Juicio y castigo

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Después de 45 años, el policía de Salta Andrés del Valle Soraire, fue condenado a prisión perpetua por el secuestro y asesinato de Fidel Yazlle.

La filial Salta Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), celebró la condena a prisión perpetua con que el Tribunal Oral Federal 1 de esa provincia sentenció al ex jefe del cuerpo policial Guardia de Monte, a quien encontró partícipe necesario del secuestro y del homicidio calificado de Fidel Yazlle, un comerciante y militante radical, que tuvo lugar durante 1977.

Yazlle fue secuestrado el 11 de febrero de 1977 en la puerta de su comercio ubicado en la localidad de Morillo, del departamento salteño de Rivadavia, pocos días después de que denunciara por contrabando, talas clandestinas y otros delitos al intendente de facto del pueblo, Humberto Lazarte, y al comisario local Adolfo Zenón Arias.

“Finalmente se hizo justicia” recalcó la Ladh y destacó que el Tribunal “falló a favor del pueblo y de la memoria, sentenciando que el asesinato de Fidel Yazlle fue parte del plan sistemático llevado adelante durante el terrorismo de Estado”.

Así, tras resaltar que “con esta premisa se condenó a cadena perpetua a Soraire, a quien la justicia reconoció como el asesino del compañero Fidel”, lamentó la demora ya que hubo que esperar 45 años para se realice el juicio y se conozca la sentencia.

“Tarda pero llega”, sostuvo la Ladh y señaló que “al fin, Francisca Toledo su compañera de vida, pudo sentir que llegó el momento de demostrar que Soraire fue el asesino y que se trató de un delito de lesa humanidad”, pese a que “la defensa del genocida intentó pedir proscripción”.

Y añadió que “en estos tiempos de avance del fascismo, los juicios por la verdad y las sentencias del nunca más son fundamentales” ya que “no es sólo por los treinta mil”, sino que “es por todos nosotros y por las generaciones futuras”.