Hasta que sea ley

Patagonia
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Desde General Roca, la Secretaria Política del Regional Río Negro, Alicia Valenzuela dejó en claro de cara al tratamiento de la ILE en el senado que “se dio un cambio cultural de pensamiento en muchas ideas de la sociedad y en varias generaciones”.

El 29 de Diciembre el Senado de la Nación decidirá si se legaliza o no la Interrupción Voluntaria del Embarazo. Para la jornada se espera una masiva movilización al Congreso pero así también en todos los puntos del país.
En este sentido, Alicia Valenzuela la Secretaria Política del Regional Río Negro, no dudó en afirmar que “esta discusión siempre fue un problema de clase, por eso debe legalizarse urgentemente la interrupción del embarazo porque no tienen que morir más mujeres por abortos clandestinos”.
Tras lo que adelantó que “en Rio Negro se esperan movilizaciones y una vigilia en todas las plazas centrales de las localidades”. Por lo que destacó en “no haber aflojado en la lucha en todo este tiempo dejando el tema en agenda nacional a través de pañuelazos, marchas, debates presenciales y virtuales”.
Asimismo, Valenzuela que reside en General Roca, destacó que “la movilización para cuando se trató el proyecto en diputados fue muy masiva para lo que es una ciudad de cien mil habitantes como Roca”.
Vale mencionar, que el senador nacional de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck analiza la posibilidad de abstenerse de votar el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que será debatido la próxima semana en la Cámara alta si no se le introducen varios cambios a la iniciativa ya aprobada en Diputados
“Esperemos que cambie el voto como Silvina García Larrburu que en 2018 voto negativo y ahora va por la positiva”, señaló la Dirigente del PC. Por lo que dejo en claro que “tenemos muchas expectativas y esperanzas que será ley”.
Asimismo, también fue crítica de los médicos objetores de conciencia y dijo que “ninguno está obligado a hacerlo, pero por suerte varios médicos han comprendido que esto es un problema de salud pública y que deben intervenir”. Por lo que enfatizó que “lograr que la institución no se objetora de conciencia sería la mejor salida para que si o si se garantice”.
Además, fue contundente cuando dijo que “la decisión sobre el cuerpo de la mujer es de ella y los médicos deben aceptarla”. “Basta de psicólogos y médicos que te quieren convencer de darlo en adopción en los hospitales”, remarcó. De este modo, aseguró que “la religión debe dejar influir sobre el estado y la salud pública”.
Para finalizar, también hizo hinca pie en que “debe implantarse la ESI urgentemente y que debe haber una posición del estado en determinar su aplicación”.