Se desarrolló el primer test serológico en Argentina

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Científicos del Conicet y del Instituto Leloir desarrollaron en 45 días los kits que permiten determinar si una persona estuvo en contacto con el Coronavirus.

El Conicet desarrolló en 45 días el primer test serológico en Argentina para determinar si una persona estuvo en contacto con el Coronavirus. Por su bajo costo de elaboración, podría reemplazar la importación de este tipo de análisis. "Es una muestra de soberanía sanitaria y un ejemplo de la capacidad que tienen los científicos de nuestro país", destacó el ministro Salvarezza.

El test fue realizado sobre muestras a pacientes confirmados o con sospecha de covid-19 en siete hospitales y centros de salud de la Ciudad de Buenos Aires. En un comunicado oficial expresaron que “detecta en sangre y suero anticuerpos que el sistema inmune produce específicamente para el nuevo coronavirus. Si el resultado es positivo significa que la persona testeada estuvo cursando la infección o que lo está haciendo”.

Andrea Gamarnik, jefa del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto Leloir y una de las líderes del proyecto, precisó que “están dadas las condiciones para ofrecer de inmediato una producción de 10 mil determinaciones por semana que podría escalarse a medio millón en el término de un mes".

Gamarnik enfatizó en la importancia de tener una perspectiva soberana para la producción científica: “Argentina tiene sus propias características con un montón de inconvenientes domésticos estructurales que no están presentes en otras naciones, por eso, tenemos que aprender a preocuparnos por lo nuestro. Eso es una forma de independencia también, de soberanía.

Seguir en este camino

La realización del test serológico es un logro importante para enfrentar la pandemia. También es un avance para el sistema científico nacional que dio respuestas en beneficio de los más necesitados. En ese sentido, Nuria Giniger, integrante de la Corriente Liberación de Ciencia y Tecnología, destacó que “el logro del equipo de investigación dirigido por Gamarnik refuerza lo que veníamos sosteniendo de que el desarrollo científico-tecnológico nos otorga soberanía y capacidades autónomas para enfrentar la pandemia”.

La militante de ATE Conicet expresó la importancia del compromiso de los investigadores: “en primer lugar la voluntad de los trabajadores científicos con la salud de nuestro pueblo. También tiene beneficios económicos ya que estos kits reemplazan los que el Estado debería estar comprando a mil dólares cada uno”.

Para seguir avanzando en términos de soberanía científica, Giniger fue clara al señalar que “ahora es el tiempo de que el Estado invierta en empresas nacionales para que hagan estos kits y todos los desarrollos científicos-tecnológicos que tenemos para que los desarrollen empresas públicas”.