Justicia por Lucas Verón  

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

A un año del crimen de Lucas Verón a manos de la policía bonaerense organizaciones marcharon junto a sus familiares exigiendo justicia.

Organizaciones sociales, políticas y sindicales acompañaron a la familia de Lucas Verón en el pedido de justicia, al cumplirse un año  de asesinato por parte delos efectivos de la policía bonaerense, Ezequiel Benitez y Cintia Duarte.
La movilización partió desde Federico Russo y ruta 3, en Villa Escaso, hasta la casa donde vivía Lucas y criaba sus caballos. La columna la encabezó Cristian, su papá, a caballo, seguido por una tropilla con jinetes y sulquis.  
El pedido de Justicia fue acompañada por La Fede y el PC y otras organizaciones como CTA, Suteba, la Comisión provincial por la memoria, HIJOS La Matanza entre otras.
En la madrugada del 10 de julio del 2020, cuando Lucas cumplió 18 años, estaba con sus amigos festejando. Junto a Gonzalo salieron en moto a comprar más gaseosas a un quiosco del barrio Villa Scasso.  
En el recorrido se cruzaron con un móvil del Comando de Prevención Comunitaria de González Catán que sin dar la voz de alto, con las luces y sirenas del patrullero apagadas (sic CPM), los efectivos de la Policía de la Provincia de Buenos Aires comenzaron a perseguirlos y dispararles.  
En la esquina de Achegas y Llerena, la camioneta los embistió por detrás, los jóvenes cayeron al suelo e intentaron alejarse corriendo. El policía Ezequiel Benítez disparó al menos dos veces, una bala le atravesó el pecho de Lucas y lo mató.  
La causa fue elevada a juicio en septiembre y está a la espera del sorteo del tribunal. Los dos agentes fueron desafectados de la fuerza y detenidos, imputados como coautores del homicidio agravado y en “tentativa” de un amigo.  
Entre los testigos trasladados a la dependencia policial estaba Gonzalo, el amigo de Lucas y sobreviviente del ataque policial: trasladado por engaño, fue detenido en un calabozo en calidad de sospechoso, lo amenazaron para que se autoincrimine y, aunque era menor, lo forzaron a declarar sin un abogado.  
Actualmente, por estos hechos hay tres causas en la justicia. El expediente central, que investiga el homicidio de Lucas y el intento de homicidio de Gonzalo y tiene imputados a Benítez y Duarte.  
Tras la recusación de Tahtagian por las graves violaciones a los derechos garantías procesales cometidos esa madrugada, la investigación quedó a cargo de los fiscales Fornaro y Borghi de la fiscalía temática de homicidios de La Matanza. Además de la CPM, que patrocina a la familia de Lucas, la CTA de los trabajadores – La Matanza se presentó como particular damnificado y la Liga Argentina por los Derechos del Humanos lo hizo como amicus curiae.  
En este sentido, Cecilia Filippi, integrante de La Violeta y de la Direccion del PC de La Matanza, destacó la presencia de La Fede, MTL y el PC y no dudó en afirmar que “la policía se sigue metiendo con la vida de nuestros pibes”.  
Tras lo que agregó: “no les importa si tienen laburo o que estén haciendo, es una cuestión de clase; si sos pobre humilde, laburante, te podemos desaparecer balear etc”.  
Asimismo, Filipi hizo hincapié en el gran acompañamiento que tuvo la movilización para pedir justicia por Lucas y señaló que “gracias a la intervención  y acompañamiento a la familia desde el primer momento por parte de las organizaciones, se llegó a esclarecer el caso”.  
“Basta de meterse con nuestros  con nuestros pibes y pibas”, reclamo para finalizar la militante del PC de La Matanza. Por lo que dejó en claro que “estamos hablando de chicos asesinados y desparecidos en democracia por parte de las fuerzas de seguridad que siguen gozando de altos grados de impunidad”.