Sidebar

[Offcanvas] Navegación superior

16
Dom, Jun
86 New Articles

DDHH
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, se entrevistó en Roma con la fiscal Gianfederica Dito. Uno de los temas fue el requerimiento judicial contra Carlos Luis Malatto, el genocida que asesinó a quien fuera titular del PC de San Juan durante 1977.

El secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla Corti, reafirmó el compromiso del Estado argentino para que prospere la investigación que se espera que acabe con el ex militar Carlos Luis Malatto, extraditado a nuestro país desde Italia. El funcionario visitó los tribunales de Justicia de Roma, para apoyar la causa por crímenes de lesa humanidad que se sigue en Italia contra Malatto, quien está prófugo del Poder Judicial de Argentina desde 2011.

Hace poco una fiscalía italiana realizó el cierre formal de la etapa de investigación del expediente en el que el Estado argentino es querellante y en el que el represor está acusado de asesinar, a al menos, ocho personas cuando era miembro de la plana mayor del Regimiento de Infantería de Montaña 22 en la provincia de San Juan.

“Desde la Secretaría de Derechos Humanos estamos asistiendo a la justicia italiana en los procesos para acortar los plazos y con las expectativas de que se produzcan las extradiciones y las elevaciones a juicio”, explicó Pietragalla tras entrevistarse con la fiscal de Roma Gianfederica Dito y añadió que “por primera vez el Estado argentino es querellante en procedimientos en el exterior y esto fue una decisión política de nuestra gestión para que no haya impunidad biológica ya que la mayoría de los que están prófugos son personas de una edad muy elevada”.

Además, durante su paso por Roma, Pietragala Corti se interiorizó en el estado en que se encuentran los procesos de extradición de los genocidas Franco Reverberi Boschi y a Daniel Oscar Cherutti, y los avances en el juicio contra el ex militar uruguayo Jorge Troccoli.

Cabe recordar que también pesan procesos de extradición sobre el ex capellán militar Reverberi Boschi y de Cherutti que fue miembro de la Side durante la última dictadura. En el primero de los casos, la solicitud fue aceptada por el Tribunal de Apelaciones de Bolonia y el 10 de octubre el Tribunal de Casación va a analizarla. Y, en estos días, se llevan adelante las audiencias en las que se evalúan el que se hizo por Cherutti.

A Malatto cuya ciudadanía italiana le sirvió para vivir sin sobresaltos en Sicilia donde se radicó después de huir de Argentina, se lo requiere en el contexto de una causa en la que se investiga la desaparición forzada y asesinatos de más de treinta víctimas del Plan Cóndor. Los crímenes fueron perpetrados en San Juan entre 1976 y 1977, y entre ellos aparecen el de quien fuera secretario local del Partido Comunista, Alberto Carbajal, que fue asesinado tras ser torturado en una celda, así como el de quien era rector de la Universidad de San Juan, Juan Carlos Campora y la desaparición de la militante Marie Anne Erize.

“Alberto fue asesinado dentro del penal al que había sido trasladado”, recordó oportunamente el dirigente del Partido Comunista de San Juan, Rogelio Roldán, tras lo que “los penitenciarios fabricaron una escena de suicidio, que rápidamente fue desarmada”, algo que fue facilitado por la aparición de un testigo, “una persona que estaba detenida por derecho común, que declaró en el juicio como vio que llevaban el cuerpo muerto para colgarlo en la celda” por lo que “quedó claro que fue un montaje muy mal hecho”.

El dirigente del PC remarcó que “Malatto fue uno de los autores del asesinato de Carbajal y uno de los peores represores en San Juan”. Su jefe era “un tal Olivera, que era teniente primero y jefe de Inteligencia del regimiento”. Y recordó que “cuando Olivera o Malatto aparecían en el penal, todos los presos decían llegó ‘malavera’, Malatto y Olivera, que era la peor combinación dada la crueldad con la que se manejaban”.