Se promulgó la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

País
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Alberto Fernández firmó los decretos de promulgación en un acto en el Museo Bicentenario de la Casa Rosada.

Alberto Fernández promulgó las leyes de Interrupción Voluntaria del Embarazo y la denominada “Plan de los 1000 Días” durante un acto junto a su jefe de gabinete, Santiago Cafiero, la Ministra de Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, la Secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra y Ginés González García, quien lidera la cartera de Salud. El acto se realizó en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, en donde el mandatario señaló que esta ley implica “una sociedad más igualitaria” al “ampliar la capacidad de decidir de las mujeres”.

Con esta promulgación el aborto deja de ser ilegal en Argentina, por lo que deberían ocurrir dos cosas: en primer lugar que caigan todas las causas abiertas por prácticas de abortos hasta la semana catorce. En segundo plano se implementaría la ley que garantiza que el derecho es efectivo. Vale señalar que sus artículos son de aplicación directa, por lo que no es necesario esperar a la reglamentación y después de los ocho días de su publicación la norma entrará en vigencia. La implementación de esta ley caerá principalmente en el Ministerio de Salud, que ya realizó compras de Misoprostol y las pastillas se distribuirán por todo el país.

 

Una victoria popular

 

Virginia Paglia, militante de la Corriente Lohana Berkins e integrante de la comisión de géneros de la Federación Juvenil Comunista, recalcó que “hemos logrado la sanción de la ley, que se ganó en las calles, en esas vigilias eternas que con frío, lluvia, vientos y calores nos mantuvieron juntas luchando por una maternidad que será deseada o no será”.

“Hoy festejamos poder decidir sobre nuestros cuerpos y no volver a la clandestinidad nunca más. El logro de garantizar salud y educación a toda la comunidad. Soñamos y luchamos por un mundo en el que las niñeces jueguen y no sean obligadas a parir”, añadió Paglia, que enfatizó: “estamos convencidos que la lucha no terminó y los comunistas tenemos que velar para que la ley sea un hecho y se efectivice en cada parte del país y que la objeción de conciencia no implique demoras ni imposibilite la implementación de la IVE”.

“Nos estamos enfrentando a un poder capitalista, ecleseástico y patriarcal contra el que no podemos bajar los brazos. Lucharemos como nos enseñaron Lohana, Diana, Fanny, Florencia y tantos camaradas más. También ayer festejamos que en Chile entró un proyecto de despenalización. Con esto y con tantas victorias que nos quedan por delante afirmamos que América Latina será toda feminista”, finalizó la también militante del PC de Córd