Sindicales

Por el trabajo

19.2.18

Paritarias

La cartera que preside Soledad Acuña convocó, para mañana martes, a los 17 gremios del sector para discutir la paritaria docente de la Ciudad de Buenos Aires. Vale recordar que, no hace mucho el secretario de UTE-Ctera, Eduardo López, reclamó la aplicación de la Cláusula Gatillo y la urgente convocatoria a la Mesa Salarial Docente, ya que “con el aumento del 1,6 por ciento, según datos oficiales, del IPC-Ciudad, la inflación del período febrero 2017 a enero 2018 alcanza el 25,7 por ciento”.

 

Advertencia

Desde la titularidad de la Asociación Bancaria recalcaron que “si la idea es no arreglar” se va a redoblar la medida de fuerza en curso hoy y mañana. Así lo advirtió el secretario general de la organización, Sergio Palazzo, quien recordó que La bancaria hizo todo lo posible para evitar el paro, pero el ejecutivo insiste con su oferta de un aumento salarial del nueve por ciento, algo que calificó como “inentendible”.

 

Paro

El jueves, la Cicop realizó un paro de actividades, en consonancia con el paro nacional convocado durante esa jornada por ATE, en cuyo contexto, se movilizó hacia Plaza de Mayo. También decidió adherir a la jornada de protesta del miércoles venidero.

 

Culpables

Cuarenta obreros de la planta que la empresa de transformadores Freedom Building posee en la localidad bonaerense de San Justo, fueron dejados en la calle por la patronal que les impidió el acceso a la fábrica y, por medio de un video, apuntó contra el gobierno. “Tengo que pagar muchos impuestos”, dijo el titular de la firma, Sebastián Carmelo Torre quien aún debe aguinaldos, liquidación de sueldos e indemnizaciones a los despedidos.

 

En casa de herrero…

Los obreros encargados de las refacciones de la Casa Rosada, realizan medidas de fuerza parciales para exigir que la empresa que los contrató, Adanti Solazzi, les pague la segunda quincena de enero, el aguinaldo y las vacaciones que les debe.

 

Barrabravas

“El ensañamiento y las diatribas de barrabrava lo hacen quedar muy mal, porque uno espera que un ministro de Educación sea ejemplo y cuide los modales con los que se dirige a la gente”, dijo la secretaria de la Ctera, Sonia Alesso, al salir al cruce del ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, sobre quien reflexionó: “creo que le han dicho hay que atacar a la Ctera porque es un obstáculo para cualquiera que quiera ajustar sobre el salario de los trabajadores”. No está claro si lo de Finocchiaro fue sólo un exceso propio de la disputa política pero sobre quien no quedan dudas es sobre el titular del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), Javier Ibáñez, quien antes de convertirse en el despedidor serial, fue asesor de la actual vicepresidenta, Gabriela Michetti y estuvo a cargo de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad durante la Gestión Macri. Pero lo que lo hizo saltar a la fama fue su aparición en la tribuna durante un clásico Atlanta-Chacarita. Es que el 11 de marzo de 2012, el hombre elegido por Macri para destrozar el Inti y manejar un presupuesto de casi 2.400 millones de pesos, fue visto por las pantallas de TV, blandiendo un cinturón y a puro lonjazo en una pelea entre barrabravas del bohemio -que lo tenía entre sus huestes, y la local funebrera. Sin dudas, un digno integrante del “mejor equipo de las últimas décadas”.

 

12.2.18

Reclamo

La semana pasada, en el contexto de la visita que Mauricio Macri realizó a la planta que Fiat posee en Córdoba, la seccional local de la UOM se movilizó para exigirle al mandatario “el cese de las importaciones”.

 

La quieren toda

Mientras más de treinta mil usuarios estaban el viernes sin servicio en la zona Amba, como consecuencia de los masivos cortes que se registraron el jueves cuando los afectados superaron los 165 mil -según datos del Enre- y pese a los terribles tarifazos y otros beneficios con que el Gobierno Cambiemos favorece a Edesur y Edenor, estas empresas comenzaron su plan de ajuste que contempla despidos “similares a los de los 90”, de acuerdo a lo que advirtieron fuentes del Sindicato de Luz y Fuerza.

 

Despidos

Fueron echados seis trabajadores de la emisora radiofónica tucumana LV 12, por lo que la Asociación de Prensa de Tucumán denunció que estos despidos se llevan a cabo en el contexto de “una nueva campaña de intimidación”. Y, tras recordarse que la empresa “es beneficiada todos los meses por jugosas partidas de publicidad oficial que salen de la Casa de Gobierno” se recalcó que el verdadero propietario de LV12 sería el senador nacional José Alperovich, quien actuaría bajo testaferros.

 

9.2.18

Convocatoria

El gobierno bonaerense convocó, para el jueves, a los sindicatos docentes a una reunión de la mesa paritaria y dejó trascender que se va a mantener en su postura de no aceptar la aplicación de una cláusula gatillo en la negociación y de ofrecer una recomposición salarial acorde a las instrucciones de La Rosada.

 

Movilizados

En el marco del paro nacional convocado por la Intersindical de la Anses, ayer tuvo lugar una movilización y un acto frente a la sede central del organismo, en el centro de la Ciudad de Buenos Aires, para exigir la reincorporación de 82 trabajadores de planta permanente que fueron despedidos.

 

Confluencia

La Plaza 25 de Mayo de la ciudad de La Rioja, fue el escenario en el que confluyó, el lunes pasado, el reclamo de los trabajadores despedidos de la fábrica Atiles y una nueva jornada de la campaña Un Millón de Firmas Contra la Reforma Previsional, que es impulsada por organizaciones sociales, políticas y sindicales para exigir la derogación de la Ley de reforma previsional.

 

Protesta

Ayer, trabajadores de Fanazul protestaron en La Plata y Azul. En la capital provincial lo hicieron al brindar una conferencia de prensa ante la puerta de la Gobernación donde exigieron que María Eugenia Vidal los reciba para presentarle el plan de reapertura. También se manifestaron en las vías del ferrocarril en la ciudad donde está la fábrica que cerró.

 

Alerta

ATE Río Grande, el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación Fueguina y la Unión de Empleados Judiciales coincidieron en advertir que los estatales de Tierra del Fuego van a ir al paro si el gobierno provincial mantiene su decisión de congelar los salarios del sector durante este año.

 

Denuncia

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud bonaerense (Cicop) denunció que el gobierno nacional bloqueó el cobro de la cuota sindical a los trabajadores del Hospital Posadas, algo que calificó como “un grave ataque a la libertad sindical”, destinado a quebrar la resistencia de los trabajadores del nosocomio.

 

8.2.18

Acampe

Para repudiar los despidos en este organismo, ATE-Río Negro ocupó el Centro Regional Patagonia Norte del Senasa, llevó a cabo un paro por 96 horas y realiza un acampe ante esa sede, en General Roca.

 

Zona de riesgo

Trabajadores de Radio Nacional denunciaron que las autoridades de la emisora llevan a cabo una estrategia de "abandono, desinversión y pérdida de audiencia en todo el país" y advirtieron sobre la posibilidad de nuevos despidos. Este año ya despidieron a 16 trabajadores y ofrecieron jubilación anticipada para más de doscientos.

 

Vuela bajo

Después despedir a 68 trabajadores, la Fábrica Militar de Aviones Brigadier San Martín (Fadea), suspendió a 550 operarios. Durante los últimos dos años ya se había reducido la planta por medio de un programa de retiros voluntarios.

 

Modelo Vidal

Corría enero cuando la metalúrgica Torres Americanas, fue puesta por el intendente de Chacabuco Víctor Aiola, como ejemplo de la pujanza del Gobierno Vidal. Fue durante una visita que hizo a la planta el ministro de Producción de la gestión bonaerense, Javier Tizado. El lunes esta metalúrgica suspendió a catorce trabajadores que se desempeñaban tercerizados.

 

Despedidos

Otros veinte trabajadores fueron despedidos de la planta que Electrolux posee en Rosario, con lo que suman ochenta los cesanteados durante las últimas semanas. La empresa responsabiliza a la apertura de importaciones por la decisión y, además, frenó la producción de una línea de freezers.

 

Subte

Quince trabajadores fueron despedidos de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), algunos de ellos eran contratados y la empresa dejó trascender que la lista puede ampliarse.

 

6.2.18

Cierre

En La Rioja, la industria plástica Atiles cerrará su planta ubicada en el Parque Industrial con lo que quedarán 27 obreros en la calle.

 

El fantasma del Momo

La Seccional 862 de Uatre ubicada en la localidad tucumana de Juan Bautista Alberdi, fue intervenida por el Secretariado Nacional que preside el heredero de Gerónimo Venegas, Ramón Ayala, que declaró la acefalía de esta seccional opositora. “El Secretariado Nacional declaró acéfala nuestra seccional para nombrar un interventor del mismo palo de ellos y poder tranzar con los empleadores a espalda de los trabajadores”, se denunció en un comunicado firmado por Dalinda Sánchez, titular de la Seccional.

 

Propuesta

Los trabajadores que fueron despedidos de Fábrica Militar de Pólvoras y Explosivos de Azul (Fanazul), pedirán que la gobernadora Vidal los reciba para presentarle la propuesta de que el estado provincial se haga cargo de la planta. Para ello propondrán un plan de negocios para que la planta cerrada por el Gobierno nacional reincorpore a los 220 operarios despedidos.

 

Gravísimo

De esta forma definió el titular de la AMP, Rogelio De Leonardi, a la situación provocada por el gobierno nacional al modificar por decreto la Ley que regula la Paritaria Nacional Docente. En la misma dirección, Hugo Yasky advirtió que “hay una tendencia peligrosa a gobernar por decreto”.

 

Sin conciliación

Pasada la conciliación, los trabajadores del Bapro pararon el jueves y viernes contra la reforma de las condiciones previsionales que impulsa la Gobernación Vidal que, entre otras cosas, eleva la edad jubilatoria y baja el monto de las jubilaciones.

 

Despedidos

En la planta que posee en la localidad santafesina de Alvear, la multinacional Cargill echó a 44 trabajadores que se negaron a aceptar retiros voluntarios. Los operarios fueron al paro por tiempo indeterminado y tomaron la planta para reclamar la reincorporación de los despedidos.

Zona de riesgo

En Junín hace más de una semana que está paralizado Frigorífico Beltom, cuya patronal no asegura la continuidad de 86 operarios que, por tal motivo, se movilizaron hacia la delegación local del Ministerio de Trabajo.

 

5.2.18

Contra el apagón

Ante las puertas del canal, los trabajadores de la TV Pública emitieron su propio noticiero, el sábado por la tarde, para romper el apagón informativo, después de que el titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, Hernán Lombardi, decidiera suspender la emisión de los segmentos de noticias del fin de semana, medida adoptada en el contexto de su política de ajuste.

 

Movilizados

Trabajadores del Hospital Posadas volvieron a realizar medidas de fuerza en repudio a los 122 despidos perpetrados en ese nosocomio y, en este contexto, protagonizaron una caravana hacia el centro de la ciudad de Buenos Aires donde bloquearon el tránsito vehicular en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano. Ahí convergieron con sus pares del Inti, Cresta Roja y Latam que en todos los casos presentan reclamos similares a los del Posadas.

 

Diario Hoy

La patronal de este matutino de La Plata ofreció abrir retiros voluntarios, en el contexto de una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, después de que los trabajadores se declararan en estado de alerta como consecuencia de varios despidos.

 

Sigue la sangría

El lácteo es uno de los sectores más castigados durante 2017, algo que amenaza con seguir este año. Ahora la tradicional empresa láctea Ilolay anunció el cierre de su planta en la localidad de Suardi, por lo que setenta operarios corren el riesgo de perder sus empleos.

 

Despidos

La textil Ciudadela lleva setenta años produciendo, pero la destrucción del mercado interno y la apertura indiscriminada de importaciones que perpetra el Gobierno Cambiemos, la puso contra las cuerdas. La empresa que fue adquirida en 2015 por el grupo multinacional TN & Platex, está acordando el despido y el pago en nueve cuotas de las indemnizaciones del noventa por ciento de su personal. Los que todavía mantienen el trabajo están suspendidos.

 

Paro

Trabajadores del Senasa paralizaron el organismo hasta el viernes pasado para repudiar los 130 despidos producidos y “las arbitrarias y peligrosas decisiones de sus autoridades, que eliminaron los servicios de inspección veterinaria y dejaron sin funciones a otros más de mil empleados”.

 

26.1.18

Despidos

Hoy, el encargado de Relaciones Humanas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), Ernesto Luna, confirmó el despido de más de 250 trabajadores. Ante esto, el cuerpo de delegados de ATE-Inti convocó a un paro, en cuyo contexto, al cierre de esta edición, se llevaba a cabo un bloqueo de tránsito vehicular en la Avenida General Paz. El Inti posee una planta de 3100 trabajadores que coinciden en señalar que este desguace tiende a favorecer el lobby de multinacionales.

 

Pago extra

El Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid) reclamó, ante la Asociación Argentina de Televisión por Cable, un pago extra de diez mil pesos para los trabajadores del sector a modo de “refuerzo económico” fundamentado en “los constantes aumentos que han sufrido, durante este último período, los productos de la canasta básica”.

 

Repudio

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) repudió el “nuevo atropello contra los derechos” por parte del gobierno nacional y, así, rechazó el decreto que modifica las condiciones de la paritaria nacional docente, a la que calificó como “inconsulta, unilateral y arbitraria”. Y recalcó que La Rosada “se ha encargado de ignorar la paritaria docente y de incumplir la ley negándose a convocar a la Ctera y a los otros sindicatos nacionales a discutir salarios, condiciones de trabajo y formación docente”.

 

Sin música

El correo electrónico fue el medio elegido por el Gobierno Vidal para despedir a docentes del Programa de Coros y Orquestas del Bicentenario que, según anunció no hace mucho la propia mandataria, seguirá funcionando. El área venía sufriendo demoras en el pago de salarios y recortes de fondos y, tras los despidos, casi la mitad de los cargos quedaron vacante.

 

25.1.18

Vaciamiento

Después de que durante 2017 cerrara su planta de Córdoba donde dejó en la calle a 243 operarios, la industria plástica autopartista Plascar avanza en el vaciamiento de la que posee en la localidad bonaerense de Tortuguitas donde los 250 operarios aún no cobraron las últimas dos quincenas. Por eso, desde hace una semana, vienen llevando a cabo un paro de actividades.

 

Despidos

Tras las maniobras por parte de la patronal para que los trabajadores acepten retiros voluntarios, hoy se conoció la Resolución 14/2018 de la intervención estatal de la empresa Yacimientos Carboníferos Río Turbio, que anticipa cuatrocientos despidos, como parte de la “reestructuración operativa interna” que perpetra.

 

Caravana

ATE provincia de Buenos Aires (ATE) llevó a cabo una caravana en la ciudad de La Plata que recorrió diferentes organismos provinciales para demandar estabilidad laboral y reincorporación de los trabajadores despedidos.

 

Peligro

ATE-Senasa denunció que el ajuste que el gobierno perpetra en este organismo pone en riesgo el status zoofitosanitario del país y las exportaciones de productos cárnicos de Argentina a los mercados mundiales en los que ya tiene posiciones, por lo que decidió protestar frente a las sedes de todas las entidades rurales, consorcios y cámaras frigoríficas. Y advirtió que Senasa despidió alrededor de 130 trabajadores, no paga los alquileres de las más de cuatrocientas oficinas sanitarias, exige a los profesionales que soliciten a las sociedades rurales del interior espacio para funcionar, aplica la figura de Directores Técnicos Privados y retiran los Servicios de Inspección Veterinaria del Estado, por lo que transfiere a privados todos los controles de plagas.

 

24.1.18

Provocación

La Bancaria denunció que la patronal del sector y el Ministerio de Trabajo provocan a los trabajadores y actúan de mala fe cuando insisten con ponerle un techo inferior al diez por ciento a las paritarias. Lo hizo después de que fracasara otra ronda de negociaciones paritarias con las cámaras empresarias de la actividad, tras lo que denunció que existe “tráfico de influencias, prevaricato y sucia complicidad” y advirtió que “se agotan todos los plazos”.

 

Zona de riesgo

Desde el Cuerpo de Delegados de Mefro Wheels se advirtió que la planta ubicada en Rosario podría volver a cerrar en tres meses, ya que desde que, en septiembre de 2017, la empresa reabrió “no se hizo una sola rueda” y, lejos de eso, se intensificó la importación de ruedas desde Tailandia, Sudáfrica, Alemania y Francia.

 

Conciliación obligatoria

Bunge violó la conciliación obligatoria dispuesta por el Ministerio de Trabajo y, tras evitar que entraran a la planta de Campana los 170 operarios que había despedido, los dejó ingresar pero no les dio tareas. Vale recordar que esta multinacional decidió los despidos porque su plan de negocios la lleva a focalizar su actividad en la planta que posee en Pilar e importar lo que producía en Campana.

 

Acampe

Operarios de la Fábrica Militar de Azul, Fanazul, junto a vecinos de esa ciudad volverán a protagonizar cortes en las rutas 51, 3 y 226 para exigir respuestas favorables a su pedido de reapertura de la planta, al tiempo que continúan el acampe frente al Palacio Municipal.

 

Cierre y despidos

Ochenta trabajadores de la fábrica de lanchas Marine Sur fueron dejados en la calle por la firma que, de forma informal, les comunicó que sólo pretende pagar la mitad de las indemnizaciones. La planta ubicada en Campana sufrió poco tiempo atrás un incendio que la destruyó parcialmente y en esto se basa la patronal para argumentar el cierre. Pero los operarios sospechan que los propios dueños provocaron un incendio para justificar la decisión.

 

22.1.18

Cierre y despidos

Otra vez una nota pegada en el portón de una planta que anuncia su cierra. En esta oportunidad, fue en El Ingenio San Isidro que, de esta forma, anunció el cese de su actividad productiva lo que deja a más de setecientos trabajadores en la calle y pone en zona de riesgo a toda la economía de la localidad salteña de Campo Santo. El Grupo Gloria -de capitales peruanos- que gerencia el ingenio, adoptó esta medida pese a que la industria azucarera atraviesa un momento de expansión, fortalecida por un tipo de cambio que favorece a esta industria cuyas exportaciones crecieron, especialmente, aquellas destinadas a la República Popular China, EE.UU. y Europa.

 

Sugerencia

El ajuste que comenzó dos años atrás, avanza sobre Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YcRT). Ahora, a instancias de la intervención que ejerce el ex concejal de esta localidad fueguina y referente local de cambiemos, Omar Zeidán, los trabajadores comenzaron a recibir invitaciones por parte de sus jefes, para que se acojan a una lista de “prescindibles” y acepten retiros voluntarios. YcRT pretende achicar quinientos puestos.

 

Cosas de mamá

Miryam Renée Chávez es la madre de Marcelo Balcedo, detenido en Uruguay a la espera de ser extraditado por evasión fiscal y lavado de dinero, entre otros delitos. Desde que su hijo está tras las rejas, Chávez comanda el diario Hoy que acaba de dejar de salir a la calle, por lo que sus trabajadores ocuparon la redacción para protestar contra el vaciamiento, exigir que no se cierre y que se reincorpore a los 45 empleados que ya fueron despedidos.

 

Un país serio

“En un país serio Triaca ya no sería más ministro”, dijo Roberto Baradel y señaló que el titular de la cartera laboral “pierde autoridad si tiene un trabajador no registrado”, al referirse a la situación de Sandra Heredia, quien trabajó desde 2012 para la familia del ministro y recién fue registrada veinte días antes de las elecciones de 2015. Además, Triaca puso como ñoqui a Heredia en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, según Heredia junto a otros 250 personas. Y lo hizo después de que el gobierno desplazara y encarcelara a Omar Caballo Suárez y pusiera como interventora a Gladis González, quien desde ese lugar y con el argumento de su presunta honestidad, abonó el camino que la llevó a ser senadora nacional.

 

Despedidos

Después de que la semana pasada despidieran a 135 trabajadores, hoy treinta operarios fueron dejados en la calle por la empresa Bunge. A raíz de esto, los trabajadores se mantienen acampando ante las puertas de la fábrica que esta industria química posee en la localidad de Campana.

 

Cierre y despidos

Otra vez una nota pegada en el portón de una planta que anuncia su cierra. En esta oportunidad, fue en El Ingenio San Isidro que, de esta forma, anunció el cese de su actividad productiva lo que deja a más de setecientos trabajadores en la calle y pone en zona de riesgo a toda la economía de la localidad salteña de Campo Santo. El Grupo Gloria -de capitales peruanos- que gerencia el ingenio, adoptó esta medida pese a que la industria azucarera atraviesa un momento de expansión, fortalecida por un tipo de cambio que favorece a esta industria cuyas exportaciones crecieron, especialmente, aquellas destinadas a la República Popular China, EE.UU. y Europa.

 

22.1.18

Sugerencia

El ajuste que comenzó dos años atrás, avanza sobre Yacimientos Carboníferos Río Turbio (YcRT). Ahora, a instancias de la intervención que ejerce el ex concejal de esta localidad fueguina y referente local de cambiemos, Omar Zeidán, los trabajadores comenzaron a recibir invitaciones por parte de sus jefes, para que se acojan a una lista de “prescindibles” y acepten retiros voluntarios. YcRT pretende achicar quinientos puestos.

 

Cosas de mamá

Miryam Renée Chávez es la madre de Marcelo Balcedo, detenido en Uruguay a la espera de ser extraditado por evasión fiscal y lavado de dinero, entre otros delitos. Desde que su hijo está tras las rejas, Chávez comanda el diario Hoy que acaba de dejar de salir a la calle, por lo que sus trabajadores ocuparon la redacción para protestar contra el vaciamiento, exigir que no se cierre y que se reincorpore a los 45 empleados que ya fueron despedidos.

Un país serio

“En un país serio Triaca ya no sería más ministro”, dijo Roberto Baradel y señaló que el titular de la cartera laboral “pierde autoridad si tiene un trabajador no registrado”, al referirse a la situación de Sandra Heredia, quien trabajó desde 2012 para la familia del ministro y recién fue registrada veinte días antes de las elecciones de 2015. Además, Triaca puso como ñoqui a Heredia en el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos, según Heredia junto a otros 250 personas. Y lo hizo después de que el gobierno desplazara y encarcelara a Omar Caballo Suárez y pusiera como interventora a Gladis González, quien desde ese lugar y con el argumento de su presunta honestidad, abonó el camino que la llevó a ser senadora nacional.

Despedidos

Después de que la semana pasada despidieran a 135 trabajadores, hoy treinta operarios fueron dejados en la calle por la empresa Bunge. A raíz de esto, los trabajadores se mantienen acampando ante las puertas de la fábrica que esta industria química posee en la localidad de Campana.

 

19.1.18

Zona de riesgo

El Sutpa denunció que, pese a que mantiene una mesa de diálogo con Vialidad Nacional y Transporte para garantizar los puestos de trabajo en los corredores viales, cincuenta personas pueden perder su trabajo como consecuencia del cierre de un peaje en la zona de Saladillo.

 

Miserables

Se viralizó un video en el que se ve a la jefa de Recursos Humanos del Senasa, Giselle de los Ángeles Tasin Pavan, practicando un coaching para despedir trabajadores. Desde que comenzó 2018, este organismo dejó en la calle a 130 operarios. “Hola, Pedro. Los estoy convocando a esta reunión por motivos que entiendo usted ya conoce”. Empieza Pavan su coaching, práctica habitual entre los funcionarios de Cambiemos, para despedir, suspender o preparar posturas para hablar sobre pobreza durante la campaña electoral, como quedó evidenciado en otros videos que trascendieron donde los protagonistas eran Esteban Bullrich y Gladys González.

Ataque a la cultura

Los 60 bailarines afectados por el cierre del Ballet Nacional de Danza, junto a gremios del Estado que se solidarizaron con el reclamo, realizaron una exhibición frente al Ministerio de Cultura para repudiar la decisión. La consigna fue “no al vaciamiento cultural” y expresaron que “el ballet nacional de danza no es de sus bailarines, ni de su director, es de todos los argentinos”.

 

No da cosecha

La fábrica de cosechadoras Vassalli confirmó 52 retiros voluntarios que utilizó como moneda de cambio para “evitar” más de 200 despidos, según amenazó la patronal. “Si bien seguimos sosteniendo que los retiros voluntarios son despidos encubiertos, estamos contentos porque iban a despedir 200 trabajadores; teniendo en cuenta de dónde veníamos, es un acuerdo próspero”, confirmaron desde la UOM.

 

Emergencia

El Concejo Deliberante de Coronel Suárez, en el sudoeste bonaerense, declaró la emergencia laboral por un año en el municipio debido a la situación que atraviesa la fábrica de calzados Dass, la empleadora más importante de la ciudad.

 

Sin remedio

El gigante internacional IVvax anunció que reducirá 14 mil empleos en sus distintas sucursales que tiene, lo que motivo que el gremio de Visitadores Médicos de la Argentina se declarara en estado de alerta. El clima de ajuste que se vive en el país y el anuncio de la casa matriz dan motivos suficientes para que los trabajadores defiendan sus fuentes laborales.

 

Paritaria sin vuelo

Cinco gremios aeronáuticos decidieron tomar medidas de fuerza en el Grupo Latam, ya que la paritaria expiró el 31 de diciembre y tanto la patronal como el Estado se rehúsan a iniciar una nueva mesa de negociación para el 2018. Las medidas de fuerza se implementaron después de que la empresa desoyera el llamado al diálogo por parte de los gremios.

 

18.1.18

Apertura de importaciones

Más de 350 trabajadores quedaron en la calle tras el cierre de la autopartista Itec en la provincia de San Juan. Los operarios hace un año que vienen sufriendo suspensiones y, como sino fuera poco, no cobraron el salario de diciembre y tampoco el aguinaldo. La decisión, argumentó Itec, se debió a que Peugeot, único cliente de la autopartista, decidió dejar de comparar piezas para importarlas.

 

Cláusula gatillo

Los judiciales bonaerenses exigieron ante el Ministro de Economía la inmediata aplicación de la cláusula de actualización automática de los salarios básicos, después de que el Indec reconociera que el IPC-GBA ascendió al 25 por ciento durante 2017, lo que superó el 21,5 previsto como límite por la paritaria del sector.

 

Se planta

La Bancaria rechazó una nueva oferta de recomposición salarial anual de 9 puntos para 2018, y la calificó de “obscena”. Eso no es todo, ya que advirtió que adoptará medidas de fuerza si las patronales no cumplen con el acuerdo paritario.

 

Cierre histórico

Sesenta trabajadores quedaron en la calle luego de que Torneos y Competencia decidiera cerrar las ediciones en papel y web de la mítica revista deportiva El Gráfico. La decisión de la patronal se da en el marco de un crecimiento exponencial en las ganancias de la empresa gracias a la producción del futbol codificado. La revista estaba pronta a cumplir cien años de trayectoria.

 

17.1.18


 

Una buena

La actitud unitaria de la CGT Morón y la CTA Morón-Hurlingam logró que la empresa Envases del Plata, reincorpore a veinte operarios que fueron despedidos por haberse sumado al paro convocado por las centrales sindicales y movilizarse contra la Reforma Previsional, en diciembre pasado.

 

Solidaridad

Ante la Dirección General de Cultura y Educación, Suteba hizo pública su solidaridad con los más de trescientos trabajadores de la Unidad Ejecutora Provincial que fueron despedidos por el Gobierno Vidal.

 

Por el trabajo

Los trabajadores agrupados en el Sindicato de Prensa de Rosario, llevaron a cabo un paro para exigir el pago de salarios adeudados y la reincorporación de los despedidos en Radio Nacional.

 

Confirmado

El interventor de Fanazul, Luis Riva, confirmó que su decisión ya estaba tomada, por lo que la planta de Fabricaciones Militares ubicada en la ciudad de Azul, no va a volver a abrir sus puertas. De esta manera canceló la mesa de diálogo que se conformó entre concejales y trabajadores. Lo hizo por medio de una carta enviada al Concejo Deliberante de este partido bonaerense en la que insta a las 219 personas cesanteadas a “generar trabajo genuino”.

 

Despedidos

Otra vez la policía impidió el acceso a su lugar de trabajo a personas que, de esta manera, se enteraron que habían sido despedidas. Esta vez fue en el Canal de la Ciudad que depende del Gobierno que preside Horacio Rodríguez que echó a 19 trabajadores, entre ellos, a una delegada de ATE-Capital. Una semana atrás, la sede de esta señal fue ocupada por más de medio centenar de trabajadores que exigían la reincorporación de cinco personas que fueron despedidas y para protestar contra el ataque de las autoridades del canal a quienes se sindicalizan.

 

Zona de riesgo

Doscientos trabajadores pueden quedar en la calle como consecuencia de la decisión gubernamental de cerrar Lotería Nacional Sociedad del Estado. Seiscientos trabajadores de esta dependencia fueron transferidos a la Lotería de la Ciudad, pero el futuro de los restantes doscientos del plantel es, aún, incierto.

 

Macri y Vidal, tal para cual20.2.2018

Le apuntan a la educación pública

Después de que el gobierno nacional sepultara a la Paritaria Nacional Docente, sólo una provincia no tiene un conflicto abierto. La gobernadora de Buenos Aires insiste en ponerle techo del quince por ciento al salario de los maestros.

“Estamos esperando que el Gobierno nos convoque porque hasta ahora no dijeron cuándo iba a ser la próxima reunión”, recalcó el titular de Suteba, Roberto Baradel, tras lo que advirtió que va a ser el ejecutivo provincial el “responsable” si se demora en el inicio de clases, por intentar “imponer un salario a la baja”.

Vale recordar que, la semana pasada, junto a los otros gremios que fomran parte del Frente de Unidad Docente (FUD) -FEB, Amet, Sadop, UDocBA y UDA- Suteba participo la primera reunión paritaria del año que -tarde- convocó el Gobierno Vidal.

Ahí el director general de Cultura y Educación bonaerense, Gabriel Sánchez Zinny, reiteró la oferta de recomposición salarial del quince por ciento, en cuotas, y sin cláusula gatillo, algo que los trabajadores de la educación coincidieron en señalar como insuficiente.

“Estamos esperando que el Gobierno nos convoque porque hasta ahora no dijeron cuándo iba a ser la próxima reunión” dijo Baradel y encendió luces de alerta cuando dijo que “este conflicto tiene carácter de urgencia” y sin dudarlo calificó al encuentro celebrado con Sánchez Zinny, en el que también estuvo el titular de la cartera laboral, Marcelo Villegas, como “una gran puesta en escena del gobierno bonaerense que dilató la convocatoria dos meses y medio”.

En idéntica dirección, la subsecretaria Provincial de Igualdad de Género y Diversidad de Suteba y dirigente de la Lista Violeta, Ayelén Bicerne, denunció que con su propuesta de recomposición salarial, el gobierno “quiere generar las condiciones para mercantilizar la educación”.

