Vicentin: apoyo a la intervención del Estado

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Convocados por el sindicato de aceiteros se movilizó en Reconquista y Rosario. Piden la inhibitoria de bienes para González Fraga y miembros del Directorio del holding.

Las localidades santafecinas de Rosario y Reconquista fueron escenario de una jornada de lucha en defensa de los puestos de trabajo y la intervención del Estado en Vicentín, que fue convocada por el sindicato de Aceiteros y la multisectorial que integran gremios, organizaciones sociales y políticas.
En Rosario una columna de autos se dirigió hacia el Monumento a la Bandera, donde se tuvo lugar el acto en que los diferentes oradores coincidieron en reclamar que “la empresa siga siendo nacional”.
Además se aclaró que la decisión de intervenir la cerealera, permitiría al Estado tenga una empresa testigo para fijar los precios de la canasta básica de alimentos “en búsqueda de la soberanía alimentaria”, mientras que fomentaría el apoyo estatal a los pequeños productores comunitarios y barriales.
También se sostuvo que con la intervención se podría investigar la fuga de dinero que perpetró la patronal, que fue acompañada por el despido de medio centenar de trabajador.
Ahí se hizo hincapié en que “sólo con participación estatal y obrera se puede frenar el vaciamiento”, al tiempo que se recalcó que “vamos por la expropiación y el juicio y castigo a los responsables de esta estafa al pueblo argentino”.
Y se resaltó que, para “terminar el hambre”, es preciso “pagar los productos como manda un país productor y no a precio de exportación” por lo que “tenemos que salir a pelear para que esta cuarentena tenga una salida popular”.

Pedido

Así las cosas, el juez que conduce el concurso preventivo, Fabián Lorenzini, convocó al ejecutivo de Santa Fe y al directorio de la empresa a una reunión de conciliación para “la búsqueda conjunta de una solución”.
Mientras tanto, el fiscal Federal Gerardo Pollicita pidió la inhibición de bienes del ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga y la de Lucas Llach, Agustín Pesce, Miguel Ángel Arce, Carlos Alberto Castellani, Guillermo Goldberg, Jorge Lawson, Javier Okseniuk, Marcelo Javier Pose, Cecilia Antonia Nofal, Juan José Fragati, Susana Ojeda, Martín Enrique González y Maricel Moschini quienes integraron el Directorio de la entidad durante su gestión.
La medida también alcanza a los miembros de la zonal Reconquista José Luis Testa, Luis María Restelli, Darío Giaccosa y Néstor Ariel Bled.
Y a los empresarios Roberto Vicentin, Osvaldo Boschi, Martín Colombo, Herman Vicentin, Alberto Macua, Máximo Padoan, Daniel Buyatti y Sergio Nardelli.
El pedido se fundamenta en la investigación de una presunta defraudación al Estado que tiene en la mira a estos ex funcionarios, por la que se posibilitó que Vicentin acumulara una deuda de 18.500 millones de pesos.
Para el fiscal, los elementos probatorios recabados permiten sostener que funcionarios del Banco, “algunas veces por acción y otras por omisión, incumplieron deliberadamente los deberes a su cargo y perjudicaron los intereses confiados en la administración de los fondos de la entidad bancaria, para lo cual otorgaron irregularmente millonarios créditos en moneda extranjera a las firmas Vicentin S.A y Algodonera Avellaneda S.A”.
Pero asimismo que se apartaron de la normativa interna y omitieron ejecutar las garantías que preveían los contratos tendientes a recuperar el dinero que se adeudaba.
Y, sobre los empresarios, recalca que “en connivencia con los funcionarios, solicitaron los empréstitos irregulares, requirieron la liberación de los fondos afectados en garantía”, en tanto que “postergaban el pago de sus obligaciones, con el objetivo de que finalmente, cuando las autoridades del banco quisieran cobrarse la deuda, no quedaran fondos de donde el Banco pudiera hacerlo”.
¿Qué es lo que está diciendo Pollicita? Que con González Fraga a la cabeza, el Nación favoreció que Vicentin acceda a créditos sin respetar la normativa vigente.
Pero también que cuando el holding dejó de pagar, ni siquiera ejecutó las garantías del caso, por lo que habla de connivencia que, además, permitió que Vicentin fugara capitales. Hay, al menos, 120 millones de dólares que nadie puede explicar dónde fueron a parar.
Por otra parte, sube un poco más la mirada cuando alude que el Banco Central debía haber advertido estas irregularidades. Pero, hasta ahora deja afuera de la investigación a Mauricio Macri, cuya campaña presidencial tuvo a Vicentin entre sus principales aportantes.