Reclaman una ley de humedales

Litoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Manifestantes volvieron a cortar el puente Rosario-Victoria contra la quema de pasto en las islas.

Más de dos mil personas se movilizaron contra la quema de pastizales en las islas del Delta del Paraná, con una manifestación que cortó el puente Rosario-Victoria, tras una semana en la que se registraron varios incendios.
Los manifestantes salieron en caravana desde el Monumento Nacional a la Bandera de Rosario, en autos y montados en bicicletas hacia al Puente Rosario-Victoria, exhibiendo carteles con mensajes en contra de las quemas y reclamando por una Ley de Humedales.
“Es la tercera vez que nos convocamos para reclamar en el puente y cada nuevo encuentro es más multitudinario porque se va tomando conciencia del daño ambiental y el daño para la salud que generan las quemas”, dijo la integrante de la Multisectorial por la Ley de Humedales, Delfina Díaz Nieva.
Diversos grupos ecologistas de Santa Fe y Entre Ríos ya denunciaron desde principio de año la quema intencional de pastizales, hecho que afecta la biodiversidad y el funcionamiento de los humedales.
En esa línea, un estudio reciente de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) sobre la calidad del aire en la ciudad, arrojó valores de contaminación muy superiores a los permitidos, producto del humo que llega tras las quemas.
¿Pero de qué va la cosa? Mientras algunos queman humedales para conseguir mejores pasturas, mientras que además del desastre medioambiental que provocan en las islas, el humo genera molestias y patologías en un área amplia que tiene a Rosario en el ojo del huracán.

Todo por la plata

Precisamente desde Rosario, el secretario Político del Partido Comunista local, Norberto Champa Galiotti, es claro a la hora de señalar que “el tema empieza a empeorar a partir de la construcción del puente Rosario-Victoria y la posterior sojización de la isla”.
Y, en este sentido, hace hincapié en que “ahí queman para favorecer el crecimiento de pasto verde que usan para alimentar ganado, lo que siempre fue así, ya que les sale más barato”.
En ese sentido expresó: “esa quema es intencional, no es producto de la negligencia de alguien que fue a comer un asado o tiró una colilla de cigarrillos”, tras lo que denunció que “con la quema buscan que crezca el pasto verde para alimentar ganado”.
Ante esta situación, se hace eco la exigencia de una Ley de Humedales, algo que para Galiotti es importante para “proteger a los humedales del Paraná, que es una reserva biológica que se está destruyendo”.
Por lo que reflexiona: “hay que tener en cuenta que en todo esto hay un negocio, que no solo es la cría de ganado. Esta lógica se profundizó con el paquete tecnológico incluido por Felipe Solá en el gobierno de Menem, donde lo que era la vida del isleño -que se dedicaba a la caza y pesca- cambió rotundamente”.
El titular del PC rosarino fue claro al señalar que “el capital se mueve según la tasa de rentabilidad. Vicentín por ejemplo también tiene muchos actores en las islas” y añadió que es preciso “proteger la biodiversidad necesaria e indispensable para la vida en nuestro planeta, y los mismos que defienden a Vicentin defienden a quienes queman las islas”.