Al mismo tiempo, la integrante de la Conat destacó que, “como FUD, calificamos la oferta de absurda e irrespetuosa”, sobre todo “si se tiene en cuenta que, para este año, se estima una inflación superior al veinte por ciento”.

Pero, además, recordó que “no hubo propuestas sobre otros temas que nos preocupan y que venimos poniendo en discusión como infraestructura, presupuesto educativo, cierre de cursos, ceses, presupuesto para comedores, salud laboral y elementos que hacen a la calidad educativa en su totalidad”.

Por lo que fue clara cuando hizo hincapié en que “todos los años venimos reclamando, desde noviembre, sentarnos a discutir en buenos términos y seriamente condiciones laborales y educación de calidad real” pero el gobierno “espera hasta febrero para generar este descontento con el resto de la comunidad”. Tras lo que resaltó: “sabemos que el objetivo de este gobierno neoliberal es debilitar y eliminar sindicatos que defienden y consolidan los derechos de las y los trabajadores”.

Y recordó que “el FMI felicitó con anterioridad a Macri por su gestión y le pidió ajustar, todavía más, los salarios estatales para favorecer la política de mercado que se propone”, algo que “se ajusta al paradigma neoliberal que sostiene que todo lo público debe considerarse gasto, por eso quieren generar las condiciones para mercantilizar la educación”.

Ciclo lectivo

Así las cosas, cuando restan sólo nueve días hábiles para la fecha pautada para el inicio del ciclo lectivo 2018 y con la Paritaria Nacional Docente obturada por decisión del gobierno nacional, sólo la provincia de Misiones logró acordar con el sector y lo hizo cerca del techo del quince por ciento y sin cláusula gatillo que intenta imponer La Rosada.

El acuerdo que consiguió el gobernador, Hugo Passalacqua, con la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (Udpm) y con el Sindicato de Docentes de Educación Pública de Gestión Privada, cristalizó un 15,5 por ciento, sin actualización por inflación, pero no parece probable que algo similar sea aceptado por los gremios del resto de las provincias.

Al respecto, desde el Partido Comunista de Misiones, Valeria Silvestri, explicó que Udpm “es un gremio que está dentro de la CTA de los Trabajadores pero es un aliado del gobierno provincial” y, tras añadir que “en la mesa paritaria estaban otros gremios que dijeron que no iban a acordar nada si no hablaban con las bases”, denunció que “la realidad es que en el gremio oficialista, que tiene a todos sus aliados en el Ministerio de Educación, aprietan a los docentes” porque “vienen a ser como una pata más del Estado que viene a robar la lucha docente”.

Mientras tanto, en este contexto, desde Ctera se sigue reclamando la convocatoria a la Paritaria Nacional y se espera que la semana próxima se lance un paro nacional.

 

21 de febrero, jornada nacional de protesta19.2.2018

Usted preguntará por qué marchamos

Más allá del culebrón de Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Mauricio Macri y su troupe, hay razones para movilizar. Algunas vinculadas a lo inmediato y reivindicativo, pero fundamentalmente porque hay que asumir la responsabilidad de convertirnos en el sujeto social que genere la masa crítica para avanzar en la modificación de la relación entre capital y trabajo.

Son muchos los motivos que podrían esgrimirse para cuestionar a algunos de los que convocan a la jornada de protesta y movilización del miércoles. Quien quiera encontrarlos -y con sólida argumentación- no tiene más que recorrer ediciones anteriores de NP y NP diario de noticias en las que analizamos los mecanismos que operan, hacia adentro del capitalismo, para fomentar la proliferación de una burocracia sindical que es funcional al sistema.

Pero más allá del culebrón de Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Mauricio Macri y toda la troupe, hay razones absolutamente valederas para movilizarse el miércoles en la jornada de lucha que convocaron sectores de la CGT, junto a las CTA y movimientos sociales, entre otros colectivos.

Hace poco más de dos meses, el propio Hugo Moyano hizo un esfuerzo postrero cuando invitó a Macri a la inauguración del sanatorio de Camioneros. Todo le salió mal, el presidente -viejo socio de Moyano en negocios vinculados a la recolección de residuos de la Ciudad- ya tenía otra agenda y redujo la participación de Cambiemos a su ala peronista. La presencia de Diego Santilli y Jorge Triaca no alcanzó para disimular el desplante que significó la ausencia de Macri, algo que fue leído como una declaración de guerra.

¿Pero es preciso movilizar detrás de una convocatoria que, al menos desde un costado, expresa la reacción a contradicciones hacia adentro de la clase capitalista que nada tienen que ver con los intereses de los trabajadores?

La respuesta es sí, porque no vamos a movilizar para saldar esas contradicciones, ya que -al menos en parte- esas contradicciones comienzan a explotar porque existe un movimiento obrero y social vivo que, desde una perspectiva de unidad en la acción, viene articulándose desde las bases y en diferentes latitudes del país, para enfrentar a un modelo que exhibe con crudeza la etapa que el capitalismo espera consolidar para el siglo 21.

Entonces, la jornada del miércoles puede convertirse en un hito que abone el camino de la construcción de un espacio que permita articular la resistencia, pero que también sea capaz de plantearse pasar a la ofensiva.

Esto es, que viabilice la construcción de un plan de lucha que involucre a todos los sectores afectados por aquello que encarna el Gobierno Cambiemos.

Por eso, en este escenario, es prudente volver a reiterar que hay vida más allá de la burocracia sindical y, por eso, es preciso evitar jugar en la cancha que propone el Gobierno que encontró en Moyano al enemigo perfecto, al menos para este momento.

Por sus propias características de clase, quienes ocupan La Rosada, poco a poco, van a abriendo cada vez más frentes. Que quede claro, no lo hacen por defecto: estos tipos vienen a modificar drástica y regresivamente las relaciones entre capital y trabajo y por eso, más allá de su capacidad para cooptar y disciplinar, les resulta imposible mantener la Pax que anhelan.

Con este telón de fondo eligen confrontar con Moyano, pero también porque ven la oportunidad de pegar il sorpasso para avanzar en una tarea que es -para ellos- una responsabilidad de clase. Es que el “cambio cultural” con el que tanto insisten, tiene que ver con un rediseño social que garantice la preservación de sus intereses de clase.

En este contexto, no son pocos los que en el staff gobernante sueñan con una sociedad sin sindicatos ni Congreso, un escenario en el que el precariado reemplace al proletariado, una sociedad sin lucha de clases. Y en eso se ocupan, 24 horas, siete días a la semana. Por eso, es preciso no volver a subestimarlos y movilizar, también, para defender no a la burocracia, sino al sindicato como espacio de resistencia y herramienta vital para la lucha de clases.

Es posible

¿Pero será posible todo esto o acaso sólo será una mirada rocambolesca de aquello que el Gobierno Cambiemos pretende para la relación entre los universos del trabajo y el capital?

Si los dos años iniciales del Gobierno Macri fueron nefastos para el pueblo, lo que va de la segunda mitad de aquello que en La Rosada pretenden sólo será un primer mandato, es peor.

Es que nunca como ahora, después de que el grupo de poder que gobierna superara holgadamente el escollo de las legislativas de 2017, quedó expuesto con tanta claridad el verdadero objetivo que lo llevó a La Rosada.

Lo que pasó estos dos últimos años es de manual. Ajuste, represión, tarifazo crónico, despidos, entrega, negociados, pérdida de derechos civiles y ciudadanos, democráticos, sociales y laborales, pero también humanos.

Y -¡oh, milagro de los milagros!- un veranito que permitió que, al promediar 2017, el empleo comenzara a recuperarse de la mano de una leve mejora en algunos renglones de la economía. Claro, todo comparado con el desastre que el propio gobierno perpetró durante sus primeros doce meses para garantizar una transferencia regresiva de recursos que -por su vertiginosidad y profundidad- tiene pocos antecedentes en el país.

Pero esto que les sirvió para poder exhibir “brotes verdes” que la ciudadanía pagó a precio sobrevaluado en octubre de 2017, se vincula más a la enfermedad que al remedio.

Es que más del setenta por ciento de los empleos que se crearon y que permitieron que el nivel de desocupación se acercara al que había cuando ellos llegaron al gobierno, corresponden a monotributistas.

¿Qué quiere decir esto? Sencillo, el empleo de calidad, es decir el registrado con obra social, aportes y -sobre todo- sindicalizado, sigue por debajo del nivel que tenía en 2015 que, vale recordarlo, tampoco era de lo mejor.

Y, en algunos casos clave para el esquema productivo nacional, la situación es trágica: el sector industrial tiene ahora sesenta mil puestos de trabajo menos que en diciembre de 2015.

¿Pero será casualidad todo esto? La Rosada cambió de táctica y apuesta al tiempo para imponer el capítulo del Paquetazo referido a la reforma laboral. Que quede claro, apuesta al tiempo, pero no a la eternidad.

Por eso destripó en tres proyectos la iniciativa inicial que, en diciembre, la movilización popular obturó, por lo menos por ahora. Pero también avanza, con la constancia de un psico-killer, en una tarea de pinzas que va de la cooptación a la represión, lo que le permite ir modificando convenios colectivos y lograr techos salariales ridículos.

El cálculo que hacen es sencillo: cuando sea significativa la cantidad de convenios modificados y paritarias arregladas bajo el techo del quince por ciento, la reforma laboral regresiva va a encontrar un campo orégano.

Para esto, saben que cuentan con la inestimable colaboración de un sector importante de la burocracia sindical que, sabiendo que tiene algunos muertos en el placar, rápidamente supo leer los mensajes que les llovieron desde el tándem que forman La Rosada, Comodoro Py y la massmedia de gobierno.

La conciliación de clases está en su ADN, por eso son absolutamente permeables a arreglar con gobiernos y patronales y si lo hicieron siempre y les fue bien ¿por qué cambiar justo ahora?

Diseño

En el diseño que pretende el Gobierno, la figura del monotributo es rey y el paradigma es el precariado, por eso no debe sorprender que el camino elegido para generar empleo sea el monotributo y los trabajadores autónomos.

Bueno, pero cualquier optimista puede creer que, como postula el ejecutivo, todo esto va a provocar un buen clima entre los empresarios que van a comenzar a tomar personal y, así, se va a poner en marcha la rueda productiva y los precios de la economía comenzarán a caer uno tras otro. Pero nada de eso es verdad y así lo demuestra la constatación empírica.

Lo sentimos, pero la realidad -sobre todo dentro del capitalismo- es mucho más dura. Estas ventajas que el ejecutivo le otorgó al universo del capital en estos dos años, sólo fomentó, entre las empresas, el despido de trabajadores formales.

Es que los empresarios vieron un verdadero filón en la contratación de monotributistas, algo que se verifica de forma descarnada en sectores como el comercio -que es el que más afiliados posee- y la Construcción. Como se ve aquello que se mostró como un boom, dudosamente lo sea y, seguro, no alcanza a los trabajadores.

Pero esto no es todo. La cifra de la que se jacta el gobierno es mentirosa, ya que se engrosó con personas que ya formaban parte del 35 por ciento de trabajadores en negro -que el kirchnerismo nunca pudo bajar- que con la extensión de la AUH a los monotributistas, decidió pagar el monotributo para acceder a ese derecho.

Así, aunque La Rosada los pone en su haber como nueva incorporación al mercado laboral y los contabiliza como trabajadores en blanco, son personas que ya estaban trabajando y no mejoraron la calidad de empleo, porque continúan sin relación de dependencia y deben pagarse el monotributo.

Este mismo esquema corre para el caso de los trabajadores que ya integraban cooperativas y que, por medio de este mecanismo, se sumaron al monotributo social para poder acceder al derecho de la AUH.

Pero las elecciones pasaron, también pasó diciembre con el Paquetazo, el Decretazo y la represión y comenzó 2018 con enero y 2.200 despidos. Y lo que va de febrero, la cosa empeoró.

De acuerdo al relevamiento que el Instituto Estadístico de los Trabajadores lleva a cabo con el apoyo técnico de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo, el costo de vida para los asalariados aumentó 1,5 por ciento durante enero, respecto de diciembre de 2017, por lo que acumula 25,7 cuando se lo compara con el mismo período del año pasado.

Así las cosas, este porcentaje es una referencia para pensar las paritarias a las que el gobierno les quiere poner un techo del quince por ciento, algo que a la luz de la inflación de enero, rezagaría otra vez el nivel salarial respecto a la inflación.

Aquí vale recordar que, en 2016, el salario real formal cayó cinco puntos interanuales y al año siguiente creció 2,3, lo que no alcanzó para recuperar lo que perdió durante los primeros doce mese de la Presidencia Macri.

Por su parte, 2018 arrancó con una baja interanual del 0,3 por ciento. Y, además, hay que tener en cuenta que si en el caso de los trabajadores activos y con relación formal, el salario le sigue viendo la luneta a la inflación, qué queda para los que están sumergidos en relaciones informales y para los jubilados cuya canasta básica es varias veces más cara que la de personas que no son adultos mayores.

Entonces, queda claro que hay razones por las que vale la pena marchar el miércoles. Algunas -y sobradas- tienen que ver con lo inmediato y reivindicativo, pero también hay otras.

Es que en esto de pelear por el salario, los trabajadores siempre vamos a estar en una situación de resistencia. Claro, siempre y cuando no asumamos la responsabilidad de convertirnos en el sujeto social que genere la masa crítica necesaria para avanzar en un proceso que modifique la relación entre capital y trabajo, esto es, que cuestione a la clase capitalista y al Estado Liberal Burgués, al tiempo que plantee que, más allá de burócratas y gobiernos, de capitalismos “buenos” o malos, la disyuntiva que enfrentamos como clase y como humanidad no es otra que la destrucción o la supervivencia de la especie que no va a ser posible si no construimos una sociedad no capitalista.

¡Un peligro de novela!19.2.18

¿1984 o 2018?

¿Qué tendrán que ver un escocés fantasioso, un filólogo alemán, un ex juez de la Suprema Corte y un presidente que, aunque quiera hacernos creer que no sabe, sabe muy bien por qué dice lo que dice y, sobre todo, cómo lo dice?

¿Puede la expresión de deseo de un ciudadano ser una cuestión de Estado? ¿Puede una expresión de deseo convertirse en un intento desestabilizador? Lo cierto es que, aparentemente, todo puede ser o convertirse en posible en el rocambolesco Universo Cambiemos donde -por medio de una extraña alquimia- hay un gobierno que intenta convertir en oro para su bolsillo todo lo que aparece en su camino.

Y en su camino apareció Eugenio Zaffaroni, un personaje que por mérito y currículum propio, se permite decir algunas cosas que otros callan. “No les alcanza con interferir con la Justicia nacional y quieren interferir con la internacional”, lamentó el ex juez de la Corte Suprema de la Nación, al rechazar las críticas que le llueven desde La Rosada, a partir de que, públicamente, reconociera: “quisiera que el Gobierno se fuera lo antes posible”.

Lo cierto es que -sin que esto se convierta en una crítica a Zaffaroni- sus dichos son una bendición para un gobierno que, como no tiene nada bueno para mostrar, se las ingenia para agarrarse de cualquier cosa que ande dando vueltas, para abonar la idea de que hay en marcha una conspiración empeñada en atentar contra “El Cambio”.

¿Pero será lo de Zaffaroni tan grave y original como para exacerbar la paranoia de señoras -y señores- gordas de Barrio Norte que creyeron que esto de Cambiemos vino a inaugurar una era sin grasa militante?

Con respeto para el ex magistrado, hay que decir que no. Es que la preocupación en tal sentido no es exclusiva de Zaffaroni, por más que el jurista sea parte interesada en este asunto, ya que aunque integre la Cidh -cargo del que el Gobierno Cambiemos lo quiere limpiar- es vecino de esta ciudad y ciudadano de este país.

Entonces ¿no será que La Rosada está sobreactuando?

La cosa es clara, tal como ocurre con Hugo Moyano, Zaffaroni le viene como anillo al dedo a un gobierno que tiene habilidad para construir enemigos perfectos.

“No hay certeza de que el presidente pueda concluir su mandato”, escribió días atrás, Mary Anastasia O’Grady, quien para corroborar que no es un agente al servicio de la oposición vernácula, completó la frase señalando que su apreciación se basa en que Macri “subestimó la magnitud de los problemas que heredó de la ex presidenta Cristina Kirchner”.

O’Grady, que es columnista de The Wall Street Journal, un diario estadounidense alineado con el establishment de ese país, también avanzó en el cenagoso camino que decidió transitar Zaffaroni. Pero no es la única. Desde las propias usinas informales del Gobierno, aquellas donde los trolls de Peña hacen de las suyas con dineros del erario público, también se fomenta el fantasma de que actores no identificados estarían confabulados para desestabilizar a Macri. Otro tanto se está haciendo desde las usinas de los servicios de inteligencia que, entre otras cosas, pagan para que en la publicidad de internet se divulguen videos que “la televisión no se anima emitir”, donde de forma burda se apunta hacia la misma dirección.

¿Qué pretenden? Sencillo, provocar un clima hostil a la protesta social, sobre todo de cara a la jornada del miércoles, y acarrear en la sociedad consenso a cualquier acto represivo que salga al cruce de esa protesta.

Doble Pensar

“Zaffaroni le hizo mucho mal al sistema penal argentino y debería apartarse de la Cidh porque tiene una visión autoritaria, antidemocrática y partidaria. Tendría que hacer política para FpV”, dijo el jefe de Gabinete, Marcos Peña, flanqueado por Mauricio Macri desde Chapaldmalal, durante la ronda de prensa que el presidente citó en el contexto del “retiro espiritual” del fin de semana pasado.

Sea como fuera, lo claro es que nada de lo que hace el Gobierno Cambiemos sería viable sin el consenso social que mantiene y que, para eso, sabe que antes que el acto, debe imponer la palabra.

“Jugaban a las cartas y hablaban de temas banales, mientras hacían su vida cotidiana con el telón de fondo de los discursos de Hitler”. Esto lo dijo, palabras más palabras menos, el filólogo Víctor Klemperer, quien aunque era judío pudo escapar de las cámaras de gas porque estaba casado con una mujer que los nazis clasificaron como aria. Desde la experiencia de sobrevivir bajo el Tercer Reich, tras la guerra y radicado en la RDA, dedicó su obra a reflexionar sobre los motivos que permitieron el advenimiento de un régimen autoritario como el nazi.

Klemperer concluyó que el nazismo se naturalizó, con una carga positiva en la sociedad alemana de entonces, por medio de palabras y expresiones de uso cotidiano que abonaron una determinada forma de ver la realidad, esto es, una cosmovisión.

Quien se reconoció cultor de Klemperer, es George Orwell, quien más allá de que sus propios fantasmas de clase lo llevaran a apuntar el bochazo para el lado equivocado, avanzó en su inmortal novela 1984, sobre conceptos que delineó el filólogo alemán.

¿Cómo es posible que -como dice el gobierno- haya subido la ración de chocolate si esta semana recibí treinta gramos y la semana pasada cuarenta? Se preguntaba Winston Smith, el personaje de la novela cuando comenzaba a hacerle ruido aquello que, hasta entonces y como el común de las personas, admitía sin cuestionar por medio de un ejercicio llamado Doble Pensar.

El mecanismo descripto por Orwell es fascinante: aunque la constatación empírica decía elocuentemente que había menos chocolate sobre la mesa, todos aceptaban y estaban convencidos de que la ración se había incrementado. Y no lo hacían para evitarse problemas o quedar bien con el gobierno, se lo creían. Pero nada de esto sería posible sin lo que Orwell llama la neolengua basada en la degradación del idioma, pero también en una retórica de discursiva hueca, un lenguaje retórico plagado de tópicos que se repetían hasta el hartazgo. Y esa era una clave central: su propia pobreza le daba singular fuerza ya que cualquiera podía hacer suya la neolengua sin necesidad de reflexionar ni un poco sobre lo que estaba repitiendo.

¿Pero qué tendrá que ver esto con lo que pasa fuera de los límites de la novela? Lo que Orwell encontró en la distópica Oceanía de 1984, Klemperer lo vivió en la Alemania nazi donde tópicos como “el bolchevismo internacional” y “la guerra judía” sólo fueron la antesala a otros más peligrosos. Entonces en lugar de deportación, se hablaba de “traslados” y al genocidio se lo denominaba “solución final”.

Pero volvamos a 1984. Ahí Orwell incluye un manual que explica de qué va esto de la neolengua, como forma de expresión para disminuir el área de pensamiento y, para ello, reduce al mínimo la cantidad de palabras con lo que la lengua pierde adjetivos y con ello, matices. Este mecanismo induce a desalentar el pensamiento reflexivo y crítico, ya que, para hablar, hay que pensar poco. Pero también la creatividad y proscribir -preventivamente- las ideas contrarias.

Queda claro que -como la lengua es algo vivo- uno de los fundamentos de cualquier lenguaje es el principio de economía, pero otra cosa es cuando este proceso es inducido para intentar que pensemos menos, es decir, para manipularnos.

Y si a esta altura usted está pensando que este artículo se deschavetó y que, en el mejor de los casos, estos argumentos son válidos para la novela de un escocés fantasioso o aplicables a una banda de fanáticos nazis, sólo le proponemos encender la TV, escuchar la radio, pasear un poco por redes sociales y, sobre todo, que preste atención a la propaganda oficial, abierta o encubierta.

“Este año las jubilaciones les ganarán a la inflación” aseveró Macri la semana pasada con la misma certeza con que denomina “racionalidad salarial” a lo que no es otra cosa que ajuste o cuando llama “privilegios” a los derechos adquiridos de los trabajadores estatales.

Estos y otros aportes a esta versión de la neolengua suman a la estigmatización de diferentes colectivos, especialmente trabajadores y pobres, a los que se objetiva como responsables de una situación que esos mismo colectivos padecen. Pero también es un mecanismo para desprestigiar a estos sectores, sindicatos y organizaciones sociales, al tiempo que desvía la atención sobre los verdaderos culpables.

Y es aquí donde está el éxito y la vigencia de este concepto del Doble Pensamiento que vuelve posible que, entre los sectores populares, se arraiguen conceptos como el que señala que los sistemas sanitario, de educación y jubilatorio público y universal no son sustentables.

Es que, desde esa perspectiva, en pos de lograr la maximización de la tasa de ganancia con el menor costo posible, se impone la aceptación de la cosificación de los trabajadores que dejan de ser personas concretas y proletarios, para ser parte de esa “mayoría silenciosa” a la que tanto le gusta invocar al Staff Cambiemos que se empeña en avanzar en “reformas”, otra palabra a la que se vació del significado histórico que la asociaba al progresismo. Así, el ajuste y la degradación de los trabajadores se pretende que posea el mismo valor simbólico que reformas históricas.

Por eso se justifica aquello de la “reforma permanente” y hasta que, como se atrevió a decir Macri, Manuel Belgrano era un emprendedor.

En la Oceanía de 1984 había un Ministerio de la Verdad y una Policía del Pensamiento que tenía atribuciones para transformar a una expresión de deseo en un intento desestabilizador y, por lo tanto, delictivo. Pero, fundamentalmente, estas instituciones eran las encargadas de trabajar en la construcción de este Doble Pensar.

Y es a riesgo de que usted siga pensando que este artículo se deschavetó, en este punto es preciso destacar la línea que articula el fantasioso universo descripto por Orwell con el trágico escenario que atravesó Alemania bajo el nazismo y aquel en que avanza el capitalismo en su etapa actual.

Así, con este telón de fondo, vuelve a ser preciso recalcar que hablar sobre lo evidente es un mecanismo simple y válido para horadar ese Doble Pensar que se impone como método de dominación y manipulación. Claro que para eso, se vuelve necesario construir herramientas comunicacionales propias, algo que sólo requiere capacidad, trabajo y, por supuesto, claridad ideológica y convicción.

CON EL SELLO DE LA DEA19.2.18

La amenaza de la Pato

La ministra de Seguridad de la Nación aseveró que irá a “saturar de fuerzas federales” la ciudad de Rosario, aquejada por la sombra del narcotráfico. Se fortalece el esquema represivo.

El millón y medio de rosarinos, habitantes del complejo portuario más importante de nuestro país, tiene suficientes razones para preocuparse por su seguridad en estos días. Y no es por la inquietante incidencia que las guerras entre bandas narco tienen en la tercera ciudad argentina. Es porque Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación, amenazó con “saturar de fuerzas federales los barrios más violentos” de la ciudad santafesina.

La preocupación es lícita porque la advertencia de la superministra se da en un momento de creciente injerencia en la Argentina de la política de Inteligencia de los Estados Unidos, que a través de su departamento para el “control” del tráfico de drogas (DEA) está haciendo pie en el país con el precedente de sus intervenciones en México y Colombia, países en donde tras la llegada del organismo se agudizó el conflicto social, creciendo el tráfico de armas y drogas y la consecuente violencia en las calles.

De esta manera Bullrich confirmó a la prensa rosarina que se dará a las fuerzas de seguridad de la ciudad un refuerzo “significativo”, algo que por dos razones fundamentales es para temer: ya es muy importante la presencia de fuerzas armadas en la ciudad (sin disminuir por ello la delincuencia y la violencia entre las bandas narco) y la cada vez más marcada desigualdad social en una de las ciudades que más crecimiento de los índices de desocupación e indigencia ha registrado desde que Macri gobierna la Argentina.

Con sus caracterizaciones la ministra estigmatizó a dos de los barrios más marginados de la ciudad y aclaró a los rosarinos que, en adelante, notarán una “fuerte presencia” de efectivos de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal. Y anunció que a mitad de esta semana viajará a la provincia de Santa Fe para reunirse con el gobernador Miguel Lifschitz y su ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

El escenario del conflicto

El ex gobernador, Antonio Bonfatti, antecesor de Lifschitz e integrante como él del Frente Progresista (FP), criticó la propuesta de Bullrich advirtiendo: “hay una puesta en escena”. También se manifestó en contra de la presencia en Rosario de las fuerzas armadas, a lo que consideró “ilegal”, aduciendo que “genera más violencia”.

Expresamente, el ex gobernador observó: “hay una puesta en escena que también se da con el caso Chocobar”. En ese sentido, repuso: “se ha hablado hasta de pena de muerte y creo que se equivocan si creen que es el camino para solucionar el problema”.

Por su parte, Norberto Champa Galiotti, secretario del PC rosarino, señaló que entre Bonfatti y Lifschitz hay “una disputa interna” en el marco del proyecto para reformar la constitución provincial con miras a habilitar la reelección del gobernador, puesto que busca recuperar el primero como candidato del FP y en vistas de que su principal referente, el también ex gobernador Hermes Binner, no goza de buena salud y es de mucha mayor edad que sus dos rivales.

Expresó, además, que la crítica de Bonfatti a los anuncios de Bullrich “es mucho ruido y pocas nueces”. En ese sentido, recordó: “Bonfatti tuvo un atentado en su casa, que fue baleada, y eso estuvo vinculado al negocio de la droga”. Agregó: “en el tema de la droga no está exento tampoco el ex gobernador Antonio Bonfatti”.

Con respecto al proyecto militarista de la ministra de Macri, Galiotti dijo: “tiene que ver con el acuerdo de la base militar en la Triple Frontera, de instalar la DEA, de instalar el conflicto y el negocio de la droga”. Y advirtió: “ya sabemos lo que se logra militarizando porque ahí está la experiencia de México”, en donde, observó, “ha habido una cantidad impresionante de muertos como producto de la guerra contra la droga y la droga sigue vivita y coleando”.

“La DEA lo único que hace es promover los negocios de la venta de armas y regular el mercado de la droga”, consideró y adujo que con su planteo la ministra Bullrich “nuevamente muestra su coherencia con su ineficacia”. “Su propuesta es sumarse al negocio de la venta de armas para el control social que necesita, fundamentalmente porque el gobierno nacional, el gobierno de Macri, está desarrollando políticas que empiezan a tener efectos cada vez más contundentes en los sectores populares”, repuso el referente comunista.

Por otro lado, analizó que entre el poderoso sector rosarino del agronegocio y el narcotráfico “la relación es directa”. En ese camino, puntualizó que “estamos hablando de los sectores concentrados, de las cerealeras, de los pooles de siembra, que invierten en torres fastuosas y en todo el sector inmobiliario y, cuando están buscando alta rentabilidad, en todo el negocio de la droga”.

También apuntó contra el reciente pero ya opulento negocio del juego en la ciudad. Al respecto, expresó: “es coincidente el desarrollo de la droga en Rosario con la llegada del casino que es, según dicen, el casino más importante de Sudamérica”. “Es un lugar también de lavado de dinero”, dijo y manifestó: “es la zona en donde se encontraron las primeras cocinas de droga.

Finalmente, Galiotti explicó: “no viene una policía para brindar seguridad ni la Gendarmería viene para eso; vienen para reprimir, para asegurar los negocios y establecer el control social que necesita el gobierno ante la crisis aguda que está provocando en nuestra población las medidas políticas y económicas que lleva adelante”.

 

 

DOCENTES DE MISIONES16.2.18

Paritarias a la baja y una lucha que se viene.

El principal gremio aceptó un magro aumento, inferior en diez puntos a la inflación medida por el Indec. Ante ello, los otros sindicatos docentes están inconformes y prevén una lucha para mejorar su situación.

En la provincia de Misiones se sentó un peligroso antecedente para las paritarias docentes que, en ausencia absoluta de un criterio nacional que las unifique, se están dando sólo entre los gremios provinciales docentes y las respectivas gobernaciones.

En el caso de la provincia litoraleña, una de las principales organizaciones de educadores, la Unión de Docentes de la Provincia de Misiones (Udpm), cerró su paritaria de acuerdo a las premisas del presidente Mauricio Macri: con un magro 15 por ciento de aumento, lo que para nada se condice con la tasa inflacionaria reconocida el año pasado por el propio Indec, que fue de casi el 25 por ciento.

Mucho menos representa los anhelos de los docentes a lo largo y ancho del país, que vienen sufriendo presiones de todo tipo, incluyendo aprietes mediáticos y amenazas virulentas a través de redes sociales y por otros medios que podríamos llamar “tradicionales” (hubo casos de docentes bonaerenses que hallaron en su casa munición servida, claro mensaje mafioso).

Udpm es un aliado del gobierno provincial misionero, encabezado por el gobernador, Hugo Passalacqua, un ex kirchnerista que hoy forma parte del eje de gobernadores que reniegan de sus construcciones políticas previas y, presiones mediante, han cedido a las intenciones de ajuste propuestas desde el macrismo.

Pero no todo está dicho, porque otros sindicatos no están de acuerdo con el dudoso ejemplo de Udpm, que al aceptar el 15,5 por ciento de aumento (sin cláusula gatillo) aceptó que sus afiliados tengan el magro básico de 4.511,77 pesos, uno de los más bajos del país. Además acordaron una baja en los aportes jubilatorios en escala.

Ante esta situación y el rechazo de sindicatos minoritarios, como en todo el país, en Misiones peligra el inicio de las clases y la perspectiva es que el conflicto docente se agudice con una lucha que está por comenzar.

