Género
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se está sustanciando el segundo juicio por el femicidio de Lucía Pérez. Desde el PC y La Fede se recalcó que es preciso que durante este proceso se avance en “la posibilidad de justicia completa para Lucía y su familia”.

Desde el Partido Comunista se señalo como un hecho positivo que se lleve a cabo el segundo juicio por el femicidio de Lucía Pérez, en el que durante la semana pasada culminó la recolección de pruebas, por lo que ahora se aguarda que el próximo jueves se den a conocer los argumentos de la fiscalía y la querella, mientras que cinco días más tarde va a ser el turno para que la defensa justifique su postura.

En este sentido, desde el PC y La Fede se hizo hincapié en que es preciso que durante este proceso que sustancia el Tribunal Oral Criminal 2 de la ciudad de Mar del Plata, se avance en “la posibilidad de justicia completa para Lucía y su familia”.

Como se recordará, este juicio se inició después de que la Cámara de Casación bonaerense anulara el fallo original al que señaló como “subjetivo y tendencioso, prejuicioso y parcial”.

Así se refirió a lo actuado en 2018 por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas que condenaron a Matías Farías y Juan Pablo Offidani sólo por tenencia de drogas con fines de comercialización agravado “por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo”, pero los absolvieron por los cargos de abuso sexual y femicidio que se les imputaban.

Estos magistrados también cuestionaron a la víctima y, durante las audiencias, pusieron particular interés en indagar acerca del consumo de drogas por parte de la menor que fue brutalmente ultimada y hasta se metieron en aspectos que pertenecen a su intimidad y que nada tenían que ver con la causa.

Por eso es que desde La Fede se resaltó que este nuevo juicio constituye “un paso que abre la posibilidad de que se avance para que se deje de soportar estas injusticias que recurrentemente enfrentan las mujeres y diversidades” y en este sentido se puso la mira sobre “un Poder Judicial misógino que es habitual que nos maltrate en los juzgados y en las fiscalías”.

De ahí que, sin dudarlo, se volvió a reiterar que “necesitamos una reforma Judicial que sea integral y feminista”, algo que cobra todavía más relevancia en estos momentos en que en la Cámara de Diputados avanza un pedido de juicio político a la Corte Suprema que “es patriarcal y funcional a los intereses de grupos concentrados y partidos de derecha”.