Las CTA con Arrieta

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Ambas centrales sindicales sostuvieron un encuentro con el intendente de Cañuelas en el que se remarcó la difícil situación que se vive en la ciudad.

Gustavo Arrieta, intendente de Cañuelas, recibió a la CTA de los Trabajadores encabezada por Mario Micheli y a la CTA Autonóma que tiene a Teresa de Luca como secretaria general el pasado viernes en el Palacio municipal del distrito. En el encuentro se trataron las necesidades barriales ante el ajuste del Gobierno Cambiemos, que se profundiza en este 2019. En ese sentido, hicieron hincapié en la preocupación por la crisis económica y social que vive el país y que atraviesa la ciudad con múltiples comercios cerrados, suspensiones y despidos.

A su vez, se planteó la problemática de los tarifazos a nivel nacional y provincial, al mismo tiempo que se le pidió al intendente que se replantee el aumento del alumbrado público. También se le exigió la defensa de la ordenanza de control de agrotóxicos ante el avance de María Eugenia Vidal que permite la fumigación sin restricciones.

Por otro lado, pidieron que se gestione el inicio de la autovía Cañuelas-Saladillo y una terminal de ómnibus de larga distancia.

Al respecto, Mario Micheli, secretario general de la CTA de Cañuelas e integrante del MTL, remarcó que “demostramos nuestra preocupación por la crisis que se profundiza día a día con despidos como en Cerámica Cañuelas, varias empresas del Parque Industrial y el cierre de los comercios por la baja del consumo”.

Asimismo, el militante comunista señaló que “también hablamos por la falta de obra barrial y las inundaciones que enfrentamos en Cañuelas. A nivel regional reclamamos que el intendente le exija a Vidal que se retome la obra de autovía Cañuelas-Saladillo”.

A su vez, Micheli destacó la confluencia de las dos CTA al aseverar que “la actitud de las dos centrales de ir juntas a la reunión, el camino es la unidad y seguir motivando la pelea callejera para estar a la altura de las circunstancias y exigir el paro nacional ya que la situación no da para más”.