Jornada Nacional de lucha del MTL  

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se llevará a cabo mañana miércoles en 19 provincias. El epicentro va a ser en la Plaza de la República, ante el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires. La consigna convocante es: “vacúnate contra la extorsión de los grupos económicos que potencian la pandemia del hambre”.

“Los trabajadores no estamos dispuestos a seguir perdiendo poder adquisitivo en el marco de la pandemia, frente a los que se siguen enriqueciendo sin límites”, aseveró el secretario Adjunto de la CTA Cañuelas-Lobos y coordinador del MTL, Mario Micheli, de cara a la jornada que se va a realizar mañana para protestar contra la actitud de grupos económicos cuya especulación provoca inflación en productos de la canasta básica.

El epicentro va a estar en la Plaza de la República, ante el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires, donde a partir del mediodía, algunos de los principales referentes del MTL, van a llevar a cabo una conferencia de prensa y un acto. Simultáneamente va a haber actividades similares en 19 provincias.

“Debe ser un mensaje para el gobierno y para algunos sectores del mismo que no quieren ver la crisis” recalcó Micheli, quien también fustigó a la Mesa de Enlace por el lockout que protagoniza en estos días.

La actividad de mañana fue decidida por unanimidad en el plenario nacional del MTL que tuvo lugar el lunes 4 de enero y, a ella, se invitó a representantes de otras organizaciones.

El coordinador del MTL hizo hincapié en que “esta jornada se da en un marco de mucha necesidad, porque hace mucho que también venimos viviendo la pandemia de la pobreza que se sigue esparciendo”, tras lo que recordó que “los índices son verdaderamente alarmantes, porque para no ser pobre necesitas cincuenta mil pesos por mes”, al tiempo que advirtió que “hay dos millones de argentinos que están en el subsuelo de la pobreza y la supervivencia”.  

Según el Indec, el 30,4 por ciento de los hogares están por debajo de la línea de pobreza, lo que significa que el 40,9 de las personas, es pobre. Además, el nivel de indigencia es de 10,5 por ciento, lo que representa uno de los peores registros en la historia de este país.

En este sentido, Micheli no dudó cuando alertó que “la crisis se siente fuertemente en el conurbano profundo y en las provincias” y señaló que este dato “debe hacer reflexionar al gobierno, porque no está todo bien como algunos sectores sostienen”.

Asimismo fue crítico de la decisión gubernamental de suspender el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). “No lo remplazaron con ninguno de los programas que dijeron que iban a aplicar” lamentó y, sin dudarlo, afirmó que “para esta pandemia, la única cura es más derechos para los sectores más vulnerables”.

Micheli también sostuvo que, para eso, “se requiere más protagonismo del Estado” y resaltó que es “urgente” que se incremente la asistencia estatal destinada a personas que están en condiciones de vulnerabilidad socioeconómica.

En esta dirección, señaló que es imperioso “poner freno a los aumentos que rompen el bolsillo de los trabajadores”, algo que es letal, ya que se suma “a lo difícil que está conseguir trabajo en Argentina”.

Cabe recordar que 2020 terminó con la tasa de actividad ubicada en 42,3 por ciento, la de empleo en 37,4 y la de desocupación en 11,7. “La situación es terrible, el otro día en una parrilla había una fila de cuatrocientas personas para dos puestos de trabajo”, señaló.

Así las cosas, Micheli reclamó que “nuestro gobierno escuche más y tenga autocrítica”, tras lo que advirtió que “no podemos ser obsecuentes, saludamos y bancamos lo que está bien, pero debe corregirse urgentemente el rumbo económico”.

Además, fue contundente cuando dijo que “el gobierno debe tener un nuevo relevamiento de lo que pasa abajo y funcionaros que quieran ver esta realidad”.  

Por otra parte, también se reclamó que se acelere e incremente la estrategia de obra pública anunciada por el gobierno nacional. “Es preciso que se realicen las obras barriales y se pongan en marcha los distintos programas sociales que se anunciaron, que deben ir acompañados de modelos habitacionales de emergencia para atender la problemática resultante del hacinamiento que hay en los barrios populares”.