Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En San Luis la sede del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), volvió a ser objetivo de una agresión que desde diferentes colectivos Lgtbi+ no se dudó en calificar como “un nuevo ataque transodiante”.

En la provincia de San Luis, la sede del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), volvió a ser objetivo de una agresión que desde diferentes colectivos Lgtbi+ no se dudó en calificar como “un nuevo ataque transodiante”.

Se trata del cuarto ataque de este tipo que se perpetra contra la delegación puntana del Inadi durante los últimos dos años y, por tal motivo, se radicó una denuncia policial que desde la propia dependencia esperan que “a diferencia de las veces anteriores, en esta oportunidad, sirva para dar con los autores del hecho”.

Esta vez la fachada de la sede de la delegación fue vandalizada conpintadasque expresan mensajes de odio hacia las infancias trans, algo que aparece como recurrente en estos ataques que se objetivan sobre el Inadi.

Con anterioridad fue vandalizado un mural de homenaje a la activista trans Claudia Pía Badaracco, que había sido realizado en el marco de la jornada por la promoción de los derechos de las personas trans. Antes los atacantes habían incendiado una bandera de la comunidad trans y dejaron mensajes transodiantes en carteles que fueron atados en las rejas de la delegación.

Desde el organismo se repudió este ataquey se advirtió que hay un sector social y político “que encarna los discursos de odio que circulan en medios y redes sobre la población Lgtbi+ y particularmente la travesti-trans”, tras lo que se hizo hincapié en que es preciso que se encaren “políticas públicas y un accionar efectivo del Poder Judicial de manera que nuestra sociedad avance en la no discriminación y la no violencia”.