“Hay que aumentar la presión popular”

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Miguel Cantos, secretario de organización de la Juventud Comunista del Ecuador, dialogó con Nuestra Propuesta ante el conflicto que se vive en suelo ecuatoriano por el “paquetazo” del Fondo Monetario Internacional.

A ocho días de que la movilización popular tome las calles, ¿cómo está la situación en Ecuador?

 

-La lucha del pueblo está aumentando cada vez más y el nivel de represión está siendo más fuerte. La Conaie retuvo a policías como medida de presión ante el gobierno y los medios que han minimizado la marcha. Así mismo el ejecutivo pretende avanzar con el decreto que plantea la eliminación de los subsidios a los combustibles, esto generaría aumento de la canasta básica, del transporte y recrudecería la vida de los ecuatorianos. Los medios privados y públicos que responden a Lenin Moreno hablan de marchas violentas cuando en realidad es el cuerpo policial que ejerce violencia contra el pueblo.

 

Lenin Moreno anunció Estado de Excepción, algo que en Guatemala es la herramienta para sostener el ajuste…

 

-Sí, realmente es parte de toda una estrategia montada por el imperialismo norteamericano a través del fondo monetario internacional para aumentar la pobreza, la precarización laboral y vulnerar nuestros derechos.

 

¿Qué sectores están al frente de la movilización popular?

 

“El paro nacional ha tomado una gran fuerza. Está el movimiento indígena (englobado en la Conaie), el movimiento obrero con el Frente Unitario de Trabajadores, la Coordinadora de Artistas Populares y los sectores estudiantiles del Ecuador. Hay que recalcar que el paro nacional no tiene intención de generar violencia, sino que es el gobierno con sus medidas quien ataca. Todos los actores están exigiendo la derogación del “paquetazo” y que Lenin Moreno dimita de su mandato. Muchos sectores, entre ellos el Partido Comunista del Ecuador, estamos exigiendo el adelanto de las elecciones para evitar el recrudecimiento de la violencia y que se eviten más muertos. Que le pregunten al pueblo si realmente quiere que se efectúen las medidas del FMI”.

 

¿Cuál sería la salida a este momento de crisis?

 

-Nosotros consideramos que la salida que puede traer una cierta estabilidad política es la convocatoria adelantada a las elecciones. Eso puede frenar las medidas neoliberales y también nos serviría para detener el discurso del FMI que busca que naturalicemos estas políticas. La salida no solo pasa por la derogación del decreto 883, sino que debe renunciar el gobierno, que se convoque a elecciones y con el desarrollo de las luchas populares se pueda establecer una Asamblea Nacional Constituyente.

 

¿Se vienen horas definitivas para el futuro del Gobierno?

 

-Esta semana podría definir el escenario. Es un momento muy complejo, porque a pesar de los ocho días de paro el gobierno no ha cedido. Por eso creemos que en la medida de que aumente la fuerza del paro nacional se podrán alcanzar esos dos escenarios antes mencionados. Esa posibilidad se dará en cuanto el paro nacional logre mayor fuerza. Estamos buscando la confluencia con los sectores que forman parte del paro para unificar criterios y seguir en lucha. Hoy a Moreno lo salva el apoyo de la oligarquía, pero creemos que mientras el paro se mantenga seguiremos con posibilidades de evitar el ajuste.