Inconformes

Valeria Silvestri, militante del PC de Misiones e integrante de las listas que el año pasado colocaron al Partido Agrario y Social como tercera fuerza política de la provincia, aclaró que Udpm “es un gremio que está dentro de la CTA de los Trabajadores pero es un aliado del gobierno provincial”.

“Generalmente son los primeros que se alinean al gobierno nacional, como lo vemos por segundo año consecutivo en que somos la provincia que cierra la paritaria docente más baja”, agregó y sostuvo que la inflación medida por el Indec, más alta que el aumento paritario aceptado por Udpm, es todavía mayor.

En ese sentido, expresó: “a eso hay que sumarle los tarifazos que sufrimos en este último aumento, cuando se habla de un aumento de la luz del 700 por ciento”. Le sumó: “si hablamos de una paritaria del 15 por ciento no vamos a poder pagar las boletas de luz que han venido”.

Luego explicó que “en la mesa paritaria estaban otros gremios que dijeron que no iban a acordar nada si no hablaban con las bases”. Repuso: “la realidad es que en el gremio oficialista, que tiene a todos sus aliados en el ministerio de Educación, aprietan a los docentes”. Y denunció: “vienen a ser como una pata más del Estado que viene a robar la lucha docente”.

PARO Y MOVILIZACIÓN DE ATE15.2.18

Las esperanzas del Tano

Daniel Catalano habló ante las masivas movilizaciones de estatales que se dieron en el marco del paro de hoy. Sus expectativas para la convocatoria del 21 de febrero.

El paro de trabajadores estatales convocado por ATE a lo largo y a lo ancho del país, se concretaba al cierre de esta edición con masivas movilizaciones, las cuales se dieron en algunos puntos, como la ciudad de Buenos Aires, no sin los ya consabidos aprietes policiales y operaciones de prensa por parte del macrismo.

Pese a ello, el paro fue contundente y en la capital argentina las columnas de verde y blanco, colores de ATE, convergieron desde distintos puntos hacia la secretaría porteña de Trabajo para marchar después, en nutridas masas que agregaron el patriótico celeste y blanco, hacia la sede de la cartera laboral de la Nación.

El paro y las movilizaciones se dieron en el marco de la “sesión permanente” decretada por la conducción de ATE debida a la preocupante continuidad de los despidos que el macrismo sigue promoviendo en la órbita de los Estados nacional, provincial y municipal, que ya suman decenas de miles de desempleados a una lista que no deja de crecer

Asimismo, los manifestantes se ocuparon de dejar en claro que uno de sus reclamos fundamentales es el de la convocatoria urgente a reuniones paritarias, estableciendo que el tope del 15 por ciento de aumento salarial sugerido por el propio presidente y ratificado por gobernadores y gremios afines, no es la meta de los estatales enrolados en ATE.

No faltó la exigencia de los trabajadores de que sean reincorporados inmediatamente a sus funciones todos los despedidos. Tampoco el ya histórico reclamo del pase a planta permanente, una problemática muchas veces manifiesta pero pocas veces atendida, independientemente del sello político de los sucesivos gobiernos.

Avizorando el 21

Daniel Tano Catalano, secretario general de ATE Capital, expresó que la de hoy fue “una medida fuerte, contundente”, la cual fue realizada, dijo, “con la expectativa de que el 21 de febrero podamos hacer una gran jornada de lucha”.

“ATE viene generando hechos políticos de resistencia desde que Macri asumió el gobierno”, señaló y sostuvo que el realizado durante esta jornada “es otro hecho político” justificado por “el nivel de violencia que estamos sufriendo por parte del gobierno”. “Ya perdimos más de 20 mil puestos de trabajo”, puntualizó.

Asimismo, cuestionó el techo del 15 por ciento de aumento propuesto por el macrismo y ante ello destacó: “venimos sosteniendo la necesidad de un marco de unidad en todo el movimiento obrero”. “Creemos que el ataque que hace el Ejecutivo a los sindicatos es totalmente desmedido”, agregó.

“Hoy todo aquello que piensa distinto a lo que plantea el gobierno es parte de un problema a eliminar”, consideró y recalcó que “ven en el sindicalismo argentino una dificultad para ellos”. Sin embargo, observó que “ATE viene siendo protagonista en la defensa de los derechos laborales y vamos a ver cómo se sigue”.

Además, sostuvo que “Macri tiene un desprecio profundo hacia los estatales” y que, en ese sentido, el presidente con sus políticas laborales de ajuste “viene lastimando al sector público y atacando directamente a todo el universo de lo sindical que se pueda manifestar en contra de las actitudes del gobierno”.

La difícil unidad

La marcha de hoy fue contundente, pero la lucha por la unidad dentro del principal sindicato de trabajadores estatales no está brindando el mejor de los momentos para quienes la pregonan y construyen. Por eso, Catalano reconoció que no es fácil este momento en ATE y señaló: “la unidad que se impulsa se logra con algunos sectores, no con todos”.

“Nuestro gremio no logra ese marco de unidad interna, aunque hacemos todos los esfuerzos para que esto suceda porque es un camino que hay que recorrer y nosotros estamos dispuestos a hacerlo y a fortalecerlo”, consideró y pidió “no dejar ninguna duda de que al respecto para nosotros la única posibilidad de que podamos triunfar frente a lo que nos plantea el gobierno es que los sindicatos podamos unirnos y tener un sentido común de cómo pelear al neoliberalismo”.

De entre los escollos en ATE para construir el proceso a la unidad, el gremialista porteño puntualizó: “la conducción nacional no convoca a la movilización del 21 y no convoca al paro”. Añadió: “la conducción nacional no acuerda en el marco de unidad de las dos CTA y de hecho propone una tercera central obrera”.

Sumó a sus críticas que en la cúpula de ATE y sus sectores afines “tienen una estructura electoral partidaria que transita en algunas provincias con experiencias políticas que son realmente complicadas”. En ese sentido, recordó: “la experiencia de Unidad Popular en sintonía con el gobernador Morales en Jujuy”.

“Se complica”, se quejó después, aunque recalcó: “nosotros estamos trabajando por la unidad y pensando que el único camino posible es ese”. “Tiene que haber voluntad de todas las partes”, dijo y sostuvo que dentro del gremialismo en general “hay un nivel de necesidad de resolver lo individual bastante importante y el movimiento obrero termina siendo rehén de esa necesidad imperiosa que tienen algunos personajes del sindicalismo por seguir sobreviviendo y fortaleciendo su espacio particular”.

Por eso fue tajante: “hay que poner lo colectivo por delante y seguir construyendo el camino de la unidad, que es el único camino posible”.

Las esperanzas puestas en lo realizable

Después, Catalano reconoció que “la esperanza es que el 21 podamos ser realmente masivos”. Ante esta perspectiva, expresó sus anhelos de “que se pueda armar un polo opositor enorme que atraviese lo sindical y que sea sindical, social, político y cultural y pueda frenar el nivel de ajuste de gobierno”.

También dijo brindar para “que podamos consolidar una alternativa electoral de cara al 2019 y que recupere la esperanza de nuestro pueblo, que hoy está siendo brutalmente avasallado por este gobierno neoliberal”.

Por todo esto pidió “mucha fuerza” y llamó a “laburar con mucha crudeza para el 21”. “Creemos que puede haber un antes y un después”, sostuvo y explicó que para esa fecha “se trata de trabajo sí o trabajo no” y que el objetivo “superó ampliamente lo de Moyano”. “Hoy lo que estamos discutiendo es si vamos a tener la posibilidad de una fuente digna de laburo o no”, agregó y repuso: “estamos peleando por eso”.

La Rioja y el caso Emmanuel Garay15.2.18

Conferencia de prensa frente a la Escuela de Cadetes

Rogelio De Leonardi dijo que es preciso profundizar el pedido de Justicia exigiendo "se cumplan los tratados y protocolos pre-existentes para eliminar los tratos aberrantes y las torturas" que contempla el Organismo internacional, apuntando a una "verdadera democratización de la fuerza de seguridad".

Convocados por la familia y amigos de Emmanuel Garay, ayer se llevó a cabo una conferencia de prensa frente a la Escuela de Cadetes que contó con la participación del secretario del partido Comunista de La Rioja, Rogelio De Leonardi.

La iniciativa fue anunciada por Silvia Acoria, amiga de la familia, quien explicó que de esta manera se dará inicio a una lucha para que "estos hechos no sucedan nunca más".

Tras confirmarse el fallecimiento de Garay, De Leonardi quien además es titular de la AMP y secretario de Derechos Humanos de CTERA, se reunió con la familia del joven para transmitir la solidaridad del sector de los trabjadores docentes y acordar con estos la posibilidad de llevar el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por tratarse de un delito cometido por el Estado.

En ese sentido el sindicalista anticipó que es voluntad de CTERA la intención de profundizar el pedido de Justicia exigiendo "se cumplan los tratados y protocolos pre-existentes para eliminar los tratos aberrantes y las torturas" que contempla el Organismo internacional, apuntando a una "verdadera democratización de la fuerza de seguridad".

Asimismo, en la comunicación compartida por Silvia Acoria, también se abre camino la expresión de malestar de la familia por los cambios anunciados el sábado por Casas. "queremos pedir que cambien la cúpula policial (plana mayor); no sólo que hayan sacado a dos títeres nos conforma; toda la plana mayor debe irse", señaló la vocera familiar.

Movilización del 21 de febrero15.2.18

Los jubilados de pie

La Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del País convocó a la marcha y apoyó la postulación de Sergio Palazzo a la titularidad de la CGT. El dirigente de este espacio Juan Carlos Serra como secretario adjunto, denunció que el gobierno desconoce “la existencia de los poderes de la Constitución”.

Por medio de una declaración, la Confederación General de Jubilados, Retirados, Pensionados y Adultos Mayores del País convocó a la movilización del 21 de febrero junto a sectores de la CGT, las dos CTA y organizaciones sociales “porque solo el pueblo salvará al pueblo”.

Al respecto, por medio de una declaración, el Concejo Superior Confederal de esta Confederación aclaró que se movilizará “por la economía y el trabajo, la recuperación de la república y las instituciones, el derecho y la justicia, la dignidad y las libertades públicas”, pero asimismo por “el cese de la represión y la privación ilegítima de la libertad por parte de un régimen de espionaje, persecución y miseria que mantiene sin causa alguna presos políticos y sociales cuya libertad exigimos ya”.

Pero también instó “a la unidad y al lanzamiento definitivo del plan de lucha a partir de la futura movilización” que se va a llevar a cabo “frente a la imperiosa necesidad de marchar unidos y solidarios para derrotar el ajuste y la invasión de la república sumida en una creciente miseria, vaciada y entregada por este régimen nefasto y negacionista que ha hecho tabla rasa con derecho, justicia y libertad, desconociendo la existencia de los poderes de la Constitución”.

Y, en esta dirección, el Concejo Superior Confederal, propuso la “inmediata normalización de la CGT” e hizo público su apoyo a la postulación de Sergio Palazzo como secretario general de esa central, “considerándolo, en su carácter de líder de la Corriente Federal de Trabajadores, como la única garantía de cumplimiento de consolidación de la propuesta unitaria, para la acción conjunta de CGT, CTA de los trabajadores, CTA Autónoma y el resto de los sectores nacionales, populares y revolucionarios”.

También convocó a “determinar y poner en marcha, en breve plazo, un plan de lucha que permita frenar el ajuste y recuperar los derechos y conquistas conculcados por este régimen brutal de represión y decadencia” y “denunciar, en todos los foros internacionales, la existencia de presos políticos y sociales, en forma creciente y alarmante, con el agravante de que Milagro Sala, legisladora del Parlasur, líder y mártir, lleva más de dos años de secuestro y tortura moral, junto a dirigentes de la organización legal, popular y de hermanos originarios (integrados a ella), Tupac Amaru, de la cual, en forma inmediata, asimismo, exigimos su libertad y la Restitución de sus derechos, como de todos de los bienes materiales de la entidad, con total reparación y la indemnización que corresponda”.

La declaración lleva las firmas del presidente de la Confederación, Carlos Valle, el apoderado Ricardo Capdevilla, la secretaria general Magui M. de Ubaldini, el vicepresidente 1º Pedro Ávalos, el vicepresidente consultivo Omar Batista y el secretario adjunto e integrante de la Conat Juan Carlos Serra.

 

Continúa la lucha14.2.18

Por los despedidos en el Inti

El Partido, La Fede y el MUI organizaron una actividad de lucha y solidaridad en el Inti con científicos comunistas y trabajadores despedidos por el macrismo.

El domingo 11 de febrero se realizó en la sede del INTI San Martín, que se encuentra en conflicto por 258 despidos de trabajadores, una charla TED organizada por el Partido Comunista, La Fede y el Movimiento Universitario de Izquierda (MUI).

La mesa fue coordinada por Cristina Ibarra -Bioquímica y profesora en la Facultad de Medicina-UBA e investigadora del Conicet-y estuvo integrada por: Aníbal Zanini, Ingeniero y profesor de Ingeniería-UBA; Luciano Domínguez Pose, Ingeniero electrónico de la UBA y despedido del Inti; Alejandro Delorenzi, Biólogo e investigador del Conicet; Angel Cataldi, bioquímico e investigador del Inta y Conicet; y Nuria Giniger, antropóloga e Investigadora.

Los diferentes expositores repasaron las tareas desarrolladas por el Inti, Inta, Conicet y demás organismos de ciencia y técnica en relación a su importancia para el desarrollo nacional independiente. Asimismo se realizó una caracterización del desguace en ciencia y tecnología realizado por Cambiemos y se expuso cómo este es coherente con un proyecto de país subdesarrollado y reprimarizado.

En la actividad también se hicieron presentes trabajadores despedidos del Hospital Posadas, quiénes acercaron su solidaridad a los trabajadores del Instituto.

La lucha del Inti continuará mañana con un paro y movilización que se mancomunará con el paro de ATE de este jueves.

“Los comunistas dejamos en claro nuestra solidaridad con los trabajadores y exigimos al gobierno la reincorporación de todos los despedidos” enfatizó Ernesto García, dirigente del MUI de La Plata quien se hizo presente en la actividadad.

“Convocamos a movilizar en forma unitaria el 15 y el 21 de febrero” exclamó el referente juvenil y analizó que “con espacios de debate como el realizado este domingo, buscamos avanzar en la construcción de una propuesta política popular, amplia y de izquierda que pueda derrotar al gobierno ajustador de Cambiemos y abrir un proceso popular en nuestro país”.

ATE SE MOVILIZA MASIVAMENTE12.2.18

El jueves se para y se marcha

Los estatales de todo el país darán una muestra, el jueves 15, de lo que puede ser, en unidad, el masivo reclamo que se concretará el 21 contra el ajuste.

Unidad es la premisa que se han propuesto cumplir los trabajadores estatales enrolados en ATE y lo están logrando de cara a la masiva jornada de movilizaciones y paro nacional que realizarán el jueves 15. De esta manera también señalan, sin dudas, un camino a seguir para la movilización que con otros gremios importantes realizaran en todo el país el 21 de este mismo mes.

El paro de ATE es completo ya que, además de incluir las movilizaciones que en otras circunstancias el pueblo exigió infructuosamente de sus sindicatos a la par del paro, sumará cortes de rutas y caravanas. La meta es clara: rechazar los despidos y las políticas de ajuste llevadas adelante por el macrismo ante la pasividad de gremios no menos importantes que el de los estatales.

Uno de los aspectos simbólicos más interesantes es el que expresarán las caravanas de trabajadores que ese jueves partirán del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti) o el Hospital Posadas, entidades aquejadas por despidos numerosos y aún en lucha. Se partirá en otras columnas también desde Puente Pueyrredón y Ezeiza para confluir estas con las dos ya previamente citadas en el centro de la capital argentina.

En este combativo marco, el sindicato se declaró, además, en “sesión permanente”, lo que ratifica su estado de alerta ante la creciente y continua ola de despidos que el macrismo promueve dentro del Estado.

La unidad queda manifiesta si consideramos que todo ATE, sin fisuras, acudirá a las convocatorias y movilizaciones previstas para todo el país. A los estatales se sumarán los trabajadores de media decena de ingenios azucareros afectados por despidos o el directo cierre de sus espacios de trabajo, que ya emitieron su apoyo a la medida de fuerza de ATE.

Mal ejemplo para carneros y cipayos

Rodrigo Recalde, secretario de ATE en el ministerio de Educación, dijo que esta acción “es el marco necesario para hacer frente a todo el ajuste que el gobierno de Macri, ceocrático y oligárquico, trata de imponer a la clase trabajadora”. “Los estatales somos los primeros siempre en estar en fila, en punta, para adoctrinar a los demás sectores”, arriesgó después.

Sostuvo que su gremio “ha buscado una gran unidad para salir el 15” y que “ese marco de unidad que los estatales estamos llevando a cabo establece un camino que nos reconoce a todos como trabajadores, sin mezquindades”.

Por otro lado, observó que “al trabajador estatal se lo estigmatizó porque decían que no trabajaba o era improductivo” cuando “verdaderamente se lo persigue por toda la labor que viene realizando”. Agregó: “el trabajador estatal es promotor de la Justicia Social, de los derechos sociales hacia la comunidad, haciendo un Estado participativo en pos del beneficio social”.

Denunció que “esta gestión sacó a compañeros que cobraban 14 mil pesos para meter funcionarios con sueldos de 50 o 60 mil pesos” y que “esa lógica de ‘desburocratizar el Estado’ y ‘reducir el déficit fiscal’ verdaderamente no se ha hecho”.

En ese sentido, remarcó que “la planta de funcionarios en los ministerios ha crecido en los últimos tiempos”. “Lo que están tratando de hacer es suplir lo público por lo privado”, repuso.

Además, consideró que la movilización del 15 representa “un gesto solidario entre todos los estatales” porque “creemos que mejor que decir es hacer y que haciendo el marco de unidad necesario para salir de este ajuste damos el ejemplo”. Con respecto a la convocatoria del 21, de la que ATE participará, Recalde adujo: “más que marcar la cancha es un ejemplo”.

“La movida del 21 se da en un marco de unidad en el que todavía faltan actores”, dijo después y puntualizó que en ella “tiene que estar todo el movimiento obrero organizado como las organizaciones políticas y sociales y, también, los y las habitantes y ciudadanos comunes”.

“No se puede hacer a duras penas o con actores que estén faltando”, añadió y sostuvo: “vamos por buen camino, pero falta que se plieguen más sindicatos y que vayamos a interpelar al vecino, al compañero, para que se movilicen y logremos, de alguna manera, dar batalla y frenar este ajuste”.

 

 

DELICADA SITUACIÓN EN JUNÍN9.02.2018

Sin carne en el asador ni sangre en las venas

Más de 100 trabajadores de un frigorífico en la importante localidad bonaerense corren riesgo de quedar en la calle, en tanto el intendente, soldado de Vidal, no hace nada al respecto de esta y otras crisis en la ciudad.

En Junín hace más de una semana que está paralizado el Frigorífico Beltom, cuya patronal no asegura la continuidad de más de 100 operarios que, por tal motivo, se movilizaron hacia la delegación local del ministerio de Trabajo.

Las suspensiones se dieron en dos tandas: la primera de 16 trabajadores, la siguiente de casi 90. Los afectados, además de la continuidad de la fuente laboral, exigen que la patronal les pague las quincenas y parte del aguinaldo que aún adeuda.

En este contexto, ya fueron despedidos al menos diez trabajadores, por lo que el conflicto se va profundizando conforme pasan las horas, sobre todo, porque fracasó la audiencia que tuvo lugar el lunes en el ministerio.

Desde la seccional local del Sindicato de la Carne demandaron que el gobierno intervenga activamente para solucionar la situación y advirtieron sobre el problema que, para una localidad como Junín, provocaría el cierre definitivo de esta planta que, si se concreta, dejaría a casi un centenar de familias sin su principal sustento.

Por su parte, Julieta Pratti, responsable política de la FJC de Junín, denunció que los matarifes fueron notificados “con causas armadas para no pagarles ningún tipo de indemnización”.

“Junín tampoco es una ciudad con mucho desarrollo industrial”, explicó después y resaltó: “es una ciudad comercial”. “Tenemos un parque industrial muy pequeño y la mayoría son pymes”, puntualizó y concluyó: “no hay muchas fuentes laborales ni grandes fábricas”.

“A Junín la mueven el campo, el comercio y los servicios”, sostuvo la joven militante comunista al tiempo en que mostró sus preocupación por la problemática en esta ciudad de poco menos de 100 mil habitantes en la que, dijo, “no hay una fuente obrera de trabajo”. También observó que “en los medios el conflicto, al principio, estuvo muy invisibilizado” y que “recién ahora lo están sacando, pero sin muchas noticias”.

Además, comentó que otras de las pocas actividades industriales de la ciudad corren riesgo. En ese sentido, informó: “recorriendo los barrios nos enteramos de que también hay otro conflicto en Viviendas Alegretti, que les dio vacaciones a sus trabajadores sin haberles pagado el mes”. Repuso: “cuando volvieron de vacaciones hicieron paro en la planta y les pagaron, pero ahora los empezaron a echar”.

“De estas cuestiones no te enterás en Junín”, se quejó Pratti y adujo: “creemos que esto es parte del plan de ajuste que está llevando adelante el gobierno de Mauricio Macri en la Nación y de Vidal en la provincia”. Por eso arribó a que “no es un hecho aislado”.

Explicó que al intendente Pablo Petrecca, un joven y acérrimo macrista, “Unidad Ciudadana le ha exigido en estos días que se pronuncie por el tema del frigorífico”. “No ha salido a hablar”, puntualizó aunque, recordó, “hace poco fue premiado por Vidal”.

“En su discurso se posicionó como un soldado de Vidal”, dijo al respecto de Petrecca y observó que en Junín “está todo muy dividido”. En ese marco, manifestó que “la sociedad de Junín es muy apática” y que “a los que salimos nos gritan y en las redes sociales nos dicen vagos de mierda y vayan a laburar”.

Comenzó la medida de fuerza en el Bapro9.02.2018

Se viene una semana de paros

Los trabajadores del Provincia exigen que el gobierno revea la modificación al régimen previsional. Y junto a los bancarios de todo el país irán a la huelga para reclamar paritarias sin techo.

Hoy comenzó el paro por 48 horas que llevan a cabo los trabajadores del Banco Provincia para exigir que el gobierno que encabeza María Eugenia Vidal, de marcha atrás con la ley que reformó la caja jubilatoria de esa entidad crediticia.

En este contexto, el titular del Banco, Juan Curuchet, adelantó a los empleados que va a aplicar descuentos sobre los salarios a quienes se adhieran a la medida de fuerza dispuesta por La Bancaria y las comisiones internas de la entidad que es la segunda huelga de 48 horas en menos de dos semanas, lo que implicará seis jornadas sin atención al público ya que el lunes y martes son feriados de carnaval.

Vale recordar que, no hace mucho, el gobierno bonaerense promulgó la ley que modificó el régimen previsional vigente para los empleados del Banco Provincia que, entre otras cosas, elevó la edad para acceder a la jubilación, en forma escalonada, desde los 57 actuales a los 65 años.

Todo el país

Tras más de un mes de negociaciones salariales y con las entidades plantadas en una oferta del nueve por ciento, los bancarios realizan un paro nacional de veinticuatro horas este 9 de febrero.

La Asociación Bancaria, impulsa esta medida de fuerza en rechazo a la oferta planteada por las cámaras empresariales en el marco de la negociación paritaria del sector. Además, en caso de que no existan avances en las discusiones salariales, el plan de lucha seguirá con una medida de fuerza de cuarenta y ocho horas para los días 19 y 20 de febrero.

Al respecto, Miguel Cash, delegado del Banco Credicoop y responsable de la Juventud Trabajadora de la Fede, señaló que “estamos impulsando esta medida de protesta, porque es la adecuada para plantear el descontento de los trabajadores respecto a la propuesta salarial que nos hacen las patronales bancarias que, después de haber ganado y de seguir ganando millones de pesos, quieren dar una recomposición salarial irrisoria”.

Cash también sostuvo que “ellos ofrecen un nueve por ciento de aumento, pero desde que se lanzó la pauta inflacionaria que planteó el mismo gobierno, hablan de un diez y del quince por ciento y, ahora, se habla de un diecinueve por ciento”.

Y añadió que “la patronal sostiene este nueve por ciento en más de cinco reuniones, desde diciembre, con discusiones y con conciliaciones obligatorias”, por lo que “el sindicato apoyado por la totalidad de los trabajadores, dispuso esta medida de fuerza que se preparó mediante actividades y con asambleas en los lugares de trabajo que, por eso, será contundente”.

Asimismo reconoció que la medida de fuerza “va a afectar a los usuarios, pero a esto nos lleva este gobierno y su intransigencia” ya que “para ellos no existe el término negociación, son cerrados, pusieron ese número y no se bajaron”.

 

EXIGENCIAS A LOS MINEROS EN JAQUE8.2.18

La estrategia de agotar

El interventor de Ycrt no sólo se negó a reincorporar a los trabajadores despedidos sino que les sugirió cambios en su convenio colectivo. Lo que hay detrás de una estrategia que ya hemos visto en otras épocas.

En el marco del conflicto surgido en las dos ciudades argentinas dedicadas casi exclusivamente a la minería del carbón, Río Turbio y Veintiocho de Noviembre, que vieron perder sus puestos de trabajo a casi 500 de sus mineros, en estos días aparece una clave sustancial para entender el asunto: el rechazo del interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (Ycrt), Omar Zeidán, a reincorporar a los despedidos y su reclamo porque estos acepten el cambio de su muy buen convenio colectivo de trabajo.

Esta comprensión del delicado panorama para estas ciudades de sólo 12 mil y 9 mil habitantes respectivamente se de mejor si recordamos que en la provincia de Santa Cruz, tras conflictos similares, otros trabajadores altamente capacitados, como los petroleros, debieron aceptar la pérdida de derechos garantizados en sus respectivos convenios para resolver el problema, más inmediato, de la desocupación.

Así las patronales de la minería fueron limando las posibilidades de este importante sector de la economía santacruceña, esto con la ayuda nada desdeñable del propio gobierno nacional, que para el caso de Río Turbio sólo necesitaría con poner en funcionamiento la mega usina que, terminada ya en un 90 por ciento, puede evitar los despidos actuales y, de paso, convertir el área, que hasta ahora es meramente minera, en un polo energético.

Pero, ¿para qué despedir y estresar a tantos trabajadores y después exigir que acepten tranquilamente la pérdida de derechos? Pues bien: para que el macrismo, que ya tiene en carpeta un paquete ajustador sobre la avanzada legislación laboral argentina, se pueda permitir avanzar en su proyecto de un país desindustrializado, llevando a los más capaces de sus obreros a una situación sin salida y en el marco de precedentes, peligrosos para la clase trabajadora, de sesión de derechos y derrota.

Para agravar las cosas, Zeidán, hombre del senador nacional macrista por Santa Cruz, Eduardo Costa, todavía no recibió a los trabajadores ni escuchó orgánicamente sus legítimos reclamos, a los que delegó en segundas y terceras líneas de la empresa, de cuya persistencia como tal depende, lisa y llanamente, la propia persistencia de las dos ciudades fronterizas condicionadas por la actividad de Ycrt que, por ahora, sigue siendo del Estado. Por ahora.

Mirada local

El periodista rioturbiense Moisés Pedroso, quien también es referente del FpV de la ciudad, enfatizó que la suya y la de Veintiocho de Noviembre “somos dos localidades hermanas” y que “ambas vivimos de Ycrt”. Agregó: “estos despidos a ambas localidades nos elimina porque nos mata la economía”.

Recordó que la primera de las reuniones de la Intersindical (que representa a los trabajadores de la mina) con el gobierno nacional para sortear el desdén del interventor a los mineros, tuvo resultados favorables, en los que se compensaban las reducciones salariales con mayor producción de carbón y ventas del mismo, de a decenas de miles de toneladas, al vecino Chile.

Esto, tras un cuarto intermedio, no fue cumplido, pese a las promesas del ministro de Energía, Juan José Aranguren, que hace unos meses llegó al pueblo para mentir el proyecto de exportaciones. Como toda respuesta apareció la del esquivo Zeidán exigiendo que los trabajadores cedieran derechos y negando reincorporaciones. “La empresa no contempló nunca a los despedidos”, dijo al respecto Pedroso y agregó: “no están dispuestos a negociar por los compañeros”.

“Con este nuevo gobierno no se invirtió en el yacimiento, aunque hablan de una inversión no existió”, le sumó y en ese sentido, recordó: “a la central sólo le falta que vengan los expertos, aprieten el botón y la pongan en funcionamiento”. “Este gobierno de la alianza Cambiemos no está interesado que acá produzcamos energía para la Argentina”, sostuvo.

“Este recorte del convenio colectivo de trabajo es una vergüenza”, observó el periodista con respecto a la propuesta, para nada superadora del conflicto, de Zeidán, que no es otra cosa que la expresión oficial macrista sobre la situación en que se encuentra la mina, que es la más productiva en su rubro dentro de toda Sudamérica.

“Están buscando volver a la nefasta década de los noventas con la flexibilización laboral”, opinó y recordó que en esos años “nosotros como empleados o trabajadores no teníamos derecho a nada”. “Estos Ceos tienen la idea de comprar energía en otro lado” cuestionó y agregó: “lo que no dicen es que nosotros volveríamos a comprarle a Chile nuestro propio carbón a un precio un poco más caro”.

Puntada con hilo en el gabinete1.02.2018

Un gobierno de hechos

En un tono autocelebratorio, Macri anunció una reducción de la planta política en el Estado nacional y de esta manera marcó una hoja de ruta para el resto del año ¿Qué esperar ahora? Más vaciamiento, eliminación de subsidios y despidos. Los verdaderos motivos de la medida

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, en el marco de la creciente erosión que sufre la imagen de su gobierno debido a la situación económica y los escándalos en el seno del gabinete –como el protagonizado por el ministro de Trabajo Jorge Triaca- presentó ayer un plan de “mini reforma del Estado” que apunta a reducir la cantidad de funcionarios en la administración nacional y ordenó suspender los aumentos de sueldo para los cargos ejecutivos.

En total el recorte representaría el 25 por ciento de los cargos políticos en el Poder Ejecutivo y supondrá un “ahorro” de 1500 millones de pesos. Con estos números una conclusión es clara: se trata de un recorte simbólico que cumple una función disciplinadora dirigida la sociedad de cara a lo que resta del año.

Esta iniciativa fue presentada por el mandatario como un paquete de auto-austeridad en momentos en los que se le siguen exigiendo esfuerzos a la población que viene soportando los tarifazos, la inflación y el desempleo.

La medida no es caprichosa y busca legitimar puertas adentro, pero también de cara a la sociedad, los recortes sociales que el gobierno ansía continuar. Por eso no es casualidad que el decreto se haya presentado en conferencia de prensa al mismo tiempo que los trabajadores del Inti cortaban la Avenida General Paz para resistir los 250 despidos ordenados por la cartera de Ciencia y Tecnología.

