Agmer rechaza la propuesta salarial del gobierno y el retorno a clases en el aula. 

Litoral
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) volvió a reclamar la discusión salarial en paritarias y rechazó el reinicio de las clases presenciales. Anunciaron nuevas medidas sumadas a los ocho días de desconexión virtual durante octubre. 

En el plenario de secretarios y secretarias generales de Agmer, que sesionó el miércoles pasado, se dejó en claro el rechazo gremial al anuncio salarial del gobierno y al reinicio de las clases presenciales que se evalúa aplicar desde el gobierno provincial encabezado por Gustavo Bordet. 

Vale mencionar, que desde el gremio llamaron a una desconexión virtual de ocho días que inició el 9 de Octubre y que se extenderá  en los días siguientes correspondientes al 14,15,19,20,28,29 y 30 de dicho mes. 

En este sentido, Leandro Pozzi, Paritario de Agmer en salud laboral e infraestructura, e integrante de la CoNat, aseveró que “la propuesta salarial fue muy pobre” y expresó su enojo y rechazo ante la intención de volver a las aulas en este contexto. “Esto lo único que genera es incertidumbre, malestar y ninguna garantía sanitaria para cuidarse frente a la pandemia”, recalcó. 

En este marco, explicó que “lo que propusieron quedó muy lejos de lo que se debería estar ganado, ya que el salario básico es de 29 mil pesos y lo mínimo para no estar debajo de la pobreza es 47 mil”. Como se recordará, Entre Ríos desde principio de año no ha tenido paritarias hasta hace un mes atrás. 

Aun así, la relación con el ejecutivo provincial continúa en tensión,  ya que desde Agmer no hay conformidad con la paritaria. Por eso mismo, Pozzi dejó en claro que “se debe convocar a paritarias verdaderas y no a estas reuniones que no se corresponden con una”. 

Además, el frente gremial que integra Agmer, junto con ATE, Sadop y otros sindicatos, también está dando una fuerte lucha en defensa del sistema previsional. “Venimos resistiendo varios intentos de ajuste a la caja provincial del 82 por ciento móvil”, dijo Pozzi. 

Ante esta situación, sumado a los días de desconexión virtual, el integrante de la Conat contó que “se llevaron a cabo carteleras en distintos puntos de las ciudades de la provincia y cuando el gobernador hizo visitas a las localidades, se le han acercado los petitorios”. 

Otro de los puntos importantes que nombraba el plenario también fue la falta conectividad e insumo tecnológicos, donde en la mayoría de los casos fueron cubiertos por los bolsillos de los propios docentes. 

 

Así no se puede volver 

 

“Debemos consensuar condiciones de regreso a las aulas cunado la situación epidemiológica lo amerite”, aseveró el Integrante de La Violeta de Entre Ríos. 

Por lo que mencionó a la ciudad Concordia que ya está con el 70 por ciento de las camas ocupadas. En esta línea, declaró que “la permanencia de casos en la vida cotidiana tensionen el sistema sanitario y en esta situación si retornamos a las aulas, la escuela se vuelve foco de contagio”. 

De este modo, volvió a apuntar contra el ejecutivo provincial por “gestionar todo a las apuradas sin informar a las organizaciones gremiales ya la comunidad educativa”. 

Asimismo, desde los gremios se había enviado previamente una propuesta de protocolo en lo que respecta a infraestructura e insumos al Concejo Provincial de Educación. A pesar de ello, Pozzi lamentó “enterarse por los medios que la decisión estaba tomada y que nueve departamentos de la provincia  iban a retomar las clases”. 

A su vez, opinó que “debería haber un relevamiento de quienes son factores de riesgo entre los compañeros trabajadores de la educación y otros elementos que no se pudieron llevar acabo porque no hubo una planificación seria”. 

 

Medios y derecha juegan su papel 

 

Al respecto, el sindicato docente resolvió “demandar al gobierno de Entre Ríos a que no ceda ante las presiones de la derecha para una apertura y regreso a la presencialidad en las escuelas de manera irresponsable”. 

En el mismo sentido, la dirigencia pidió al gobierno “que dedique su esfuerzo en función de garantizar y atender las condiciones de infraestructura, de bioseguridad para que no se ponga en riesgo la salud de las/os estudiantes y da las trabajadoras y trabajadores que concurren a los establecimientos”. 

Así las cosas,  Pozzi fue contundente cuando dijo que “no se debe ceder a la derecha y al conservadurismo de sectores que eliminaron la paritaria nacional docente, el Conectar Igualdad, y recortaron la mitad del presupuesto para educación”. 

Además, apuntó contra el accionar de algunos medios de comunicación, con el argumento de que “quieren instalar que los padres no aguantan más y que supuestamente nos exigen a nosotros, los malos, que no queremos volver”. 

En este sentido, destacó que “los padres todo el tiempo nos consultan como  está la situación y  las condiciones para volver a las aulas”. Tras lo que hizo hinca pie en que “han hecho un gran esfuerzo  para que no se pierda el vínculo pedagógico con sus hijos”. 

Sin dudarlo, el integrante de la CoNat fue contundente cuando dijo que “vamos a seguir medidas de acción ante esta situación”. 

De esta manera, dejó en claro que “compartimos como se afectó la educación con la pandemia, sobre todo a sectores que ya antes de la misma eran excluidos en el sistema educativo, mientras que ahora esa situación se agravó mucho más”. Sin embargo, insistió en que “esto no se va resolver con medidas irresponsables”. 

Para finalizar, Pozzi apostó a que “cuando la situación mejore, es totalmente necesario volver a la escuela porque si algo quedó claro con la pandemia, es que el vínculo real  del docente con el alumno es irremplazable”.