Que los pibes no se queden sin comer en el verano

Política
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Organizaciones sociales y políticas del Frente de Todos piden que el gobierno porteño no suspenda las viandas escolares en el verano.

Un amparo judicial impulsado por varias organizaciones sociales y gremiales porteñas, y un proyecto del bloque del Frente de Todos (FdT) en la Legislatura buscan que la Ciudad garantice la asistencia de alimentos a los estudiantes durante el receso escolar de verano, en un contexto marcado por el aumento de la pobreza y la indigencia. Según datos oficiales, uno de cada tres porteños es pobre.
Las dos iniciativas, por vías diferentes, intentan darle continuidad a la prestación del servicio alimentario realizado a través de la distribución de la Canasta Escolar Nutritiva que el gobierno dejó de entregar el 11 de diciembre pasado, cuando finalizó el ciclo lectivo 2020.
En este marco de lucha para que el gobierno porteño continúe entregando las Canastas Escolares Nutritivas que se repartían cada quince días, en más de 1.250 escuelas, en los tres servicios de Desayuno, Almuerzo y Refrigerio, el responsable político del PC Villa 31 fue contundente cuando dijo que “hay que garantizarle el alimento a los pibes porque habrán terminado las clases pero no la emergencia alimentaria”.
Vale mencionar, que el amparo fue presentado una semana después vez de que finalizara el ciclo escolar. Sin embargo, el 30 de diciembre la jueza Romina Tesone rechazó la cautelar y otorgó una medida distinta a la que habían solicitado las organizaciones.
Dispuso que el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta debía informar a la comunidad educativa qué políticas alimentarias tenía vigente, dónde se podían solicitar y cómo hacerlo.
En este sentido, la respuesta del gobierno de Larreta fue que los estudiantes que venían recibiendo la ayuda alimentaria se anoten del el programa “Ciudadanía Porteña”, que también es de carácter de seguridad alimentaria.
Sin embargo, este programa tiene la característica que es incompatible con la Asignación Universal por hijo, lo que hace carecerlo de sentido ya que la mayoría de los estudiantes con necesidades los cubre la AUH.
Así las cosas, Penalva manifestó su enojo con el gobierno de Larreta argumentando que “Larreta ya sabía que estaba ofreciendo un programa al que nadie se va a poder inscribir, porque muchos pibes que durante el ciclo lectivo recibían su bolsón de comida cobran AUH”
Asimismo, remarcó que “la AHU de por si no es ingreso tan alto y que solo eso no resuelve todas las necesidades de un pibe que atraviesa la edad escolar”.
En el marco de la pandemia, Penalva aseguró que “la situación está agravándose porque en los barrios se empiezan a llenar los comedores porque dejan de tener esa asistencia que le garantizaba comer en su casa”.
Tras lo que advirtió que “estos espacios también ya están saturados, y no pueden dar respuesta a la demanda que hay producto de la crisis que se heredó del macrismo y se profundizo contra Larreta”.
“Ante la falta de garantías de derechos, los sectores populares recurren al poder judicial”, señaló el responsable del PC de Villa 32. Sin embargo, no dudó en afirmar que “eso también es una trampa porque el poder judicial de la ciudad esta moldeado por los trece años de gestión de Macri y Larreta”.
Para finalizar, Penalva fue claro cuando dijo que “la salida tiene que ser política y con organización de los sectores populares porque al estar la justica en manos del macrismo termina teniendo patas cortas”.