La cantidad de funcionarios públicos en la administración Cambiemos se amplió notablemente en relación a gobiernos anteriores. Una constante durante los últimos dos años en los edificios públicos nacionales ha sido la multiplicación de Coordinaciones, Direcciones y Subsecretarías que en su mayoría cayeron en manos de amigos y familiares de los principales miembros del Gabinete.

Así las cosas, la reducción que propone Macri es equivalente al aumento de cargos que realizó en diciembre de 2015. De dieciséis ministerios se pasó a veinte y de cuatro Secretarías por cada cartera se pasó a un promedio de seis.

Por ejemplo Marcos Peña ubicó en la estructura gubernamental a su primo, Miguel Braun, que además de ser dueño de la cadena de supermercados La Anónima, es Secretario de Comercio Interior. A pesar del claro conflicto de intereses que se presenta en el caso, el supermercadista no integra la “lista negra” diseñada por el propio Ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

Pero este no es el único “ubicado” por el Jefe de Gabinete. Andrés Peña –hermano- renunció recién hoy a la Subsecretaria de Desarrollo Institucional Productivo del Ministerio de Producción y Félix Peña –padre- era hasta ayer asesor del Consejo de la Producción.

Un caso paradigmático en estos días –y quizás el que motorizó la medida- es el de Jorge Triaca, quien a pesar de las denuncias en su contra por practicar un nepotismo que generó recelos en las huestes gubernamentales incluso antes del affaire Sandra, se mantiene firme en su cargo. Es que el ministro de Trabajo además de colocar a su empleada doméstica –a quién mantuvo “en negro” durante años- en el Somu bajo su intervención, acomodó a su esposa María Cecilia Loccisano, a sus hermanas Mariana y Lorena Triaca, y a su cuñado Ernesto Martí Reta

Objetivos y guía

Como sucede con cada una de las medidas presentadas por el Ejecutivo, los argumentos que las sustentan no dan cuenta de los objetivos implícitos en la misma.

Según el propio presidente, la reforma tiene la meta de achicar el déficit fiscal y emitir una señal de austeridad a la tropa propia, la cual, como se sabe, abusa en la utilización de los recursos del Estado para acomodar familiares, desplazarse los fines de semana, sumar viáticos, etc.

Sin embargo, una vez más los datos desmienten los argumentos explícitos esgrimidos por el presidente: el recorte de puestos jerárquicos y la suspensión de paritarias para funcionarios supone apenas un ahorro anual de 1.000 millones pesos, cuando el gasto total previsto en el Presupuesto 2018 llega a 2,78 billones. El ahorro es ínfimo e insignificante ya que equivale al 0,036 por ciento del gasto.

Entonces: ¿cuáles son los verdaderos objetivos? Para encontrarlos alcanza con realizar una vieja operación de la dialéctica marxista que consiste en poner el fenómeno “patas arriba”.

El recorte en puestos jerárquicos es la justificación del empleo público que se destruyó en los primeros dos años de gestión pero, especialmente, el punto de partida para profundizar esta política de cara al 2019. Los despidos en el Inti son un claro ejemplo, como lo son los recortes en el Conicet o la eliminación de programas de saneamiento ambiental. Para que no queden dudas: esta política de “auto austeridad” que se infringe el gobierno es el impulso para acelerar el ajuste.

La eliminación de paritarias para los puestos jerárquicos de la Administración Pública Nacional opera de manera similar: es el primer paso para justificar un techo en las negociaciones salariales del diez por ciento durante 2018 y para legitimar la discusión sobre su aplicación en 2019.

Como se sabe la derecha no da puntada sin hilo. Los objetivos explícitos de cada una de las medidas que presenta hay que buscarlos en aquello que escamotea.

Encima, los antecedentes no tributan a la credibilidad de las decisiones del propio presidente. Es que Macri, por ejemplo, había acordado con la oposición que los familiares de los funcionarios no iban a entrar en el blanqueo de capitales. Semanas después, el gobierno cambió la normativa por decreto y el hermano de Macri blanqueo más de treinta millones de dólares.

¿Sucederá lo mismo en este caso? Tampoco iba a haber reforma previsional y la hubo. Nobleza obliga, se trata de un gabinete de hechos aunque estos contradigan sus propias palabras.

Conflicto en el Inti1.02.18

Ajuste en ciencia e industria

El reclamo de 250 trabajadores despedidos en el Instituto refleja la política económica de la derecha

En consonancia con la hipótesis de que el “ajustazo” en la planta política del Estado apunta a legitimar el recorte, vaciamiento y despidos en el Estado, el gobierno echó a doscientos cincuenta personas del Instituto Nacional de Tecnología Industrial. Por ello, los trabajadores mantuvieron un corte en la Avenida General Paz a la espera de que los funcionarios los reciban para conformar una mesa de diálogo.

"Esto se enmarca en el plan de ajuste que el Gobierno viene realizando sobre las dependencias estatales, tocándole en esta oportunidad al Instituto referente de la industria nacional", señalaron los delegados en un comunicado.

El Instituto tiene en todo el país unos 3.100 trabajadores y los despidos en el interior alcanzarían los 38, mientras que el resto corresponderían al Parque Tecnológico Migueletes.

La medida es coherente con la política de recortes en ciencia y tecnología como así también en todo el Estado. Estos ajustes están contemplados en el Presupuesto 2018.

En términos reales el presupuesto estima un recorte en el gasto del uno por ciento en relación al PBI. Por su parte, la disminución en el gasto corriente estará motorizada por la quita de subsidios a los servicios. Por ejemplo, en el sector energético el recorte es de más del veinte por ciento y en transporte del cinco. Además las partidas destinadas a salarios de la administración pública (16,4) estarán por debajo del techo inflacionario –que con el macrismo funciona como piso-, lo que redundará en una nueva pérdida del poder adquisitivo de los estatales.

Para Ciencia y Tecnología también habrá menos fondos, ya que el nuevo presupuesto estima un “incremento” del 13 por ciento para esta cartera. Sin embargo, con una inflación proyectada al 15 por ciento, en términos reales se trata de una reducción de dos puntos. Algo similar sucede en la cartera de Trabajo, Agroindustria y Producción, como en las secretarías de Vivienda y Urbanismo.

 

Todo a Costa de los trabajadores 31.1.2018

El Ejecutor

Negocios y negociados. De clientes a despedidos ¿Qué hay detrás de la destrucción del proyecto energético en Río Turbio? ¿Por qué esta obsesión del Staff Cambiemos por las eólicas?

“Hay un ensañamiento, una vendetta con Santa Cruz, Río Turbio y la cuenca carbonífera, porque es aquí donde Costa se llevó una derrota histórica”. De esta manera, Adonis Rojas, se refirió al costado que permite comprender lo que está pasando con la mina y al papel siniestro que tiene en esto quien es el mentor del interventor Zeidán, el senador nacional Eduardo Costa, el hombre fuerte de Mauricio Macri en Santa Cruz, a quien Rojas no duda en llamar El Ejecutor.

Como Costa, Zeidán proviene de la UCR e integró el bloque de concejales de ese partido en el deliberativo comunal de Río Turbio. Desde su banca avaló convenios, proyectos y presupuestos que, como interventor ahora cuestiona.

¿Pero por qué será? Meses atrás, el subsecretario de Desarrollo Minero, Mario Capello, reconoció en una entrevista cuyo audio reprodujo el portal De La Cuenca, que hay un proyecto para avanzar en una granja eólica que reemplazaría al proyecto energético en Río Turbio ¿Quién está detrás de esa iniciativa? Capello fue claro cuando señaló: Eduardo Costa.

Entonces ¿el jefe político del interventor que está vaciando el proyecto energético en Río Turbio tiene entre manos un proyecto alternativo vinculado a la construcción de una granja eólica?

Si al leer esto usted está pensando que Jorge Lanata o algún otro adalid de la lucha contra la corrupción salió corriendo a informar a Laura Alonso, se equivoca.

Lejos de eso, tal como lo recuerda Rojas, “Lanata, junto a TN y esos medios le dieron lugar hasta el cansancio a Eduardo Costa para que repitiera que nosotros ganamos fortunas, todo para desprestigiar a la mina y a los trabajadores”. Así se cocinó la campaña que devino en los quinientos telegramas de despido.

Business is business

Pero al parecer no es este el único negocito que el diputado espera hacer a costillas de la destrucción del proyecto energético en Río Turbio, sus trabajadores y toda la comunidad de la cuenca carbonífera.

Es que esto de las eólicas parece ser una obsesión del Staff Cambiemos, y esto va más allá de cualquier interés por las energías limpias y el medio ambiente. Y si para muestra alcanza con un botón, por ahí deben andar los quince millones de dólares que, con un simple pasamanos, se hizo durante 2016 la firma insignia de los Macri, Sideco Americana, que sin pasar por licitaciones públicas creó cuatro empresas a nombre de un insigne contador, que adquirieron seis parques eólicos en Chubut y Miramar, provincia de Buenos Aires.

Meses después revendieron esos parques a Goldwind y Genneia y así, sin moverse del asiento, se hicieron con una fortuna. Eso sí, para demostrar que es agradecido, en su primera actividad oficial del año, el presidente visitó el parque eólico que, ahora, ya le pertenece a Genneia.

Pero volvamos al diputado santacruceño. Costa declara poseer algo así como una docena de empresas, entre ellas Hipertehuelche, una especie de Easy patagónico y la concesionaria que lleva su apellido. Significativamente, en épocas de estabilidad laboral y mejores salarios, muchos de los operarios que ahora su lugarteniente deja en la calle, engrosaron la fortuna de Costa, al adquirir los materiales con que construyeron sus viviendas y los automóviles que les permitieron soñar con que el Estado de Bienestar es posible.

Pero como al parecer nadie puede sobrevivir sólo con dos empleos, los negocios de Costa se diversifican se amplían hacia Patagonia Retail, accionista principal de Energía Patagonia SA, cuyo estatuto social explica que esta firma fue creada para desarrollar como actividad principal la “operación, comercialización y mantenimiento de parques eólicos, pudiendo vender energía en el mercado spot y/o a privados”, así como la “fabricación, ensamble y comercialización de generadores eólicos, térmicos a partir de turbinas y grupos electrógenos a gas o diesel o fueloil; de energía hidroeléctrica y paneles solares; pudiendo ser nuevos o usados. Importación y exportación de los mencionados generadores o de partes de los mismos”.

Está claro que en el ADN del Estado Liberal Burgués está inscripto el carácter simbiótico que posee con el poder corporativo. Lo de Costa y el proyecto energético en Río Turbio es un contundente ejemplo que, además, explica por qué le dicen El Ejecutor.

Crece la movilización31.1.2018

Marchas en Buenos Aires

Mientras se profundizan los despidos y suspensiones, desde diferentes puntos del país se presentan expresiones unitarias que reclaman un centro que las coordine.

Ayer martes, trabajadores del Hospital Posadas volvieron a realizar medidas de fuerza en repudio a los 122 despidos perpetrados en ese nosocomio y, en este contexto, protagonizaron una caravana hacia el centro de la ciudad de Buenos Aires donde bloquearon el tránsito vehicular en la intersección de las avenidas 9 de Julio y Belgrano.

Fue ahí donde convergieron con sus pares del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), así como de las empresas Cresta Roja y Latam que en todos los casos presentan reclamos similares a los del Posadas.

En el Inti, durante las últimas semanas se conoció el despido de setecientos trabajadores que, según se supo, sólo son una parte de la lista que el gobierno espera dejar en la calle, al tiempo que en Cresta Roja, tras dos años de achique, despidos y promesas incumplidas por parte del gobierno y la patronal, la situación vuelve a caldearse porque la empresa avícola acumula deudas por 450 millones de pesos en cheques rechazados. Y, en el caso de Latam, los cinco gremios aeronáuticos denuncian la falta de avances en la negociación paritaria.

Pero de ninguna manera son estos los únicos conflictos abiertos durante el cierre de enero. Hoy, la multinacional Cargill echó a 44 trabajadores de la planta de Punta Alvear, ubicada en la localidad santafesina de Alvear, porque no aceptaron retiros voluntarios.

Mientras tanto, el Diario Hoy de La Plata ofreció abrir retiros voluntarios, en el contexto de una conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo, después de que los trabajadores se declararan en estado de alerta como consecuencia de varios despidos.

Y, al parecer, la sangría que castigó a los trabajadores del sector lácteo durante 2017, amenaza con seguir este año. Ayer, la tradicional empresa láctea Ilolay anunció el cierre de su planta en la localidad de Suardi, por lo que setenta operarios corren el riesgo de perder sus empleos.

Por su lado, desde otro sector duramente golpeado también llegan malas noticias. La textil Ciudadela lleva setenta años produciendo, pero ahora la destrucción del mercado interno y la apertura indiscriminada de importaciones que perpetra el Gobierno Cambiemos, la puso contra las cuerdas.

La empresa está acordando el despido y el pago en nueve cuotas de las indemnizaciones del noventa por ciento de su personal, en tanto que los que todavía mantienen el trabajo están suspendidos.

La firma fue adquirida en 2015 por el grupo multinacional TN & Platex que es la algodonera más grande que opera en Latinoamérica que, de acuerdo al Sindicato de Empleados Textiles, desde ese año ya despidió a alrededor de seiscientos operarios en diferentes unidades productivas establecidas en nuestro país.

Articulación

Es en este contexto en el que, también y trabajosamente, crece la organización y articulación de las luchas. Trabajadores del Senasa paralizaron el organismo hasta el viernes venidero, para repudiar los 130 despidos producidos y “las arbitrarias y peligrosas decisiones de sus autoridades, que eliminaron los servicios de inspección veterinaria y dejaron sin funciones a otros más de mil empleados”.

Asimismo, denuncian que el achique y vaciamiento del organismo se perpetra con la complicidad de las patronales agrupadas en la Sociedad Rural, Coninagro, Carbap y CRA.

Por su parte, después de que el período de conciliación dictado no sirviera para acercar posiciones, los trabajadores del Bapro pararán mañana y el viernes contra la reforma de las condiciones previsionales que impulsa la gobernadora María Eugenia Vidal que, entre otras cosas, eleva la edad jubilatoria y baja el monto de las jubilaciones.

Y, ante los más de mil despidos que se suman en el sector azucarero de Salta y Jujuy los trabajadores de los ingenios El Tabacal, San Isidro, La Esperanza y Ledesma definirán un plan de lucha conjunto, ya que coinciden en denunciar una “avanzada del empresariado con acompañamiento de los gobiernos nacional y provinciales”.

Vaciamiento, despidos y resistencia31.1.2018

Todo turbio en la minera

Marcos Peña adelantó que iban a destruir el proyecto Río Turbio y ahora cumplen. “Vine a traer la solidaridad del PC, la Conat y la Fede a los compañeros que sostienen este conflicto”, dijo el secretario Sindical del PC bonaerense, Emanuel Ríos, quien está en la localidad santacruceña.

En Río Turbio se viven horas de tensión. La frase fue utilizada muchas veces en crónicas periodísticas pero no por eso deja de tener rigor para describir una situación que comenzó a hacer eclosión hace un par de semanas, pero que encuentra su génesis algo más atrás, en diciembre de 2015, con la llegada a la presidencia de Cambiemos.

Después de que ayer protagonizaran una contundente caravana que culminó con un acto en la plaza principal de esta localidad santacruceña, los trabajadores de Yacimientos Carboníferos Río Turbio (Ycrt), junto a los vecinos de la ciudad, se mantienen ante la boca de la mina, en vigilia, para manifestar el rechazo a los más de quinientos telegramas de despido enviados por la empresa. Y, mañana jueves, los trabajadores y la Intersindical, llevarán a cabo una asamblea para decidir los pasos a seguir.

Con este telón de fondo se está llevando a cabo, en Buenos Aires, una negociación cuyo resultado no parece ser muy alentador a la luz de las constantes chicanas a las que echa mano la intervención de la empresa para intentar dilatar y hacer fracasar cualquier posibilidad de acuerdo.

Es que, detrás de los despidos se esconde una trama mucho más siniestra que deja al desnudo que, la verdadera intención del Gobierno Cambiemos, también en este caso, es destruir una herramienta de valor estratégico para el desarrollo económico del país, para favorecer negocios de integrantes de su propio staff y amigos de La Rosada.

Todo comenzó al promediar 2017, cuando el tándem judicial-massmediático cargó con una denuncia presentada por el fiscal, Carlos Stornelli, sobre el presunto desvío de 26 mil millones de pesos.

La denuncia fue desestimada por el juez federal, Luis Rodríguez quien entendió que en el dictamen del fiscal no había elementos para llamar a indagatoria a Julio De Vido, que era lo que pretendía Stornelli, ya que el presunto desvío no era otra cosa que un convenio entre Ycrt y la Universidad Tecnológica Nacional Regional de Santa Cruz, esto es, acuerdo entre dos dependencias estatales.

Pese a esto, desde la massmedia de gobierno se siguió amplificando la asociación entre esta denuncia y palabras y frases tales como “se robaron todo”, “soborno”, “coimas” y “facturas truchas”. La rueda había sido puesta a rodar.

Como pasó con otras cosas, el Mauricio Macri candidato dijo que se iba a terminar la obra en marcha en Río Turbio, pero el Mauricio Macri presidente hizo lo contrario. Aquí también como con otras obras públicas, apenas asumido el Gobierno Cambiemos paralizó lo que avanzaba, con la promesa de proseguir el proyecto después de auditar lo hecho.

Pero lejos de esto, con la llegada de 2018, de la mano del interventor Omar Zeidán, se profundizó el plan de vaciamiento de la mina. Primero fueron las indisimuladas presiones para que los trabajadores se acogieran a retiros voluntarios, después vinieron los telegramas de despido y el envío a Río Turbio de, al menos, trescientos efectivos de Gendarmería.

¿Pero esto puede sorprender a alguien? Queda claro que la improvisación no es habitual en el elenco Cambiemos. No hace mucho, al presentar su informe ante el Senado, Marcos Peña, admitió que durante 2018 no se tiene previsto hacer ninguna inversión de capital dentro de la empresa que, además, padecerá un recorte de casi veinte puntos en su presupuesto. Esto quiere decir que no va a haber dinero para que se finalice la usina termoeléctrica a base de carbón que permitiría aportar al sistema interconectado 240 MV de potencia.

Pero esto no es todo. El jefe de Gabinete reconoció que esto va a tener un impacto en gastos operativos y salarios del orden del diez por ciento, esto es, se va a congelar en 3.435 millones de pesos ante los 3.818 millones de 2017.

Como en los 90

Los despidos ya son una realidad en Río Turbio, pero también lo es la resistencia que -como durante los 90- exhibe codo a codo a los operarios de la mina, sus familias y el resto de los vecinos de esta ciudad y 28 de Noviembre que saben que si prospera este putsch, toda la comunidad de la cuenca carbonífera de Santa Cruz va a quedar letalmente tocada.

Lo que ahí está pasando es paradigmático de a qué vino el tándem de poder que se instaló en La Rosada en diciembre de 2015, pero también puede convertirse en un modelo de resistencia y organización que construya desde la necesaria unidad en la acción.

“Vine a traer la solidaridad del Partido Comunista, la Conat y la Fede a los compañeros que sostienen este conflicto, a decirles que aquí estamos para todo lo que precisen”, dijo el secretario Sindical del PC de la provincia de Buenos Aires, Emanuel Ríos, quien está en Río Turbio.

Después de recordar que Ycrt es la carbonífera que más produce en Latinoamérica, hizo hincapié en que los quinientos trabajadores despedidos -sobre una planta que poseía 3.500- son mineros, tras lo que denunció que esto “forma parte de un proceso de vaciamiento iniciado desde que Macri es presidente, algo que va de la mano con la decisión de frenar la usina termoeléctrica a base de carbón, lo que dejó en la calle a mil trabajadores de la construcción”.

Y destacó que “el sueño de los mineros de Río Turbio es que el carbón que extraen se convierta, desde aquí, en energía eléctrica, algo que estaba encaminado con la decisión del gobierno de Cristina Fernández de construir la usina que Macri paró”.

En este contexto, hoy miércoles sigue la vigilia de los trabajadores en la boca de la mina y se llevó a cabo un abrazo simbólico a la usina “esperando que se retome la negociación en Buenos Aires” señaló Ríos y recalcó que “ellos no tomaron la mina, todo el pueblo está en la boca de la mina y ahí permanecen”. Y aclaró esto porque desde la intervención argumentaron que, ante una presunta toma de la mina, se levantaban de la mesa de negociación.

Por otra parte, ayer martes tuvo lugar una impresionante caravana de casi ocho kilómetros de automóviles, protagonizada por obreros y vecinos de esta comunidad de cuarenta mil habitantes que tiene a la mina como eje de su economía. Todos saben que sin mina están condenados a desaparecer.

Orgullo de clase y de ser minero 31.1.2018

Hombres de carbón

“Hay un problema energético nacional y el gobierno desiste de avanzar en la construcción de la usina a la que sólo le falta un quince por ciento”, denunció el delegado de ATE, Adonis Rojas.

“Aquí no se trata sólo de despidos”, recalca el delegado de ATE e integrante de la Agrupación Verde y Blanca de Río Turbio, Adonis Rojas, sin equivocarse a la hora de ir al tuétano de la cuestión.

Este trabajador de la mina insiste en que “nuestra razón de ser es el carbón”, pero también en que para comprender qué está pasando en Río Turbio “hay que hablar de geopolítica” y grafica: “el patio de atrás de mi casa da a la frontera con Chile, así nació la mina”.

La síntesis de Rojas es elocuente, tanto como cuando explica que “en la historia de nuestro pueblo siempre estuvo el anhelo de tener una carboeléctrica estatal en boca de mina”, algo que permitiría complementar la extracción de mineral con la generación, venta y distribución de energía.

Este sueño de generaciones de rioturbienses pareció que se convertiría en realidad cuando el gobierno que encabezaba Néstor Kirchner “lo materializa y se comienza a construir la usina frente a la boca de mina”, un proyecto que si hubiera continuado “generaría energía para abastecer, aproximadamente, a cuatro provincias a través del interconectado nacional”.

Por eso, insiste Rojas, “somos la solución al problema energético nacional” y con orgullo resalta que “los trabajadores tenemos propuestas como para hacer sustentable a Ycrt y que nuestra empresa genere para el Estado”.

Pero en los dos años que lleva la intervención designada por el Gobierno Cambiemos “se ocupó de tirar abajo a la mina y al trabajo de los mineros” y, como en otros casos, lo hizo con argumentos tan pueriles como efectivos: “esto no sirve y no es redituable”, “es un gasto para el Estado”, son algunos de los conceptos repetidos hasta el hartazgo por propaladoras massmediáticas y sus principales operadores.

La campaña de desprestigio de Ycrt y de sus trabajadores tuvo un capítulo relevante en el cuestionamiento de los salarios que reciben los mineros. Tipos que cobran en dólares por repetir en TV los libretos que escriben grupos del poder más mafioso que pueda exhibir el capitalismo, recriminaban que los operarios cobraran salarios de cuarenta mil pesos, suma que en Río Turbio sólo alcanza para mantenerse -con suerte- sobre la línea de flotación.

“Pero los trabajadores sabemos que esto es mentira”, enfatiza desde la médula de la identidad de clase el minero Rojas y con bronca comenta: “hay un problema energético nacional y es paradójico que ante este panorama, el gobierno desista de avanzar en la construcción de la usina a la que sólo le falta un quince por ciento”.

Pero pese a todo, lo hace y para esto primero se escudó en la necesidad de hacer una auditoría que se extendió en plazos inexplicables y, como no pudo encontrar nada significativo, simplemente, comenzó a presionar con los despidos que implementó poco después.

Queda claro que la realidad de Río Turbio puede ser difícil de comprender para quienes viven en Buenos Aires u otras grandes metrópolis del país. Pero, más allá de la solidaridad y empatía que la situación de estos obreros debería despertar en cualquier trabajador, hay un aspecto que puede resultar mucho más pragmático. La potencia total instalada de capacidad de generación de energía eléctrica del país es de alrededor de 35 mil MW, por lo que 240 MV más -que están al alcance de la mano- serían un aporte significativo. Recuérdele esto a su vecina cuando, el mes que viene, le llegue la factura de luz con un nuevo aumento.

La resistencia

Mientras tanto la situación de quinientas familias y de toda una comunidad enclavada en el sur de la Patagonia pende de un hilo. A la campaña de intimidación que buscó que los trabajadores aceptaran el retiro voluntario se suman ahora los despidos y la gendarmería que acecha.

La intervención a cargo de Zeidán comenzó una campaña de terror que no cesa en un contexto en que la posibilidad de que llegue el telegrama tiene en vilo a todos, mientras que para quienes ya lo recibieron la incertidumbre aún es mayor en una zona inhóspita donde la posibilidad de conseguir aunque sea una changa es una quimera y donde, aún en esta época del año, el frío cala los huesos y obliga a poner algo sobre la mesa, sobre todo cuando hay pibes.

“Esto es un desastre social”, alerta Rojas y hace hincapié en que “si no paramos esto, aquí va a quedar sólo un pueblo fantasma”.

Sus dichos no son antojadizos. “Ni siquiera hay un equipo de psicólogos que contengan en esta situación a las familias de los compañeros”, remarca y con dolor recuerda: “hace poco murió un compañero jubilado, Carvajal, y su hermano después de 35 años de servicio en la mina recibe el telegrama y a las tres horas muere, de un paro, con el telegrama en la mano”.

Esta historia tan verídica como extrema es un espejo donde cientos de obreros y sus familias temen reflejarse. “Hay compañeros que no aguantan la presión de estar esperando cada día que el cartero les toque la puerta para entregar el telegrama” refirió Rojas.

Pero en medio de este panorama desolador, hay luces que se encienden. “Ayer estábamos en una vigilia, cantamos el Himno, todos con los cascos prendidos, algo muy simbólico para los mineros, porque en las entrañas de la tierra, esa luz de la lámpara de los cascos son nuestros ojos, los que nos guían adentro de la mina” recuerda y, sin ocultar su emoción, enfatiza: “todos nos pusimos a llorar y dos chicos sacaron el telegrama del bolsillo, corrieron y entraron a la mina”.

De un lado valor, dignidad, entereza, bronca, coraje y compromiso de cientos de trabajadores unidos y resistiendo, como un puño cerrado, luchando por lo que les pertenece.

Del otro lo miserable que también caracteriza al ser humano. El acto desesperado de esos dos jóvenes obreros fue aprovechado por la intervención que, advertida por infiltrados, aprovechó el hecho aislado para levantar la mesa de negociación con la excusa de que la mina sigue tomada.

Y, en este punto, es prudente destacar que mientras el grueso de los trescientos gendarmes dispuestos por el Ministerio de Seguridad sigue agazapado en un cuartel del Ejército a veinte kilómetros del casco urbano, las provocaciones y la inteligencia interna -prohibida por Ley- son moneda corriente en Río Turbio.

“Hay un Megane gris que seguimos e interceptamos que es de Gendarmería y está haciendo inteligencia, sus ocupantes sacan fotos a los dirigentes y manifestantes”, apunta Rojas y denuncia “hay seguimientos, tenemos la patente y videos que así lo prueban”.

Pero pese a todo, la organización popular avanza y, en este contexto, mañana jueves, los trabajadores y la Intersindical, realizarán una asamblea que puede ser clave.

“Abajo hay movilización y unidad”, destaca Rojas y reclama que desde la política, aquellas fuerzas con representación parlamentaria se hagan cargo y se inmiscuyan en el conflicto, porque “el pueblo está en la calle movilizado aquí, pero también sabemos lo que pasa en Azul, con el Inti, el Posadas y los ingenios de Jujuy y Salta”.

De ahí que, sin dudarlo, el militante de ATE recalca que se está ante un problema político que tiene una consecuencia clara en el universo del trabajo.

Por eso es que es preciso “articular todas estas luchas, la nuestra con las de los compañeros de Azul, el Posadas, Salta el Inti, con todas las luchas”, ya que “debe ser una articulación nacional construida desde la unidad en la acción para resistir y enfrentar al gobierno y todo lo que representa”.

Y recalca: “nuestro ejemplo es claro y aunque sabemos que la burocracia nunca ha hecho un paro ni por sus propios trabajadores y menos lo hará, ahora, por nosotros que estamos en ATE, vemos que hay espacios de articulación que debemos profundizar, como los que se están dando entre sectores de la CTA y la CGT”.

Tironeada entre dos modelos de país31.1.2018

Una historia de idas y vueltas

De los 90 a la resurrección, las decisiones adoptadas sobre mina de Río Turbio expresan un claro índice de la puja existente entre diferentes proyectos de Estado.

Actualmente el carbón que Argentina importa de Sudáfrica aporta a incrementar el exorbitante déficit de la balanza comercial del país. Paradójicamente, ese mineral posee idénticas características a aquel que espera ser extraído de la mina de Río Turbio donde existe una reserva certificada para abastecer a alrededor de cuatrocientos años.

Pese a esto, no es la primera vez que un programa gubernamental se quiere llevar puesta a la mina. Comenzaba el siglo cuando, tras la entrega perpetrada durante los 90 que dejó el emprendimiento en manos de Sergio Taselli, la producción de mina quedó prácticamente paralizada y en una situación de precariedad tal que terminó de explotar cuando un accidente les costó la vida a catorce trabajadores.

A partir de ahí, el entonces presidente Néstor Kirchner, comenzó a desarrollar un ambicioso plan que se propuso modernizar la tecnología de extracción y cuadriplicar la producción, además de la renovación del tren que une la localidad con Punta Loyola, puerto de aguas profundas apto para cargar en buques de gran calado.

Pero también avanzar en la construcción de dos usinas con las que se esperaba producir 240 MV que aportarían al sistema interconectado nacional.

Pese a los contratiempos este desarrollo funcionó hasta diciembre de 2015 cuando, con la llegada del Gobierno Cambiemos se lo dejó en un limbo. Pero detrás de la presunta investigación de lo que se había hecho durante los gobiernos de Kirchner y Cristina Fernández, se congeló la inversión -con el consiguiente deterioro de lo hecho- y se puso al proyecto y desarrollo Río Turbio en la lista de oportunidades para los negocios de socios y amigos del staff gobernante.

Usina

Así, en septiembre de 2015, quedó inaugurada la primera usina que -con una turbina Siemens- produce 120 Megavatios, que comenzó a abastecer al sistema interconectado nacional, ya que también fue hecha la conexión. En diciembre de ese año, la usina tenía una reserva de cien mil toneladas de carbón, suficiente para su funcionamiento durante tres meses.

Ahora, la maquinaria de alta complejidad requerida ya fue adquirida, y tal como sucede con la mina, esta usina está parada.

Por su parte, a la otra usina -que sumaría120 MV- le falta un quince por ciento, algo que debió completarse en marzo de 2016 cuando estaba previsto que se pusiera en marcha la segunda turbina Siemens probada el año anterior.

El treinta por ciento de la energía que consume el planeta, tiene su origen en el carbón, entre los países que basan su producción en este mineral, figuran Alemania, Polonia y EE.UU.

