Para la libertad

Mundo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El Estado de Israel detuvo al coordinador del Movimiento Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones, Mahmoud Nawajaa. Piden que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina interceda por su liberación.

El Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino solicitó que la cancillería interceda por la liberación del coordinador del Movimiento Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), Mahmoud Nawajaa.
El 30 de julio fuerzas de ocupación israelíes ingresaron a su domicilio de la aldea de Abu Qash -cerca de Ramallah-, de donde lo sacaron esposado para encarcelarlo bajo la figura de detención administrativa.
Por medio de una misiva dirigida al ministro Felipe Solá, el Comité recuerda que el Estado de Israel recurre a este tipo de detenciones propio de “regímenes coloniales”, que permite que cualquiera pueda ser encarcelado sin cargos ni juicio, al tiempo que se priva al detenido de acceder a un abogado.
El Movimiento BDS fue lanzado en 2005 a partir de la actividad de organizaciones de mujeres, asociaciones profesionales y otros comités de resistencia popular.
Fue inspirado por el movimiento anti-apartheid sudafricano y actúa para presionar a Israel a que respete el derecho internacional.
En este sentido, insta a que Israel acabe la ocupación y el régimen de apartheid que impone, y que cumpla los derechos que tiene la población palestina refugiada, que fue desplazada por la fuerza desde 1948.
“Durante décadas, la inacción internacional y la complicidad han permitido a Israel violar las leyes de la ocupación, avanzar en su colonización del territorio palestino ocupado e imponer un régimen de apartheid consagrado en la propia legislación interna de Israel”, denunció recientemente Nawajaa.
Por lo que recalcó que, ante “la anexión ilegal de Israel, su régimen de apartheid y su negación de nuestro derecho inalienable a la autodeterminación, es hora de que todos los Estados y las organizaciones internacionales cumplan con sus obligaciones legales mediante la adopción de medidas efectivas, incluidas sanciones”.
Cabe recalcar que la Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de Apartheid, reconoce que “la persecución, de privación de libertad y derechos fundamentales de las organizaciones y personas que se oponen al apartheid”, constituye un acto inhumano cometido por quienes imponen un régimen de este tipo.
En este contexto, el Movimiento BDS exhorta a empresas, instituciones y gobiernos a que boicoteen al Estado de Israel, como forma de presión para que ponga fin a las violaciones del derecho internacional que perpetra.
De acuerdo a la Resolución 194 de la ONU, debe permitirse que los refugiados que lo deseen, regresar a sus hogares en Palestina. Pasaron más de setenta años desde que se dictó esa resolución, y la represión impuesta por Israel provocó el sistemático desplazamiento forzoso de la población palestina. Hoy hay más de 7.250.000 refugiados palestinos a quienes se les niega el derecho de regresar a sus hogares.