendas son electro-dependientes. Pero también es un problema de zonas residenciales de reciente urbanización.
Al respecto, Laura Leonardi, dejó en claro que ante la magnitud del problema y la capacidad de lobby que posee una multinacional como Edesur, “no puede luchar un municipio solo” y reclamó que la empresa “debe hacer inversiones para mejorar el servicio y atenerse a las consecuencias si es que se avanza en la cancelación de su contrato de concesión”.
Asimismo, fue clara cuando advirtió que Edesur “siempre funcionó como desestabilizador de los gobiernos populares” y recalcó que “este caso no es la excepción”.
Y, en esa dirección, fue clara cuando dijo que “es muy raro que en Quilmes hayan reventado de golpe diez transformadores”.
A su vez, sostuvo que tras el anunció el gobierno Nacional de congelar las tarifas hasta diciembre, “van a volver a la carga porque les tocan sus intereses” y deslizó que detrás de la actitud de Edesur, también puede haber “una resistencia al impuesto de las grandes fortunas”.
Vale recordar que en un extenso informe presentado recientemente, el Enre recomendó considerar “nula la revisión tarifaria integral aplicada durante el gobierno de Cambiemos”.
Ahí, este organismo oficial demuestra que “los ingresos extraordinarios reconocidos para las empresas se determinaron de forma poco transparente, se tradujeron en tarifas exorbitantes y se omitieron los procesos administrativos internos del ente regulador”.