 

Decretazo contra la Paritaria Nacional Docente30.1.2018

Agmer sale al cruce

“Rechazamos el decreto y el intento de disciplinamiento del gobierno de Macri hacia la clase trabajadores”, dijo desde la Conat, el paritario de Agmer, Leandro Pozzi.

Al rechazar el decreto que modifica las condiciones de la Paritaria Nacional Docente, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), cuestionó duramente al gobierno nacional y repudió lo que considera “un nuevo atropello contra los derechos”.

Lo hizo por medio de una declaración en la que su Comisión Directiva fijó postura al calificar a la medida de “inconsulta, unilateral y arbitraria”, tras lo que recalcó que “el gobierno se encarga de ignorar la paritaria docente y de incumplir la ley negándose a convocar a la Ctera y a los otros sindicatos nacionales a discutir salarios, condiciones de trabajo y formación docente”.

Al respecto, el representante paritario de Agmer e integrante de la Conat, Leandro Pozzi, fue categórico al remarcar su “absoluto rechazo al decreto y al intento general de disciplinamiento por parte del gobierno de Macri hacia la clase trabajadores”.

Asimismo, Pozzi advirtió que con decisiones como esta, el Gobierno Cambiemos “lo único que obtendrá como respuesta es una renovada resistencia a estas medidas que sólo buscan imponer un modelo económico donde haya un sector muy reducido de la población absolutamente privilegiado y marginadas a las grandes mayorías populares”.

Además, el integrante de la Conat aseveró que “los únicos beneficiado por estas políticas neoliberales, son el sector agroexportador, los ceos, las mineras y los dueños de las tierra”, al tiempo que “sale perjudicada la gran mayoría de la población” esto es “los que vivimos de la fuerza de nuestro trabajo que somos sometidos a salarios bajos y, cada vez más, a un mayor empobrecimiento en un contexto inflacionario que genera más pobreza”.

Y, al mismo tiempo, indicó que, así las cosas, “el gobierno impone más endeudamiento mediante la bicicleta financiera y construye una subordinación absoluta de dependencia extranjera imperial”, una situación “que nos pone nuevamente en la necesidad de luchar, coordinadamente, para poder articular una verdadera alternativa política y de esta manera frenar a este modelo de ajuste y de represión”.

Baradel, advierte

Mientras tanto, desde la provincia de Buenos Aires, Suteba volvió a alertar que rechaza “de plano” el intento gubernamental del ponerle un techo del quince por ciento a la recomposición salarial.

Lo hizo por medio de su secretario general, Roberto Baradel, quien fue claro al señalar que sería “irrisorio” y “un ensañamiento contra los trabajadores” que el ejecutivo avance en su decisión de proponer ese techo y sin cláusula gatillo, durante la negociación paritaria del sector.

Asimismo, Baradel volvió a insistir con el reclamo de Suteba para que las autoridades gubernamentales bonaerenses convoquen “cuanto antes” a los gremios docentes para dar “más tiempo” a la negociación, ante de la fecha fijada para el inicio del ciclo lectivo. Y advirtió que el gobierno provincial “ha elegido dilatar los tiempos”.

“Las consultoras privadas que avalan la política económica del gobierno, plantean que la inflación de este año va a ser de un 19 por ciento”, recordó el dirigente y añadió que “otras hablan de un 23 o un 25 por ciento”, por lo que “si el ofrecimiento fuera del quince, sería que hay un ensañamiento con los trabajadores”.

Tras lo que puntualizó que, si el Gobierno Vidal insiste en esa oferta, sería “algo irrisorio” porque significaría “un sueldo a la baja” que implicaría que los docentes seguirían “perdiendo poder adquisitivo”, algo que exhibiría una actitud de “ensañamiento con los trabajadores”.

EDUARDO BUZZI COMO ASESOR PRO26.1.18

“Un ejemplo de la defección y de la traición”

Así definió el responsable nacional del MCL, José Luis Livolti, a quien ahora asesora al macrista Emilio Monzó tras haber pasado por la izquierda y formado frentes populares hasta que, en el 2008, llevara a la Federación Agraria a ser ladera de la súper derechista SRA.

El conflicto por un tímido aumento en las retenciones a algunas exportaciones agrarias propuesto por la Resolución 125 en el 2008, dividió las aguas de la política en el país y dejó en claro quién era quién durante el primero de los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner.

Como se recordará, la irrupción del entonces oscuro vicepresidente argentino, Julio Cobos, promovió la fractura de la UCR, cuya institucionalidad, luego del definitorio voto “no positivo” del dirigente radical, terminó formando parte trascendental de la alianza Cambiemos junto con el derechista PRO, liderado por el empresario Mauricio Macri.

Entonces, la extorsión de las derechas argentinas en las rutas, sumada a cierta indecisión, hoy inocultable, por parte de un gobierno que no se animó a avanzar pese al masivo apoyo de los sectores populares, también partió al sector agrario de la economía y la política de nuestro país.

Fue cuando la Federación Agraria Argentina (FAA), nacida tras el Grito de Alcorta, protagonizado por pequeños y empobrecidos arrendatarios rurales a principios del siglo XX, quedó prendada a la acciones de la superderechista Sociedad Rural Argentina (SRA), crema y nata de la elite terrateniente. Al frente de la FAA estaba entonces Eduardo Buzzi, quien luego devino en furioso crítico del gobierno popular y ladero de los grandes apellidos del agro.

Tanto asumió Buzzi el papel que, pese a la exposición y las bendiciones mediáticas que recibió por su antikirchnerismo, terminó perdiendo poder en la FAA y boyando por los caminos de la política. Llegó a ser candidato a gobernador por el massimo en Santa Fe, pero no pasó ni las Paso.

Hoy se ha reciclado, pero su camino político, que nació en la izquierda y llegó a formar importantes frentes populares, está claramente marcado por la derecha: es asesor del macrista diputado Emilio Monzó, presidente de la Cámara Baja en el Congreso Nacional, conocido por haber querido “boxear” hace poco al radical disidente Leopoldo Moreau cuando se debatía un proyecto de ajuste bestial sobre los haberes de los jubilados y, afuera, policías y gendarmes efectuaban una terrible represión contra el pueblo.

La marca en la cara

José Luis Livolti, coordinador nacional del MCL, secretario del PC santafesino y responsable de la cartera agraria en la conducción nacional del PC, tras darse a conocer el nuevo rol político de Buzzi, expresó: “hay que ponerlo como ejemplo de la defección y de la traición”. En ese sentido, explicó que “hasta el 2006 o 2007, cuando empezó a virar, era un compañero”.

“Llegó a incorporarse, no orgánicamente, a las filas del PC”, puntualizó y añadió al respecto: “nos engañó su verdadera idiosincrasia, porque él abrazaba la idea de la construcción frentista”. “Tanto es así que en esas épocas, 2003 o 2004, había mucha coordinación y acuerdos entre la CTA, antes de que esta se partiera, y la Federación Agraria, conducida por él, y otros sectores del campo popular”, repuso.

Luego Livolti afirmó que la FAA después de Buzzi “está en manos de un sucesor de él, Omar Príncipe, un pequeño productor que tiene de a ratos algunas buenas opiniones sobre la defensa del sector al que representa y de a ratos un miedo bárbaro a cuestionar el modelo productivo sojero, que adoptaron hasta los pequeños y medianos productores”.

“Hoy están enfrentados porque Buzzi lo acusa de kirchnerista a Príncipe, que está bastante lejos de serlo y Príncipe lo acusa a Buzzi de traidor, lo que es bastante verdad”, observó y repuso: “cuando se habla de traiciones y panqueques u otras expresiones con las que se define a la gente que cambia abruptamente de posición política, Buzzi es el más acabado de los ejemplos”.

Recordó después que “en un momento, hacia el 2002, habíamos confluido en el Encuentro Popular de Rosario, que fue un embrión de frente en el que Buzzi había sido un actor fundamental”. Historió que de ese proceso participaron desde el degennarismo hasta el socialismo santafecino, pero que se empezó a romper por la defección, ante todo, de un progresivamente derechizado Buzzi.

“Nosotros terminamos yéndonos de la FAA en el 2008, en pleno conflicto de la 125”, señaló y resaltó: “en el Congreso de FAA de septiembre del 2008 hicimos una intervención muy importante, delante de 2 mil delegados en la asamblea, planteando por qué nos íbamos”. Le sumó: “porque la FAA estaba atornillada a la Mesa de Enlace”.

Dijo también que Buzzi “en función de concebir un conchabo para vivir de la política no le hace asco a nada, por eso terminó donde terminó”. Negó que pueda volver el ex dirigente agrario a los grandes espacios de la política y lo caracterizó como “un muerto político”. “Cada tanto hace una declaración irritante, pero es para ponerse en estado público y que se acuerden de que existe”, adujo y, finalmente, consideró: “está pasado de derechización”.

 

 

Cañuelas avanza...26.1.18

La CTA trabaja

Obras en barriadas populares son llevadas a cabo por la CTA. “Cuando queda mano de obra calificada en la calle por las políticas del gobierno nacional y el provincial, hay que seguir fortaleciendo la capacitación y las obras barriales en centros comunitarios, de salud y educativos”, dijo Mario Micheli.

El intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta, junto a la jefa de Gabinete, Marisa Fassi, la directora de Economía Social, Flavia Guardia, y responsables de obras públicas del municipio visitaron la obra de construcción de veredas que, en el barrio Maestra Guzzetti, lleva a cabo el ente ejecutor Coopense de la CTA.

Vale recordar que en esta zona, las intervenciones socio-comunitarias que desarrolla el ente incluyen mejoras en viviendas habitadas por personas en estado de vulnerabilidad económica y trescientos metros de veredas.

Aparte de la recorrida por las tareas, el jefe comunal, Marisa Fassi y Flavia Guardia dialogaron con el titular de la CTA Cañuelas-Lobos, Mario Micheli, además de vecinos del lugar con quienes intercambiaron opiniones sobre otras mejoras que necesita el barrio.

De este intercambio fructífero, surgió la propuesta de realizar mejoras en la calle Gobernador Allende que permite el ingreso del vecindario, asimismo, el intendente se comprometió a sumar más luminarias y arbolado público, así como a que el municipio aportes de materiales para extender las veredas más allá del límite acordado con Desarrollo Social.

Tarea cumplida

En el lugar, Micheli quien además es responsable del ente ejecutor Coopense destacó que “para nosotros, como ente, es muy importante que se conozcan las tareas que estamos realizando” y recordó que el Programa Argentina Trabaja “fue, es y será fundamental para el desarrollo de los titulares del ingreso social”.

Y fue claro cuando resaltó que, “en esta etapa donde vuelve a quedar mano de obra calificada en la calle como consecuencia de las políticas del gobierno nacional y el provincial, hay que seguir fortaleciendo la capacitación y las obras barriales en centros comunitarios, de salud y educativos”.

Tras lo que aseveró que “estas veredas son el primer espacio público a desarrollar y cuidar, nos muestran lo importante del cambio para el barrio y los frentistas”, a lo que añadió que “hacemos con un balance bastante positivo de cómo hemos trabajado los tres entes ejecutores de la CTA que, no sin dificultades, hemos avanzado en este tipo de tareas en cercas de treinta municipios de todo el Conurbano”.

Así las cosas, Micheli planteó que de cara a este año se presentan nuevos desafíos. “El futuro es incierto ya que hay varias versiones que preocupan, pero esperamos tener alguna charla oficial con el ministerio y que el ajuste no recaiga también sobre este núcleo duro y desprotegido del trabajo informal”, indicó.

Y finalizó destacando que “estos programas son absolutamente necesarios y legítimos, abordados desde la vinculación a la economía social y popular con un fuerte arraigo en obras barriales, comunitarias y capacitación popular”.

Abrazo de lucha a los medios públicos24.1.18

La TV pública resiste

Trabajadores, organismos de defensa de los derechos humanos y televidentes se dieron cita para decir basta al vaciamiento y entrega del sistema de medios públicos. “Vamos a seguir en la pelea por el derecho a la información y el derecho al trabajo”, señaló la trabajadora de prensa de Canal 7, María Clara Albisu.

Cerca de mil personas se convocaron en un abrazo simbólico a la Televisión Pública (TVP), contra el ajuste que perpetra el gobierno nacional, por medio del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos que dirige Hernán Lombardi.

Convocado por los trabajadores de prensa de la TVP agremiados en el Sindicato de prensa de Buenos Aires (SiPreBa), se convocaron en un abrazo simbólico al edificio histórico del Canal 7, trabajadores, periodistas, figuras del arte y la cultura junto a otros trabajadores de medios en lucha, sindicatos, televidentes, personalidades de la política y la cultura del campo popular y la izquierda, además de representantes de organismos de derechos humanos, entre ellos la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (Ladh).

La iniciativa surgió como necesidad de visibilizar el ajuste que sufre la única emisora de aire estatal, en un contexto de ofensiva macrista contra los medios públicos, que ya provocó 16 despidos en Radio Nacional.

Todo en un marco de represión y censura agravada por miles de despidos en el gremio de prensa, avalados por el gobierno que encabeza Mauricio Macri.

Los actores del conflicto coinciden en que la avanzada del gobierno contra el canal público es un ataque explícito a la libertad de expresión y el derecho a la comunicación, cuyo finalidad es destruir los medios públicos.

Por eso es fundamental la defensa de los puestos laborales, más aún, si se tiene en cuenta la campaña de desprestigio contra los trabajadores que lleva adelante el gobierno, fundamentalmente, por medio de Lombardi.

Al respecto, el SiPrebBa advirtió sobre el intento de privatización de la TVP, por medio de la terciarización y el vaciamiento de contenidos.

Palabras de aliento

Entre quienes acercaron su compromiso y palabras de alientos a los trabajadores de la TVP estuvieron la referente de Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas, Lita Boitano, las madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas y Taty Almeida, así como el titular de la Ladh, José Ernesto Schulman.

“Quiere instalar nuevamente la teoría de los dos demonios”, recalcó ahí Nora Cotiñas e hizo hincapié en el valor de los periodistas y los medios de comunicación como actores y participes de la democracia, la memoria y la verdad.

Por su parte, Schulman fue claro cuando señaló que proteger la televisión pública “es un acto de defensa de los derechos humanos, del derecho a recibir una información veraz y plural: es un acto en defensa de la memoria”.

Tras lo que destacó que Canal 7 es uno de los canales más comprometidos con la difusión de los juicios contra los genocidas, por lo que “el ataque a la TVP es un acto de la violencia estatal que procura una hegemonía cultural que nunca lograría por medios culturales, por eso apelan a la violencia de los despidos, la mentira y la difamación sistemática”.

En la misma dirección, la trabajadora de prensa de Canal 7, María Clara Albisu, no dudó cuando aseveró que “la gestión macrista plantea una austeridad que sólo es para los trabajadores y para la pantalla, mientras que con una campaña de difamación y mentiras atacan nuestros convenios y derechos laborales, emprenden una guerra contra los medios públicos y contra todo lo que es patrimonio del pueblo”. Y puntualizó: “su modelo comunicacional y de negocios es el de los grandes conglomerados de medios privados”.

Asimismo, recordó que “los trabajadores de medios públicos somos los que garantizamos que acá se escuchen todas las voces y no vamos a permitir el vaciamiento ni la censura” e instó a “pelear por una programación y un modelo comunicativo que contenga las voces del pueblo y por una programación que asegure la televisión pública y el trabajo de los compañeros”.

Por eso “las trabajadoras y los trabajadores de medios públicos vamos a seguir en la pelea por el derecho a la información y por el derecho al trabajo: vamos a luchar por cada puesto de trabajo de nuestro gremio, incluidos los compañeros despedidos de Radio Nacional, Pakapaka, Encuentro, la TDA y el Canal de la Ciudad”.

 

 

Solidaridad activa24.1.18

Junto a los trabajadores del Posadas

Sigue la lucha contra los despidos y el vaciamiento del nosocomio. “Es que es necesario fortalecer a la organización gremial, a los trabajadores mismos y, adentro del hospital, a la unidad de los trabajadores de ATE, la Upcn, la Cicop”, destacó el titular del PC provincial, José Chapu Urreli.

“Estamos acompañando a los compañeros y compañeras despedidos del Hospital Posadas y al conjunto de los trabajadores de la salud que representan un hospital de alta complejidad de toda esta zona del oeste que atiende a la gente más humilde”, señaló ayer el titular del Partido Comunista de la provincia de Buenos Aires, José Chapu Urreli, presente en la asamblea que se celebró en el nosocomio.

Fue una jornada tensa en la que, nuevamente, los trabajadores se vieron las caras con un fuerte operativo de Gendarmería y de la Policía Federal, que impidió que avanzaran sobre la autopista Oeste, después de que las autoridades del establecimiento se negaran a recibir a una delegación gremial.

Vale recordar que es una crisis que llevaba varios años, en cuyo contexto se naturalizó la contratación eterna de trabajadores, estalló cuando, días atrás, la gobernadora María Eugenia Vidal y la dirección del Hospital, dejaron en la calle a más de 120 trabajadores del centro de salud, algo que fue denunciado como un ajuste que además constituye una clara persecución gremial.

En este contexto, crece la resistencia pero también la solidaridad y se convocó a un nuevo paro de 24 horas para el martes 30, jornada en la que se llevará adelante una movilización hacia los Ministerios de Salud y Modernización de la Nación.

Por su parte, los médicos agrupados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop), pararon para rechazar los despidos en una jornada de lucha que se extendió en los ochenta hospitales y los centros de salud bonaerenses.

Unidad y acción

Urreli llevó la solidaridad activa del PC, pero también de la Conat y el MCL, organismo que lo tiene como coordinador nacional. “Los trabajadores del Posadas se desempeñan en un hospital que resuelve al pueblo problemas de salud del tipo más complejo que puede haber”, valoró Urreli.

Y denunció que el ataque que se perpetra contra el hospital y sus trabajadores, “responde al objetivo de este gobierno que es privatizar la salud, por eso están despidiendo compañeros y compañeras que trabajan en los sectores de alta complejidad para poder privatizarlo”.

Por lo que, recalcó sobre la necesidad de articular fuerza en unidad y acción. “Nosotros, compañeros y compañeras, lo que decimos es que es necesario fortalecer a la organización gremial, a los trabajadores mismos y, adentro del hospital, a la unidad de los trabajadores de ATE, la Upcn, la Cicop”, destacó el titular del PC provincial.

Tras lo que advirtió que “no existe la posibilidad de lograr un triunfo si el conjunto de los compañeros trabajadores no se ponen al frente de la lucha y defender los intereses de su clase”.

De ahí que con claridad resaltó: “hoy le toca a estos 122 compañeros, pero mañana van a continuar con otros”, por eso “necesitamos rodear esta lucha lo más que podamos, pero no sólo nosotros aquí, hay que rodearla con el conflicto de los demás hospitales, con las necesidades que hay en la zona”.

Y, en esta dirección, convocó a “construir un centro coordinador de todas las luchas” porque “no puede ser que haya conflictos muy importantes para enfrentar a las políticas de este gobierno y no tengamos conducción unificada en la lucha”.

AMENAZAS A BARADEL22.1.18

Solidaridad comunista

Una delegación del PC, la FJC y la Conat visitó al secretario general de Suteba y brindó el apoyo rojo al dirigente amenazado con ser “desaparecido”.

Las nuevas y graves amenazas recibidas por el titular de Suteba, Roberto Baradel, motivaron la solidaridad con el sindicalista desde el PC, la FJC y la Conat. Por eso, el secretario adjunto de Suteba Lomas y miembro de la Conat, Emanuel Ríos, junto al responsable sindical del PC, Mario Alderete, se acercaron directamente a la sede central de Suteba para brindar su apoyo personalmente a Baradel.

En el marco de esta reunión, el PC y sus organismos sindicales y juveniles pusieron a disposición del dirigente, que la semana pasada fuera amenazado con ser desaparecido, toda la experiencia militante de los rojos en el cuidado de los compañeros perseguidos. Esa solidaridad resulta de gran importancia en un contexto en que, desde varios frentes, hay un gran ataque desde los gobiernos nacional y provincial bonaerense contra los docentes organizados.

Desde la cartera sindical comunista se advirtió que Baradel se encuentra “amenazado, al igual que sus familiares, por fuerzas represivas que en absoluta clandestinidad y con el apoyo del gobierno de Macri y la gobernadora Vidal, tratan de imponer el miedo y el terror con el propósito de desarticular la organización gremial”.

Agregaron que esto propende a “frenar las luchas e implantar, vía modificación de la reglamentación de la Ley de Financiamiento Educativo, la eliminación de la paritaria nacional, del gremio Ctera, liquidar conquistas y derechos y avanzar en el cambio regresivo del actual sistema de educación pública y gratuita”.

Vale destacar que durante la reunión y según informe del PC, se acordó “la realización de reuniones a diversos niveles de la Alianza Celeste-Violeta para el mes de febrero a fin de trazar líneas de acción” y “la participación en próximos eventos internacionales a fin de difundir la situación argentina en un espacio de trabajadores docentes de todo el continente”.

Vacaciones con el guardapolvo puesto

Emanuel Ríos, aclaró que desde el PC y sus organismos con respecto a Baradel “estamos a disposición de todo lo que él necesite” y recordó: “la amenazas llegaron por e-mail con datos muy precisos de dónde está vacacionando él con su familia” y “se suman a las que ya tenía desde el año pasado y que han tenido otros dirigentes”. “Se suman a los aprietes a dirigentes que están al frente de gremios combativos y que le dan pelea al gobierno”, agregó.

Sostuvo que los docentes están recibiendo ataques por “tres frentes que nos abrieron en pleno receso de verano”. Consideró al respecto: “por un lado, cerraron la paritaria nacional por decreto, cosa que es completamente inconstitucional” y repuso: “los decretos no pueden estar por encima de las leyes votadas en el Congreso”.

“El segundo frente es el de las amenazas a Roby”, añadió y manifestó en ese sentido: “estamos muy preocupados porque es un compañero que está muy expuesto”. “El tercer frente es la desafiliación”, le sumó e informó: “la campaña de desafiliación masiva tuvo el efecto contrario”.

En ese camino, expresó: “en Suteba Lomas vienen a afiliarse todos los días un montón de compañeros y compañeras que vienen a reafirmar que Suteba es el sindicato más combativo”. “Le salió el tiro por la culata a María Eugenia Vidal”, señaló.

“Estamos en estado de movilización y alerta porque también nos enteramos o hay trascendidos por la redes de que María Eugenia Vidal viene por las jubilaciones de todos los estatales, incluyendo la nuestra, que tiene un régimen especial”, informó Ríos y cuestionó que a las docentes desde el régimen de Vidal las llamen “jubilaciones de privilegio”. Acotó: “de privilegio no tienen nada, porque nosotros como docentes aportamos un 5 por ciento más que cualquier trabajador”.

Finalmente, criticó los despidos a docentes sin título, aclarando sobre ellos que son “miles” los trabajadores que están padeciendo esta situación. Ilustró que son docentes de capacidad reconocida y que tienen legalidad y que sus despidos van a generar un “quilombo”, por falta de maestros, en la educación pública.

 

 

Atacan un símbolo de Carlos Paz18.1.18

Los trabajadores se organizan para defender la Coopi

Se conformó una comisión multisectorial en defensa de los servicios de agua y cloacas y la Coopi

Representantes de centros vecinales, organizaciones políticas, sindicales, de defensa de los derechos humanos, así como comerciantes de Villa Carlos Paz conformaron la Comisión Multisectorial en Defensa del Agua, las Cloacas y la Coopi.

Fue en una reunión que se llevó a cabo en la sala de convenciones del hotel Los Sauces donde, por votación unánime, la comisión quedó integrada por Patricia Olocco, Antonella Quaranta, María Mancuello, Laura Russo, Beatriz Castillo, Gustavo Wurth, Pablo Calamita, Alejandro Martín, Gustavo Franceschini, Lucia Torre, Gustavo Valdéz y Roberto Falcón.

La comisión fue creada ante la situación que provoca la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Córdoba que habilita al intendente, Esteban Avilés, a quitarle el servicio de agua a la Coopi.

Vale citar que la convocatoria a este encuentro por parte del Consejo y Cuerpo de Delegados de la Cooperativa Integral, responde a que, además, la situación pone en zona de riesgo a trescientos trabajadores.

Al respecto, los sectores ahí convocados, coincidieron en que la decisión de Avilés de sacarle a la Coopi la prestación de los servicios de agua y cloacas, es “loca, irresponsable, irracional y de alta peligrosidad para el futuro de la ciudad”.

De ahí que recalquen que “estamos ante una prueba más de una práctica agresiva y soberbia de parte del intendente” que desestima cualquier posibilidad de diálogo con esta cooperativa que presta el servicio desde hace más de medio siglo.

Ensañamiento con la Coopi

Mario Alberto Díaz, trabajador de la Coopi y miembro de la mesa de conducción, expresó que “es ilegal la decisión de Aviles” y recordó que “hace cinco años nos quisieron robar las acciones que tenemos en Carlos Paz Gas y que gracias a la defensa de los trabajadores, no pudieron concretar”.

“No le vamos a entregar nada” recalcó el dirigente en relación a los servicios de agua y cloaca que el intendente les quiere arrebatar. La expresión no es caprichosa: el accionar de Avilés es ilegal, ya que el único órgano que puede otorgar o quitar la concesión es el Consejo de Representantes, tal como lo estipula la carta orgánica.

Díaz denunció que “no hay motivos técnicos que fundamenten el decreto, tampoco jurídico, se trata de una decisión política contra los trabajadores y los usuarios del servicio”.

Es que en cincuenta años, “la cooperativa nunca fue sancionada, no ha cometido irregularidades de ningún tipo y siempre brindó un servicio ejemplar”. Pero, desde que Avilés asumió la intendencia, los ataques contra la cooperativa son reiterados y denunció que hace más de ocho años que no tienen contrato de concesión.

Tampoco les permite regular las tarifas desde hace dos años, por lo que debieron presentar un amparo ante la justicia para poder sostener el servicio.

La ofensiva se sustenta en motivaciones ideológicas, políticas y económicas, explicó Díaz. “Económicas, por qué nuestra cooperativa no se presta para ningún negociado; ideológica por qué está alineado con el PRO; y política por qué nos quiere cercenar derechos y quitarnos de la vida pública de Carlos Paz”.

Es que la cooperativa no sólo brinda un servicio público, sino que desarrolla actividades culturales, artísticas y educativas.

La Coopi es un emblema para Córdoba, para el cooperativismo y para los trabajadores.

También lo es para el Partido Comunista que fue un activo protagonista en su fundación.

Nombran a un SRA en Renatre18.1.18

El zorro en el gallinero

Tal como acostumbra el macrismo, se le entregó una herramienta de control fundamental, creada para cuidar a los trabajadores, a las patronales del campo

Abel Francisco Guerrieri fue designado como presidente del Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (Renatre), organismo que está encargado de controlar que el trabajo en el ámbito rural se desarrolle de acuerdo a las leyes vigentes.

Significativamente, Guerrieri, quien reemplazará al heredero de Gerónimo Venegas en la Uatre, Ramón Ayala, es uno de los vocales generales titulares de la Sociedad Rural Argentina desde septiembre de 2017.

Así las cosas, un integrante de la conducción de la principal patronal del sector, está ahora a cargo de controlar que esa misma patronal tenga a sus trabajadores registrados y, tal como lo establece el propio Renatre, deberá “luchar por la dignificación del trabajador rural y su familia”.

¿Pero tendrá vocación para hacerlo? Los antecedentes de Guerrieri y de la entidad a la que pertenece, permiten dudarlo.

Este dirigente de la SRA fue tesorero del organismo encargado de la seguridad social y la registración de los peones del campo.

A poco de asumir, Mauricio Macri disolvió el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (Renatea), que había sido creado durante 2012 como complemento del estatuto del peón rural, para llevar adelante la tarea de fiscalización del empleo en el sector rural.

Así, reflotó el Renatre y le devolvió esas funciones a la Uatre, el sindicato que por entonces conducía Venegas.

Durante su corta existencia, el Renatea llevó a cabo una interesante tarea que trabajó, básicamente, en dos líneas de acción: revertir el triste papel que hasta entonces tenía el Renatre que ejercía como una agencia de defensa de los intereses de las patronales, y avanzar en la ampliación de derechos de los trabajadores rurales.

El Renatrea, en sólo cuatro años, se focalizó en la protección de personas víctimas de trata, creó 260 puntos de alfabetización, al tiempo que brindó talleres destinados a que trabajadores migrantes conocieran sus derechos.

Pero esto no es todo. Registró a 154 mil trabajadores, otorgo quince mil coberturas por desempleo y tuvo una actitud decidida en la tarea de fiscalizar la zona rural lo que permitió dar con trabajadores que estaban confinados en condiciones de semi-esclavitud.

En este sentido, dos de los casos más resonantes involucran al actual embajador de Argentina ante España, Ramón Puerta, y al quien ahora es ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere.

Esto es lo que fue disuelto por un gobierno que, en la misma maniobra, retrotrajo la situación a antes de 2012, con lo que el organismo que debería fiscalizar que las patronales cumplan con la Ley, fue entregado a quienes durante años lo utilizaron como una caja recaudadora y dejaron en total desamparo a los trabajadores rurales. Y ahora, además, lo pasa a presidir un dirigente de la SR.

Nombramiento coherente

“La designación es coherente con la línea del gobierno” expresó Toto Galvan, dirigente del Movimiento Campesino de Liberación (MCL), y añadió que “el macrismo es un gobierno de los patrones y las corporaciones económicas, por lo que no se puede esperar otro accionar que este”.

El dirigente, que además conduce la CTA de Saenz Peña en Chaco, afirmó que “la conducción del Renatre le corresponde a los trabajadores” y enseguida recordó que “el gobierno apenas asumió se la entregó al Momo Venegas” y ahora “la sirve en bandeja a la Sociedad Rural, enemiga histórica de los trabajadores rurales”.

Y fustigó: “no deja de ser paradójico que le entreguen a las patronales rurales la tarea de supervisar que se cumpla con las disposiciones del estatuto del peón rural”. Ahora, tal como pretende el macrismo, “los patrones van a regular a los obreros del sector con una herramienta del Estado: es el cuento del zorro cuidando a las gallinas”.

De esta manera “los patrones se hacen de una herramienta fundamental para los trabajadores como lo es el Registro” y lamentó que “en el sector rural la burocracia sindical tiene el gremio y la patronal el Renatre”.

Así las cosas la designación de Guerriri “es un despropósito como todo lo que hace el gobierno en materia laboral, con un claro sentido de clase a favor de los sectores dominantes”.

El nombramiento del referente de la SRA sigue un modus operandi que el propio Ministerio de Trabajo viene implementando y que saltó a la vista con las irregularidades y maltratos que Triaca tuvo con una empleada doméstica, que también trabajaba en el Somu bajo su intervención: “nombran a gente de ellos en todos lados, acomodan gente, denuncian supuestos ñoquis y afectan los intereses de los trabajadores”, replicó.

