Frente al Lockout, el PC fija postura

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

“Ante las presiones de la patronal oligarca-agroexportadora”, un documento del Partido reclama que el gobierno “no ceda”. Esta madrugada el gobierno anunció que “provisoriamente” deja sin efecto la prohibición de exportaciones.

Por medio de una declaración que firman el Secretariado Nacional y los comités de Provincia y Ciudad de Buenos Aires, así como los de Córdoba, Chaco, Chubut,  Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, La Rioja, La Pampa, Mendoza, Misiones, Río Negro, Salta, San Juan, San Luis, Santiago del Estero y Tucumán, el Partido Comunista exigió que el Gobierno Nacional no ceda “ante las presiones de la patronal oligarca-agroexportadora”.

Lo hizo en contexto del lockout decidido por la Mesa de Enlace a raíz de la determinación anunciada la semana pasada por el Ministerio de Agricultura de suspender el registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior de maíz hasta el 1° de marzo, para normalizar el abastecimiento interno hasta que ingrese la cosecha de la nueva campaña.

“Los patrones de estancia no tienen piedad con el hambre del pueblo, ni con la Patria enferma de muertes por la Covid-19”, dice la declaración y recuerda que “mientras la mitad de la población argentina pasa hambre, los piratas organizan un golpe comercial, ‘lockout’, con cese de comercialización, cortes de rutas e inspección de cargas, haciendo gala de su ‘poder’ elitista, para reprocharle al Gobierno Nacional, que quiera garantizar la mesa de los argentinos, con lo que producimos y a menor costo que el resto del planeta”.

Recuerda asimismo que la cosecha 2019/2020 está calculada en 182 dólares por tonelada y que el valor actual es de 191 dólares, lo que significa una diferencia de nueve dólares, así como que el margen bruto de ganancia con relación a la cosecha anterior, creció para este sector un 73,7 por ciento con un rendimiento de 95 quintales y 853 dólares por hectárea.

Y hace hincapié en que “si el plan golpista se cumple, hará subir los precio de la carne, los huevos, el pollo y de los biocombustibles a base de maíz”, por lo que “el golpe lo sufrirán los argentinos que aún son víctima del gobierno neoliberal de Mauricio Macri y de la pandemia mundial de coronavirus”. Todo en un contexto en el que disfrutan de tarifas congeladas, “bajos aumentos de combustibles y recibieron ayuda del programa ATP”.

La declaración destaca que el ejecutivo “busca cerrar las exportaciones de maíz para asegurar los precios internos que impactan directamente en nuestras mesas” y así “no acepta que paguemos lo que producimos como si lo compráramos en Europa o EE.UU. y eso violenta y dispara la ira” de la Mesa de Enlace que “quiere asegurar el grano para vacas, cerdos y aves, cuyos productores ya reportaron inconvenientes para conseguirlos porque un eventual incremento en ese insumo, significaría también un aumento en el precio que los consumidores finales pagan en el mostrador”.

Tras lo que reflexiona que durante el año de gobierno del FdeT “aprendimos sobre las desigualdades que desnudó el plan oligárquico de gobernar para unos pocos y la debilidad en la que nos dejó frente a la pandemia”.

Por eso “es hora de cerrar filas y asegurar el libre tránsito y abastecimiento popular, impidiendo el aumento del precio del maíz, convertido hoy en el principal rubro de exportación de la Patria, aún enferma”.

Durante la madrugada de hoy el Ministerio de Agricultura anunció que hubo acuerdo entre exportadores de cereales y productores de carnes, lo que garantiza el abastecimiento de maíz al mercado interno, por lo que resolvió “dejar sin efecto provisoriamente la medida de suspensión de registros de exportaciones”.

La suspensión inicial se redujo ya que el gobierno abre el registro pero con un límite de treinta mil toneladas diarias. Esta mañana, desde Federación Agraria, su titular Carlos Achetoni, dice que el lockout de la Mesa de Enlace sigue, pese al anuncio gubernamental.