Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

23
Jue, May
90 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Así definió el secretario del PC de Rosario, al cuarto tramo de la Megacausa Guerrieri, que investiga delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura en esa ciudad.

“Los juicios en Santa Fe y en toda Argentina, son producto de la lucha popular y no porque los jueces hayan investigado ni porque desde algún actor distinto que el pueblo movilizado se los haya impulsado”, recalcó el titular del Partido Comunista de Rosario, Norberto Champa Galiotti al celebrar el inicio del cuarto tramo de la megacausa conocida como Guerrieri, que investiga delitos de lesa humanidad perpetrados durante la última dictadura en el Gran Rosario.

Cabe recordar que en esta causa fueron enviados a juicio 17 acusados a los que se les imputan responsabilidades penales en 116 casos de víctimas de la represión ilegal y el posible reconocimiento de un centro clandestino en un predio de la Iglesia católica.

En el juicio oral que lleva adelante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de Rosario, se analiza la suerte corrida por las víctimas del terrorismo de Estado en el circuito de seis centros clandestinos de detención que estuvieron bajo el mando operativo del II Cuerpo de Ejército que, por entonces, tenía su sede en Rosario.

El fiscal Adolfo Villate, que es quien interviene en este proceso, recalcó que es la primera vez que se juzgan casos de uno de esos centros clandestinos, que habría funcionado en un predio de la Iglesia católica de la localidad de Funes, aunque esto es algo que se espera esclarecer en este juicio, ya que todavía no se hizo un reconocimiento del presdio.

Los acusados son Pascual Oscar Guerrieri, Jorge Alberto Fariña, Juan Daniel Amelong, Marino González, Ariel López, Juan Andrés Cabrera, Rodolfo Isach y Walter Pagano, así como Eduardo Costanzo, Federico Almeder, Juan Carlos Faccendini, Juan Félix Retamozo, Enrique Andrés López, José Luis Troncoso, Osvaldo Tebez, Oscar Roberto Giai y Roberto Raúl Squiro.

Asimismo estuvieron procesados en la causa Roberto Mónaco y Luis Coronel, quienes fallecieron antes del juicio, mientras que otro procesado, Pablo Raúl Vera, no se sienta en el banquillo por razones de salud.

Así las cosas, Galiotti insistió con que es posible avanzar en este juicio a raíz de la movilización popular. “Recordemos lo que representan las rondas de las Madres y las movilizaciones por juicio y castigo que son ejemplo de lucha popular que logra, con la justa presión, que se comiencen a abrir las causas y a juzgar a los represores y genocidas”, resaltó y añadió que “siempre confío en la organización de la lucha popular y en la claridad de elevar la lucha a un estado político que permita a nuestro pueblo identificar las causas de los problemas que venimos atravesando históricamente y que algunos se transforman en estructurales”.

Y finalizó haciendo hincapié en que “se le torció el rumbo a la impunidad de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, también el indulto a los genocidas y después el 2x1” por lo que es preciso que “luchemos de la misma manera para que sean procesados y condenados los que se fugaron la deuda que ahora estamos pagando los trabajadores”.