Por último, recordó que “el propio Ministro de Agroindustria, Etchevehere, tiene una causa en su contra por explotación laboral” en Entre Ríos. Por si fuera poco, la Oficina Anticorrupción, dio el visto bueno para que la SRA haga efectivo el pago del bono por 500 mil pesos al ex presidente de la institución y actual funcionario. “No tienen vergüenza”, concluyó.

 

 

Cordón Zárate-Campana18.1.18

Cada vez menos industrial

A poco de que Boop S.A. dejara en la calle a sesenta trabajadores, Bunge despidió al menos cien operarios de su planta de Campana.

“Esta es una situación terrible que impacta de forma negativa en el consumo interno de la zona”, dijo el responsable del frente estudiantil de la Fede de Zárate, Alexis Álvarez al referirse a la grave situación que vive esa localidad y todo el cordón industrial que integra, desde que en diciembre de 2015 comenzara a perpetrarse una brutal ola de despidos que dejó en la calle a miles de trabajadores.

En este contexto, al antecedente más cercano se había registrado la semana pasada cuando la empresa de plásticos Boop S.A. anunció que va a bajar la persiana a fin de enero, por lo que echará a sesenta trabajadores que se desempeñan en la planta que posee en el parque industrial de Campana, donde fabrica envases y envoltorios plásticos para alimentos.

Pero cuando aún no se había terminado de asimilar el impacto que provocó el anuncio, la oficina de Recursos Humanos de la empresa Bunge y Born dio a conocer la decisión de despedir, al menos, un centenar de operarios del Complejo Industrial Campana.

Vale recalcar que la fábrica está paralizada desde hace algunos días, ya que la empresa comenzó a importar el fertilizante que producían en Campana.

Bunge y Born forma parte del complejo agroexportador, uno de los grandes ganadores del Gobierno Macri, pero también los productos que fabrica en su planta de Campana, tienen como mercado a ese mismo complejo, por lo que de ninguna manera puede alegar que le va mal.

Durante 2016, el consumo de fertilizantes del tipo de los que produce Bunge, creció un cuarenta por ciento, al tiempo que se registraba un aumento del 78 por ciento de lo que se importa, lo que exhibe que se reemplaza producción nacional por productos importados.

Por eso, lejos de perder, lo que hace en su afán por maximizar su tasa de ganancia y porque las políticas gubernamentales lo fomentan, es importar lo que antes producían aquí.

Vaciamiento

Por eso es que los trabajadores denuncian que se está perpetrando vaciamiento, al tiempo que advierten que la situación va a acabar con la destrucción de 170 empleos.

La maniobra utilizada por la patronal en este caso es un calco de las que se vienen empleando en otros desde hace dos años. Desde hace algunos meses la firma habilitó retiros voluntarios argumentando que la falta de ventas provocó una caída importante de su producción.

Pero los trabajadores denuncian que lo que persigue Bunge y Born es reducir su plantel a sólo cuarenta operarios, pero asimismo, alertan que este caso es la antesala de un putsch contra el convenio colectivo de trabajo de la industria química y petroquímica del Cordón Industrial Zárate-Campana.

En el caso de la planta Campana, Bunge y Born también presenta el mismo modus operandi que otras que desde PepsiCo a Boop vienen bajando persianas, en todo el país, y particularmente el corredor que une el conurbano norte con Zárate. Es que la patronal ha trasladado a la planta de Ramallo el stock de productos y, desde ahí, comenzó a importar fertilizantes nitrogenados.

Vale citar que Bunge y Born se dedica al comercio de granos y negocios agroindustriales, tiene su sede en la guarida fiscal ubicada en Bermuda y opera en casi medio centenar de países. En 2016 reportó ganancias superiores a los 42 mil millones de dólares.

“Desde un principio, desde el Partido Comunista y la Fede, llevamos la solidaridad activa a los trabajadores despedidos”, recordó Álvarez y recalcó que “estamos en una zona estratégica donde ya cerraron seis plantas industriales químicas durante los últimos dos años”.

Y lo que ahora pasa en la planta de Bunge, “habla de las intenciones políticas de un gobierno que abre indiscriminadamente las importaciones sin importarle que, en tan poco tiempo, esto provoque un impacto terrible sobre los trabajadores y las comunidades donde están radicadas estas plantas”.

Zárate y Campana suman alrededor de doscientos mil habitantes sobre los que los despidos de los últimos dos años repercutieron de una forma letal. “Esto es terrible, hoy en día está todo muy parado lo que, además, para los jóvenes representa un problema mayor, porque se acotan casi hasta la extinción las posibilidades de acceder a un primer trabajo”, aseveró Álvarez.

Asimismo, el referente juvenil del PC zarateño, hizo hincapié en que el camino a seguir lo muestra la unidad en la acción que se reflejó, al promediar 2017, con el acampe protagonizado por trabajadores de Atucha, la CTA y la regional local de la CGT, entre otras organizaciones.

“Este fue un ejemplo de que se puede decir basta, una lucha en la que el Partido, junto a la Fede, el MTL y la CTA, participamos y construimos en unidad y acción, por lo que los compañeros despedidos y todos aquellos agredidos por este gobierno saben que cuentan con nosotros”, destacó y, sin dudarlo, resaltó que “es el momento en que debemos estar junto a los despedidos y ofrecer nuestra solidaridad de clase”, por lo que “seguiremos junto a todos los conflictos sociales de la zona”.

DESPIDOS EN EL POSADAS18.1.18

Sin razón, sin aviso y sin justicia

El viejo y concurrido hospital de Palomar tiene 122 trabajadores menos. No se han justificado sus despidos y la situación es grave.

Sin ninguna explicación, 122 trabajadores del hospital Posadas fueron despedidos de sus funciones. Ni siquiera la patronal se valió de un telegrama para notificarlos. Simplemente llegaron a sus rutinas y hallaron una lista con los trabajadores que iban a ver renovados los contratos. Al consultar con superiores, les comunicaron que si no figuraban en esa lista, era porque estaban despedidos.

La situación se agrava por el efecto arrastre, ya que muchos de los despedidos tenían hasta varias décadas de antigüedad, pero como no habían firmado contrato sino en sus primeros años en la institución, resulta que se les está rescindiendo un contrato que en realidad no habían firmado. Esto pone sobre la mesa, una vez más, el terrible peso que sobre los trabajadores tienen los contratos basura y la falta de pases a planta permanente.

Mucho más grave todavía es la situación si vemos en ella su peculiar matiz de persecución sindical. En efecto, entre los despedidos se encuentran todos los delegados de los trabajadores en la Cicop, principal sindicato bonaerense de profesionales de la Salud. También hay otros luchadores por los derechos laborales entre los cesanteados y unos pocos “independientes”.

Por si esto fuera poco, los dos sindicatos de trabajadores estatales que debieran atender esta situación en uno de los principales hospitales públicos de la provincia de Buenos Aires, ATE Morón y Upcn, parecieran lavarse las manos con respecto a este asunto. Así, en este se negaron a recibir a los despedidos. En tanto, en aquel recibieron a los delegados del Posadas con brutales golpizas registradas en video y localizables en la web.

Pero aún falta el detalle más perverso de la perversa situación a la que somete la patronal a los trabajadores del Posadas: el día en que fueron informados tan irregularmente de estos despidos, el hospital apareció virtualmente militarizado, con policías armados copando las instalaciones y atentos a cualquier reacción ante toda esta injusticia.

Entre los cesanteados, algunos de los cuales llevan trabajando en la institución desde hace más de un cuarto de siglo, hay profesionales sumamente necesarios para el funcionamiento del nosocomio. Por eso no es de extrañar que los gestos de solidaridad con los violentados por la patronal hayan venido, ante todo, desde los familiares de los pacientes que a diario son tratados en el viejo y prestigioso centro de salud que fundara Evita.

No hay derecho

Mirta Arceri, trabajadora despedida del hospital Posadas y delegada de los trabajadores en la Cicop, recordó que hubo elecciones en su sindicato en octubre del año pasado y que “han despedido a todos los delegados que fueron elegidos en esa oportunidad”. Definió como “irregular” la metodología utilizada y, en ese sentido, observó: “no hemos sido notificados de ninguna manera, ni por telegrama”.

Ejemplificó la situación con la propia: “hace 18 años que trabajo en el hospital, de manera precaria porque hace 16 años que no firmo contrato”. “No me están renovando un contrato que, de hecho, no tengo”, ironizó y destacó que también despidieron “a todo el personal de enfermería de los dos turnos noche, que está en conflicto gremial porque quisieron elevarles la jornada a 12 horas, lo que fue rechazado por la Justicia”.

“Todo ese personal fue despedido por pelear por sus condiciones de trabajo”, se quejó y repuso: “han despedido en los sectores más sensibles del hospital”. “En la terapia intensiva de pediatría despidieron a casi todo el personal”, dijo en ese camino y señaló que quedaron “desabastecidas” áreas como neonatología y terapia intensiva. Agregó: “la única técnica que hacía diagnóstico específico de cáncer fue echada”.

Luego, Arceri informó: “anoche sólo de casualidad no murió una criatura en terapia intensiva”. Al respecto, recalcó: “aún a pesar de que estamos despedidos, fuimos y seguimos trabajando, tomando la guardia como si nada”. Añadió: “pusieron personal no idóneo y en diez minutos se descompensaron tres pacientes, lo que fue casi una desgracia, por lo que de prepo sacamos a esas personas; les dijimos que se retiraran y de los pacientes nos hicimos cargo nosotros”.

GRAVE SITUACIÓN EN EL POSADAS18.1.18

Despedidos por el Estado, abandonados por el gremio

Los delegados de los 122 despedidos en el hospital no fueron recibidos por Upcn y cuando fueron a hablar con ATE Morón sólo recibieron brutales palizas.

En el hospital Posadas, uno de los nosocomios más importantes de la provincia de Buenos Aires, conocido por la calidad de sus profesionales y las complejidades de las dolencias que estos combates, hay 122 despedidos. De estos, la mayoría son delegados de los trabajadores y algunos se desempeñan en áreas cruciales para la salud del pueblo.

Sin embargo, hallaron prácticamente militarizada la institución el día en que, irregularmente, se anoticiaron de sus despidos. Por si esto fuera poco, cuando fueron a exigir a los gremios de trabajadores estatales Upcn y ATE Morón, no recibieron mayores atenciones.

En Upcn, la dirigencia sindical se atrincheró en las oficinas y se negó a recibir a los manifestantes. En tanto, todavía más grave fue la situación vivida en ATE Morón, en donde los trabajadores del Posadas sí fueron recibidos, pero a los golpes, por cuenta de una numerosa patota encabezada por el propio secretario del organismo, Darío Silva.

De esa feroz golpiza, de la que hay registros en videos que se pueden conseguir en la web, algunos trabajadores salieron con traumatismo en el cráneo o extremidades y hasta con delicadas heridas internas. Los registros audiovisuales dan cuenta de una inusitada violencia contra los trabajadores por parte de quienes debieran ser sus representantes, que no trepidaron en golpear hasta a las mujeres que habían perdido su trabajo injustamente.

Los despedidos se habían acercado a la sede institucional de ATE Morón porque sospechaban que Silva, que se había fotografiado amistosamente con el intendente de Morón, el macrista Ramiro Tagliaferro, conocido por sus ajustes sobre lo público, también estaba detrás de los despidos. Iban a reclamar legítimamente una asamblea, que les fue negada. Ante esta situación, el Partido Comunista de Morón fue muy claro al repudiar los despidos, la militarización del nosocomio y la actitud patoteril de los responsables locales de ATE y UPCN que, lejos de ponerse a la cabeza de la lucha, respondieron con golpes a la legítima demanda de los trabajadores.

Despedidos versus enquistados

Mirta Arceri, trabajadora despedida del hospital Posadas, delegada de los trabajadores en la Cicop, principal gremio de profesionales de la salud en la provincia de Buenos Aires, tras denunciar que los trabajadores no fueron recibidos por la dirigencia local de Upcn, ilustró así lo vivido en ATE Morón: “veníamos cantando ‘asamblea, asamblea’, nos paramos en la puerta y salió Darío Silva a la cabeza de cuarenta monos, que son la conducción actual del sindicato, con palos y fierros a pegarles a los trabajadores”.

Luego describió el terrible escenario y habló de las heridas sufridas por quienes en vez de respuestas de parte de quienes deben darlas recibieron palos: “era ver a un compañero de trabajo pegándole a un compañero de trabajo, al que ve todos los días”.

Repuso que “Darío Silva es más que un burócrata sindical porque yo directamente lo hago cargo, junto a la gente que lo rodea, de haber transformado ATE, que era la herramienta natural de lucha en el hospital Posadas, en un lugar de prebendas”. Agregó que sus prácticas están “muy lejos” del sindicalismo clasista que ilustra a ATE.

“Hace 14 años que estamos peleando por elecciones internas en la seccional del hospital Posadas”, observó Arceri y se quejó: “hoy se llegó a esta situación, en la que ATE se transformó directamente en una patota”.

La lucha sigue

La trabajadora y delegada despedida del Posadas dijo que ahora “estamos peleando” por revertir los 122 despidos. Puntualizó que mañana, viernes 19 de enero, “a partir de las nueve de la mañana estamos convocando una asamblea de toda la comunidad, fuerzas políticas, gremiales, organismos de derechos humanos”.

“Estamos pidiendo que dé marcha atrás con los despidos y que nos sentemos a analizar la situación real de los compañeros”, dijo y agregó: “acabo de venir del ministerio de Salud; tuvimos una nueva reunión ahí donde expusimos toda esta situación y donde planteamos que ellos intercedan en esta situación de retrotraer la medida que plantearon con los despidos”.

Por otro lado, adujo que “el apoyo es inmenso por parte de la comunidad porque ellos están viendo el riesgo que tienen sus familiares internados”, pero se lamentó de que algunas fuerzas políticas se hayan ausentado del conflicto. En ese sentido, hizo referencia expresa a Unidad Ciudadana: “hubo un compromiso de venir al hospital que nunca asumieron”.

Y sostuvo: “lo que está faltando es la pata que uno quisiera que esté”.

A puro decretazo17.1.18

Macri borró la Paritaria nacional Docente

Lo hizo por medio del decreto 52/2018 que también intentar debilitar la capacidad de negociación que los trabajadores de la educación poseen por medio de Ctera.

“Esto es gravísimo”, señaló el secretario adjunto de Suteba-Lomas de Zamora, Emanuel Ríos, al referirse al decreto 52/2018 que se publicó hoy en el Boletín Oficial, por el Gobierno modifica la reglamentación del artículo 10 de la ley 26.075 de Financiamiento Educativo, para derogar el punto que lo obliga a convocar a la Paritaria Nacional Docente (PND), pero también para intentar debilitar la capacidad de negociación que los trabajadores de la educación poseen por medio de Ctera.

Vale recordar que, el año pasado, el ejecutivo no convocó a la PND que durante más de una década, fue la encargada de fijar un piso salarial para los trabajadores de la educación de todo el país. Desde ese piso negociaba cada gremio docente provincial, pero también era tomado como referencia por otros, tanto del sector público como del privado.

Esto cambió en 2017, lo que provocó un rechazo de los gremios docentes encabezados por Ctera que llevaron la lucha, a todo el país, por medio de la Escuela Itinerante.

Y es aquí donde queda claro el verdadero objetivo del decreto 52: intentar destruir los argumentos utilizados para exigir el llamado a la PND y buscar horadar la capacidad de negociación que los trabajadores de la educación tienen por medio de Ctera.

Esto es muy peligroso, pero más aún porque -otra vez- La Rosada modifica una Ley por decreto y lo hace para atacar un artículo referido a un convenio marco sobre salario mínimo, así como condiciones laborales, calendario educativo y carrera docente. Es decir, altera reglas del universo de la educación pública que alcanzan diferentes dimensiones.

El Gobierno argumenta que el tema salarial está saldado desde el acuerdo alcanzado en 2016, donde se fijó que el salario mínimo del sector tiene como piso el veinte por ciento del Salario Mínimo Vital y Móvil.

Este punto aludía, solo, a lo acordado para eso año. El año pasado, el ejecutivo convocó -tarde- al Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil. Ahí, en consonancia con la postura de las patronales, fijó una recomposición de tres cuotas que, recién en julio de 2018, acumularía diez mil pesos.

Es aquí donde se comprende el sentido del otro punto del decreto ¿Se imagina la recomposición salarial que pueden lograr los docentes de Jujuy, Chubut o Santa Cruz con Ctera fuera de circulación y cuando la negociación tiene un piso de dos mil pesos?

De acuerdo al 52/2018 se limita la representación de los trabajadores en un miembro por cada asociación sindical, sin tener en cuenta que el gremio, Ctera, representa a más de 420 mil afiliados en todo el país.

Es que lejos de “igualar” la representación gremial en la mesa de discusión nacional, como argumenta el gobierno, la letra del decreto va en sintonía con el paradigma de la relación entre capital y trabajo que posee el tándem de poder que gobierna desde 2015.

Días atrás, el Gobierno Vidal comenzó a fomentar públicamente la desafiliación de los trabajadores del sistema educativo y este decreto presidencial es coherente con esa decisión.

Lo que subyace, cada vez más cerca de la superficie, es el paradigma de individualización superlativa que fomenta la descolectivización. La pretensión de atomizar a un sector del universo del trabajo que, como el docente, posee volumen y horizontalidad, historia y presente de lucha que lo convierten en un modelo de espacio que prioriza la unidad en la acción, es un paso clave en el camino del “cambio cultual” que intenta imponer el gobierno.

Un cambio en el que la modificación regresiva de la relación entre capital y trabajo debe asentarse en un cuerpo de leyes, que posean suficiente consenso político y social. Y para eso, buena parte de la sociedad debe internalizar que la managementización y el emprendedorismo son mejores herramientas que la tarea colectiva a la hora de enfrentar los ataques del entorno que, desde esa particular perspectiva, no son producto de la lucha de clases.

Emprendedores

“Debemos crear argentinos capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla” aseveró el entonces candidato a senador por Cambiemos, Esteban Bullrich, poco antes de las Paso de 2017. Los dichos de quien acababa de ser ministro de Educación de la Nación, sonaban como instructivo del lugar hacia donde el Gobierno pretende llevar a las relaciones entre los universos del trabajo y el capital, pero también -y sobre todo- a las relaciones sociales.

El concepto intenta imponer la idea de que es preciso aceptar que el Estado regule sólo en favor del capital porque, de acuerdo a este discurso, hay que flexibilizar ya que los costos fijos retrasan la competitividad.

El ejemplo de construcción y lucha de Ctera atenta contra la pretensión de establecer ese escenario. Es que la idea del tándem de poder que ocupa La Rosada es fomentar que las empresas externalicen y licuen entre toda la sociedad la responsabilidad que -hasta ahora- asume el Estado.

De ahí el feroz ataque al Fuero Laboral y la ansiedad que tienen por modificar el cuerpo de la legislación que regula la relación entre trabajo y capital.

Atentar contra los docentes y sus organizaciones, es también hacerlo contra un espacio fundamental de la resistencia activa y pedagógica contra este diseño de relaciones sociales que el Gobierno Cambiemos quiere imponer.

Por eso necesitan desarticular a los trabajadores y a sus organizaciones, porque a lo que apuntan es a destruir la conciencia de clase para poder avanzar en la tarea de construir un nuevo sujeto, el precariado, que reemplace al proletariado.

Crece la reacción al nuevo decretazo 17.1.18

“Quieren atar a la Ctera”

Así lo aseveró el secretario adjunto de Suteba-Lomas de Zamora, Emanuel Ríos. Baradel calificó al 52/2018 como “un mamarracho jurídico”. La medida va a ser denunciada ante la OIT.

Apenas conocido el decreto, el titular de Suteba, Roberto Baradel lo definió como un mamarracho jurídico producto de “un Gobierno antidemocrático” y, tras advertir que “están derogando la paritaria nacional por decreto”, recalcó que la medida “viola la libertad sindical y la ley de organizaciones sindicales”.

En idéntica dirección se manifestó la secretaria general de Ctera, Sonia Alesso, quien denunció que el decreto significa “una clara destrucción de la paritaria nacional” ya que elimina la posibilidad de discutir el salario básico nacional, por lo que “es el ajuste que tenían planeado con la reforma laboral, pero aplicado rama por rama”.

Y, después de adelantar que el gobierno va a volver a ser denunciado ante la OIT, destacó que viola la Ley de Asociaciones Sindicales y postulados de esa organización sobre la libertad sindical y la negociación colectiva.

Este fin de semana, la secretaria de Ctera viajará junto al titular de la CTA, Hugo Yasky, a Ginebra para presentar las dos denuncias contra el gobierno nacional: una en la Internacional de Educación –que integra Ctera- y otra en la OIT.

Por su lado, Baradel a un plenario nacional de Ctera para definir la línea de acción que se va a seguir ante este decreto que anticipa la negociación salarial.

Quieren disciplinar

“Macri quiere atar de manos a Ctera, uno de los gremios que más le ha dado lucha”, dijo al respecto el secretario adjunto de Suteba-Lomas de Zamora, Emanuel Ríos, quien recalcó que “es muy preocupante que, por decreto, se modifique una Ley Nacional que establecía un piso para todos los trabajadores del país”.

En este sentido, Ríos explicó que “hay provincias que tienen presupuestos muy bajos”, por lo que “en esos lugar, con este decreto, los docentes van a quedar librados al piso que imponga cada gobernador, sin la posibilidad de contar con un piso que era lo que se establecía con la fuerza que Ctera puede ponerle a una negociación nacional”.

Pero además, el dirigente del Suteba lomense aseveró que desde La Rosada se apunta contra Ctera porque “es el espejo donde muchos trabajadores se miraban”, ya que “siempre pudimos exhibir unidad a nivel nacional”.

Y fue claro cuando destacó que “la Paritaria Nacional Docente daba la garantía de un piso desde donde hablar de las condiciones laborales para todos los trabajadores del país”, pero además servía de referencia a otros gremios de los sectores público y privado incluidos algunos gremios de la CGT, por lo que “al romper la Paritaria Nacional, también rompen esto”.

También recordó que “durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández las paritarias siempre establecieron un piso uno o dos puntos por encima de la inflación y si alguna provincia quedaba rezagada se negociaba”.

Tras lo que hizo hincapié en que, “aunque el gobierno quiere dar un ejemplo a todos los gremios de que pueden hacer lo que quiera, no lo vamos a dejar hacer lo que quiera, porque vamos a salir a luchar y a marcar la cancha, ya que queremos la Paritaria Nacional que es un derecho de los trabajadores”.

Así es el capitalismo...17.1.18

Con todo lo público en la mira

¿Un decretazo que apunta a destruir el sistema educativo público, universal y gratuito? ¿Qué pasó con aquello del capitalismo bueno? Después del happy end un diseño a la medida de los tiempos.

A la hora de justificar el decreto 52/2018, desde el Gobierno hablan acerca de “nuevos criterios de relación” y, al menos en esto, quienes ocupan La Rosada no mienten del todo.

Es que la medida avanza en el terreno de establecer una nueva relación hacia adentro del sistema educativo, que atenta contra la educación pública y universal, para favorecer el negocio de aquella de gestión privada.

¿Pero por qué desde el propio Estado querría hacer algo así? ¿Por qué el propio gobierno buscaría resignar la potestad de incidir, de forma determinante, en una herramienta que define buena parte de las relaciones sociales y permite anticipar cualquier estrategia de cara al mediano y largo plazo?

Queda claro que lo que está en pugna es qué tipo de diseño educativo se presente y, en tal caso, a qué diseño social corresponde.

Un ejercicio interesante en tal sentido se puede hacer poniendo la frase “países, mejor educación a nivel mundial” en cualquier buscador de Internet. Quien lo haga, al revisar los resultados, se va a encontrar con que durante páginas y páginas aparecen artículos, tesis, monografías y títulos asociados a rankings elaborados por organismos como la Ocde, el FMI y el Banco Mundial.

Entre ellos, un lugar de privilegio lo tienen aquellos resultados que surgen de las prueba Pisa, sí el mismo procedimiento estandarizado que el gobierno nacional intenta imponer como verdad canónica y que provocó rechazo de las organizaciones de trabajadores de la educación y de los estudiantes.

A 17 años de que la Unesco lanzara su programa Educación para todos, sólo un 52 por ciento de los países garantizan acceso universal a la educación primaria y, entre el resto, apenas un diez por ciento hace algo importante por conseguirlo. Y sólo uno de cada tres países logró alcanzar los objetivos fijados, en 2000, por este programa.

Demasiado poco ¿Pero será casualidad? El sistema educativo de base universal que permite la escolarización de todos a partir del diseño de un sistema público, forma parte de las recetas a las que el capitalismo echó mano -tras la Segunda Guerra Mundial- para presentar una cara más decente a la que mostraba en la previa al conflicto.

El “Estado de Bienestar” le vino como anillo al dedo para construir la fantasía de un Estado Liberal Burgués preocupado por sintetizar los intereses de toda la sociedad.

Fue una decisión -que con la inestimable ayuda de EE.UU.- tomó la burguesía de Europa occidental, que buscó neutralizar el ejemplo que, desde la vereda de enfrente, daba el bloque socialista donde los trabajadores, comían, se educaban y disfrutaban del derecho a la salud.

Por eso se concentró en construir herramientas que permitieran distribuir algo por medio de la prestación estatal de servicios, lo que asimismo garantizaba que hubiera mano de obra capacitada, alimentada y sana para recomponer la rueda productiva que el capitalismo precisaba y que había quedado destruida como consecuencia de la guerra.

Este epifenómeno que tuvo en el capitalismo fordista una clara manifestación, fue casi exclusivo de las economías capitalistas centrales, aunque también tuvo capítulos destacados en otras periféricas como la argentina. Pero en todos los casos, ese bienestar se construyó a costillas de la expoliación de la periferia.

Así se avanzó en un pacto que fortaleció el carácter de acceso público y de derecho universal a la educación, el sistema previsional y la salud como herramientas de redistribución de riqueza. Pero, fundamentalmente, como justificación de un acuerdo que empujaba a que la clase obrera aceptara integrarse dentro de los márgenes de la democracia liberal burguesa.

Pero como en una película de Hollywood, después del happy end, vino la segunda parte y, se sabe, las segundas partes nunca son buenas.

Es que con el agotamiento del momento histórico que impuso al capitalismo la necesidad de avanzar en este “Estado Social”, comenzó la Segunda Crisis de Larga Duración del Capitalismo y, con ella, se puso en cuestión todo lo que el Estado de Bienestar presentó como verdad canónica y eterna.

Estado de Bienestar

Y es en este punto en el que, muy que les pese a los nostálgicos, el “Estado de Bienestar” se fue para no volver. Es que el capitalismo se distingue por el capital, pero también es una forma en que nos vinculamos -socialmente e interpersonalmente- los seres humanos, a partir de una relación que se basa en la extracción de plusvalía ¿Por qué el sistema educativo construido dentro del capitalismo buscaría regirse por otras reglas y, más aún, por qué buscaría reproducir valores opuestos a la esencia capitalista?

Aquí es vital aceptar que, en una situación de crisis sistémica como la actual, es necio suponer que son eficaces los postulados de tipo keynesiano que piensan al Estado Liberal Burgués como actor determinante para el fomento de la redistribución de la riqueza.

Y, mirando un poco por el espejo retrovisor, es preciso reconocer que el período que se define como “Estado de Bienestar”, también abonó el camino hacia esta crisis sistémica, ya que fomentó la descompresión de la lucha de clases y abrió las puertas a la Segunda Crisis de Larga Duración Capitalista.

Así, vale reflexionar que es imposible que el keinesianismo -incluso desde la mirada que en Argentina apuesta a la construcción de un “capitalismo bueno”- pueda liderar un nuevo ciclo de acumulación acelerada.

Y esto es así, entre otras cosas, porque el neoliberalismo que siguió a la implosión del “Estado de Bienestar”, es también una respuesta al reparto del excedente social que se produjo entre las dos crisis de larga duración. Algo de esto, tardíamente y a menor escala, es lo que vivimos en Argentina en lo que va del siglo 21.

Pero, asimismo, esto ayuda a comprender qué es lo que se trae este putsch contra el sistema de educación pública y universal que lidera el Gobierno Cambiemos.

A diferencia de la etapa fordiana, en su actual momento de desarrollo, el capitalismo no necesita que toda la población acceda a una prestación educativa de calidad.

Y esto es porque, si durante el breve interregno que separó a las dos grandes crisis de larga duración, el capitalismo necesitó de pleno empleo para recomponer su propia base de sustentación, ahora la cosa cambió.

Ahora ya no precisa trabajadores educados y sanos capaces de ser eficientes en una línea de producción, pero que además encuentren incentivos en la perspectiva de jubilarse y de que sus hijos tengan una mejor vida que ellos, basada en la educación.

Y esto es así porque con la financiarización y la deslocalización, el proletariado deviene en precariado. Así, el capitalismo puede prescindir de proporcionar aquello que caracterizó al “Estado de Bienestar”, porque lo que ahora sobra son trabajadores haciendo fila, dispuestos a trabajar en cualquier condición.

Pero nada de esto responde a causas naturales. La destrucción de los sistemas públicos, universales y de acceso gratuito, entre ellos el educativo, empujan a sectores medios hacia sistemas de gestión privada, lo que aporta al negocio corporativo.

Así, una vez más, exhibiendo impúdicamente su carácter simbiótico, el Estado Liberal Burgués facilita condiciones para la maximización de la tasa de ganancia corporativa.

Y hay algo todavía más medular entre las razones que llevan a este intento: los sistemas educativo, de salud pública y el previsional son concesiones que el capitalismo tuvo que hacer en un contexto histórico determinado, ya que, de alguna manera, son formas avanzadas de un tipo de sociedad que no es la capitalista, esto es, un sistema de relación social basado en la asociación, la cooperación y la autogestión entre pares, todas cosas que repugnan al capitalismo.

El 52/2018 apunta en esta dirección, pero -y aquí es donde está la otra parte de la verdad a medias- la cosa no pasa por una cuestión de “nuevos criterios de relación”, sino por la consolidación de una relación más vieja y criminal, que no es otra que el propio capitalismo.

 

 

ARDE BROWN15.1.18

Lucha en el parque industrial

Los trabajadores de la metalúrgica Stockl, que no cobran sus salarios desde hace meses y denuncian vaciamiento de la empresa, cortaron el acceso al Parque Industrial Burzaco. Con ellos estuvo el PC.

“Leyendo hacia dónde va la política, no sólo el parque de Brown sino todos los parques industriales van a estar jodidos”, dijo Jairo Corbalán, militante de la Conat y del Partido Comunista de Almirante Brown, hablando de la solidaridad del PC y su órgano sindical con los trabajadores de la metalúrgica Stockl, que resisten el vaciamiento y cierre de la planta ubicada en el Parque Industrial Burzaco.

Esta fábrica cerró sus puertas el 22 de diciembre y dejó a 130 operarios en la calle a quienes, además, la patronal adeuda tres meses de salario, por lo que los trabajadores decidieron ocupar las instalaciones para evitar que vacíen la planta.

