Carabineros volvió a asesinar

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Partido Comunista de Chile repudio el crimen del artista callejero Francisco Martínez, denunció que el accionar policial está “autonomizado y sin ningún control civil” y exigió “la total refundación de la institución”.

“Rechazamos el uso criminal y abusivo de procedimientos que superan toda norma básica y democrática de un cuerpo policial, cuyo accionar criminaliza el devenir social, atentando contra la vida cotidiana de las personas, que hoy ven amenazados derechos como el uso de la vía pública o el trabajo, por temor a ser reprimidos, golpeados, detenidos, abusados o asesinados”, señaló el Partido Comunista de Chile (PCCh) al repudiar el asesinato de Francisco Martínez, que fue perpetrado por personal de Carabineros.
El viernes pasado, un carabinero disparó varios balazos contra Martínez cuando este artista callejero, estaba trabajando en la vía pública, en la localidad de Panguipulli, al sur de Chile. Las imágenes del crimen exhiben que el uniformado utilizó su arma reglamentaria, actuó sin seguir ningún protocolo y, tras asesinar huyó del sitio.
A poco de que el crimen tomó estado público, cientos de personas protestaron en el centro de Panguipulli, donde fueron ferozmente reprimidas por contingentes de Fuerzas Especiales de Carabineros que fueron enviados hasta ahí.
Pero las protestas se multiplicaron y, durante el fin de semana, se llevaron adelante en diferentes ciudades del país, mientras el presidente Sebastián Piñera hacía público su respaldo a las fuerzas policiales.
Al respecto, el PCCh fue claro cuando calificó al crimen como “brutal” se solidarizó con los allegados a Martínez y denunció “ante la comunidad nacional e internacional, la flagrante violación a los derechos humanos que, una vez más, comete la institución de Carabineros de Chile frente a ciudadanas y ciudadanos indefensos que ven afectadas sus más mínimas garantías, como es el derecho a la vida”.
Tras lo que exigió “la total refundación de la institución de Carabineros, que resulta cada vez más deslegitimada a propósito de los casos de corrupción que la involucran y de su accionar policial autonomizado, sin ningún control civil” y recalcó que “la única posibilidad de avanzar en una democracia sana para nuestro país, requiere de esta refundación y no de reformas menores, incapaces de modificar la fuerza policial represiva que conocemos”.
Por lo que el PCCh reclama que Piñera, su ministro del Interior Rodrigo Delgado y el general director de Carabineros Ricardo Yáñez Reveco, asuman “la primera responsabilidad de estos gravísimos hechos” y del legado que dejan constituido por “reiteradas violaciones a los derechos humanos”.