Presente, ahora y siempre

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Secretaría de Derechos Humanos inauguró su salón central con el nombre de Jorge Julio López. Estuvo presente la titular de la Ladh, Iris Pereyra de Avellaneda.

La titular de la Liga Argentina por los Derechos Humanos (Ladh), Iris Pereyra de Avellaneda, participó del acto en el que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación inauguró el salón principal de su sede en la ex Esma, que se llama Jorge Julio López, en el que se descubrieron además dos placas en su memoria.

La cita fue en coincidencia con el decimosexto aniversario de la segunda desaparición del testigo que fue clave para que se condenara a Miguel Etchecolatz, y el acto fue encabezado por el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, quien fue acompañando por los hijos de López, Rubén y Gustavo, así como por la madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Vera Jarach y el ex gobernador Felipe Solá.

En este contexto, Pietragalla Corti destacó la importancia que tiene la designación del espacio en memoria y homenaje a Jorge Julio Lópeez y añadió que el salón “se pensó con el objetivo de visibilizar y denunciar las distintas violencias a través de las muestras” y anticipó que próximamente se va a volver a poner la denominada Neoliberalismo Nunca Más.

Cabe recordar que Jorge Julio López partió de su domicilio hacia los Tribunales de La Plata, el 18 de septiembre de 2006, para presenciar la audiencia de alegatos en la causa contra el genocida Etchecolatz. Nunca arribó a su destino.

López sobrevivió al secuestro y desaparición durante la última dictadura cívico-militar y sus testimonios fueron fundamentales para la reconstrucción de los sitios que funcionaron como centros clandestinos de detención en la capital de la provincia de Buenos Aires.