Pero esto no es todo. Desde hace quince meses los operarios no tienen cobertura de ART porque la patronal no hace los aportes. Tampoco los jubilatorios, aunque en este caso desde octubre de 2014 y pese a que hizo los descuentos salariales correspondientes.

En este contexto, hoy al amanecer los trabajadores se movilizaron con el apoyo de diferentes organizaciones sindicales, sociales y políticas, entre ellas el PC, para bloquear el acceso al Parque Industrial.

Stockl es una firma que se dedica a la producción de autopartes para Volkswagen, Toyota y Honda, así como repuestos para motos. Según denuncian los trabajadores, durante los últimos años la patronal viene perpetrando un proceso de vaciamiento.

Hace tres meses que a los trabajadores no les pagan y por eso están reclamando. No escatimaron para ello hablar directamente con la municipalidad, que gestiona tripartitamente el Parque Industrial junto a patrones y trabajadores. Pero todavía no tienen respuestas y en este marco sólo han hallado la solidaridad de la clase trabajadora.

Así, los empleados de Stockl lograron pasar las fiestas de fin de año gracias al apoyo de los trabajadores de otras industrias. Los aceiteros les acercan aceite y las cooperativas bolsas de mercaderías. También con ese apoyo lograron un elemental fondo de luchas, lo cual es vital para ellos ya que la UOM, el sindicato que debiera representarlos, no aparece, como lo demostró con su ausencia en la marcha multitudinaria que los trabajadores realizaron ante la municipalidad la semana pasada, como en la manifestación de la mañana de hoy.

“Los hemos estado acompañando en todo este trayecto”, dijo Jairo Corbalán y en ese camino puntualizó: “la patronal desapareció”. Y adujo: “el Parque Industrial está gobernado por el patrón, el trabajador y el municipio, pero el trabajador nunca está en la mesa”. Convalidando esta solidaridad manifiesta por los rojos para con los trabajadores de Stockl, en la marcha de hoy hubo militantes y banderas del PC, El Pulpo Producciones, La Violeta de Suteba, la Conat y el MTL.

Por otro lado, Corbalán consideró que “esta empresa es una de las más de 60 autopartistas que tiene el parque industrial y está cumpliendo un rol que para este modelo de país es ahora secundario”. “No se está pensando en un país industrializado sino en uno en que todas aquellas autopartes que se necesiten puedan comprarlas afuera, donde hay mano de obra más barata”, agregó.

Observó también que “esto es parte de una política general” y que “el municipio es quien debería dar respuesta a los trabajadores, pero esto es una política provincial y nacional”. Añadió: “justo le tocó a Stockl, pero hay varias empresas ya en el parque industrial que despiden por goteo”.

Asimismo, remarcó que desde la UOM en su momento “dijeron que si metían a la izquierda ellos no van a acompañar”. En ese sentido, señaló: “la UOM ni en la marcha al municipio ni hoy estuvo”. Por eso repuso que ese sindicato “ya cerró con la patronal y cerraron el entregue” y “mucho no puede hacer, pero tampoco está al frente”.

Despidos de Boop en el cordón industrial15.1.18

Una modalidad repetida

Al igual que con los trabajadores de Pepsico, la patronal del plástico instalada en Zárate-Campana efectuó más de 60 despidos tras ofrecer retiros voluntarios

La empresa de plásticos Boop S.A. se sumó a la larga lista de firmas que, desde diciembre de 2015, cerraron sus plantas en el cordón industrial Zárate-Campana. En realidad, Boop va a bajar la persiana a fin de enero y, así, dejará en la calle a sesenta trabajadores que se desempeñan en la fábrica que posee en el parque industrial de Campana, donde produce envases y envoltorios plásticos para alimentos.

Pero el proceso que llevó a esta instancia comenzó meses atrás cundo la patronal habilitó retiros voluntarios argumentando que la falta de ventas provocó una notable caída de la producción.

Está claro que el mercado de consumo interno registra una importante variación a la baja, pero también lo es que, tal como lo denuncian los operarios, la planta que Boop posee en la localidad de Pilar “trabaja normalmente”, por lo que denuncian que se está ante un intento de vaciamiento.

La maniobra no es original: cerrar una planta para concentrar toda la producción en otra es una maniobra que cada vez más frecuente y que se vio, entre otros casos recientes, en el de PepsiCo.

En todos los casos, los despidos son irreversibles, tal como la presión que ejercen para que los trabajadores que aún conservan sus empleos acepten condiciones que implican resignar derechos adquiridos. Todo para posibilitar una superlativa maximización de ganancias para las patronales.

Boop pertenece al Oben Holding Group cuya cabecera está radicada en Perú, que lo adquirió a otro de Chile, el Sigdopack Argentina.

Además de tener plantas en Perú, Ecuador y, en nuestro país, las de Pilar y Campana, Oben Holding Group tiene el setenta por ciento del mercado nacional del rubro películas plásticas.

Por eso es llamativo que este holding atraviese una situación de crisis. Durante 2015 dijo que estaba en crisis y amenazó con cerrar, así logró reducir a la mitad la planta de trabajadores, ya que el cincuenta por ciento aceptó el retiro voluntario.

No quedan dudas que el escenario económico nacional permite a la multinacional alegar una crisis que no es tal y así efectuar un ajuste que se condice con estos tiempos. Una vez más los trabajadores tienen que enfrentar la ofensiva del capital.

 

 

DOCENTES PORTEÑOS12.01.2018

Con el sueldo flojo y desajustado

Desde UTE exigieron al gobierno porteño la convocatoria urgente a mesa salarial para que se aplique la cláusula gatillo que equipare el aumento con la inflación.

“El bolsillo del docente viene sufriendo el ajuste que implementa el gobierno desde hace tiempo”, dijo la integrante de la agrupación La Rayuela en La Violeta de UTE, Morena Díaz Haddad, al sumarse al pedido de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-Ctera), que ayer reclamó al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, la urgente convocatoria a la Mesa Salarial docente para aplicar la cláusula gatillo, porque que la inflación superó el aumento salarial otorgado en 2017.

Vale recordar que, también ayer, el Indec anunció que según se relevamiento la inflación de 2016 se ubicó en el 24,8 por ciento, después de que en diciembre se registrada un preocupante 3,1.

Así las cosas, ante los datos oficiales del Índice de Precios al Consumidor de la Ciudad de Buenos Aires, la UTE invocó el decreto que, unilateralmente, firmaron Rodríguez Larreta y la titular de la cartera educativa local, Soledad Acuña, que establece que si la inflación del período febrero 2017 a enero 2018 supera el 21,5 por ciento, se pagaría la diferencia.

Ahora, con el 3,3 por ciento de inflación de diciembre que reconoce el IPC-Ciudad, en estos meses se acumula un 23,8 puntos, lo que supera la recomposición otorgada, incluso, sin que se tenga en cuenta que a este porcentaje todavía hay que sumar la inflación de enero de 2018.

UTE planteó ante esto que, ahora, la discusión salarial debe incluir la cláusula gatillo, pero asimismo, tiene que establecer un mecanismo que permita que los trabajadores de la educación de la Ciudad, recuperen el poder adquisitivo que perdieron desde 2015.

Es urgente

Dijo Díaz Haddad que “como trabajadores de la Educación necesitamos condiciones dignas de salario y de infraestructura en nuestras escuelas” porque “un docente a fin de mes cobra alrededor de 20 mil pesos, de acuerdo al cargo si tiene jornada completa, pero por jornada simple 11 mil pesos”.

Especificó que, además, “ningún docente termina sabiendo cuánto cobra porque no hay claridad en la constitución de nuestro salario”. En ese sentido, comentó: “no vas a ver dos recibos de sueldo con el mismo monto y es realmente difícil interpretar y leer si cobramos bien”.

“Un docente con un salario solo, con un cargo de jornada simple, no llega a fin de mes”, expresó y observó: “ponemos de nuestro bolsillo muchas veces los materiales que necesita la escuela”. Por eso puntualizó que muchas veces “dependemos de la cooperación de las familias” en un marco en el que “este año nos encuentra cada vez con el bolsillo más estrecho, con más gastos y más inflación”.

Sin embargo de lo dicho, la docente enfatizó que la lucha de los docentes porteños está vigente. Dijo en ese sentido: “estamos cada vez más activos, presentes en la calle para mostrar esta situación”. Y aclaró: “en las mesas salariales, nuestras paritarias, no solamente hay reclamos estrictamente materiales como el salario sino que también planteamos reivindicaciones desde nuestra política pedagógica”.

Resaltó que la situación, con la inflación superando el aumento salarial del año pasado confirma las observaciones realizadas al respecto por UTE oportunamente y siguió diciendo: “a principios de año, muchos docentes que no están afiliados o que no tienen ayuda sindical para comprar un guardapolvo, tienen que gastar de su bolsillo entre 300 y 600 pesos un delantal para ir a trabajar”.

“Muchos tienen que trasladarse de un barrio a otro para trabajar en diferentes turnos y estamos hablando de que van a aumentar el boleto a 10 pesos”, agregó y remarcó: “hay una persecución política y claramente un hostigamiento hacia los y las docentes, que no solamente salimos a las calles sino que planteamos nuestra perspectiva pedagógica en las aulas”.

Finalmente, adujo: “nos han perseguido por ser sindicalistas, por estar agremiados, nos han extorsionado con los descuentos por ejercer nuestro derecho básico a la huelga y hasta han relanzado un número de teléfono para denunciar si estamos impartiendo política en las aulas”.

A desafiliar...12.01.2018

¿Qué se trae abajo del poncho?

Detrás de una decisión de la gobernadora Vidal, se esconde un nuevo pustch en favor de la individualización superlativa que promueve la descolectivización, como parte medular del paradigma del “cambio cultural” que intenta avanzar en la tarea de transformar el proletariado en precariado.

La decisión del Gobierno Vidal de fomentar públicamente la desafiliación de los trabajadores del sistema educativo, responde a uno de los paradigmas medulares de los actores de poder que gobiernan desde 2015, por el que se pretende transformar regresivamente la relación entre capital y trabajo.

En este diseño caracterizado por descentralización, deslocalización, inestabilidad y rotación de trabajadores, pero también por la flexibilidad laboral, el empresariado tiene libertad para modificar las condiciones y reducir plantillas de acuerdo a las fluctuaciones del mercado, lo que no quiere decir otra cosa que conforme su interés por maximizar ganancias.

En un escenario cada vez más atravesado por la desocupación y con salarios que no dejan de mirarle la luneta a la inflación, este tipo de modelo avanza en el sector privado, pero asimismo, se pretende imponer en el público.

Así, la subcontratación como un derivado de los modelos empresarios en red que sustituyen a los piramidales, quiebra la relación entre empresario-empresa y trabajador, por lo que la unidad productiva deja de ser el lugar de disciplinamiento y resistencia, esto es el escenario de la lucha de clases.

Esto provoca precariedad jurídica y estructural que afecta el horizonte de las personas como sujetos, así como en tanto sujetos sociales que poseen identidad de clase.

Porque en este postfordismo con sus empresas en red derivadas de subcontratos de subcontratos y trabajo a tiempo parcial, se verifica la consolidación de un cambio en el que el paradigma del trabajo es la individualización superlativa que promueve la descolectivización. Por eso el riesgo de la flexibilización lo asumen personas individuales que, aunque puedan compartir el mismo entorno laboral, lo hacen bajo contratos de diferentes características, lo que fragmenta cualquier posibilidad de resistencia.

Pero para posibilitarlo, es preciso internalizar socialmente que el proceso por el que se crea la fantasía de que los trabajadores se convierten en empresarios –en sus propios patrones-, es una alternativa viable y, además, buena.

Este elogio a la managementización es un paradigma del “cambio cultural” que pretende como válido esto de que -a partir del camino de individualización- vale la pena enfrentar los ataques del entorno como si no fueran producto de la lucha de clases y, por lo tanto, aceptar el “desafío” que plantea resignar las regulaciones estatales heredadas del fordismo.

Flexibilizar

Pero asimismo intenta imponer la idea de que es preciso aceptar que el Estado regule sólo en favor del capital porque, de acuerdo a esta perspectiva, hay que flexibilizar ya que los costos fijos retrasan la competitividad.

La idea que subyace es permitir que las empresas externalicen y licuen entre toda la sociedad la responsabilidad que -hasta ahora- asume el Estado. Por esto el feroz ataque al Fuero Laboral y la ansiedad gubernamental por modificar el cuerpo de la legislación que regula la relación entre trabajo y capital.

Pero para esto necesitan desarticular a los trabajadores y a sus organizaciones, ya que buscan destruir la conciencia de clase, esto es, avanzar en la tarea de transformar el proletariado en precariado. Y para esto, nada mejor que comenzar por destruir la relación que existe entre los trabajadores –del sector público y privado- y sus organizaciones.

 

CAMPAÑA DE DESAFILIACIÓN12.01.2018

Promovida por el Estado contra los docentes

En la página de la cartera de Educación de la provincia de Buenos Aires aparece una planilla para solicitar la desafiliación gremial.

La Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires, publicó en su página web la planilla de solicitud de desafiliación para todos los empleados del sistema educativo que quieran desvincularse, definitivamente, de la entidad gremial o mutual a la que pertenecen.

La decisión de la cartera educativa del Gobierno Vidal de publicar este un instructivo para que los docentes se desafilien de los organismos gremiales a los que pertenecen, tiene lugar en el contexto del comienzo de una paritaria docente que, a raíz del techo que pretende implementar el ejecutivo, se presenta sumamente conflictiva.

Desde el Gobierno deslizaron que la medida fue adoptada como respuesta a denuncias de trabajadores de la educación del interior provincial que aseveran que fueron afiliados compulsivamente al Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme), que dirigía Marcelo Balcedo, quien recientemente fue detenido en Uruguay acusado de lavar dinero.

Pero queda claro que la decisión forma parte de una estrategia de permanente provocación hacia los trabajadores –algo de lo que el Gobierno Vidal dio sobradas muestras durante 2016- en el marco de una paritaria que va a comenzar con el telón de fondo del 24,8 por ciento de inflación que reconoce el propio Indec que se registró durante ese año.

Vidal nunca se caracterizó por su vocación para extender lazos de diálogo y armonía con los docentes y, todo parece indicar, tampoco lo hará este año ya que, en consonancia con La Rosada, intenta instalar una pauta paritaria que tenga un techo inferior al quince por ciento.

La cosa es con Suteba

El principal sindicato docente de la provincia de Buenos Aires es Suteba, que desde el comienzo del macrismo en el gobierno viene demostrando ser de lo más avanzado en la resistencia al ajuste. No es raro, entonces, que surjan políticas desde el la gobernación Vidal para tratar de eclipsar la fuerza y la convocatoria del importante sindicato.

Así lo entiende Emanuel Ríos, secretario adjunto de Suteba Lomas de Zamora, quien, tras recordar que “Suteba es el que más afiliados tiene”, expresó con claridad: “apuntan principalmente a Suteba”. “Es una persecución más de este gobierno a los sindicatos docentes”, agregó.

Cuestionó que estén “utilizando la página oficial de la Dirección para desalentar la desafiliación a los gremios” porque “ahí consultamos nuestro salario” y “es una página que consultamos abiertamente y en la que hay documentos públicos de los trabajadores de la educación”.

“Quieren tener a la mayor cantidad posible de trabajadores desafiliados y desorganizados”, opinó y sostuvo que en este esquema se vislumbra al “individualismo como una meta”. Y repuso: “lo veo con mucha preocupación porque han ido avanzando principalmente sobre la subjetividad al mostrar desde los medios al sindicalismo como algo malo, que somos todos corruptos y manejamos un montón de guita”.

Le sumó: “puedo asegurar, porque he ido a la casa de él y he estado allí defendiéndolo cuando amenazaron a la familia, que Baradel, como Hugo Yasky o Sonia Alesso, vive igual que cualquier trabajador”. Y puntualizó: “no han podido meter por debajo de la mesa ningún carpetazo porque nuestro gremio está completamente limpio”.

Con las bases convencidas

Por su parte, Jairo Corbalán, militante de la Violeta de Suteba en Almirante Brown, sostuvo que estamos ante “otra provocación del gobierno a la clase trabajadora y, específicamente, al gremio docente”. Observó que “acercándose a la fecha de paritarias, quiere encontrarnos débiles” y vaticinó que el gobierno “va a intentar desalentar o alejar a gente que se organice”. Por eso advirtió: “esto va a ir acompañado de una campaña criminalizándonos”.

“Un trabajador docente sin afiliación gremial es una contradicción pedagógica y de clase”, sentenció y adujo: “existen, pero están despojados de su herramienta de organización”. Agregó que “un trabajador que está afuera de su derecho es un trabajador que está solo, que es lo que quieren” y enfatizó: “un trabajador aislado va camino hacia la derrota”.

Sostuvo que esto está en el marco de una nueva campaña de estigmatización al gremio docente. “Hay una estigmatización desde el momento en que nos dicen que somos mafia”, dijo en ese sentido y añadió: “hay una estigmatización cuando dicen que tomamos de rehenes a los chicos”.

Sostuvo que se trata de “políticas sistemáticas” del gobierno y que ante ellas los trabajadores “vamos a resistir”. “Los docentes organizados en La Violeta sabemos bien que tenemos que dar las discusiones de cara al pueblo y sin rendirnos”, dijo y finalmente resaltó: “vamos a vencer”.

TRABAJADORES DE RAPI ESTANT11.01.2018

Pasar las fiestas en la fábrica

Con la solidaridad del PC y la Conat de La Matanza, los obreros de la firma metalúrgica cortan rutas y toman pacíficamente las instalaciones en contra de la falta de pago de sueldos y aguinaldos.

Desde hace una semana, los más de cien trabajadores de las tres plantas que la empresa Rapi Estant posee en el partido de La Matanza, vienen llevando a cabo cortes intermitentes de ruta en la intersección de la ruta 3 y avenida Cristianía.

Lo hacen junto a sus familias, en el contexto de un paro y permanencia en las plantas para exigir que la patronal pague los salarios y el aguinaldo que les adeuda, pero también que realice los aportes a las obras sociales y el seguro de riesgo de trabajo.

Vale citar que, desde hace cuatro meses, los operarios reciben sólo parte de sus salarios y a cuentagotas, lo que los impulsó a adoptar esta medida de lucha que fue decidida en asamblea.

El Partido Comunista y la Conat de La Matanza se hicieron presentes en el lugar donde los trabajadores están realizando los cortes para visibilizar la delicada situación: la rotonda de San Justo. Allí se comprometieron con la lucha de los trabajadores y, sobre todo, con visibilizarla por todos los medios posibles, esto considerando que desde el propio sindicato (la UOM) no se está haciendo mucho a ese respecto.

Daniel Calvo, militante del PC del populoso partido bonaerense, observó que “RapiStand viene con problemas desde hace bastante tiempo” y en ese sentido recordó que “hace tres años despidieron a 120 compañeros”. Agregó que entonces “intervenimos como partido y CTA y después, obviamente, intervino el gremio, que es la UOM”.

Especificó que en el marco del conflicto actual “desde septiembre la planta se ha achicado un montón”, por lo que “antes de las fiestas empezaron las medidas de fuerza”. Y repuso: “la UOM en realidad no quiere que hagan ciertas medidas de fuerza acá en La Matanza, como los cortes de ruta que se estuvieron haciendo”.

Puntualizó que desde el sindicato metalúrgico “más que apoyarlos es como que le ponen algunas trabas a los compañeros”. Y enfatizó: “las medidas de fuerza realizadas por los trabajadores tienen que ver con ocupar pacíficamente la fábrica, más que nada para que esta materia prima que tienen no se la lleve la patronal a otro lugar”.

“Están reteniendo para que no les saquen sus fuentes de laburo”, informó y recalcó que “están permaneciendo pacíficamente en la fábrica”. Añadió: “pasaron las fiestas adentro de la empresa, cortando más que nada la ruta 3, no para joder a la población sino para mostrar el reclamo”.

 

MÁS DESPIDOS EN EL ESTADO04.01.2018

La réplica al ajuste

ATE salió al cruce de nuevos despidos realizando un paro con movilización. Desde el organismo, cuestionan las políticas de achicamiento del Estado en pos de los sectores concentrados de la economía.

“El Estado no es un árbitro de las relaciones sociales, o se pone a favor de las clases populares o se pone a favor de los sectores oligárquicos y este Estado en particular ha decidido ponerse a favor de los sectores oligárquicos”, dijo el secretario general de ATE en el ministerio de Educación, Rodrigo Recalde, al referirse a los más de 1.200 puestos de trabajo que fueron afectados por la ola de despidos de trabajadores estatales perpetrada, durante las últimas semanas, por el Gobierno Cambiemos.

Al respecto, ATE denunció otras 130 cesantías en el Senasa, que se sumaron a las de otros 120 trabajadores que ya se habían llevado a cabo en este organismo.

Pero esto no es todo, ya que con final incierto se presenta el conflicto abierto como consecuencia de los 180 trabajadores que fueron echados de la Televisión Digital Abierta (TDA), así como el cierre de la Azul de Fabricaciones Militares (FM) que trae aparejada 219 despidos.

Así las cosas, despidos y vaciamiento de organismos estatales pareced ser la clave con la que el gobierno comenzó 2018.

Y, en este sentido, un caso emblemático es el de Senasa, cuyos trabajadores alertaron que a raíz del vaciamiento y la merma de personal el país está “en riesgo fitozoosanitario”, por lo que ATE ratificó el plan de lucha en todo el país en rechazo de “esa situación y la injusta decisión de no renovar contratos al personal”.

Por su parte, en FM la cosa no es mejor. En las plantas de las localidades cordobesas de Río Tercero y Villa María se registran sesenta desvinculaciones, al tiempo que en la ubicada en Fray Luis Beltrán Beltrán, en Santa Fe, ya quedaron en la calle 35 operarios, al tiempo que en la sede central de FM los despedidos ya son quince. Y, en la órbita del Ministerio de Defensa, durante los últimos días setenta trabajadores fueron echados.

Así las cosas, hoy estatales pararon y se movilizaron en todo el país contra los despidos, en una jornada en la que convocados por la CTA Autónoma, tuvo lugar un paro nacional de 24 horas, que incluirá una movilización hacia el ministerio de Modernización.

El choque poderoso

Rodrigo Recalde entendió lo que está ocurriendo como “una nueva embestida por parte del macrismo en lo que hace referencia a sus políticas estatales, connotadas con las reformas previsional, tributaria y laboral”. “Dejan en claro a todas luces lo que quieren para el Estado”, agregó y repuso que el proyecto macrista implica “un Estado sumamente chico que garantice solamente los derechos para unos pocos”.

Agregó que desde el gobierno nacional se construye en por de “un Estado que sirve para los sectores oligárquicos y deja de lado todo lo que sea derechos sociales en los distintos ámbitos”.

Recordó después los despidos en FM, aunque no olvidó los que ya se habían dado en la órbita del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). En ese sentido, puntualizó: “en cada uno de esos espacios nuestro sindicato ha estado a la cabeza de la lucha, dando resistencia y logrando, en algunos casos, que se diera marcha atrás con los despidos.

Finalmente, analizó: “El Estado no es un árbitro de las relaciones sociales, o se pone a favor de las clases populares o se pone a favor de los sectores oligárquicos y este Estado en particular ha decidido ponerse a favor de los sectores oligárquicos”.

De 2017 a 2018 29.12.2017

Un escenario difícil

El abogado laboralista y asesor legar de la Conat, Hugo Mir, caracterizó a la primera mitad del Gobierno Cambiemos que “provocó una gran ola de despidos en la administración”.

“El gobierno de Mauricio Macri presenta resultados pésimos en función de los intereses de los sectores populares y de los trabajadores, pero muy beneficiosa en relación a los sectores del capital concentrado”. Así, el abogado laboralista y asesor legar de la Conat, Hugo Mir, caracterizó a la primera mitad del Gobierno Cambiemos que, recordó, “provocó una gran ola de despidos en la administración pública que supera los cuatrocientos mil estatales dejados en la calle, a lo que hay que agregarle un treinta por ciento más de trabajadores en negro”.

Pero también Mir destacó el impacto negativo de la modificación a la ley de riesgo de trabajo “que reinstalo las comisiones medicas que habían sido declaradas inconstitucionales en 2004 por la Corte Suprema”.

Y, en idéntica dirección, apuntó al “proyecto de reforma laboral o de destrucción del derecho al trabajo, la atroz reforma previsional que acaba de ser sancionada que lleva a la miseria a los actuales y los futuros jubilados para recaudar cien mil millones, como lo dice el gobierno sin tapujos, para el vencimiento de las Lebac”. De ahí que, sin dudarlo, Mir no dudara en calificar al que encabeza Macri como “un gobierno de ricos para los ricos”.

Asimismo, en un contexto caracterizado “por el aumento sin límite de los alimentos y de los artículos de primera necesidad que se produce sin ningún control del gobierno nacional”, el abogado de la Conat fustigó al Ministerio de Trabajo “que no intercede para lograr acuerdos beneficios para el trabajador y, por el contario, anula acuerdos como el de los bancarios cuando superó las pautas de congelamiento de salarios”.

¿Alianzas, con quién?

Pero esta arremetida de la derecha abre posibilidades. Así lo interpreta Mir. “Más allá de la derrota en el tratamiento de la ley de la reforma previsional, que era previsible, queda otra enseñanza que es la inestabilidad política e ideológica de los diputados del panperonismo que se divide y se junta varias veces y tiene salidas y respuestas para todos”, reflexionó.

De ahí que “el campo popular en general y dentro de él la izquierda revolucionaria, tenemos que reflexionar sobre eso”, esto es “con quiénes hacemos alianzas electorales y asumir el protagonismo”.

Así, sin dudarlo Mir asevera que, “en este contexto, no tenemos que olvidar, debemos reflexionar y acumular las luchas populares y las movilizaciones históricas que vivimos estos días, que provocaron una derrota política al gobierno que aún es una incógnita quién va a capitalizar”.

Protesta docente frente a legislatura29.12.2017

Movilización en defensa del IPS y la fuente de trabajo

El FUDB realizó una clase pública en rechazo de la modificación del sistema jubilatorio de los docentes y en contra de los despidos.

El jueves veintiocho de diciembre el Suteba junto al resto del Frente de Unidad Docente realizó una clase pública en las puertas de la legislatura bonaerense, para plantear el rechazo unánime de los docentes a cualquier tipo modificación del sistema jubilatorio.

En la actividad, el secretario General del Suteba Roberto Baradel denunció que el proyecto de ley de Reforma Previsional de la gobernadora Vidal, “atenta contra una conquista histórica”; y aseveró que “agrava seriamente las condiciones para acceder a la jubilación en la edad y cantidad de años de aportes y el desempeño”.

Asimismo rechazó la armonización del IPS y cualquier otro intento de saqueo de los recursos de los trabajadores de la educación”; motivo por el cual el Suteba se declara en estado de alerta y movilización ante cualquier intento del gobierno de avasallar nuestros derechos”.

Por su parte el Secretario de Educación Artística del Suteba Pedro Ponce afirmó que “es importante esta movilización frente a la legislatura ante la gravedad de lo que esta sucediendo en la Provincia de Buenos Aires; en este intento de armonización del IPS, y del vaciamiento de las cajas de previsión social”.

Asimismo cuestionó los despidos anunciados desde el gobierno provincial de los docentes suplentes y provisionales, “pienso que serán aproximadamente más de siete mil profesores”.

Ponce de igual manera dijo que el gobierno provincial impulsa todas estas medidas impopulares, que merecen tener una respuesta más contundente de los docentes; pero “sabemos que en estas fechas siempre es difícil convocar a movilizarse; algo que conoce muy bien la patronal, por eso impulsan medidas muy impopulares contra toda la comunidad educativa”.

Además explicó que “desde esta clase publica vemos las diferentes despachos de la legislatura bonaerense que presentan diferentes carteles donde se denuncia los despidos en el estado provincial, esta es la fotografía de la Argentina de hoy”.

A su turno el integrante de la conducción del Suteba La Plata Cesar Zubelet, manifestó que esta decisión unilateral por parte de Dirección General de Cultura y Educación de aplicar una norma del estatuto, “no es un acuerdo de cogestión; por eso proponemos que se den los plazos para adecuar las distintas situaciones de los docentes a la norma”.

Finalmente denuncio que “esta decisión pone en riesgo a miles de alumnos a que pierdan horas de clases en varias asignaturas; esto deja en claro la nula posibilidad de diálogo con el gobierno, tomando unilateralmente decisiones que no sólo perjudican a miles de docentes sino también a los alumnos”.

Balance positivo en La Rioja29.12.2017

Un frente que es amplio

Con la presencia de Rogelio de Leonardi y Marcelo Frondizi, diferentes organizaciones coincidieron en que es preciso avanzar en unidad y acción para resistir el ajuste.

El Frente Riojano contra el Ajuste y la Represión se reunió en el SUM de AMP en un acto que estuvo encabezado por el secretario de la gremial docente de La Rioja, Rogelio de Leonardi, y que contó con la presencia del referente nacional de ATE Marcelo Frondizi.

En el contexto de este plenario unitario se hizo un balance que los participantes coincidieron en señalar como “positivo”, al tiempo que destacaron “la acumulación de fuerza lograda por los trabajadores tras la defensa popular a los jubilados y beneficiarios de asignaciones”.

Pero también, los representantes de un amplio abanico de sindicatos y organizaciones sociales y políticas que integran el Frente, acordaron pautas de acciones concretas de cara a 2018, tendientes “a cimentar la unidad lograda en las últimas movilizaciones, sobre todo en la última, que adquirió una dimensión sin precedentes en la escalada de reclamos contra el ajuste de Cambiemos en nuestra provincia”.

Al encuentro que fue el segundo plenario organizado por el espacio, asistieron alrededor de un centenar de participantes, entre delegados sindicales y referentes de distintos sectores, que protagonizaron una amplia asamblea que elaboró un documento.

En ese marco se rescató “el despliegue de la resistencia en la base social que logró la primera derrota política de Cambiemos, pese a la aprobación de la reforma” y, asimismo, se valoró positivamente “el aguinaldo social como una victoria del campo popular, en un escenario que exige pensar lo político y lo social en un mismo plano”.

Por otra parte hubo pronunciamientos contra la escalada represiva y en favor de la libertad de todos los presos políticos, así como para rechazar la reforma laboral, en reclamo de paritarias libres y sin techo que permitan una verdadera recomposición salarial.

En lo organizativo, se hizo público un fuerte respaldo a ATE y la unidad de las CTA “que se coronará con un homenaje a Normando Piojo Ocampo”, que va a tener lugar en Chilecito, el 19 de enero.

