Muertes en Tacumbú

Latinoamérica y Caribe
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La cárcel de Asunción volvió a ser escenario de una tragedia. La Ladh responsabilizó al presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, por este hecho.

La Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh) lamentó la muerte de seis personas alojadas en cárcel de Tacumbú, ubicada en Asunción, donde sobreviven hacinados alrededor de 4200 internos, en un lugar habilitado para albergar a mil quinientos. El setenta por ciento de esta población carece de condena firme.

Todo sucedió el martes pasado cuando una protesta de los reclusos, acabó en un episodio de singular violencia que se saldó con seis presos muertos. Los disturbios fueron controlados después de que la ministra de Justicia de Paraguay, Cecilia Pérez, acudiera al lugar para parlamentar con los presos que dejaron ir a los guardias que tomaron como rehenes.

“Tacumbú se tiene que demoler”, dijo la ministra después de que se superó el motín y, tras señalar que la cartera a su cargo va a iniciar una investigación para saber cuál fue el detonante del hecho, reconoció que “el sistema de corrupción que existe entre las autoridades de las cárceles del país y que llega hasta Óscar Daniel González, director de la prisión”.

Al respecto, la Ladh responsabilizó al gobierno que preside Mario Abdo Benítez, al que calificó de “genocida”, tras lo que recalcó que “asesinó niñas argentinas y ahora causa la muerte de ciudadanos paraguayos en una unidad penitenciaria que viola absolutamente todos los derechos humanos, ante la mirada cómplice del sistema judicial paraguayo y el silencio de las instancias internacionales como la OEA y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Cabe recordar que en septiembre de 2020, personal del Ejército paraguayo ultimó a las niñas Lilian Mariana y María Carmen Villalba. La versión oficial dice que fue durante en enfrentamiento con integrantes del EPP.

Apenas sucedido el crimen, Abdo Benítez concurrió al lugar para fotografiarse con los efectivos militares. Los cuerpos fueron retirados del lugar y se impide que se realice en ellos una autopsia independiente que, como sugirió la Ladh, podría estar a cargo del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Así las cosas, la Ladh hizo hincapié en las características “tenebrosas” que tiene ese penal y adhirió a la condena que hizo la Plataforma Social de Derechos Humanos, Memoria y Democracia de Paraguay que se solidarizó con los presos y familiares de la penitenciaria, así como con “los trabajadores guardia cárceles que, además de la precarización laboral, se exponen a situaciones extremas donde las instituciones no garantizan su integridad física y psicológica”.

Asimismo denunció al Gobierno “que nuevamente permite que los costos de su corrupción sean pagadas con la vida de los más violentados por el sistema perverso que promuevan la injusticia liga al narcotráfico en las cárceles del país”.

Por lo que hizo hincapié en que el gobierno que preside Abdo Benítez “es responsable de las muertes de estos seis ciudadanos paraguayos que no contaron con la protección del sistema penal y que, como la mayoría de los reclusos, no tienen ninguna posibilidad de respeto en sus derechos humanos”.

Y lo denunció “por la cruel situación de los presos de la penitenciaria de Tacumbú y hacemos responsables a su ministra de Justicia, a la Fiscalía General del Estado y a la Corte Suprema de Justicia por todas las muertes acontecidas este 16 de febrero 2021”.