Saharauis en zona de riesgo

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Advierten que el Covid-19 entró en los campamentos de refugiados donde las condiciones de vida extremas favorecen una rápida propagación del virus.

La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (Ceas-Sahara), se hizo eco de la preocupación del gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática (Rasd), por la situación que atraviesan los campamentos de refugiados saharauis a raíz de la pandemia de Covid-19.
En esta dirección, advirtió a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) “la preocupación extrema, ante la llegada de los primeros casos de Covid-19 a los campamentos de refugiados saharauis”.
Asimismo, Ceas-Sahara advierte que “las condiciones sanitarias de los campamentos son muy precarias”, ya que “no cuentan con todos los medios y materiales necesarios para hacer frente a esta pandemia”.
Tras lo que recuerda que, después de 45 años “exiliados en el desierto más inhóspito, las autoridades saharauis han sido capaces de retrasar la llegada del virus con numerosas campañas de prevención y concienciación a la población”.
Pero, pese a esto, las medidas implementadas por la Rasd “no han podido evitar la entrada del virus, y los campamentos de población refugiada saharaui a día de hoy han dejado de ser uno de los pocos territorios del mundo libres de coronavirus”.
Y, con claridad, hizo hincapié en que las condiciones extremas que presentan estos campamentos de refugiados, “ubicados en la región más inhóspita del mundo”, propician la rápida expansión del virus, lo que explica por qué “en poco tiempo podemos encontrarnos con una catástrofe humanitaria de dimensiones inigualables en esa zona”.
Por eso pide que la Aecid apoye los esfuerzos que lleva adelante la Media Luna Roja Saharaui junto al Ministerio de Salud Pública de la Rasd y envíe ayuda humanitaria en forma urgente a los campamentos, así como “medios necesarios” para minimizar el impacto del Covid-19 entre las personas refugiadas.
La situación profundiza el limbo en que se encuentra la Rasd, como consecuencia de la agresión marroquí y la falta de compromiso de España que, en tanto “potencia administradora” debe garantizar el proceso que conduzca a la independencia plena de la Rasd y, mientras tanto, las condiciones de vida de su pueblo.
Pero el estrés que esta situación impone a los saharauis, se profundiza ante la irrupción de la pandemia. Un reciente informe de Oxfam Intermón, alerta que el 52 por ciento de las mujeres que viven en los campamentos padece anemia, más del once por ciento de los adultos tiene diabetes y el seis por ciento enfermedad celíaca.
Sin duda, todas enfermedades preexistentes que hacen que el Covid-19 pueda ser todavía más letal ente los saharauis.