ESTRATEGIA DE AJUSTADORES22.12.2017

Gobierno no convocará a la paritaria nacional docente

“Las paritarias deben darse en las jurisdicciones, con los reales empleadores”, dice Cambiemos

“Han dejado que cada provincia libre la discusión paritaria y eso es un peligro, porque en las provincias que tienen menos recursos, los sueldos obviamente son muchos menores”, define Emanuel Ríos, Secretario General Adjunto SUTEBA Lomas de Zamora. La falta de una pauta orientadora desde Nación complicó este año las negociaciones entre los gobernadores y los maestros locales, y derivó en un inicio de clases nuevamente signado por los paros, también potenciado por el fuerte malestar del sindicato docente nacional. Con esto, Ríos comenta que otra vez el gobierno nacional vuelve a saltar la ley, y no llama nuevamente a paritarias nacionales, que es un pedido que “nosotros venimos haciendo desde el año pasado, levantando la voz, haciendo marchas multitudinarias, pidiendo la apertura de la paritaria nacional”

Se trata de una estrategia inaugurada por el antecesor del ministro de Educación nacional, Alejandro Finocchiaro, el hoy senador nacional Esteban Bullrich, quien ya este año desbarató la herramienta de la paritaria docente nacional para aplicar actualizaciones automáticas de ese piso, que queda desde ahora siempre 20 por ciento por encima del salario mínimo, vital y móvil. Finocchiaro, quien asumió en julio pasado, continuará en esa senda. “Las paritarias deben darse en las jurisdicciones, con los reales empleadores”, remarcan desde el entorno del ministro.

“Esto lo acaban de anunciar ellos, así que estamos con Ctera y todos los organismos de base preparando un plan de lucha sistemático partir del 2018 para que se abra la paritaria”, dice Ríos. Y continúa explicando que para que no les impongan un techo salarial como están haciendo algunos gobernadores, “nosotros sabemos que tenemos ir para adelante con la lucha por la paritaria nacional y tratar de parar el accionar del gobierno de Mauricio Macri y todos los gobernadores que están en sintonía con la alianza Cambiemos.”, concluye Ríos.

NÚMEROS DUROS22.12.2017

Trabajar para morir

Mientras el gobierno insiste en estigmatizar a los abogados laboralistas, un estudio comprobó que mueren más de 400 personas por año en accidentes laborales.

Un genocidio evitable se está dando en la República Argentina: el de los trabajadores muertos en accidentes laborales, que son más de 400 por año. La cifra se desprende de un estudio reciente realizado por la Superintendencia de Riesgos de Trabajo e ilustra el contenido hondamente reaccionario y antipopular de un gobierno que objeta contra lo que llama “la industria del juicio” y evita el acceso de los trabajadores a la Justicia.

Esta cifra sólo hace referencia a los trabajadores legalmente registrados o “en blanco”, que sólo representan al 46 por ciento de la masa laboral en nuestro país y que, pese al incremento poblacional, son el mismo número que desde el comienzo de la dictadura, que no fue otra cosa, amén de la más bestial etapa genocida de la Argentina, que el inicio cabal de las políticas neoliberales en contra de los intereses del sector asalariado.

Esto quiere decir que si se considerara al sector de trabajadores “en negro” o no debidamente registrados, la ya elevada cifra de 400 muertos por año se puede disparar notablemente. El dato no es menor, sobre todo si consideramos la precariedad en la que muchos de los no inscriptos deben realizar sus tareas. Y la cifra oficial, vale destacar, representa nada menos que un muerto cada veinte horas en Argentina.

Pese a ello, el gobierno nacional no sólo se desentiende del asunto y favorece en cuanto puede a la patronal sino que, además, denuncia a los abogados laboralistas llamándolos “mafia de los juicios laborales”, la que, a juicio del propio presidente Mauricio Macri, antes de defender a los trabajadores desarrolla la ya dicha “industria del juicio”.

Pero no se trata sólo de una política de estigmatización por parte del Ejecutivo nacional sino de una acción constante en contra de los trabajadores que padecen el riesgo cabal de, lisa y llanamente, morir en el trabajo. En ese sentido han ido las reformas a las leyes de Accidentes de Riesgos de Trabajo (ART), que no buscaban sino limitar en todo lo posible el acceso de las víctimas a la Justicia laboral.

Las estadísticas también señalan que sólo durante el año pasado fueron notificados accidentes laborales por la friolera de 600 mil, cifra en la cual se incluyen a los 560 mil trabajadores que debieron ausentarse uno o más días del trabajo a causa de las consecuencias del accidente padecido. Estas ausencias, valga decir, representan a su vez el 17 por ciento del ausentismo.

El abogado laboralista Hugo Mir observó que la situación “demuestra la gravedad del sistema” y “la indefensión de los trabajadores”. “Podría decirse que hay 120 muertos más entre los trabajadores en negro”, agregó.

Repuso que “este sistema perverso, ideado durante el menemismo en 1997, tiene vigencia y lamentablemente el kirchnerismo no lo erradicó sino que lo modificó y hasta lo mejoró un tanto, pero mantuvo a las ART, que hacen como mayor objetivo al lucro, no a la mejora de las condiciones del trabajador”.

Y añadió: “las ART, son las que constituyen los organismos de contralor de la misma superintendencia”, por lo que, señaló, “se controlan a sí mismos”. “Sus clientes que son los mismos empleadores”, adujo y sentenció: “todo sirve para cansar y agotar al trabajador”.

UN GRITO UNÁNIME22.12.2017

¡No a la OMC!

Organizaciones sociales y sindicales se movilizaron en rechazo a la OMC que se reunió en nuestro país. Toto Galván analiza la experiencia

“Hubo gran presencia de delegaciones internacionales y de otras tantas de Argentina, alrededor de 2.500 manifestantes, fue un real orgullo”, comenta Raul Toto Galván, Secretario General PC Chaco. Bajo las consignas de luchar contra "los intereses de los monopolios internacionales", "la opresión contra los países atrasados", y la principal, “Fuera OMC”, el 12 de diciembre, se realizó una movilización contra la cumbre de la Organización Mundial del Comercio.

La marcha se realizó a pesar de todas las restricciones que puso el gobierno nacional, opina Galván, que resalta la forma “especial en que las organizaciones internacionales desarrollaran las actividades que se hicieron en la semana dentro del marco de la Acción Global contra la OMC.

Pero como no podía ser de otra forma, cuando se desconcentraba la marcha, un grupo de la Policía Federal y Gendarmería, actuaron reprimiendo, de lo que resultó que la gente se defendiera a piedrazos y botellazos.

Galván explica que el rechazo se basa en que la OMC es parte de las “instancias donde se concentran los que gestionan el capitalismo a nivel mundial y que están regidos, como dice el Papa Francisco, por el Dios dinero, fomentando cada vez más esquemas de exclusión. La liberalización del comercio promueve esa exclusión, generando un mundo inviable”.

Cumbre OMC

La movilización a pesar de todas las restricciones que puso el gobierno nacional, especialmente a las organizaciones internacionales, me pareció importante,en particular las actividades que se hicieron en la semana dentro del marco de la Acción Global contra la OMC, y hubo una buena presencia de delegaciones internacionales y de otras tantas de Argentina. Fue un rechazo multitudinario.

Minería20.12.2017

El Sindicato Jerárquico Minero ya cuenta con Personería Jurídica

Asijemin es la segunda entidad gremial de la industria minera en el país, creada para el trabajador jerárquico, profesional y técnico. Ahora, tiene personería jurídica.

“Nuestra personaría está limpia y corresponde a ser aplicada”, cuenta Marcelo Chacho Mena Muñoz, Secretario General de Mineros y miembro de CONAT, quien empezó a incursionar en la tarea sindical cuando trabajaba en la mina Veladero, de la canadiense Barrick Gold en la provincia de San Juan. En Minera Santa Cruz comenzó a ser un trabajador jerárquico o de medio o alto mando y vio la necesidad de tener un sindicato que representara al personal que no es obrero y esté encuadrado en la Asociación Obrera Minera Argentina (Aoma). Así se creó Asijemin (Asociación Sindical del Personal Jerárquico, Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina).

La Asijemin, a fines del 2015, logró la resolución ministerial en donde les dieron la personería. Pero, relata Mena que en octubre 2016, por una resolución administrativa del gobierno actual, “nos suspendían nuestra personaría gremial, alegando que el gobierno pasado era corrupto, que se habían hecho las cosas mal, etc.” De ahí pudieron acudir a la justicia, dejando sin efecto esa suspensión, y todo lo anterior.

“Estos muchachos no quedaron tranquilos, y metieron recurso extraordinario a la Corte”, recuerda Mena. En el día de hoy, salió el rechazo al recurso extraordinario a la Corte quedando firme la sentencia de que “nuestra personaría está limpia y se corresponde a ser aplicada. Eso nos habilita poder celebrar todos los convenios colectivos de trabajo, etc.”, concluye el dirigente.

LA PLATA20.12.2017

Gran concentración en contra de la reforma del régimen previsional

Fue ante la Legislatura de la provincia de Buenos Aires y estuvieron presentes el MTL y la Conat. “Esta movilización significa que no nos derrotaron, que estamos de pie y en lucha”, dijo ahí el integrante de Suteba-Lomas, Emanuel Ríos.

El diecinueve de diciembre frente a la legislatura bonaerense se realizó una concentración encabezada por la CTA de la provincia de Buenos Aires, SUTEBA, La Bancaria, y el Movimiento Territorial de Liberación, la Corriente Germán Abdala, y el Movimiento Mayo entre otros; para rechazar al proyecto de ley que busca modificar el régimen previsional para los empleados del Banco Provincia.

La iniciativa impulsada por la gobernadora María Eugenia Vidal, que finalmente fue aprobada por la Cámara de Diputados, y que próximamente deberá analizarse en el Senado; pretende elevar la edad jubilatoria de los empleados del Bapro, reducir los haberes y recortar las pensiones por invalidez.

El proyecto de ley que ahora deberá aprobarse en la cámara alta, eleva la edad de jubilación de cincuenta y siete a sesenta y cinco años, recorta los haberes del ochenta y dos actual a un sesenta por ciento del promedio de los últimos diez años, y recorta las pensiones por invalidez que pasaran a ser del 70 por ciento del salario del titular al momento de jubilarse, hoy es del setenta y cinco.

Vale mencionar que durante toda la sesión parlamentaria, la legislatura bonaerense y sus inmediaciones estuvieron vigiladas por casi mil policías, que desde las primeras horas de la mañana, se apostaron formado un doble vallado alrededor del palacio y militarizando toda la zona.

En ese marco, Roberto Baradel, secretario General de la CTA y del SUTEBA anunció que el próximo paso es la jubilación de los docentes y una vez más como estuvimos la semana pasada, volvemos a estar en solidaridad con los compañeros bancarios pero también en defensa propia, porque en realidad ya abrieron la puerta grande para que la provincia de Buenos Aires armonice la caja de los bancarios y una vez que esto pase van a venir por la de los docentes.

Asimismo manifestó que “estamos en la calle con paz, fortaleza y convicción. Porque nadie nos regaló el derecho que tenemos desde años, que es la jubilación, que no es precisamente de privilegio”.

A su turno Emanuel Rios, secretario general adjunto del Suteba de Lomas de Zamora, valoró positivamente la movilización , que trajo cientos de docentes de toda la provincia, y aseveró que “significa que no nos derrotaron, que estamos de pie, en lucha, acompañando a los trabajadores de La Bancaria, con más de cinco cuadras de gente, diciéndole no a la reforma de su sistema jubilatorio, solamente para compensar la timba financiera, los gastos millonarios de los diputados y senadores del Pro que favorece a los operadores de la Alianza Cambiemos, como es el caso de Daniel Argerich que ahora no paga más impuesto a las ganancias en todos sus casinos”.

Al mismo tiempo afirmó que con la jubilación de “los compañeros bancarios van a mantener todos los negociados de los operadores de Cambiemos, ni hablar de las Lebac y toda la bicicleta financiera, la burbuja que están inflando que va a explotar en cualquier momento y sabemos que cuando lo haga perjudicará a los jubilados, los trabajadores, a los más vulnerables, por eso desde el Suteba acompañamos a los bancarios porque comienzan por ellos y siguen con nosotros.

En igual dirección opinó Laura Leonardi, secretaria de género de la CTA de Quilmes y dirigente del Suteba, al calificar a la movilización de muy importante por su grado de masividad y “porque venimos a bancar a los compañeros trabajadores del Banco Provincia, ya que sabemos que después de la caja de ellos vienen por la de los docentes, y la de todos, estuvimos en la Plaza de los dos Congresos y ahora en La Plata, dando esta batalla”.

De igual forma dijo que a “lo que este gobierno llama armonización no es otra cosa que bajar y meter la mano en la caja de los aportes previsionales de los trabajadores estatales”

El MTL dijo presente

Una extensa columna de banderas rojinegras, bombos, redoblantes y trompetas dieron color, música y ritmo durante toda la jornada a la protesta de los trabajadores estatales, al respecto Mario Michelli, integrante de la mesa provincial del MTL y secretario de la CTA de Cañuelas- Lobos, indicó que son días muy importantes de lucha, impulsadas por la CTA, los sindicatos, los movimientos sociales, y todo el campo popular en defensa del IPS y en contra de la reforma jubilatoria que impulsa el gobierno de Macri, y del ajuste en la provincia de Buenos Aires.

También declaró que se está desarrollando un fuerte grado de unidad entre La Bancaria, el Suteba, la CTA y las organizaciones sociales de la provincia, que venimos demostrando que mas allá de la represión, la persecución, y de la batalla perdida en la Cámara de Diputados, seguimos en el marco de unidad y de lucha.

De la misma manera opinó Gustavo Muñoz, miembro de la mesa provincial del MTL, que exclamó que “es muy importante esta movilización con toda esta cantidad de gente de diferentes sectores, que hoy estamos peleando y defendiendo nuestros derechos, teniendo en cuenta el cachetazo que no dio la derecha al aprobar la reforma a ley previsional.

Igualmente sostuvo que esta movilización marca que “se puede seguir peleando, en el marco de la unidad, organizándose, dándole una pelea a esta derecha que está dispuesta a todo, porque vimos la represión de estos últimos días”; y denunció que cuando estaban viajando en los colectivos para la movilización, “tuvimos requisas por la policía iguales a las de la dictadura, revisando y manoseando a las compañeras, llegaron a sacarnos los cubiertos de cocina que teníamos para la comida, esto quiere decir que buscan quitarnos nuestros derechos, pero sabemos que no será posible porque nuestro pueblo sabe que se tiene que unir, organizarse y luchar para vencer”.

 

Balance y perspectivas20.12.2017

Dos años de Gobierno Cambiemos

Desde la Conat, Marcos Finocchietti y Mario Michelli reflexionan sobre lo transcurrido desde diciembre de 2015 y el capítulo que puede abrirse.

“La consigna del frente contra el ajuste, la entrega y la represión tiene mucho que ver con el gobierno y con lo que ha acontecido en estos dos años”, dijo el integrante del Comité Central PC Santa Fe, Marcos Finocchietti, quien añadió que “un estado de derecho aniquilado, un republicanismo muy difundido por el macrismo y absolutamente denostado desde la designación de los jueces, hasta avanzar en un endeudamiento que nos va a dejar por 100 años”.

Finochietti también fustigó al gobierno “que ha avanzado con la reforma laboral y jubilatoria y la tributaria, en lo que es una política de ajuste y de entrega que, para llevarla adelante, necesita de esta acción que nosotros decimos que hay que confrontar”.

En este contexto anticipó que, “a la hora de ir reconfigurando un nuevo mapa político y social” se presenta un escenario en el que “está en disputa la representación política y donde va a haber un nivel de exigencia muy importante” pero asimismo “una oportunidad de constituir una alternativa política que debe ser post capitalista, por el socialismo y el comunismo”.

Y recalcó que “esta posibilidad se está viendo en los ámbitos de la lucha social, particularmente en la lucha sindical, donde hay una reconfiguración de lo que son las centrales obreras, y de los frentes políticos indispensables de constituir, no desde el punto de vista electoral, sino desde el punto de vista de fuerza política organizada como frente de liberación nacional y social”.

Panorama sombrío

Por su parte, a la hora de evaluar los dos años iniciales de la Presidencia Macri, el secretario general CTA Cañuelas-Lobos, Mario Michelli, hizo hincapié en que “el balance es más que negativo para la clase trabajadora y para todo el pueblo en general” y resaltó que “no hubo una sola medida a favor del pueblo, todo ha sido para todos los poderosos, los ricos y al contrario para los trabajadores”. Asimismo, en lo inherente a las perspectivas que se abren, Micheli advirtió que quienes gobiernan tienen en su agenda “seguir acentuando la transferencia regresiva de riqueza mediante leyes, decretos, crecimiento de la represión y aprietes, lo que está lejos de un sistema mínimamente democrático” ya que, “solo gobiernan para los ricos”.

 

Contra la reforma jubilatoria20.12.2017

La FSM fijó su postura

Lo hizo por medio de una declaración de esta organización que congrega a casi cien millones de trabajadores de 126 países. También se pronunció el Foro de San Pablo.

La Federación Sindical Mundial (FSM), en nombre de sus más de 92 millones de trabajadores afiliados en 126 países de todo el mundo, hizo pública su solidaridad “con la lucha del pueblo argentino en contra de la precarizadora reforma previsional promulgada por el gobierno de Argentina”.

La FSM que entre otras fuerzas y organizaciones integra la Corriente Nacional Agustín Tosco (CONAT), se refirió también al proyecto de reforma del sistema jubilatorio que fuera aprobado, ayer martes, por el Congreso Nacional a instancias de un proyecto presentado por el ejecutivo.

Al respecto hizo hincapié en que “la precarizadora ley, aprobada en la Cámara de Diputados de la Nación, vulnera los derechos conquistados de los jubilados y trabajadores del país en favor del gran capital y la burguesía argentina”.

Y, en idéntica dirección, recalcó que, “al mismo tiempo, nuestra gran familia sindical clasista rechaza de la manera más rotunda la fuerte represión y las brutalidades policiales en contra del pueblo que salió a las calles a pesar de las balas de goma, los gases y los lacrimógenos”.

Por lo que, puntualizó, “desde la FSM sumamos nuestra voz a la de la clase trabajadora argentina y le decimos alto y claro a la clase dominante que no nos dan miedo sus atropellos y amenazas”.

Tras lo que finalizó aseverando que “la FSM seguirá a paso firme al lado del pueblo de Argentina, dando respaldo a sus justas reivindicaciones”.

Foro de Sao Paulo

El Grupo de Trabajo del Foro de Sao Paulo se pronunció en idéntica dirección al rechazar la reforma previsional sancionada en Argentina “bajo una creciente tensión en el Congreso y en las calles”.

Esta reforma, recalca, “es más un recorte y se suma a otras medidas de carácter neoliberal implementadas por el gobierno Macri, con graves consecuencias para los pobres y desposeídos, y ahora cometiendo un ahorro contra jubilados, trabajadores, embarazadas, entre otros. Crecerá la vulnerabilidad social de una amplia camada de la población, con más pobreza y desigualdad”.

Por lo que también repudia el Foro “las embestidas violentas de la policía contra la población que defiende sus derechos al protestar contra esas medidas que dejaron un saldo de decenas de heridos” y solicita “que los representantes del gobierno escuchen las voces de las calles”, pero también insta a “los partidos y movimientos políticos miembros del Foro de Sao Paulo a que se manifiesten sobre este ataque neoliberal a los derechos sociales en nuestros países”.

BALANCE ROJO14.12.2017

Malos años para los trabajadores

Desde el PC cuestionaron los años macristas como negativos y proponen un frente contra la represión y el ajuste.

Mientras las capitales del país sufren cada vez más protestas populares, se militarizan los espacios públicos y se vallan las sedes institucionales por que el pueblo no se acerque a ellas, el macrismo no da el brazo a torcer en sus políticas de ajuste. Lo hace con una venda en lo ojos, no viendo la creciente bronca y separándose cada vez más de los sectores históricamente menos favorecidos.

En tanto, la economía popular no deja de decrecer y el balance de estos dos años de macrismo en el poder es para los trabajadores unánimemente negativo. Así lo confirman desde el espectro sindical del PC, organización política que se suma, como siempre a las luchas y que, a su vez, no deja de construir políticas de unidad para dar con tierra con este proyecto de expoliación que nos gobierna.

Emanuel Ríos, integrante de la mesa provincial de conducción del PC y secretario adjunto de Suteba Lomas de Zamora, fue tajante en afirmar que este período hasta ahora fue “totalmente negativo para la clase trabajadora y positivo para los sectores concentrados de riqueza de nuestro país que son básicamente los sectores especulativos, los sectores del campo, los sectores sojeros y todos los amigos y conocidos de este gobierno”.

Agregó: “han hecho una gran cantidad de negociados que han beneficiado a un grupo muy minúsculo de la sociedad”. Luego recordó que para los trabajadores, en cambio, han promovido, “congelamiento de salarios y despidos, que fueron masivos tanto en el Estado como en sectores privados”. Añadió “las paritarias, que prácticamente fueron inexistentes salvo algunas como la de aceiteros o la de los docentes que dentro de todo pudieron romperle el techo que quisieron imponer salarialmente” y expresó: “el gran grueso de sindicatos o no han tenido paritaria o no han podido cerrarla”.

También mencionó a los tarifazos y al aumento de los precios en el paquete perjudicial para los laburantes. Asimismo cuestionó la política internacional macrista, por la cual que, aseveró, “hemos pasado a ser el nuevo lamebotas de EEUU e Israel”.

Con respecto a las perspectivas a futuro, Ríos previó una “crisis en materia económica y en materia social”. Ante ello, adujo que “la descomposición social que ya se empieza a ver, en las escuelas, en los barrios, es el producto de las políticas económicas que plantea este gobierno”. Pero auguró que ante ello “la resistencia va a ser mucho más fuerte que la del 2001”.

Rumbo regresivo

Por su parte, Gustavo Panasiuk, integrante del Comité Central del PC y secretario adjunto de la CTA de La Matanza, observó que “estos dos años marcan un rumbo absolutamente regresivo para los intereses de los trabajadores y que está claro que el gobierno de Macri, Vidal y su séquito de gobernadores están avocados a resolver las directivas de la embajada de los EEUU”.

Repuso: “esto tiene que ver con la forma, que es clásica, de resolver la crisis del sistema capitalista por parte de EEUU y del imperialismo fundamentalmente, que es trasladar sus crisis a los países dependientes”. Y le sumó: “ya hace varios años que retomaron la ofensiva para tomar el control de lo que ellos consideran su patio trasero”.

“Tenemos que avanzar en lo que se definió en nuestro Congreso”, dijo en referencia al PC y recordó que esta propuesta es la de “la constitución de un frente que no tiene por qué tener nombre y apellido”. “La política tiene que ser de un frente contra el ajuste, la entrega y la represión”, puntualizó finalmente.

La Rioja y el Paquetazo05.12.2017

La AMP fija posición

“El ejecutivo pretende descargar sobre los millones de trabajadores activos, desocupados y jubilados el peso de lo que le están sacando a las mineras, a las pesqueras, al agronegocio y a la importación” advirtió De Leonardi.

“Lo importante es que se está produciendo felizmente una reacción en cadena, en el caso particular de La Rioja, por parte de ambas CTA y sectores ligados a la corriente nacional y popular que estamos en estado de alerta y movilización”, dijo el titular de la AMP, Rogelio de Leonardi, al referirse a la reacción que desde diferentes sectores se produce en respuesta al Paquetazo.

En sentido representantes de este sindicato base de Ctera viene llevando a cabo recorridas por el interior de La Rioja “para explicar y debatir el alerta que sostienen todas la Centrales sindicales” de cara “al intento de reforma más regresivo que algún gobierno haya planteado en nuestro país”, tal como lo explicaron Betty Martínez y José María Bustamante, quienes son secretaria gremial y de organización de la AMP, respectivamente.

Así las cosas, la AMP y la CTA sacan la resistencia a la calle, pero también están desarrollando entrevistas con diputados nacionales que representan a La Rioja. Ayer lunes se entrevistaron con la diputada Teresita Madera y se espera que durante las jornadas venideras hagan lo propio con Luis Beder Herrera y algunos que integran el bloque de Cambiemos.

Al respecto, De Leonardi fue claro cuando fustigó la postura de Carlos Saúl Menem, quien pese a que acababa de ser reelecto senador de la Nación, no se hizo presente en el recinto a la hora de la votación de la reforma previsional, “subestimando absolutamente el voto popular”.

Y también la actitud de Teresita Luna quien votó a favor del proyecto enviado por el ejecutivo. “Es un caso insólito”, recalcó el titular de la AMP y recordó que “tiene todo nuestro absoluto repudio, hemos caminado juntos con ella en más de una situación de conflicto y ahora esta traición”.

Advertencia

De Leonardi hizo hincapié en que, mediante el Paquetazo, el ejecutivo pretende “descargar sobre los millones de trabajadores activos, desocupados y jubilados el peso de lo que le están sacando a las mineras, a las pesqueras, al agronegocio y a la importación”.

Y añadió: “está claro que se está reduciendo sustancialmente los aportes de Nación para las provincias y que esta segunda etapa va a ser tremenda, de mucha más vulnerabilidad para los trabajadores, activos y pasivos”, tras lo que puntualizó que, en este escenario, “los más afectados serán los jubilados, incluso, más que los activos todavía con esta reforma previsional”.

Por lo que, insistió, en que es necesario continuar la movilización ya que, además, en La Rioja el gobernador Sergio Casas ya anunció “que no va a haber incremento salarial, porque los gobiernos provinciales están haciendo exactamente lo mismo que el gobierno nacional, hacen como que están en contra de las medidas macristas pero traicionan las expectativas del voto popular”.

Por eso, señaló, “buscamos formas para enfrentar esta situación y estamos reencontrándonos con muchos sectores y compañeros con los que teníamos una suerte de teléfono roto, porque la emergencia exige que hagamos este trabajo conjunto, colectivo y solidario”.

 

 

Comisión Interna del Banco Credicoop05.12.2017

Victoria de La 59

Con el aval de una amplia participación se impuso la lista encabezada por Nicolás Finoli y Sebastián Bautista.

Al conseguir el 61,28 por ciento de los votos, la lista 59 fue electa nuevamente como Comisión Gremial Interna de la Seccional Buenos Aires del Banco Credicoop, encabezada por Nicolás Finoli y Sebastián Bautista.

De esta manera, la Lista 59 renovó su mandato y lo hizo con un fuerte aval en una elecciones en las que participó el ochenta por ciento del padrón, algo así como 2200 trabajadores.

Al respecto, en declaraciones a la agencia de noticias de la CTA, la integrante de esta lista y del PC, Sandra Zapatero, señaló que “venimos hace doce años siendo gremial y tenemos una gestión que se diferencia de la otra lista (10) en la forma de mirar el sindicalismo. Somos serios, responsables, queremos un modelo de país diferente, más justo, nos apoyamos en la CTA de los Trabajadores que conduce Hugo Yasky, y los trabajadores nos acompañaron por todo eso”.

Asimismo, la delegada general, subrayó que “con este gobierno que cierra pymes, que ajusta, que reprime, sabemos cómo está toda la industria nacional, cada vez más abajo. Este banco es nacional (Credicoop) y el sector al que llega es al de las pymes, entonces lo primero en este momento es cuidar las fuentes de trabajo, cuidar que no nos roben los derechos porque este gobierno también se viene con la reforma laboral, la previsional y la tributaria”.

Y puntualizó que “los compañeros que integran la lista son jóvenes militantes pero con muchos años y experiencia en la militancia, y tienen un caudal y una potencia que es admirable. Creo que es momento de dejarles espacio a los más jóvenes porque si siempre somos los mismos los que vamos acumulando cargos, los compañeros no pueden ir avanzando”.

Vale recordar que Zapatero es además secretaria de Previsión Social de la CTA de los Trabajadores y, como tal, se refirió al ajuste perpetrado contra los jubilados. “Si bien es complicado para los actuales jubilados, es mucho más complicado para los que nos estamos por jubilar. La reforma sube la edad jubilatoria y desfinancia el sistema. Incluso, mientras hicimos la gran movilización en contra de la reforma previsional y laboral, en el Senado se estaba votando la ley”.

AMENAZAS DESDE EL MINISTERIO01.12.2017

Terrorismo laboral

En el marco del plan de ajuste y de las masivas protestas en su contra, la cartera nacional de Trabajo pretende eliminar la legalidad de 450 sindicatos.

Sobre 450 gremios argentinos, tras la masiva concentración de 300 mil manifestantes contra los proyectos de flexibilización laboral y previsional, pende la amenaza de perder la legalidad en el marco de las normativas del ministerio de Trabajo. Se trata de una resolución ya redactada en la cartera del ministro Jorge Triaca que tiene el claro sentido de disciplinar a los sindicatos más combativos con la excusa de estar “flojos de papeles”.

Esta política de presión se realiza sin ninguna queja de la CGT, que salió rápido a despegarse de la masiva convocatoria en contra de los planes macristas y, así como directamente y sin tapujos, a convalidar el artero avance macrista en contra de la legislación laboral argentina, una de las más avanzadas de Nuestra América (por ahora). De hecho, desde la CTA, el comunista Mario Miceli salió a decir claramente que el objetivo de dar de baja la legalidad de estos 450 gremios, simplemente “apunta a dejar conforme a la burocracia sindical de la CGT”, a la que definió“afín al propio gobierno”.

Se esperaba que para hoy se emitiera la resolución que intimará a las organizaciones y efectivizara la amenaza. Sin embargo la resolución aún no se ha publicado,pero no se descarta que ello se concrete la semana que viene. De esta manera, el ministerio tendrá la posibilidad de reunirse con los gremios intimados, uno a uno, y exigir que cada cual normalice sus papeles y, de paso, aclare en qué parte de la cancha se posiciona para mejor determinar qué acción tomar,sea en su contra o sea a su favor.

Se busca que los sindicatos en cuestión se atengan a las disposiciones de la ley de asociaciones gremiales (23.551) y regularicen su situación en el perentorio plazo de 60 días. De no realizarse así, serán dados de baja del ministerio y la legalidad. De esta manera, el riesgo de “quedar afuera” es para nada menos que la sexta parte de los casi 3 mil gremios inscriptos en el ministerio.

Dentro de la ley o fuera de ella

Mario Miceli, secretario de la CTA Cañuela-Lobos y coordinador del MTL de la provincia de Buenos Aires, confirmó que esta intención de presionar por parte del ministerio “lamentablemente es así” y expresó que con ella“el gobierno quiere seguir intimidando y presionando a los gremios”. Agregó: “principalmente a los que están luchando contra las políticas que aplica”.

“Sin dudas tiene que ver con intentar que estos sectores no luchen”, repuso y opinó: “es un camino equivocado del gobierno porque la mayoría de los gremios que hoy estamos en la calle vamos a seguir estando, con o sin personería, con o sin legalidad”. Añadió: “la legalidad es un papel, pero lo principal que se está perdiendo son los derechos”.

“No va a haber cuestión que pare la lucha de los sindicatos”, dijo con firmeza y sostuvo que “obviamente repudiamos este intento de amedrentamiento sobre los sectores combativos del sindicalismo” que “apunta a dejar conforme a la burocracia sindical de la CGT, que ha asumido un rol de protagonista secundario y afín al propio gobierno”.

Finalmente, enfatizó: “repudiamos la actitud del gobierno y su ministerio de Trabajo, pero para nada se va a frenar la lucha de los sectores combativos”.