Manifestaciones fascistas contra la comunidad mapuche

Patagonia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Bajo la consigna de “Banderazo Patriotico”, terratenientes y militantes fascistas han querido amedrentar con armas a la comunidad mapuche de Villa Mascardi, localidad cercana a Bariloche donde fue asesinado Rafael Nahuel.

Ciudadanos de Bariloche y Villa Mascardi cortaron la ruta 40 para expresar su posición contra los jóvenes de la comunidad Lafken Huincul Mapu quienes no quieren renunciar a tener que irse de sus tierras ancestrales. La protesta implicaba una caravana, pero no fue solo eso.
Los manifestantes lo llamaron “Banderazo Patriotico” y en el que se registraron múltiples consignas racistas y de amenaza de muerte a los miembros de la comunidad, por lo que el gobierno Nacional se vio obligado a tomar cartas en el asunto.
El Ministerio de Seguridad presentó una denuncia penal ante la Justicia Federal por “la posible comisión de delitos” en la que podrían incurrir los organizadores de una manifestación que convocan a marchar armados “.
Según un comunicado difundido por la cartera que encabeza Sabina Frederic, la denuncia, formulada ante la fiscal federal de Bariloche Silvia Little, solicita que se investigue si los convocantes a un denominado “Banderazo Patriótico” en Villa Mascardi cometieron los delitos de “instigación a cometer delitos”, “apología del crimen” y “asociación ilícita”.
La denuncia se vio motivada por la “la organización de una movilización que, de acuerdo a versiones periodísticas, es denominada ‘Banderazo Patriótico en defensa de nuestros vecinos de Mascardi’” en la que, según ha trascendido por medios de comunicación y afirmaciones de dirigentes políticos y vecinales, podrían derivar en “enfrentamientos” y situaciones de extrema violencia”, consigna el texto de Seguridad.
En las últimas horas, la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu, instalada en Villa Mascardi, denunció públicamente que desde un vehículo apostado en un predio federal dispararon a integrantes de la lof y anunciaron la "necesidad y urgencia" de avanzar en la ocupación del territorio hacia otras tierras de jurisdicción nacional.
En el episodio de violencia ya habría intervenido la fiscalía federal de Bariloche debido a que ocurrió en jurisdicción nacional, en inmediaciones de la ruta nacional 40, cerca de donde se encuentra la ocupación mapuche desde 2017.
Este hecho se produce en un día convulsionado por denuncias y declaraciones cruzadas referidas a la situación de Mascardi y el conflicto con la comunidad mapuche. Hoy la gobernadora Arabela Carreras viajó a Buenos Aires para mantener una reunión con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, por la problemática.
La gobernadora ya se había presentado en una de las concentraciones, en la ruta nacional 40 en Bariloche, para disuadir a los manifestantes y les aconsejó evitar ese tipo de reuniones atento además a las condiciones de aislamiento por la pandemia de coronavirus.
En este sentido, Ruben Terrile, Secretario del PC de Bariloche, aseveró que “repudiamos esta marcha con conceptos xenófobos, racistas y fascistas”. Tras lo que dejó en claro que “existe un sentimiento nazi de raíz en parte la sociedad de Bariloche de menosprecio a los pueblos originarios, mestizos y el sector del trabajo”.
A su vez, el dirigente del PC de la ciudad rionegrina alertó que “les viene fenómeno estás consignas violentas a la derecha Argentina estabilizadora, sobre todo en lo peligroso que es este sector incitando al uso de las armas”. Y , no dudó en afirmar que “consignas parecidas se han visto en las marchas anti cuarentena”.
“Lo único que reivindican estos militantes fascistas”, señaló Terrile. Asimismo, lamentó que “se ve mucha gente que no tiene un peso en el bolsillo fanatizada apoyando a estos grupos anti mapuches”.
En esta línea, el Dirigente del PC de Bariloche hizo hinca pie en que “se está incitando una violencia que no se va a poder manejar”. Sin dudarlo, Terrile denunció que “detrás de estos grupos están los sectores tradicionalmente poderosos de la ciudad como los empresarios del transporte, los hoteleros y quienes son dueños del cerro catedral”.
Para finalizar, Terrile aseguró que “la intervención del Ministerio de Seguridad de la Nación fue oportuna”. En este marco, opinó que “el gobierno Nacional se debe haber puesto firme con la gobernadora, quien estuvo disuadiendo las protestas, ya sea por el carácter de violencia que se vive y para que no empeore la situación la pandemia”.