Los gremios de salud rechazaron la propuesta de aumento del gobierno bonaerense

Notiamba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Tras la reunión de este lunes los representantes de los profesionales sanitarios marcaron su negativa al catorce por ciento que ofreció el ejecutivo de la Provincia de Buenos Aires.

Los gremios que nuclean a los profesionales de la salud rechazaron la propuesta de recomposición salarial que ofreció el gobierno de la Provincia de Buenos Aires en la reunión que tuvieron este lunes. Desde el ejecutivo encabezado por Axel Kicillof ofrecieron un catorce por ciento en tres tramos, en lo que fue el primer encuentro de la mesa paritaria entre ambos sectores.

De esta manera, un médico ingresante de planta pasaría a cobrar de 46 mil pesos a 52.700 a noviembre, y uno de guardía llegaría a los 58.611. “El salario sigue siendo muy por debajo de lo que debe ganar un profesional”, enfatizó Marta Márquez -presidenta de Cicop- que añadió: “tomamos como referencia máxima, lo que propone la junta interna de ATE Indec que dice que la canasta básica sería de 72.000 y aunque estamos lejos de eso, al menos debemos iniciar un camino que recomponga en salario”.

Asimismo, Márquez recalcó que “si bien lo salarial es importante, también nuestra expectativa fue que escucharan nuestro reclamo porque están las cuestionas extrasalariales. Seguimos pidiendo que se resuelva la posibilidad de que los compañeros se puedan tomar días de descanso. La prórroga de la emergencia suspende de vuelta las licencias y la verdad que la sobrecarga y el cansancio complica mucho la situación”.

Desde Cicop, en la previa a la mesa paritaria, plantearon una circular en la que analizan el difícil contexto que se atraviesa en el ámbito sanitario. Bajo la premisa de “una situación compleja y un horizonte incierto”, marcaron el avance del Coronavirus a nivel mundial, que ya alcanzó más de un millón de muertes.

Además de la ola de contagios y los rebrotes, en lo escrito hacen hincapié en la caída del PBI y las altas tasas de desempleo en todo el mundo, con una crisis generalizada que se profundiza y aumenta los niveles de pobreza y miseria a la gran mayoría de la población mundial. En ese marco plantearon con preocupación la situación argentina y puntualizaron que “las aperturas programadas o espontáneas y otras medidas que se siguen implementando no parecen tener en cuenta la situación epidemiológica que atravesamos”.

La circular de Cicop expresa que a el crecimiento del covid-19 se le suma una crisis socioeconómica que se agrava día a día y aumenta el padecimiento de los más vulnerables. Es por eso que insisten en la importancia de “afrontar los desafíos de la hora con decisiones que vayan en la dirección de asignar más partidas a las políticas públicas, intensificando y universalizando la red de protección social. Para ello, hay que discutir y convertir en ley el demorado proyecto de gravar las grandes fortunas, avanzar con una legislación similar para las rentas financieras, dar curso a una reforma tributaria progresiva y dejar de privilegiar los intereses de los que más tienen en desmedro del bien común”.