Plan de lucha en La Rioja

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La AMP exige que el ejecutivo convoque a “paritaria legítima provincial”. Después del Apagón Virtual, Rogelio de Leonardi denuncia que el ministro Ariel Martínez, “no está a la altura de las circunstancias”.

Se espera que mañana miércoles la Asociación de Maestros y Profesores de La Rioja (AMP), retome la asamblea que pasó a cuarto intermedio cuando decidió la realización del Apagón Virtual, llevado a cabo el lunes y martes de la semana pasada, en el contexto del plan de lucha que desarrolla para reclamar que el gobierno presidido por Ricardo Quintela convoque a “paritaria legítima provincial”.
Lo de “legítima” viene a cuento de que el ejecutivo sigue sin sentar en la mesa paritaria a la AMP, pese que es el gremio docente que representa a la abrumadora mayoría de los trabajadores de la educación provincial.
La AMP quiere también que se efectivice el pago del retroactivo salarial que se adeuda desde enero, entre otros puntos, que incluyen la derogación del Decreto Cavero firmado durante 1988, que es el que permite que se descuenten los días de paro a los maestros.
Los trabajadores de la educación demandan una recomposición salarial de siete mil pesos por cargo docente, retroactivo a marzo, que fue cuando comenzó la tarea por medio de soportes virtuales, a raíz de la restricción que impone el aislamiento social, preventivo y obligatorio que enfrenta a la pandemia.

Quejas

“No es un momento fácil”, recalcó el secretario general de la AMP, Rogelio De Leonardi, tras lo que recordó que en el actual contexto, “las condiciones laborales han cambiado, incrementando la carga para el docente que pasó de tener cuatro horas de trabajo a un teletrabajo que ocupa prácticamente de ocho a doce horas”.
Asimismo, lamentó que “las exigencias de los directivos son desmedidas, hasta el punto que nuestros compañeros han llegado a acuñar la frase ‘trabajamos más para los supervisores que para los estudiantes’, que son en definitiva quienes deberían ser depositarios de los esfuerzos que los docentes están haciendo”.
Y denunció que hay casos en los que “directivos obligan a los compañeros a realizar reuniones presenciales, obligándolos a romper el aislamiento obligatorio, exponiéndolos”.
Así las cosas, fue claro al señalar que el Ministerio de Educación a cargo de Ariel Martínez, “no está a la altura de las circunstancias”, ya que “han pasado ya dos meses de esta situación imprevista y no se ven avances de organización en el trabajo educativo”.
Pero, de todos modos, hizo hincapié en que la AMP “está a disposición desde el momento cero, para coadyuvar al análisis de esa situación y lograr la elaboración de los mejores dispositivos que permiten lograr organizar todo el trabajo educativo”.