La construcción del enemigo interno

Sindicales y Territorio
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Procesaron a los cinco prefectos involucrados en el asesinato de Rafael Nahuel pero también a los dos jóvenes mapuches que lo auxiliaron.

El juez Leónidas Moldes procesó a cinco prefectos, uno de ellos quien asesinó de un disparo por la espalda a Rafael Nahuel,  como “homicidio agravado en legítima defensa”. Sin embargo, bajo el argumento de que hubo un “enfrentamiento”, también procesaron a dos mapuches que ayudaron al chico asesinado “por usurpación y atentado a la autoridad”. La causa se elevó a juicio oral.

El joven mapuche que falleció luego de haber sido baleado por la espalda mientras huía de un desalojo que el comando Albatros, miembros de la Prefectura Naval, realizó hace poco más de un año en la zona ocupada por esa comunidad originaria en un territorio cercano al lago Mascardi.

 Moldes consideró que los prefectos Francisco Pintos, Juan Obregón, Sergio García, Sergio Cavia, Carlos Sosa incurrieron en el delito al interpretar que la muerte del joven sucedió en el marco de un enfrentamiento. Hizo todo lo posible en su resolución para mitigar la responsabilidad de todos ellos en el asesinato de Nahuel, que se probó que murió por un disparo realizado por Pintos.

 

 Además, en el procesamiento que el juez dictó en la misma resolución para los dos compañeros de Rafael Nahuel que bajaron su cuerpo herido de la montaña, Fausto Jones Huala y Lautaro González, a quien  los consideró “parte del grupo de individuos que se enfrentó de modo violento con funcionarios de Prefectura Naval Argentina que patrullaban la zona” con la tarea de “explorar el terreno, obtener fotografías e información y en su caso proceder a la detención de ocupantes ilegales”.

Sin embargo, Las pericias han demostrado que no ocurrió ningún enfrentamiento y que los prefectos atacaron brutalmente a los mapuches que se encontraban en el lugar. Esto no es otra cosa, que el argumento del enemigo interno y una actuación de la justicia basada en una especie de teoría de los dos demonios.

La voz del PC

“Lo que quieren es una transferencia de responsabilidad. Ellos hablan del “enfrenamiento”. De acuerdo a las pericias y a los acontecimientos no hubo nada de eso, La prefectura ingresó y empezaron los disparos de su lado provocando la muerte de Rafael Nahuel”, sostuvo Rubén Terrile, secretario del PC de Bariloche.

Asimismo, caracterizó a Moldes como “un juez que históricamente en Bariloche ha sido muy beneficioso para los terratenientes y no para los luchadores populares”, y aseguró que “lo que se está haciendo eses justificar la pena de muerte através de  cualquier organismo de defensa y de seguridad”.

“Hay una intención de dejar libre de culpa a los prefectos, pero para no dejar  las cosa tan alevosamente  a favor de la prefectura alguna pequeña pena les van a hacer pagar, pero todo lo que está en menos de tres años de sentencia puede llegar a quedar en suspendo”, remarcó Terrile.

En este sentido, el secretario del PC de Bariloche recalcó “la idea de la instalación de un enemigo interno que todavía no encuentran como, pero están haciendo las piruetas necesarias para eso”. A este contexto, lo relacionó con la doctrina “chocobar” y la baja de edad de imputabilidad.

Cabe destacar que, el PC en Río Negro formará parte del FPV para las elecciones. En esta línea, Terrile fue contundente cuando dijo que “la salida para derrotar a este gobierno es política y sigue siendo estar en las calles luchando”.

Para finalizar, fue claro cuando expresó que “debemos ganar la provincia para despejarnos lo más rápido posible del gobernador Alberto Weretilneck que es un socio de Macri”.