Crece el conflicto por el agua en Carlos Paz

Córdoba
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El secretario general del Sipos, fue detenido en medio de un reclamo para que la Cooperativa Integral de Servicios Públicos siga funcionando como tal y no pase a manos del Municipio.

La detención de Gustavo Valdez, el titular del Sindicato del Personal de Obras Sanitarias (Sipos), durante el mediodía del viernes, generó múltiples repudios que llegaron desde organizaciones sociales, gremiales y políticas a lo largo de toda la jornada.
Valdez fue demorado cuando la Policía lo acusó de haber roto los vidrios del Auditorio Municipal, en medio de un reclamo para que la Cooperativa Integral de Servicios Públicos (La Cppi) siga funcionando como tal y no pase a manos del Municipio.
Al respecto, el presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Integral, Adolfo Menna, señaló que "resulta inadmisible que en lugar de elegir el diálogo, la represión de las fuerzas de seguridad sea la respuesta a tan sensible conflicto" que no es reciente y desde hace varios meses viene en ascenso.
Vale citar que la entidad brinda en la región del Valle de Punilla servicios públicos como agua potable, cloacas, gas y telecomunicaciones, y que La Coopi informaron a Alberto Fernández sobre la decisión de la Municipalidad de Villa Carlos Paz de revocar -por decreto- la concesión que tienen para ofrecer el servicio de suministro de agua, lo que "pone en riesgo la existencia" de la cooperativa.
A raíz de esta situación el dirigente del Partido Comunista de Córdoba, Federico Nanzer, recalcó que “desde que Esteban Aviles era intendente de Carlos Paz tiene una lucha personal contra La Coopi que ahora continua su sucesor Gesteira”.
En este sentido, explicó que cada cierto tiempo el Municipio tiene que renovar contrato con la cooperativa mediante una ordenanza del Concejo Deliberante, que es el que tiene el poder para legitimar los contratos, pero como el ejecutivo comunal no tiene mayoría en el Concejo, “el año pasado de manera ilegítima, el intendente rescindió el contrato del agua con la cooperativa a través de una ordenanza”.
En este contexto, el dirigente del PC de Córdoba, advirtió que “hay una escalada de provocación por parte del fiscal de la provincia, Alejandro Moyano, quien avalo la violencia policial junto al ministro de Seguridad de la provincia, Alfonso Mosquera”.
Y, tras calificar a la situación como “gravísima ya que se detuvo al secretario de un gremio en una movilización pacífica”, hizo hincapié en que “estamos muy preocupados porque creemos que va a haber una provocación que va a terminar con heridos y detenidos” por lo que “las dos CGT y CTA deben manifestarse con La Coopi”.