Fortalecer y organizar: esa es la tarea

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se reunió de manera virtual, la Comisión Sindical del Partido Comunista para analizar los desafíos venideros ante la crisis que profundizó el Coronavirus.

 “Hemos definido articular más profundamente nuestras herramientas políticas en lo social y en lo sindical, para empujar al movimiento obrero contra el avance de la derecha en la región y en Argentina, que intenta desestabilizar al gobierno del Frente de Todos”, enfatizó Cristian Poli, secretario general de la CTA de Los Trabajadores Ribera del Paraná, tras la reunión de la Comisión Sindical del Partido Comunista, que se hizo ayer, de forma virtual.

El espacio fue ampliado a otros representantes del PC y tuvo lugar en un contexto en el que Argentina atraviesa las dificultades de una pandemia que agudizó la crisis que el capitalismo en el mundo, provocó más despidos e hizo que los empresarios avancen con más violencia sobre los derechos laborales.

Ahí, el responsable de la CoNat, Mario Alderete, hizo hincapié en que “la pandemia, como una expresión más de la crisis civilizatoria del capitalismo, nos obliga a la clase obrera a intensificar la unidad y la organización que luche por la construcción de otro tipo de sociedad más igualitaria”.

En este sentido, recalcó que “no debemos salir de esto con millones de desocupados, empresas cerradas, violación de derechos laborales y nuevas modalidades de trabajo que permitan mayor acumulación” y fue claro al señalar que “hay que levantar, bien firme, la consigna de reducción de jornada laboral para enfrentar la situación de crecimiento de la desocupación y superexplotación”.

Tras la victoria electoral del Frente de Todos en 2019, se abrió un nuevo escenario en nuestro país, con una configuración de gobierno que cuenta con múltiples actores y se encuentra en disputa.

Esa diversidad también se expresa en el terreno sindical, donde Alberto Fernández posiciona a la CGT como el interlocutor válido a la hora de pensar el acuerdo social policlasista que propuso durante la campaña electoral.

Al reflexionar sobre esto, Alderete fue claro al aseverar que “la CGT avanza con el pacto social y hace que el rol de la CTA de los Trabajadores no sea el mismo”, por lo que instó a “fortalecer nuestra actividad como CoNat, para estar en mejores condiciones para luchar contra el hambre, evitar mayores despidos y seguir peleando por la discusión de salarios a la suba, no a la baja como acuerda la CGT”.

En cuanto a los desafíos que se presentaron desde que asumió Fernández la Presidencia y el panorama complejo que impone la pandemia, Alderete resaltó que, en este marco, “es imprescindible mejorar el funcionamiento de nuestra fuerza, para seguir peleando por la expropiación de Vicentín, por la implementación del impuesto a las grandes fortunas y por la inmediata liberación de los presos políticos”.