¿Cierra el aeropuerto de Palomar?

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Martina Fons, jueza Federal de San Martín, tendrá que decidir en los próximos días su fallo al amparo presentado por vecinos linderos al aeropuerto.

La jueza Federal de San Martín, Martina Fons, deberá decidir en los próximos días si le da lugar al amparo presentado por los vecinos del aeropuerto de Palomar, que denuncian ruidos molestos y movimientos en las edificaciones.
Lo presentado por los vecinos de la zona oeste del conurbano bonaerense, señala el uso comercial del predio militar por las aerolíneas low cost, que generan contaminación sonora y ambiental. El pedido de clausura había quedado sin resolverse cuando el Coronavirus obligó al receso del Poder Judicial, pero con la reanudación de la actividad se terminan de cumplir los plazos y Forns deberá fallar al respecto.
Quienes también se pronunciaron sobre el aeropuerto, han sido los funcionarios del Ministerio de Transporte de la Nación. Mario Meoni, quien encabeza la cartera, recalcó que “nosotros tenemos muchas objeciones respecto del funcionamiento del aeropuerto El Palomar”.
Esta semana, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, planteó una posición contraria a la de Meoni, al decir que el aeropuerto “tiene que seguir porque nos conecta con el país y con el mundo”.

Un aeropuerto made in Cambiemos

Vale recordar que el aeropuerto de Palomar se abrió con la Presidencia Macri, que lo utilizó para favorecer el despliegue de las aerolíneas low-cost en Argentina. “Esto es un negociado, no es un proyecto. No se puede abrir un aeropuerto en una base aérea. Se agarran de un documento de 1968 que lo declaró aeródromo. Imaginate lo obsoleto que es todo esto. Ese es el único papel con el que cuentan para instalar un aeropuerto comercial en Palormar”, señalaban los vecinos que en 2018 protestaban por el anuncio del entonces ejecutivo.
El aeropuerto tiene serios impactos ambientales y se encuentra donde hay una de las principales reservas verdes de la Provincia de Buenos Aires. Su apertura fue un lobby de las empresas de bajo costo, que de un día para el otro se incluyeron en el sistema nacional de aeropuertos nacionales de la mano de Mauricio Macri.
A partir de su apertura, organizaciones de Derechos Humanos y vecinos de la zona siguieron denunciando que la base no es apta para cumplir dicha función, lo que ha llegado a la presentación de amparo. En días se sabrá el fallo, mientras, desde las low-cost parecen recular discursivamente y han señalado que podrían volar desde Ezeiza.